EFECTO DOMINÓ.

Por Mayra Gris de Luna.

Hace unos meses, jugábamos dominó en casa, terminada la jugada, mi hija menor y yo nos quedamos jugando con las fichas. Hacíamos figuras, casitas y edificios con ellas. Luego las formamos todas bien paraditas una tras otra, simplemente para darnos el gusto de darle un pequeño empujoncito a la primera ficha y ver cómo caían una tras otra todas las demás, logrando el llamado “efecto dominó”.

Empezamos a intentar nuevas formas, haciendo curvas y terminamos viendo en “You tube” videos acerca de esto en donde las personas realizan verdaderos actos de alta precisión con las fichas, incluso activando otros mecanismos con ellas.

Es increíble cómo el pequeño y casi insignificante impulso original puede desencadenar un movimiento que  puede continuar indefinidamente mientras siga habiendo fichas en la fila. Me impresiona el “efecto dominó” cuando lo aplicamos a nuestra vida personal diaria.

CAUSA- EFECTO.

Todo tiene una causa, toda causa tiene un efecto. Si hacemos algo o no, esto tiene un efecto. Lógicamente tiene un efecto en nuestras propias vidas, pero inevitablemente, así como en el efecto dominó, lo que hacemos o no hacemos tiene efectos y consecuencias en las demás personas que nos rodean, y éstas a su vez impactan a otras y así sucesivamente. Es importante estar conscientes de que eso implica cierta responsabilidad.

Podemos impactar de manera positiva. Y esto es realmente sensacional, poder influir positivamente en la vida de otras personas y que éstas a su vez lo hagan en las demás. ¡Así se puede cambiar al mundo!

Pero es lamentable, cuando un error, un fracaso personal, afecta por ejemplo a una pareja, ésta a su vez afecta a la familia, la familia al entorno, y la sociedad completa se ve menguada por la irresponsabilidad de los actos de individuos. Un individuo que adultera por aquí, un adolescente que se droga por allá, un servidor público que cae en las garras del narcotráfico. Pero como lo vemos en el efecto dominó, el golpe inicial no precisa ser tan fuerte, basta con un ánimo negligente en mi persona, un mal hábito,  un espíritu crítico y amargado; y aún más allá: no hacer lo que tengo que hacer, quedarme inmóvil ante necesidades apremiantes.

Todo empieza con una decisión, y la consecuencia de ella, buena o mala, tarde o temprano aflorará. No podemos evitar que nuestras decisiones perjudiquen o beneficien a los demás. No podemos evitar vernos perjudicados por las decisiones de otras personas. Vivimos en comunidad.

Simplemente “pasando” un chisme, nos constituimos en parte de una cadena que termina derrumbando a todos los que participaron de él.

Es por ello que es tan importante conservar el balance en todas las áreas de nuestra vida. La salud, la mente, las relaciones, nuestra relación con Dios, el trabajo, el descanso etc., todo está interrelacionado y cuando algo falla, el efecto dominó tarde o temprano alcanzará al área siguiente, y si no lo paramos puede derrumbar nuestra vida y la de los que nos rodean.

Por eso, no hay que dejarnos caer.  Hay que sostenerse y mantenerse firme. Las fichas son objetos inertes. Nosotros no. Somos personas  que podemos decidir oponer resistencia. Podemos ser más fuertes que aquella fuerza externa que nos golpea para derribarnos. Podemos estar preparados parándonos firmes. Podemos estar prevenidos tomándonos fuerte de la mano de Dios. No tenemos por qué caer.

Si a veces humanamente esto es difícil recordémos ésta promesa en Isaías 41:13

“Porque yo soy el Señor, tu Dios,

Que sostiene tu mano derecha;

 Yo soy quien te dice:

“No temas, yo te ayudaré”

¿Puedes identificar la causa de algún “efecto dominó” en tu vida?

No te permitas caer, sostente de la mano de Dios, El ha prometido ayudarte, no tengas miedo, El siempre cumple sus promesas.

“Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza. Manténganse firmes”

Efesios 6:13,14ª NVI

 

 

¿ME PODRIAS ESCUCHAR?

“Aprende a escuchar. Debajo de cada palabra hay otras palabras”

Alejandro Jodorowsky.

No es agradable conversar con una persona a la que no le interesa escuchar. Por el contrario, qué bien se puede sentir uno después de haber podido compartir tus cosas con alguien que tú sabes que te escuchó y que además se interesó por ti. Los adolescentes no son la excepción. No son niños grandes ni adultos pequeños. Son adolescentes. Son personas como tú y como yo, con ese mismo deseo de ser escuchadas. Y se dan cuenta perfectamente cuando no lo estamos haciendo.

Con dos adolescentes en casa, busco auxiliares para salir lo mejor librada en ésta travesía. Pero a fin de cuentas, no se trata tanto de nosotros los padres, sino de ellos, de ser apoyo, de contribuir a su bienestar, de saber cómo amarles. Comparto un fragmento de una conferencia de Rosa Barocio, que me ha sido de gran utilidad. Los principios pueden ser aplicables no solo en nuestra relación con adolescentes, sino con cualquier persona. Todos necesitamos ser escuchados, y todos tenemos que aprender a escuchar. De alguna manera el C.D. llegó a nosotros, y hoy, una tarde lluviosa, me he dado a la tarea de transcribir sus conceptos, que espero, te sean de utilidad.

GUIANDO AL ADOLESCENTE. ROSA BAROCIO.

ESCUCHAR.

¿COMO ESCUCHAR? ¿Qué significa escuchar? Para comprender mejor lo que es, consideremos lo que no es escuchar.

Escuchar no es:

Sermonear, aconsejar, sugerir, discutir, advertir, solucionar, criticar, culpar, alabar, diagnosticar, juzgar, o ridiculizar.

¡Que lista tan larga! Si escuchar no es ninguna de éstas cosas, ¿qué es? A veces nos está hablando el adolescente y mientras en la mente ya estoy solucionando su problema, lo estoy juzgando, lo estoy criticando, estoy pensando qué le quiero aconsejar. Cuando estoy haciendo esto no lo estoy escuchando.

Escuchar implica que me abro a la otra persona y trato de hacer a un lado todos estos pensamientos para permitirme realmente escuchar.

Comparto un escrito de una autora anónima adolescente:

¿ME PODRÍAS ESCUCHAR?

“Cuando te pido que me escuches y me empiezas a dar consejos, no has hecho lo que te pedí.

Cuanto te pido que me escuches y empiezas a decirme que no debería sentirme así, estas pisoteando mis sentimientos,

Cuando te pido que me escuches  y sientes que tienes que hacer algo para arreglar mi problema, me has fallado, por raro que esto te parezca.

Escucha… todo lo que te pido es que me escuches. No  te pido que hables o hagas algo, nada mas escúchame.

Yo me las puedo arreglar sola, no estoy incapacitada. A lo mejor desalentada y equivocada, pero no incapacitada.

Cuando haces algo que yo puedo y necesito  hacer por mí misma, contribuyes a mi miedo y sentido de inadecuación.

Pero cuando aceptas el hecho de que yo me siento como me siento, no importa lo irracional que esto pueda ser, entonces puedo dejar de tratar de convencerte y ponerme a buscar que hay detrás de ese sentimiento.

Cuando lo aclaro, las respuestas son obvias, y no necesito consejos.

Los sentimientos irracionales dejan de serlo cuando comprendemos qué hay detrás de ellos.

Quizás por eso funcionan las oraciones,  porque Dios es mudo y no da consejos, solo escucha, y deja que nosotros resolvamos nuestros problemas.

Así que por favor escúchame y si quieres hablar, espera un minuto; cuando te toque tu turno, yo también te voy a escuchar a ti”.

Este escrito, nos muestra de una manera muy clara lo que siente y lo que piensa un adolescente.

El necesita hablar. Necesita hablar las cosas para el mismo; llegar a la solución de sus problemas. No necesita que nosotros le arreglemos las cosas.

El adolescente se abre cuando él quiere.  Es diferente a un niño pequeño. Tu puedes planear hablar con un niño pequeño. Siempre está dispuesto. No así con el adolescente.  El escoge cuando hablar. Cuando lo has planeado si él no está dispuesto, no va a ocurrir. Por eso hay que aprovechar esos momentos cuando él está de ánimos para platicar.

Así que cuando ese momento preciado llegue: escucha, no critiques, no discutas, no aconsejes, no juzgues…  SOLO ESCUCHA.

LA GRADUACIÓN NO ES EL FIN, ES EL PRINCIPIO.

 LA GRADUACION NO ES EL FIN, ES EL PRINCIPIO.

Por Mayra Gris de Luna.

Terminas un ciclo, cierras un capítulo, te despides de personas y lugares que tal vez ya no frecuentarás, pero que han formado parte de tu vida por algún tiempo. Crecer duele.  Pero al mismo tiempo no puedes evitar entusiasmarte por la nueva etapa que próximamente empiezas. Nuevos sueños, nuevas metas y retos, nuevas personas y nuevos lugares. La aventura continúa. En la escalera todavía hay peldaños por subir.

Tiempo de graduación es tiempo de despedida, empiezas a darte cuenta de que disfrutabas las clases de “mate”, los muffins de la cafetería, te atemoriza pensar qué harás ahora sin el “Nerd” de la clase que te explicaba las ecuaciones, y hasta te preguntas si la vida no será muy aburrida sin los molestos “bullys”. Habrá compañeros que en efecto, no volverás a ver, pero muchos de ellos podrán seguir siendo parte de tu vida, y algunos de ellos, te acompañaran por siempre.  No importa dónde estén, no importa cuánto tiempo pase, se buscarán, se encontrarán, y formarán parte uno de otro de su misma esencia. Harán un sitio en Facebook para continuar la historia, donde aún con canas, seguirán siendo los mismos jóvenes de siempre.

El ciclo de la vida continúa, y muchas veces cada final es un nuevo comienzo, una libreta en blanco, una nueva oportunidad, ser como siempre has querido ser, hacer lo que siempre has querido hacer, cambiar lo que siempre has querido cambiar.

Cada persona diseña su propia vida, la libertad le da el poder de llevar a cabo su destino” (Erick Berne).

Libertad de poder llevar a cabo tu destino, es la libertad de tomar decisiones.

Buenas decisiones: buenas consecuencias, malas decisiones: malas consecuencias.

Nadie quiere tener malas consecuencias en su vida, lo normal es anhelar una vida con ÉXITO y con SIGNIFICADO.

El ÉXITO se logra únicamente con esfuerzo y con valentía. Dios mismo dio ésta recomendación a hombres con grandes misiones que cumplir: “Esfuérzate y sé valiente”(Josué 1:7ª). Y ésta recomendación viene acompañada con una invaluable promesa: “porque YO estaré contigo dondequiera que vayas”. Permíteme asegurarte que con eso es suficiente.

El SIGNIFICADO de tu vida, solamente lo encuentras en Dios. Tu conoces el significado de tu vida cuando puedes contestar a la pregunta :¿quién soy y para qué estoy aquí? Eres una persona creada por Dios, eres una persona amada por Dios, creada para tener una vida victoriosa.

Aún cuando yo he pasado por varias graduaciones, y varios comienzos, digo, como Louise M. Alcott:

“LA VIDA ES MI ESCUELA. ¡ESPERO GRADUARME Y OBTENER BUENAS NOTAS!”

 

He aquí algunas frases que espero te puedan ser de utilidad en el principio de un nuevo camino… 

“Lo que somos es el regalo de Dios a nosotros. Lo que seamos, será nuestro regalo a Dios”.

Eleanor Powell.

“Tienes tu diploma. Crees que es tu pasaje a la buena vida. Considera esta propuesta: es un pasaje que te llevará a cambiar el mundo.”

 Tom Brokaw

“El futuro no pertenece a quienes saben esperar, sino a quienes saben prepararse”

Pedro Manero

“Los maestros abren las puertas, pero eres TU quien entra”

“Nada de importancia se logra sin disciplina”

Bertrand Russell

“La educación superior hace que la gente sea fácil de dirigir, pero difícil de conducir. Fácil de gobernar pero imposible de esclavizar”

 Lord Brougham

“Sólo es útil el conocimiento que nos hace mejores”

Sócrates

“Intenta siempre ser una gran versión de ti mismo antes que una mala copia de otro”

 Judy Garland

“Lo importante es no dejar de preguntarse”

 Albert Einstein

“Que siempre conserves el placer de ejercitar tu mente”

 Dedicado a mi hija Danna y a sus compañeros del

 3ero. de Secundaria del Colegio Americano de Puebla.   

  Junio 2012

 

UN ANTIGUO RECUERDO CON MI PAPÁ.

 

UN ANTIGUO RECUERDO CON MI PAPÁ.

Por Mayra Gris de Luna.

Al estilo de “Los años Maravillosos”, en blanco y negro, mi mente alberga uno de mis más antiguos y preciados recuerdos.

Tenía cuatro años, y la primera escena que recuerdo es que alrededor de la televisión estaba mi mamá, mi abuelita, mi papá y yo. Tal vez pudieron haber estado mis tíos pero solo los recuerdo a ellos, por cierto, muy emocionados. Miraban la televisión escuchando atentamente la narración de un evento. Yo miraba hacia la pantalla y recuerdo que pensé que lo que veían tenía la forma de una gigante araña de metal.

En la segunda escena de mis recuerdos, papá me levantó en sus brazos y cargándome me llevó al patio. Recuerdo cómo señalaba con su dedo, explicándome que lo que veíamos en la televisión, estaba ocurriendo en… ¡LA LUNA!

¡Wow! Y yo lo entendí perfectamente.

Aquel  21 de Julio de 1969, a las 2:56, el comandante Neil Armstrong pondría su pié sobre “El mar de la tranquilidad” a la vista de todos los que pudimos ser testigos por medio de aquella transmisión televisiva, de la grandeza de Dios y la gran hazaña del hombre.

Hoy valoro aquel gesto de mi papá de tomarme en cuenta y darse el tiempo para explicarme lo que sucedía y asegurarse de que yo le comprendiera.

Mi papá siempre me trató como alguien capaz, siempre me trató como una persona inteligente, aún siendo una bebé. Me comunicó tal convicción de ello, que con el tiempo, llegué a creerlo 🙂

Siempre me decía que uno tenía que aprender de todo.

Hay un aspecto curioso de todo esto, que es más bien un efecto que he observado en mí: Generalmente, cuando trato a las personas y cuando doy clases, considero sinceramente a las demás personas como personas muy inteligentes y altamente capaces. Se que cada persona tiene diferente tipo de inteligencia, y cada persona es mejor que yo en alguna área. Me indigna cuando veo maestros, y predicadores con enseñanzas mediocres, que no profundizan en sus temas por considerar a su audiencia incapaz de retener algún tipo o cantidad de información y se dedican más a entretenerla. Ahora pienso que la gente que considera a otras personas como incapaces es tal vez porque así se les consideró a ellos, o así se lo transmitieron sus padres o maestros.

Me da la impresión de que culturalmente, los latinos consideramos más capaces a otras nacionalidades que a los nuestros. En lo personal, cómo me impresionan las personas indígenas de la Sierra en México, que hablando su dialecto, además aprenden el español, sin tomar cursos para ello. Bilingües que son muchas veces menospreciados por aquellas personas citadinas que apenas y dominan un idioma.

Desde que Daniel Goleman, con sus teorías sobre la Inteligencia Emocional postuló que en realidad no hay personas tontas, sino diferentes tipos de inteligencias, se va haciendo más normal en las generaciones jóvenes el considerar que todas las personas somos capaces, sólo que en diferentes áreas.

Para considerar:

Si eres papá o mamá, ¿estás comunicando a tus hijos la convicción de que son personas capaces?

Si eres maestro, ¿consideras que el contenido de tus enseñanzas es el adecuado para la gran capacidad de tus oyentes?

Si también viviste aquél 21 de Julio ¡me encantaría conocer tus recuerdos!

 

CÓMO ENVIDIAR CON ÉXITO

CÓMO ENVIDIAR CON ÉXITO:

1. Selecciona a tu objetivo, a quien llamaremos “Sr. X”

2. Enumera lo que él tiene y que tú desearías poseer.

3. Enlista las cualidades que te hacen a ti un mejor candidato para gozar de aquello que   anhelas.

4. Enlista los defectos del  “Sr. X”, lo que lo hace un mal receptor de bendiciones.

5. Por las noches retuércete del coraje recordando la buena fortuna del “Sr. X”.

6. En las mañanas desea con todas tus fuerzas que el “Sr. X” tenga un pésimo día.

7. Cuando lo veas recuerda todo lo anterior.

8. Háblale bien, sólo para enterarte de más cosas que añadir en tu lista de cosas que

envidiar.

9. Jamás ores por él.

10. Ni se te ocurra comparar lo que tienes diciéndote que Dios los ha hecho

diferentes.

¡FELICIDADES!

¡Te puedes graduar de la  ESCUELA DE LOS INFELICES Y ACOMPLEJADOS!

 ENVIDIA VS. CONTENTAMIENTO

Hablando de ti

Definición de envidia: Tristeza causada por querer algo que otro tiene.

Si pudieras conseguir cinco cosas que en este momento no posees, ¿qué eligirías? Un

auto, una casa, ropa costosa, una computadora, un teléfono celular, una cuenta

bancaria, joyas, boletos para un concierto, libros, CDs, una novia.

Si pudieras elegir ser alguien más por un día, ¿a quién escogerías? Madonna, David

Beckham, Thalía, Luis Miguel, Bill Clinton, Billy Gates, Carlos Slim, la más bonita de la

escuela, tu primo, tu tía, tu sobrino, tu hermano, el chavo más buena onda de la cuadra,

el jefe de la pandilla, el presidente del grupo.

Descubriendo más

La envidia es el principio de muchos otros pecados. Analiza estos dos pasajes:

 Hechos 7:9

9 Los patriarcas, movidos por envidia,   vendieron a José para Egipto;   pero Dios estaba con él,

  Mateo 20:1-16.

20 Porque el reino de los cielos es semejante a un hombre, padre de familia, que salió por la mañana a contratar obreros para su viña.2 Y habiendo convenido con los obreros en un denario al día, los envió a su viña.3 Saliendo cerca de la hora tercera del día, vio a otros que estaban en la plaza desocupados;4 y les dijo: Id también vosotros a mi viña, y os daré lo que sea justo. Y ellos fueron.5 Salió otra vez cerca de las horas sexta y novena, e hizo lo mismo.6 Y saliendo cerca de la hora undécima, halló a otros que estaban desocupados; y les dijo: ¿Por qué estáis aquí todo el día desocupados?7 Le dijeron: Porque nadie nos ha contratado. El les dijo: Id también vosotros a la viña, y recibiréis lo que sea justo.8 Cuando llegó la noche, el señor de la viña dijo a su mayordomo: Llama a los obreros y págales el jornal,  comenzando desde los postreros hasta los primeros.9 Y al venir los que habían ido cerca de la hora undécima, recibieron cada uno un denario.10 Al venir también los primeros, pensaron que habían de recibir más; pero también ellos recibieron cada uno un denario.11 Y al recibirlo, murmuraban contra el padre de familia,12 diciendo: Estos postreros han trabajado una sola hora, y los has hecho iguales a nosotros, que hemos soportado la carga y el calor del día.13 Él, respondiendo, dijo a uno de ellos: Amigo, no te hago agravio; ¿no conviniste conmigo en un denario?14 Toma lo que es tuyo, y vete; pero quiero dar a este postrero, como a ti15 ¿No me es lícito hacer lo que quiero con lo mío? ¿O tienes tú envidia, porque yo soy bueno?6 Así, los primeros serán postreros, y los postreros, primeros; porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.

¿Qué consecuencia tuvo la envidia en los hijos de Jacob?

 ¿Quéhicieron los obreros inconformes de la viña? Elabora una lista de pecados que son producto de la envidia.

La envidia puede dañarte. ¿Qué dice Proverbios 14:30 acerca de esto?

30 El corazón apacible es vida de la carne; Mas la envidia es carcoma de los huesos.

Trata de explicarlo con tus propias palabras. ¿Qué cosas nos provocan envidia? Generalmente cuando a alguien le va mejor, según nuestro punto de vista.

Analiza Eclesiastés 4:4

4 He visto asimismo que todo trabajo y toda excelencia de obras despierta la envidia del hombre contra su prójimo. También esto es vanidad y aflicción de espíritu.

Definición de contentamiento: Estar satisfecho con lo que tienes.

Pablo aprendió a contentarse bajo cualquier circunstancia y nos lo comparte en dos

citas: Filipenses 4:11 y 1 Timoteo 6:6.

Filipenses 4:11 dice:

11 No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación.

1 Timoteo 6:6 dice:

6 Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento;

Piedad significa practicar la presencia de Dios en tu vida; una sumisión total a Dios.

¿Cómo la puedes acompañar de contentamiento?

Lee con atención el siguiente pensamiento: “Todo lo que tengo me lo ha dado el Señor

y si no lo tengo, es porque no lo necesito”. ¿Estás de acuerdo? ¿Vives así o te la pasas

envidiando al vecino?

Tu compromiso.

Un dicho popular dice que el pasto del vecino siempre es más verde. ¿A qué se refiere y por qué crees que actuamos de ese modo? Haz una lista de todas las bendiciones que Dios te ha dado y agradece en oración por ellas.

Memoriza dos textos sobre el contentamiento.

TAREA: Escribe los nombres de las dos personas a las que más envidias y procura

orar por ellas diariamente en esta semana. Dale gracias a Dios por lo que ellos tienen y

pide por sus problemas aunque no los conozcas bien. Puedes ir observando si tus

sentimientos van cambiando.

Autora: Keila Ochoa

(haz click aquí para ir al sitio original)

LAS DIEZ MEJORES FRASES PARA EL DIA DEL PADRE.

“Un buen padre vale por cien maestros”

Jean Jacques Rousseau (1712-1778). Escritor, filósofo y músico franco suizo.

“A veces el hombre más pobre deja a sus hijos la herencia más rica”

Ruth E. Renkel

“Como es el padre así es el hijo (Qualis pater talis filius)”

Proverbio latino

“No importa quién fue mi padre. Lo importante es quién recuerdo yo quién fuese”

Anne Sexton (1928-1974) poeta estadounidense

“¿Qué adorno más grande puede haber para un hijo que la gloria de un padre, o para un padre que la conducta honrosa de un hijo?”

Sófocles  (496 a.C.-406 a.C.). Poeta trágico griego.

“Es un hombre sabio el que conoce a su propio hijo”

William Shakespeare (1564-1616) dramaturgo, poeta y escritor inglés.

“No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos” Johann Christoph Friedrich Schiller (1759-1805). Poeta, dramaturgo, filósofo e historiador alemán.

“Cuando un hombre se da cuenta de que su padre tal vez tenía razón, normalmente tiene un hijo que cree que está equivocado”

Charles Wadsworth pianista y creador musical

“No me cabe concebir ninguna necesidad tan importante durante la infancia de una persona que la necesidad de sentirse protegido por un padre”

Sigmund Freud (1856-1939) médico, neurólogo y librepensador austríaco.

“No hay nada más querido para un padre anciano que una hija”

Eurípides (480 – 406 a.C.) Poeta trágico griego

Artículo recomendado: ¿ME PODRÍAS ESCUCHAR? Solo haz click AQUÍ.

Links relacionados:

¿Qué es un papá?

“Dios lo llamó “Papá”

“El pequeño que me sigue”

¿QUÉ ES UN PAPÁ?

¿Qué es un papá?

Autor desconocido.

Un papá, lo que se llama papá, es un superhombre, porque puede responder con prontitud una pregunta sobre Biología, seguida de una de Matemáticas.

Es un súper héroe que se disfraza de Superman y se desvela esperando que sus hijos regresen de la fiesta.

Un papá es una combinación extraña de razón y sentimientos, es el que sabe decir no cuando es lo justo y sabe decir sí cuando es lo conveniente.

Un papá zapatea duro cuando cumple con su deber y anda de puntillas en la noche cobijando a los suyos cuando hace frío. 


Es el único de la casa que persigue un ratón hasta atraparlo, así se muera de miedo por dentro.

Un papá es un higo que parece duro por fuera y es puro dulce en su interior, es un director de orquesta, es el constructor de un nido, es el maestro de la escuela de la vida.

Los papás tienen la billetera llena de fotos, de tarjetas, de teléfonos, de citas, de compromisos, menos de dinero.

Un papá tiene mucho de mamá aunque tenga cuerpo de hombre. Si hay que cambiar pañales, los cambia, cuando el hijo llora, él es el refugio, cuando el hijo ríe, él es la compañía.

Ser papá es jugar en la vida el papel de rey, no de un reino; sino del amor, la comprensión y la razón.

links relacionados:

“Dios lo llamó papá”

“El pequeño que me sigue”

“Las mejores frases para el día del Padre”

DIOS LO LLAMÓ PAPÁ

Dios tomó la fuerza de una montaña,
La majestuosidad de un árbol,
El calor de un sol de verano,
La tranquilidad de un mar tranquilo,
El alma generosa de la naturaleza,
El brazo reconfortante de la noche,
La sabiduría de las edades,
El poder del vuelo del águila,
La alegría de una mañana en primavera,
La fe de un grano de mostaza,
La paciencia de la eternidad,
La profundidad de la necesidad de una familia,
Entonces Dios, habiendo combinado estas cualidades,
Cuando no había nada más que añadir,
Sabía que Su obra maestra estaba completa,
Y entonces, Él lo llamó:
Papá

links relacionados:

¿Qué es un Papá?

“El pequeño que me sigue”

Las mejores frases para el día del Padre

“EL PEQUEÑO QUE ME SIGUE”.

Este es un artículo del Dr. César Lozano, basado en los conceptos de John Maxwell en su libro “Desarrolle el líder que está en usted”.

En éste día del Padre, éste poema es muy apropiado para reflexionar en la INFLUENCIA que todos podemos tener sobre los pequeños. Palabras no solo para el  padre, sino para todas las personas, porque “siempre hay unos ojos que nos ven”.

“Quiero ser muy cuidadoso, porque un pequeño me sigue.

No quiero desviarme, porque temo que él me siga.

 No escapo de su mirada.

Lo que yo soy, también lo intenta.

Como yo soy, quiere ser el pequeño que me sigue.

Así que debo recordar mientras viva,

 en los veranos soleados y la nieve de inviernos,

 que estoy construyendo los años de un pequeño que me sigue”.

Te pido que pienses en personas que han influido con gran medida en el mundo. Personas que con su presencia y su forma de vida lograron cambiar la historia. Por favor, dedica unos instantes a pensar en estos seres que marcaron, en alguna forma, la diferencia entre una actuación para bien o para mal.

Sin duda pensarás en Jesucristo, Martin Luther King, Nelson Mandela, Teresa de Calcuta, José Stalin, Adolfo Hitler y en algunos otros, pero también hay personas que pueden influir directamente en la vida de cada uno de nosotros, ya sean miembros de nuestra propia familia, amigos, conocidos o inclusive desconocidos que con su actuar, nos impactan de una forma u otra.

Por ejemplo, habrá personas que dijeron una palabra en el momento preciso; otras realizaron una acción que fue ejemplo a seguir y que modificó el rumbo de nuestras vidas; tal vez algunas que escribieron o cantaron algo que tocó las fibras más sensibles de nuestro ser. Son personas que influyen en nuestra vida, porque las admiramos y nos son gratas, sin importar el trabajo que realizan. Nuestras vidas se vinculan de alguna manera con las de otras personas y de ellas podemos recibir cierta influencia.

El cuestionamiento más importante sería darnos cuenta en cuántas vidas estamos influyendo tú y yo actualmente. Qué acciones realizamos que están siendo apreciadas por otros y que pueden influir en ellos de tal forma, que sus hábitos y costumbres se modifiquen. Aunque pudiéramos impactar a muchas de las personas que nos rodean, no tenemos el mismo nivel de influencia en todas.

Hay quiénes en el trabajo o en la escuela, pasan sin pena ni gloria; como si no existieran. En cambio en su casa tienen un impacto tremendo o viceversa.

Hay amigos en quienes influimos enormemente, pero los hay también, que ni atención nos ponen. Hay padres que influyen más en un hijo que en el otro. Según John Maxwell, la influencia que tenemos en los demás, no les llega instantáneamente y por igual a todos. Depende de muchos factores, y su fuerza puede ser medida en cuatro etapas:

Nivel 1: MODELO

La gente es influida por lo que ve. “La palabra impacta, pero el ejemplo arrastra”. La mayoría de las personas sentirán tu influencia si te perciben como alguien positivo, confiable y con cualidades dignas de imitarse.

Nivel 2: MOTIVACIÓN

Ser modelo a seguir puede ser una influencia poderosa, ya sea de manera positiva o negativa. Incluso es algo que puede hacerse a la distancia. Pero si en verdad deseas impactar significativamente en la vida de alguien, deberás lograr que tus palabras o acciones lo motiven. Te conviertes en un motivador influyente cuando animas a los demás y te comunicas con ellos en un mismo nivel emocional. Entonces las personas se sentirán a gusto contigo y consigo mismas durante los momentos que compartes con ellas, y tu nivel de influencia aumentará cada vez que las trates.

Nivel 3: MENTOR.

Cuando influyes y motivas a los demás, ya sean compañeros de trabajo, amigos o familia, te darás cuenta del impacto que tus acciones provocan en ellos. Pero para aumentar esa influencia y hacerla duradera, es necesario avanzar a este nivel llamado Mentor, y estarás en él cuando transmitas tanto con tu ser y tu saber, que logres modificar hábitos o costumbres de quienes te rodean. En otras palabras, un mentor, con su entusiasmo puede ser capaz de derramar su vida en otras personas y ayudarlas a alcanzar su potencial. A medida que se entrega en una misión en la cual cree y hace que crean en ella los demás, los ayuda a crecer personal y profesionalmente. Se convierte, según sea el caso, en maestro o maestra de vida que con su ejemplo, motivación y entusiasmo, transmite la esencia de su forma de ser.

Nivel 4: MULTIPLICACIÓN.

Este es el nivel de influencia más alto que alguien puede tener en las vidas ajenas. Como multiplicador de su influencia, puede ayudar a otras personas a convertirse en seres iguales a él o más influyentes. Comparten lo que aprendieron y cosecharon dejando un legado mayor. Desafortunadamente, pocas personas llegan a este cuarto nivel, aunque todos tenemos el potencial para hacerlo. Eso requiere tiempo, humildad, generosidad y compromiso.

Recuerda: todos influimos en las personas en mayor o menor grado para bien o para mal. Tenemos una misión que cumplir y es fundamental conocerla para poder transmitirla y hacer partícipes a los demás. Si reconoces que tu influencia en los demás no ha sido positiva, puedes cambiar hoy mismo, ¡modifica tus acciones! El legado que puedes dejar es enorme y más importante que el económico. Será un legado valioso, que enseñe que en la vida se puede triunfar en todos los aspectos con fe, con entusiasmo, con decisión en hacerla cada vez mejor.

Sí. Un legado de amor a la vida que contagie y llene los corazones de quienes nos rodean.

Es imposible saber en cuántas personas influimos, pero no debemos olvidar que siempre hay unos ojos que nos siguen.

¡Ánimo!

***

Links relacionados:

¿Qué es un papá?

Dios lo llamó  Papá

Las diez mejores frases para el día del Padre

VIDEO: “FABRICANDO UN PADRE” Leyenda sobre la creación de Papá

BELLOS PENSAMIENTOS SOBRE “MAMÁ”.

Consuelo

“Ser madre te convierte en madre de todos los niños.

Desde ese momento, cada niño herido, abandonado o asustado es tu hijo.

Vives en las madres de todas las razas y todos los credos,

y lloras con ellas cuando sufren.

Desearías poder consolarlos a todos”.

Charlotte Gray.

“Siempre serás un niño mientras tengas una madre a quien recurrir”

Sarah Jewett

“Lo mejor que las mujeres podemos hacer por nuestros hijos es estar enteras y vitales porque siempre somos modelos para ellos”

Silvia Solomonoff

“Cuando nazca tu hijo, asegúrate no solo de transfomarte en madre,

sino también de transformarte en niña”

Dogen

“De una madre hermosa celos tiene el sol

porque vió en sus brazos otro sol mayor”

Lope de Vega

“Lo esencial es saber que las madres están allí,

en especial durante la edad en que tratamos, paradójicamente,

de separarnos de su influencia”

Margot Fonteyn

“Estar siempre disponible sin estar todo el tiempo presente

es probablemente el mejor papel que puede desempeñar una madre”

Lotte Bailyn

“La mujer partió el pan en dos trozos y se los dió a los niños, que lo comieron con avidéz.

-No tomó nada para ella- murmuró el sargento

-Porque no tiene hambre- dijo un soldado

-No, porque es una madre- respondió el sargento.

Victor Hugo

“Nunca serás tan alta como cuando te agachas a ayudar a tu hijo”.

Pitágoras

“Mi madre me regaló un amuleto cuando era pequeño, para que me diera seguridad. Sirvió hasta que me dí cuenta de que la seguridad que yo sentía emanaba de ella.”

Alexander Crane

La relación madre-hijo es paradójica y, en cierto sentido, trágica. Exige el amor más intenso de parte de la madre y, sin embargo, este mismo amor debe ayudar al niño a crecer hasta ser totalmente independiente de ella”.

Erich Fromm

Mamá quería que yo tuviera sus alas para volar como ella jamás había tenido el coraje de hacerlo. La adoro por eso. Adoro que ella haya querido dar a luz a sus propias alas.

Erica Jong.

Mamá