MI ORACIÓN DE FIN DE AÑO

Por Mayra Gris de Luna

EN LA CABAÑA

 

MI ORACIÓN DE FIN DE AÑO.

En el camino de mi vida, en la carrera de la fe, no sé si falta mucho o poco para el final.

En mi camino en esta vida y terminando un ciclo más, esperando un año nuevo, Dios, te doy gracias.

Te doy gracias por la gente que me ama porque en sus brazos siento Tu abrazo.

Por la gente que me acepta porque me recuerda Tu perdón.

Por quienes me necesitan porque Tu voluntad es que sea útil.

Te doy gracias por la gente que me envidia porque me hace consciente de Tus bendiciones.

Por quien me rechaza porque me muestra mis imperfecciones.

Para los que me ignoran pido bendición, porque me obligan a depender solo de Ti.

Gracias te doy por los niños, porque me muestran cómo debo ser para entrar en Tu reino.

Por Tu Iglesia en el mundo, porque me hace imaginar el cielo.

Por los retos que me has puesto, porque me hacen cumplir con Tu propósito.

Te doy gracias por la vida, “para mí el vivir es Cristo”;

Por Tu salvación, porque me hiciste eterna.

Por Tu Santo Espíritu, porque me consuela en la soledad y en el dolor.

Por Tu presencia, porque me da plenitud de gozo;

Tu gozo, la fortaleza de mi vida.

Te doy gracias por mis fracasos, porque Tu poder se perfecciona en mi debilidad.

Por mis triunfos si los hay, porque algún día demandarás cuentas de mis dones.

Te doy gracias Dios por Tu mirada, porque mi suspiro no te es oculto.

Por tus manos, porque tu diestra me ha sostenido en la enfermedad

Por Tu voz que me orienta cuando no he podido verte.

En el camino de mi vida, en la carrera de la fe,

ayúdame te pido a no temer la muerte porque el morir es ganancia.

¡Oh Emmanuel que estás conmigo, te amo tanto mi Señor!

Tú que lees los corazones sabes que en mi corazón

con letras de oro está escrito “Maranatha es mi canción”.

Mayra Gris. © 2012

 

En la cabaña frente al mar…

“CUPO COMPLETO, NO HAY LUGAR”

 "CUPO COMPLETO, NO HAY LUGAR"

Unas de las palabras más tristes que uno puede escuchar son: “no tenemos lugar para ti”.

Jesús conocía el sonido de esas palabras. Él todavía estaba en el vientre de María cuando posada tras posada le dijeron:  “No hay lugar para ti.” (Lucas 2:7)

Años más tarde, recibió el rechazo absoluto cuando fue colgado en una cruz. El mensaje que Jesús recibió decía “No tenemos lugar para ti en nuestro mundo”.

Incluso hoy, las cosas no han cambiado mucho hacia Jesús. Va de corazón en corazón pidiendo entrar. De vez en cuando, es bienvenido. De vez en cuando alguien abre la puerta de su corazón y le invita a quedarse. Para éstos pocos corazones, Jesús tiene una promesa: “En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones” Juan 14:2

Qúe hermosa promesa: Cuando hacemos lugar para El en nuestros corazones, El tiene un lugar para nosotros en Su reino.

Juan 14:1-4

1  No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.

En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.

Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.

De Max Lucado

“Grace for the moment”/ UpWords

Traducido y adaptado por Mayra Gris de Luna.

 

¿QUÉ HACE A UNA MUJER ATRACTIVA?

Gwyneth_Paltrow_Robert_Downey_Jr_Premiere_bWNXfnbfNEMl_large

Por Gaby Vargas.

¿Qué es la atracción? Por mucho tiempo hemos creído que la belleza física es el factor único y determinante, y que sin ella no ejercemos ninguna atracción. Pues no, no es así. Es tiempo de abandonar esas viejas ideas.

Los estudios que realizó la investigadora británica Peta Heskel determinan que hay una serie de cualidades universales, como ingredientes mágicos, que hacen a una persona atractiva e irresistible. Comparto contigo sus conclusiones acerca de lo que hace a una mujer atractiva.

* Se gusta.

* Sabe qué quiere y lucha por lograrlo.

* Es una persona positiva y contenta.

* Confía en sí misma sin ser arrogante.

* Es capaz de abrirse y mostrar su vulnerabilidad.

* No depende de los demás para ser feliz.

* Disfruta de la aventura de su vida, no sólo la ve pasar.

* Le satisface lo que hace, no importa si se trata de barrer la calle, ser doctora, mamá o secretaria.

* Es emocional y espiritualmente madura.

* Tiene un sistema de creencias y valores que inspira optimismo, emoción y determinación.

* Posee un fuerte sentido de la integridad y sabe lo que debe hacer.

* Sabe reírse de si misma.

* Se preocupa y hace cosas por los demás.

* Ve el potencial en los demás.

* Siempre habla bien de toda la gente.

* Es leal y considerada.

* Tiene habilidades sociales.

* Se mueve y habla de manera elegante.

* Es excitante estar con ella. Es apasionada.

* Es sexualmente madura y segura de si misma.

* Ejerce un poder casi hipnótico, que la convierte en líder.

* Es muy flexible y fácilmente se puede adaptar a otros sin cancelar su manera de ser.

* Pareciera que consigue lo que quiere sin esfuerzo.

* Experimenta el fracaso como una lección en su camino al éxito.

* Confía en su intuición.

* Su cuerpo refleja todo esto, con calma y una disposición desinhibida a la acción.

Esta lista puede ser intimidante. Hace que nos preguntemos: ” ¿Tengo aunque sea un poco de esto?” Y la verdad es que todas tenemos el potencial de ser todo esto y más, porque contamos con un gran aliado: nuestro cerebro. Él hará lo posible para cumplir cualquier cosa que le solicitemos.

Gaby Vargas.

Soy mujer, soy invencible y estoy exhausta.

Ed. Aguilar.

Gwyneth_Paltrow_Robert_Downey_Jr_Premiere_LN9HyAZDZvul_large

MANTENIENDO VIVA LA ESPERANZA. César Lozano.

Dr. CESAR LOZANO.

Por: Dr. César Lozano

Claro que no es fácil. Por supuesto que existen múltiples razones para creer que lo bueno no siempre está destinado para cada uno de nosotros; sin embargo la historia nos dice que quienes lograron vencer la tentación de darse por vencidos ante una adversidad generalmente lograron superar más rápidamente la prueba y lograron trascender.

Los sinónimos de la esperanza son creencia, expectativa y fe. Tres palabras que de por sí logran una sensación de bienestar con el sólo hecho de mencionarlas.

La esperanza es el sentimiento que se experimenta cuando las cosas van mal y tenemos el presentimiento o la certeza de que pueden mejorar.  Es, por lo tanto, una actitud positiva que puede generar grandes beneficios para quien la practica.

Durante varios días me di a la tarea de preguntar a más de 30 personas cuáles son las razones por las que la gente pierde la esperanza. Todas las respuestas las puedo resumir en dos:

1.    Sienten que la vida no ha sido generosa o no han recibido lo que creen merecer.

2.    Escepticismo. No creen que lo bueno o lo mejor está destinado para ellos. Dudan en la existencia de los milagros en las situaciones más adversas o en el maravilloso poder de atracción que se ejerce al pensar o desear fervientemente algo.

La falta de esperanza empobrece, porque no nos impulsa a creer o a crear nuevas cosas para mejorar las circunstancias actuales.

Tristemente escucho comentarios como “A ver qué pasa…” “Pues no puedo hacer nada…” “Ni modo, ya ni llorar es bueno…” cuando inclusive llorar es de gran beneficio para soltar esa emoción de dolor o tristeza y recuperar el ánimo para tomar decisiones llenas de esperanza.

La historia está llena de personajes que nunca perdieron la esperanza.
Los hermanos Wilbur y Orville Wright,  originarios de Milville, pequeña ciudad de Estados Unidos quienes se pasaron horas y horas observando y analizando las diferentes formas de vuelo de cada ave que veían. Ninguno de los dos asistió a la universidad.  Wilbur pensaba convertirse en clérigo, como su padre, pero un accidente que sufrió hizo que se le cayeran varios dientes y le provocaba pena mostrar su dentadura al hablar. Desistió y prefirió otro camino. Fundaron un pequeño semanario, después se dedicaron a la venta y reparación de bicicletas y posteriormente a la fabricación y venta de papalotes. De ahí nació más fuertemente la intención de crear máquinas voladoras. Observando la eficiencia aerodinámica de las gaviotas y los buitres, lograron un vuelo respetable de 38 metros, después de 90 y luego de 187 metros, en casi medio minuto. Efectuaron miles y miles de pruebas y nunca perdieron la esperanza, hasta que crearon una máquina más grande que logró recorrer 250 metros en 59 segundos.

Thomas Alba Edison, nunca perdió la esperanza en sus inventos, incluyendo la bombilla eléctrica.

Johane Rowling o mejor conocida como J.K. Rowling creadora de las novelas de Harry Potter, es otro ejemplo de lo que la esperanza puede llegar a hacer. En junio de 1990, mientras viajaba en un tren demorado durante cuatro horas desde Mánchester hasta Londres, surgió en su mente, completamente formada, la idea de una escuela de magos. -“De repente, la idea de Harry apareció en mi imaginación, simplemente. No puedo decir por qué, o qué la desencadenó, pero vi la idea de Harry y de la escuela de magos muy explícitamente”.   Su primer manuscrito “Harry Potter y la piedra filosofal” fue rechazado por ¡12 editoriales!  y ahora es una de las mujeres más ricas de Gran Bretaña, con más de 450 millones de copias vendidas.

Si eres una persona que habitualmente tiene poca esperanza, tal vez es el momento de hacer algo para aumentarla. Entre muchos, considero que éstos son los grandes Beneficios:
1.    La Esperanza nos impulsa a actuar. Impulsa la creatividad, ya que al no desistir ante una adversidad, la mente tiende a generar diversas ideas para lograr nuestros objetivos.
2.    La palabra esperanza tiene poder. Simplemente el decir: “He decidido no perder la Esperanza…” genera una intensión y una sensación de fuerza que puede impulsarnos a lograr lo que otros no pueden.
3.    Tener esperanza nos hace más positivos, amables y amistosos con los demás. La razón es porque la esperanza generalmente está basada en sentimientos basados en el amor. Buscamos lograr lo que deseamos pero sin dañar a otros, recordando que el fin no justifica los medios. Es la gran diferencia entre tener esperanza o simplemente desear conseguir a cualquier precio lo que deseamos.
4.    Proporciona equilibrio emocional. Somos mente, cuerpo y espíritu. Y este equilibrio nos recuerda el cuidado que debemos de tener en estas tres importantes áreas de nuestra vida para el logro de las metas. De nada sirve desear tener salud si no cuidamos nuestro cuerpo.  Imposible atraer lo bueno y lo mejor si no cambiamos nuestro patrón de pensamiento. El crecimiento espiritual siempre va de la mano en quienes fomentan fuertemente la esperanza en sus vidas.
5.    Disminuye el Estrés. Quienes creen firmemente que algo bueno viene en sus vidas y/o en las vidas de los demás, disminuyen notablemente el nivel de ansiedad y estrés.
Te comparto una de mis frases matonas: “Es saludable creer que existen los milagros, pero sin el afán de querer cambiar siempre a la gente”
¡Que la esperanza no decaiga! ¡Ánimo, que lo bueno está por venir!

EL PODER DE LAS TRADICIONES.

Papito tu eres mi heroe

Por Mayra Gris de Luna.

Cada doce de diciembre, la empresa donde mi esposo trabaja abre sus puertas al público en general. Para las familias de quienes trabajan ahí, se ha convertido en toda una celebración. En nuestra familia es más que una celebración, es toda una tradición. Desde pequeñas mis hijas han disfrutado éste día  al lado de su papá. Desde los shows infantiles con Buzz Lightyear, hasta los juguetes de obsequio y el rico refrigerio que cada área prepara para recibir a sus hijos. Yo he disfrutado escuchando al mariachi y viendo a las familias orando juntas y tomadas de las manos en los cultos religiosos que se efectúan en éste día. Pero sin duda, lo que más nos ha gusta a todos es visitar el lugar de trabajo del Papá que frecuentemente ha cambiado de lugar.  Mi esposo nos muestra su escritorio, y mis hijas toman turno para sentarse en su silla, yo también por cierto! Tengo fotografías desde que estaban pequeñas, y ahora puedo ver cuánto han crecido. Nos quedamos un rato ahí, el tiempo suficiente para “urgar” en su locker, en los cajones del escritorio, y en ocasiones ahí hemos comido el lunch. Saludamos a otros compañeros de trabajo de mi esposo y a sus familias.

Damos un “tour” por algunas naves de la planta, solo algunas porque es enorme y terminamos cansados de tanto caminar. Pero es muy bonito ver a otros niños conociendo el lugar de trabajo de su papá. Las máquinas están apagadas, y los niños pueden tomar el lugar de su papá pretendiendo que la están manejando. Es emocionante conocer “su mundo”.

Las tradiciones unen a la familia.

Sin necesidad de pedirlo, mis hijas apartaron éste día para la acostumbrada visita. No programaron otras actividades, ni yo tampoco. Ya sabemos que es un día especial y lo pasaremos juntos.

Las tradiciones refuerzan nuestra identidad.

Nos sentimos seguras cuando vemos que Papá trata de llevar a cabo lo mejor posible su rol de proveedor a través de su trabajo. Eso nos motiva a nosotras a esforzarnos en el rol que nos toca.  Nos gusta que el se sienta orgulloso de nosotras cuando nos presenta a sus compañeros de trabajo. Nos da seguridad conocer un poco de su mundo.

Las tradiciones crean hermosos recuerdos.

Así como yo recuerdo con mucho cariño los momentos que pasé con mi papá en su trabajo, sé que mis hijas harán lo mismo. Y no solo ellas recordarán esos momentos con su Papá. También mi esposo y yo los atesoramos.

Las tradiciones le dan “personalidad” a tu familia.

Cada familia tiene “su forma de ser” por decirlo de alguna manera. Las hay unidas, las hay divertidas, hay algunas que parecen “equipos”, y esas de las cuales uno dice “qué bonita familia”.

Es importante y sobre todo hermoso seguir nuestras tradiciones familiares y crear algunas nuevas, y la temporada navideña es perfecta para ello.

¿Qué tradición podrías reforzar o implementar en tu familia éste año?

 

EVITA HACER SUPOSICIONES. Cesar Lozano.

Dr. CESAR LOZANO.

Por: Dr. César Lozano

Las suposiciones han sido causa de múltiples problemas en la vida de quienes creen que el futuro será de determinada manera. Si suponer fuera en positivo entonces sería un anhelo, un sueño o una ilusión relacionado más con la fe, pero se aplica generalmente a lo malo o negativo que pueda suceder.

La definición que más me gusta de suposición es ésta: “Consideración de que una cosa o idea es posible o probable sin estar completamente seguro de ella.”

Hacemos suposiciones de todo, el problema es que al hacerlo creemos que lo que suponemos es cierto y es precisamente eso lo que causa gran conflicto.  Recordé una frase de un autor que desconozco:  “En mi vida he vivido grandes tragedias, algunas de las cuales la viví en realidad”.  Gran tragedia iniciamos cuando empezamos a suponer, como si tuviéramos la facultad de adivinar o ver el futuro.  ¿Por qué hay gente que hace más suposiciones que otra? Concluyo que son tres las principales razones:

  1. Inseguridad. No nos sentimos capaces de creer que lo bueno y lo mejor está destinado para nosotros. Esa ausencia de fe en nuestras capacidades y en un poder divino que puede cambiar el futuro para bien.
  2. Antecedentes de dolor. Una historia de fracasos constantes, desilusiones dolorosas, traiciones y desánimo pueden ser la causa de suposiciones constantes. Creer que si en el pasado me ha ido mal, ¿por qué en el futuro podría mejorar? La desilusión causa estragos suponiendo que el futuro no será promisorio.
  3. “La burra no era arisca hicieron” frase utilizada frecuentemente entre quienes han vivido una traición y a toda costa buscan evitar el sufrimiento de otra. Utilizada en problemas relacionados con la infidelidad y el dolor tan grande que ocasiona a uno de los miembros de la pareja. Suponer que si en el pasado me falló, puede cometer el mismo error en el futuro.

Si conociéramos a fondo las dos grandes consecuencias que tienen las suposiciones tomaríamos cartas en el asunto para educar a nuestra mente y evitar toda costa que la suposición se convierta en un lamentable hábito que nos lleve irremediablemente a la infelicidad.

La primera consecuencia es el desgaste emocional que conlleva suponer. Ese desgaste de vivir por adelantado lo que no queremos que suceda y sin embargo nuestra mente se forma una idea tan nítida y real de lo que puede suceder fomentando miedo, dolor y desánimo.

La segunda consecuencia es que la suposición tenga tanto peso en tu vida que atraigas irremediablemente hacia ti eso que no deseas que ocurra pero que te afanas en pensar. Recuerda que somos imanes y atraemos lo que más pensamos o sentimos.

Existen suposiciones hacia nosotros mismos.  Te subestimas creyendo que no serás  capaz de lograr algo. Crees que no podrás superar determinado obstáculo que se presente y menosprecias las capacidades y fortalezas  que tienes, o por el contrario, te sobreestimas creyendo que a pesar de tus debilidades lograrás tu cometido sin prepararte debidamente para el reto que se te presenta.

Hay suposiciones basadas en la salud. Quienes creen que las enfermedades están predeterminadas en su futuro y se convierten en hipocondriacos crónicos. Con un estornudo de alguien cercano creen que la enfermedad ya está en su organismo. Suponen que si su padre murió de infarto ellos tendrán el mismo fin. Prefieren suponer en lugar de mejorar la alimentación y controlar el estrés, que sería un buen principio para evitar el mismo fin.

Existen también las suposiciones basadas en la amistad o en el trabajo. Si algún compañero o amigo llega y no te saluda como acostumbra, empiezas a suponer las mil y una razones por las cuales no lo hizo. –“Le han de haber dicho lo que comenté en la reunión de ayer, o puede ser porque no lo felicité en su cumpleaños o a lo mejor fue porque ayer no le quise ayudar con lo que me solicitó”. Y posteriormente te lo encuentras y le preguntas el porqué de su indiferencia y contesta con mucha pena que tenía una migraña tremenda y se sentía muy mal. Te ofrece disculpas ¡y ya! Las suposiciones hicieron nuevamente de las suyas y armaste un mar de posibilidades.

Suposiciones basadas en el amor.  Tremendo error es suponer que la otra persona sabe lo que queremos, lo que nos gusta o no nos gusta y debería de adivinar nuestro pensamiento. El sufrimiento se hace presente por querer o desear que mi pareja sepa a ciencia cierta qué es lo que quiero. Suponer que me quieren cuando no te llaman, no te buscan, no se preocupan por ti, y no existen ningún interés. ¿Qué te hacer creer que te quiere? No supongas. Y ni para que entrar al tema de suponer que el otro va a cambiar y entonces seré feliz.

No niego la importancia de tomar las medidas necesarias para evitar que las decisiones del presente puedan afectar nuestro futuro e identificar los factores de riesgo.  Prever en lo posible las consecuencias , pero eso de suponer los diferentes escenarios terribles donde seamos víctimas de las circunstancias de situaciones que aún no han ocurrido es un desgaste tremendo.

Mi recomendación es clara y concisa:
No supongas, mejor pregunta.
No supongas, mejor lee.
No supongas, mejor ten fe. 

¡Ánimo!
Hasta la próxima.

y la frase matona de hoy:

‎”Cuando alguien te ama te procura, si hay interés se nota y cuando le importas se demuestra. Evita hacer suposiciones”

Frase Matona (con dosis de “ubicatex”)

Basado en los conceptos del Dr. César Lozano.

TIEMPO DE…

 Por Mayra Gris de Luna.  TIEMPO DE...

“Todo tiene su tiempo” y ya se aproxima el tiempo de Navidad, el tiempo del Fin de Año, el tiempo de hacer nuevas metas para el próximo año que inicia. Una buena frase dice que “Hay que hacer las cosas correctas en el momento correcto, de la manera correcta y con el enfoque correcto”. A fin de “aprovechar bien el tiempo” como nos recomienda la Escritura, un acróstico con ésta palabra puede ser útil:

T  iempo. John Maxwell dice que “Usted no pude cambiar su vida a menos que cambie algo que hace diariamente. El secreto de su éxito se encuentra en su rutina diaria”. Hay que organizar bien nuestra agenda de acuerdo a nuestras prioridades.

I  niciativa. Es importante tener nuevas metas y tener la iniciativa de hacernos preguntas como:

¿qué hay en mi vida que debería eliminar? 

¿Hay algo que debería empezar a hacer?

¿Qué cosas debo reducir o incrementar?

Hacer que las cosas sucedan.

E nfoque. Pablo decía “Una sola cosa hago” “prosigo al blanco”, tenía un enfoque muy claro y preciso de lo que quería. Todo lo que hacía estaba relacionado con el cumplimiento de su propósito de vida. “Lo más importante es dejar que lo más importante siga siendo lo más importante” y una de las cosas más importantes en la vida es formar relaciones fuertes y estrechas con las personas que amamos, incluyendo a Dios.

M etas. Los expertos aconsejan escribir las metas, establecer fechas para lograrlas y desarrollar un plan para alcanzarlas. Como “pasitos de bebé”, avanzar un poquito cada día.

P ropósito. Hay algo más en la vida que tener éxito, y es que nuestra vida tenga Significado o Propósito. Eso es algo que sólo podemos encontrar en Dios. Es importante darse tiempo para desarrollar los dones espirituales con que Dios nos ha dotado. La iglesia es un cuerpo, y no podrá funcionar de manera óptima sin la parte que tú representas.

O portunidad. Cuando llega el momento adecuado para hacer algo que estamos esperando, es necesario estar preparado y capacitado para aprovechar la oportunidad. Es lamentable que se presente una oportunidad y no estemos capacitados para aprovecharla, pero más lamentable aún que sí lo estemos y no aprovechemos la oportunidad. No demos lugar al temor y a la indecisión.

Mirad, pues con diligencia como andéis, no como necios, sino como sabios, aprovechando bien el tiempo porque los días son malos”

Efesios 5:15.

 Artículo publicado en la Revista Alianza de Diciembre-Enero.

RECUERDO DE UNA NOCHE MÁGICA.

Por Mayra Gris de Luna.

RECUERDO DE UNA NOCHE MÁGICA.

Hace un par de semanas llegaba junto con mi esposo al supermercado, cuando fuí repentinamente sorprendida por “el olor mágico”. Si, tu sabes… el olor a Navidad. Ese olor a pino mezclado con tantas cosas como sentimientos, recuerdos, palabras, imágenes y hasta sonidos. No pude evitar acercarme al lugar donde una centena de pinos naturales estaban ya listos esperando a su familia. Cerré mis ojos dispuesta a aspirar el “olor mágico” y así lo hice, lentamente y cerrando los ojos, automáticamente me transporté a la sala de mi casa, cuando con mis deditos de niña de 5 años arrancaba traviesamente algunas ramitas del árbol que mi abuelita  y yo adornábamos una tarde decembrina, solamente para que el olor de pino impregnara mis manos y mi olfato. En realidad era una rama grande de algún pino enorme y pachón. Los leñadores pasaban vendiendo las ramas por la casa. Mi abuelita colocaba la gran rama en una cubeta llena de arena y piedras para que se mantuviera en pié. Mamá había comprado dos cajas de esferas rojas, unas grandes y otras mas chicas, y muchos adornos típicos mexicanos como farolitos y mis favoritos, unos como churritos de colores metálicos que daban la impresión de estar girando sin final. Mi abuelita ataba con un pedazo de hilo las esferas, hacía un nudo y las íbamos colgando. Aún cuando me esforzaba por ser cuidadosa, siempre rompía alguna 😦

Días después, ya oscureciendo, esperaba a los Reyes Magos, y sobre todo esperaba sus regalos. Mamá me llevó al patio, donde me mostró tres estrellas, el “cinturón de orión”, ella decía que eran los tres Reyes que ya venían en camino.  Preparamos tres cubetas con un poco de agua y las dejamos en la sala, junto a mi zapato debajo del árbol. Era para los camellos, que seguramente estarían muy cansados de tanto viajar.

Era tanta mi emoción que no podía dormir.

Pasaban las horas y el “mago de los sueños” no pasó aquella noche a echar sus polvos mágicos porque el sueño nunca llegó. Así que después de hacer “algunos preparativos” junto con mi papá, mamá me dijo:

– Mavis, ¡Escucha! ¿Oyes algun ruido?

Yo me senté en la cama, y ¡escuché cómo se abría la puerta de la sala! ¡Escuché cómo dejaban los regalos bajo el árbol! Mi corazón latía muy rápido por la emoción. Después de un rato, se escuchó cómo cerraban la puerta. Mamá entonces dijo: ¡vamos a ver!

Y ahí estaban los juguetes!!!  Pero lo más sorprendente para mi fué que las cubetas estaban vacías! “Los animales” se habían “tomado” toda el agua! Tódo éra tan… mágico.

Cuando abrí mis ojos… mi esposo me estaba esperando para entrar al super, había muchas cosas que hacer.