EVITA HACER SUPOSICIONES. Cesar Lozano.

Dr. CESAR LOZANO.

Por: Dr. César Lozano

Las suposiciones han sido causa de múltiples problemas en la vida de quienes creen que el futuro será de determinada manera. Si suponer fuera en positivo entonces sería un anhelo, un sueño o una ilusión relacionado más con la fe, pero se aplica generalmente a lo malo o negativo que pueda suceder.

La definición que más me gusta de suposición es ésta: “Consideración de que una cosa o idea es posible o probable sin estar completamente seguro de ella.”

Hacemos suposiciones de todo, el problema es que al hacerlo creemos que lo que suponemos es cierto y es precisamente eso lo que causa gran conflicto.  Recordé una frase de un autor que desconozco:  “En mi vida he vivido grandes tragedias, algunas de las cuales la viví en realidad”.  Gran tragedia iniciamos cuando empezamos a suponer, como si tuviéramos la facultad de adivinar o ver el futuro.  ¿Por qué hay gente que hace más suposiciones que otra? Concluyo que son tres las principales razones:

  1. Inseguridad. No nos sentimos capaces de creer que lo bueno y lo mejor está destinado para nosotros. Esa ausencia de fe en nuestras capacidades y en un poder divino que puede cambiar el futuro para bien.
  2. Antecedentes de dolor. Una historia de fracasos constantes, desilusiones dolorosas, traiciones y desánimo pueden ser la causa de suposiciones constantes. Creer que si en el pasado me ha ido mal, ¿por qué en el futuro podría mejorar? La desilusión causa estragos suponiendo que el futuro no será promisorio.
  3. “La burra no era arisca hicieron” frase utilizada frecuentemente entre quienes han vivido una traición y a toda costa buscan evitar el sufrimiento de otra. Utilizada en problemas relacionados con la infidelidad y el dolor tan grande que ocasiona a uno de los miembros de la pareja. Suponer que si en el pasado me falló, puede cometer el mismo error en el futuro.

Si conociéramos a fondo las dos grandes consecuencias que tienen las suposiciones tomaríamos cartas en el asunto para educar a nuestra mente y evitar toda costa que la suposición se convierta en un lamentable hábito que nos lleve irremediablemente a la infelicidad.

La primera consecuencia es el desgaste emocional que conlleva suponer. Ese desgaste de vivir por adelantado lo que no queremos que suceda y sin embargo nuestra mente se forma una idea tan nítida y real de lo que puede suceder fomentando miedo, dolor y desánimo.

La segunda consecuencia es que la suposición tenga tanto peso en tu vida que atraigas irremediablemente hacia ti eso que no deseas que ocurra pero que te afanas en pensar. Recuerda que somos imanes y atraemos lo que más pensamos o sentimos.

Existen suposiciones hacia nosotros mismos.  Te subestimas creyendo que no serás  capaz de lograr algo. Crees que no podrás superar determinado obstáculo que se presente y menosprecias las capacidades y fortalezas  que tienes, o por el contrario, te sobreestimas creyendo que a pesar de tus debilidades lograrás tu cometido sin prepararte debidamente para el reto que se te presenta.

Hay suposiciones basadas en la salud. Quienes creen que las enfermedades están predeterminadas en su futuro y se convierten en hipocondriacos crónicos. Con un estornudo de alguien cercano creen que la enfermedad ya está en su organismo. Suponen que si su padre murió de infarto ellos tendrán el mismo fin. Prefieren suponer en lugar de mejorar la alimentación y controlar el estrés, que sería un buen principio para evitar el mismo fin.

Existen también las suposiciones basadas en la amistad o en el trabajo. Si algún compañero o amigo llega y no te saluda como acostumbra, empiezas a suponer las mil y una razones por las cuales no lo hizo. –“Le han de haber dicho lo que comenté en la reunión de ayer, o puede ser porque no lo felicité en su cumpleaños o a lo mejor fue porque ayer no le quise ayudar con lo que me solicitó”. Y posteriormente te lo encuentras y le preguntas el porqué de su indiferencia y contesta con mucha pena que tenía una migraña tremenda y se sentía muy mal. Te ofrece disculpas ¡y ya! Las suposiciones hicieron nuevamente de las suyas y armaste un mar de posibilidades.

Suposiciones basadas en el amor.  Tremendo error es suponer que la otra persona sabe lo que queremos, lo que nos gusta o no nos gusta y debería de adivinar nuestro pensamiento. El sufrimiento se hace presente por querer o desear que mi pareja sepa a ciencia cierta qué es lo que quiero. Suponer que me quieren cuando no te llaman, no te buscan, no se preocupan por ti, y no existen ningún interés. ¿Qué te hacer creer que te quiere? No supongas. Y ni para que entrar al tema de suponer que el otro va a cambiar y entonces seré feliz.

No niego la importancia de tomar las medidas necesarias para evitar que las decisiones del presente puedan afectar nuestro futuro e identificar los factores de riesgo.  Prever en lo posible las consecuencias , pero eso de suponer los diferentes escenarios terribles donde seamos víctimas de las circunstancias de situaciones que aún no han ocurrido es un desgaste tremendo.

Mi recomendación es clara y concisa:
No supongas, mejor pregunta.
No supongas, mejor lee.
No supongas, mejor ten fe. 

¡Ánimo!
Hasta la próxima.

y la frase matona de hoy:

‎”Cuando alguien te ama te procura, si hay interés se nota y cuando le importas se demuestra. Evita hacer suposiciones”

Frase Matona (con dosis de “ubicatex”)

Basado en los conceptos del Dr. César Lozano.

Acerca de Mayra Gris de Luna

Mujer, esposa y mamá. Busco oportunidades para hacer las cosas que me gustan. Amo la palabra escrita. Me gusta compartir mis pensamientos acerca de esta aventura que es la vida. Para ello utilizo mis blogs grisdeluna...EN LA CABAÑA. (http://grisdeluna.com) y Caminando (http://mayragris.wordpress.com) Una de mis motivaciones es compartir mis memorias con mis hijas y las personas que de alguna manera se identifican conmigo. También comparto lecturas de excelentes autores que me han impactado y cuyo mensaje resulta alentador. Anhelo con todo mi corazón cumplir con el propósito que Dios tenía en mente para mi vida cuando me creó. Mi vida es sencilla. Me gusta tocar el piano, cantar con mi guitarra, leer, ver el mar, disfrutar de un buen café, disfruto platicar con mi esposo, ver películas con mis hijas, viajar y escribir. He aprendido que hay algo mas en la vida que tener éxito, y es que nuestra vida tenga “significado”, algo que solo podemos encontrar en Dios.
Esta entrada fue publicada en Autoestima, César Lozano, Frases, Matrimonio, Mujer y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a EVITA HACER SUPOSICIONES. Cesar Lozano.

  1. rosalba leticia ibara de la mora dijo:

    Gracias , gracias gracias gracias y muchas gracias por peritir acceder a reflexionar

  2. cristina de la cruz dijo:

    todos los comentarios estan super

  3. ximena dijo:

    Todo esta claro, si no lo entendemos jamas saldremos de nuestras indecisiones.

  4. en verdad sus frases me motivan a salir a delante a dejar atras mi pasado las ataduras..hacer esto frecuentemente a futuro te conbierte en 1 gran persona

Los comentarios están cerrados.