LA PRISION DEL “QUERER”.

LA PRISIÓN DEL “QUERER”, LA CARGA DEL DESCONTENTO.

Por Max Lucado.

“El Señor es mi Pastor, nada me falta”. 

Salmo 23:1 NVI

Ven conmigo a la prisión más poblada del mundo.

Las instalaciones tienen mas reclusos que literas; mas prisioneros que platos; mas residentes que recursos.

Acompáñame a la prisión más opresiva del mundo. Sólo pregunta a los reclusos y ellos te lo dirán. Están sobrecargados y desnutridos. Las paredes están rayadas y las literas son duras.

Ninguna otra prisión tiene tantos habitantes. La mayoría de los reclusos nunca se van. Nunca se escapan. Nunca se sienten aliviados. Ellos cumplen una sentencia perpetua en este desolado lugar.

¿El nombre de la prisión? Lo verás en la entrada. Pintada sobre la reja se ven las grandes letras de hierro donde se lee el nombre de este lugar:

Q -U -E -R -E -R 

La prisión del querer. Tienes que ver a los prisioneros. Ellos estan “queriendo”. Ellos quieren algo. Siempre quieren algo. Quieren algo más grande. Mas rápido. Más fino. Ellos quieren.

Tal vez ellos no “quieran” mucho hoy. Tal vez hoy solo quieren una cosa. Un carro nuevo. Una casa nueva. Una nueva esposa. No desean mucho. Solo “algo”.

Y cuando logren tener “eso”, se sentirán felices. Y de hecho, estarán felices. Cuando consiguen algo, entonces podrían abandonar la prisión. Pero entonces algo ocurre. El nuevo trabajo se vuelve viejo. El vecino compra un televisor mas grande. La nueva esposa tiene malos hábitos. El entusiasmo se esfuma y después de un tiempo de “libertad condicional” regresan a la cárcel.

¿Estás tu en prisión? Lo estás si tu te sientes mejor cuando tienes mas y peor cuando tienes menos.

Lo estás si tu alegría se encuentra a “un paquete” de distancia,  si depende del próximo depósito monetario que recibas, del premio que esperas, o el próximo cambio de imágen que deseas.

Si tu felicidad proviene de algo que gastas, manejas, tomas, o digieres, entonces enfréntalo- eres un prisionero, estás en la cárcel… la prisión del querer.

Esa es la mala noticia. Pero la buena noticia es que tienes una visita. Y tu visita tiene un mensaje: te puede conseguir la libertad condicional.

Te diriges hacia el salón de visitas. Tomas tu lugar en la silla y miras al otro lado de la mesa y ves que el visitante es el salmista David. Te hace una seña para que te acerques y susurra: “Tengo un secreto para ti”…”El secreto de la SATISFACCIÓN”.”El SEÑOR es mi Pastor. NADA ME FALTA” (Salmos 23:1 NVI).

David ha encontrado la clave donde el descontento puede morir. Es como si dijera “Lo que tengo en Dios es mucho más grande que lo me falta”.

¿Crees que tu y yo podríamos aprender a decir lo mismo?

Sólo por un momento piensa en las cosas que posees. Piensa en la casa que tienes, el auto que manejas, el dinero que has ahorrado. Piensa en las joyas que tienes en tu alhajero y la ropa que has comprado. Visualiza todo eso y déjame recordarte dos verdades bíblicas.

TUS COSAS NO SON TUYAS. Pregunta en las funerarias. Pregunta al embalsamador. Nadie se lleva algo cuando muere. Cuando uno de los hombres más prosperos en la historia, John D. Rockefeller, murió, uno de sus contadores  preguntó a otro de ellos: “¿Cuánto dejó el Sr. Rockefeller?” el otro contador respondió: “Todo”.

Tus cosas no te pertenecen, no podrás llevártelas. Y ¿sabes otra cosa?

TU NO ERES TUS COSAS. Quien tú eres no tiene nada que ver con la ropa que usas ni con el carro que manejas. Jesús dijo: “La vida no está definida por lo que tienes, incluso cuando tienes mucho” (Lucas 12:15 MSG).

Al cielo no le importa si tu eras la mujer de la casa enorme. Al cielo le importa tu corazón.

“El hombre ve lo que tiene delante de sus ojos, mas Jehová mira el corazón” 1 Sam. 16:7

 Cuando Dios piensa en ti, tal vez vea tu compasión, tu devoción, tu ternura o tu agilidad mental, pero no piensa en tus cosas.

Y cuando tu piensas en ti mismo, tampoco deberías pensarlo. Defínete a ti mismo por tus cosas y te sentirás muy bien cuando tienes mucho, y muy mal cuando tienes poco.

El contentamiento viene cuando nosotros podemos decir de una manera honesta junto con Pablo: “He aprendido a contentarme en la pobreza y en la abundancia” Filipenses 4:11-12

Tal vez estas esperando que un cambio en las circunstancias te traerá un cambio en tu actitud. Si es así, entonces estás en prisión, y tu necesitas aprender que lo que tienes en tu Pastor es mas grande que lo que no tienes.

¿Qué es lo que te hace sentir insatisfecho? Llena el espacio:

“Me sentire feliz cuando: ___________________

Tal vez piensas:  “Cuando sea sanado, cuando esté más delgada, cuando tenga un hijo, cuando mis hijos se vayan de casa, cuando sea rico”…

Con tu respuesta firmemente en mente, responde a esto: ¿y si nunca llega ese barco? es decir, si tu sueño nunca se convierte en realidad? Si esa situación nunca cambia, ¿podrías ser feliz? Si no, entonces estas durmiendo en la fría celda del DESCONTENTO. Estás en prisión. Y necesitas saber lo que tienes en tu Pastor, lo que tienes en el Señor.

Tienes un Dios que te escucha.

Tienes el poder del amor detrás de ti,

al Espíritu Santo dentro de ti,

y al cielo delante esperando.

Si tu tienes al Pastor, tu alcanzas la gracia que perdona cada pecado,

la dirección para cada camino,

la luz que te alumbra siempre,

y el ancla para cada tormenta.

Tienes todo lo que necesitas.


Y ¿alguien podría quitártelo? Podría la leucemia infectar tu salvación? ¿Podría la banca rota empobrecer tus oraciones? o un tornado podría llevarse tu casa terrenal, pero ¿podría arrebatarte tu hogar celestial?

Una vez un hombre acudió con un ministro para recibir un consejo. Estaba en medio de un colapso financiero.

“Lo he perdido todo” confesó al ministro.

“Oh, siento mucho que hayas perdido tu fé” dijo el ministro.

“No” le corrigió el hombre, “No he perdido mi fé”

“Bueno” dijo el ministro, “entonces siento mucho escuchar que has perdido tu carácter”

“Yo no dije eso” dijo el hombre “Todavía tengo mi carácter”.

“Siento mucho escuchar que has perdido tu salvación” dijo el ministro.

“Eso no es lo que dije” objetó el hombre. “Yo no he perdido mi salvación”

“Tu tienes tu fé, tu carácter, tu salvación. Me parece que no has perdido ninguna de las cosas que realmente importan” dijo el ministro.

Nosotros tampoco.

¿Qué podrías ganar con el CONTENTAMIENTO? Podrías ganar tu matrimonio. Podrías ganar preciosas horas con tus hijos. Podrías ganar auto respeto. Podrías ganar gozo. Podrías ganar la fé de decir “El Señor es mi Pastor. Nada me falta”.

Trata diciéndolo lentamente: “El Señor es mi Pastor. Nada me falta”.

Dilo otra vez: “El Señor es mi Pastor, Nada me falta”

De nuevo: “El Señor es mi Pastor, Nada me falta”.

Shhhh. ¿Escuchaste algo?… Creo que escuché algo… No estoy seguro…. pero creo que escuché que la reja de la cárcel se abrió…

Traducido y adaptado por Mayra Gris de Luna.

Autor: Max Lucado

Tomado del libro: “Traveling light for Mothers”

W Publishing Group

Nada me falta.jpg

GENTE SIMPLE.

Por Mayra Gris de Luna.

Cortar flores silvestres fue una actividad que disfruté con mi mamá. De muy pequeña íbamos juntas por las tardes a jugar con la pelota a un campo cercano. Antes de regresar a la casa, ella cortaba unas flores silvestres amarillas y rosas que crecían allí, mientras yo buscaba las “diente de león” para soplarles  y ver como volaban sus pétalos.

Ya en casa, ponía agua en un vaso grande y las ponía en el centro de la mesa. Mi corazón de niña se alegraba con éste acto de mi mamá; se contagiaba de esa alegría que ella desbordaba siempre.

Ahora, me gusta ver las flores en las casas. La mayoría son arreglos de flores artificiales montados en hermosos floreros. En algunas puede haber coloridas y finas flores naturales. Pero últimamente no he visto flores silvestres en un vaso. Eso es para gente sencilla, o, como diría mi mamá, son cosas de “gente simple”.

Recuerdo cuando ya de joven le comentaba a mi mamá lo que aprendía en un curso acerca de las reglas de etiqueta para poner la mesa. Le platicaba que si el filo de la vajilla era plateado, se utilizan cubiertos plateados y que en una mesa formal con vajilla de filo dorado, lo indicado era usar cubiertos dorados. Y que la maestra decía que el florero del centro no debía ser muy alto porque los comensales no podrían verse. Ella sólo dijo:

– “Todo eso es muy complicado. Yo soy gente simple”. Ahí comencé a darme cuenta que la sofisticación puede volver a la gente muy complicada.

Con el paso de los años, me he dado cuenta de que yo también me volví complicada. Muy complicada. Tantas reglas que cumplir, protocolos que seguir, expectativas que llenar, heridas que no se quieren tocar, temores latentes y sobre todo: el orgullo.

Todas las cosas que nos limitan, que nos presionan, que nos atrapan y matan nuestra sencillez de niñas, nuestra espontaneidad, nuestra simpleza.

Recuerdo a mi mamá como una persona siempre alegre. Y creo que pensando en ella me convenzo cada vez más de que es mejor ser “gente simple” que “gente complicada”.

Encontré varías características en la persona de mi madre, que la hacían simple si, y por ello feliz.

1. LA “GENTE SIMPLE” ENCUENTRA BELLEZA DONDE ES DIFÍCIL ENCONTRARLA.

Recordé un día en especial al ver una fotografía. Fuimos a la playa en Veracrúz, y de regreso, en la carretera, Mamá vió unas flores y le pidió a mi papá que orillara el auto. Bajamos a cortarlas. Eran del tipo de flores que se secan y pueden durar mucho tiempo luciendo intactas. Yo las recordaba hermosas hasta que observé en la fotografía que en realidad el lugar no era muy lindo. Me sentí admirada de la manera en que mi mamá pudo ver algo bello en medio de algo francamente feo. Los niños y niñas son así. Pueden ver un perrito roñoso y sucio y no dudan en cargarlo y decir: -“¡mira qué lindo!”.

2. LA “GENTE SIMPLE” LE DA MAS IMPORTANCIA A LAS PERSONAS QUE A LAS COSAS. SIEMPRE.

Mi mamá no solo me llevaba a jugar con la pelota. Jugamos a la tiendita y se tiraba con nosotras  sobre una colcha en el patio a ver las formas de las nubes. También estuvo con su madre y con su suegro al momento de morir porque cuidó de ellos. Fué madre no solo para nosotros sino para otras personas. Siempre se daba tiempo para platicar con alguien aun cuando hacía muchas otras cosas.

3. LA “GENTE SIMPLE” SE DA TIEMPO PARA DISFRUTAR DE LA VIDA.

Estamos demasiado ocupados como para cortar flores. No nos damos tiempo para hacer las cosas que nos gustan y que disfrutamos. ¿Cuándo fué la última vez que hiciste algo solo para disfrutarlo? Ver una película romántica, un masaje relajante, reir a carcajadas.

Cuando no dedicamos tiempo para ello,  aparece la frustración, el resentimiento, y la “chispa” de la vida se va apagando.

4. LA “GENTE SIMPLE” NO LE DA TANTA IMPORTANCIA A LAS COSAS MATERIALES NI LE INTERESA IMPRESIONAR A LOS DEMÁS.

Las personas que conocieron a mi mamá le recuerdan como una mujer bella. Siempre admiré como lucía hermosa si en su tocador solo había un cepillo para el cabello, una sencilla crema “Nivea”, algún desodorante y un perfume.

Al respecto me gusta la traducción de la Biblia de Jerusalén de 1 Pedro 3:2 y 3 que dice:

 Que vuestro adorno no esté en el exterior, en peinados, joyas y modas,

 sino en lo oculto del corazón, en la incorruptibilidad de un alma dulce y serena:

esto es precioso ante Dios.

Cuando Jesús, el Rey de Reyes vivió en la tierra, eligió una vida sencilla. La Biblia dice que no tenía ni en qué recostar su cabeza. Su vida era simple. No así su misión. La más sublime, difícil y significativa de todas. La vida más trascendente enfocada en lo eterno, no en lo temporal.

Desde hace algún tiempo empecé a reestructurar mi vida para hacerla más simple. Eso implica menos de unas cosas y mas de otras.  

El resultado ha sido muy satisfactorio para mi. Me siento mas tranquila y más feliz.

Sin lugar a dudas una de mis metas es ser como decía mi mamá:  una “gente simple”.

 ¿Crees que tu calidad de vida mejoraría si fuera más simple?

¿Qué podrías eliminar o incrementar?

Cortando flores.jpg

10 ACTOS QUE PERJUDICAN NUESTRO HOGAR.

1. Ignorar o degradar las opiniones, los consejos o las creencias de la otra persona.

2. Concentrarnos en la televisión, el celular o la computadora cuando la otra persona está tratando de hablarnos.

3. Hacer bromas con respecto a las áreas débiles de la otra persona. El sarcasmo o las bromas hirientes actúan como poderosas metáforas emocionales que producen un daño permanente en una relación.

4. Atacar verbalmente a nuestros seres queridos en forma regular, criticándolos duramente, juzgándolos o sermoneándolos.

Ataque constante

5. Tratar a los parientes políticos como si no fueran importantes en nuestros planes.

6. Ignorar o simplemente no expresar aprecio por las cosas buenas que nos han hecho. No expresar reconocimiento ni agradecimiento por los buenos actos y cualidades de los demás.

7. Practicar hábitos desagradables delante de la familia, especialmente cuando se nos haya pedido que no lo hagamos.

8. Comprometernos de tal manera con otros proyectos o con otras personas que damos la impresión de que todo lo que se encuentra fuera del hogar es más importante que nuestra familia.

9. Luchar por el poder o el control haciendo sentir a la otra persona como si fuera un niño o como si lo estuvieran dominando duramente, haciéndole sentir incapaz.

10. La falta de disposición para admitir que estamos equivocados o para pedir perdón.

Basado en los conceptos de: “El amor es una decisión”, de Gary Smalley

CÓMO SABER SI ESTAMOS ENAMORADOS.

¿ENAMORADOS?

Por Howard G. Hendricks

AUTO-EVALUACION.

Contesta lo siguiente con sinceridad:

Yo sé que estoy enamorado(a) porque……                                  SI                              NO

1.- Acepto a la persona que amo en su totalidad

2.- Respeto y venero a esa persona

3.- Me doy sin reservas

4.- Acepto toda responsabilidad

5.- Deseo estar Siempre a su lado

6.- Encuentro placer mas allá de lo físico

7.- La protejo y me enorgullezco de esa persona

8.- Me identifico con esa persona y le pertenezco verdaderamente

9.- Siento que nos entendemos el uno al otro

10.- Experimento estabilidad y crecimiento en nuestras relaciones

( TODAS LAS RESPUESTAS DEBEN SER AFIRMATIVAS)              

Ahora, sigue leyendo:

“Divorcio concedido…” Esta frase trágica se repite una y otra vez cada día alrededor del mundo.

El Dr. James Peterson, profesor de sociología en una prestigiosa universidad, recientemente ha concluido un extenso estudio de un selecto grupo de parejas que han permanecido casadas por lo menos 20 años. Su estudio revela que de cada 100 matrimonios casados por 20 años o más, solamente seis pueden considerarse felices, realizados y satisfechos en sus relaciones conyugales. ¿Por qué, a veces, la desilusión se apodera de las parejas aun en la misma luna de miel? ¿Por qué muchos matrimonios están sufriendo de un caso severo de fastidio?

No obstante que el matrimonio es una de las más grandes instituciones humanas, es para la que estamos menos preparados. No sabemos verdaderamente lo que es el amor y lo que   realmente es el matrimonio. La palabra más usada y la más mal entendida en nuestro lenguaje de hoy en día, es la palabra amor.

Deseo darles unas bases –algo con lo que puedan medir el amor. Estas normas les ayudarán a saber si están enamorados, y además les ayudarán a medir la calidad de su propio amor que poseen en la vida. La expresión del “amor” es mucho mayor de lo que podemos decir en palabras; por lo tanto, esta guía es mínima.

RESPUESTA A LA TOTALIDAD DE UN SER

Primero, el amor verdadero involucra una respuesta al ser amado en su totalidad. Uno no se enamora de un cuerpo. Se enamora de una persona.

En Lucas 2:52 encontramos en resumen del proceso de crecimiento en la vida de Jesús: “Y Jesús crecía en sabiduría (este es el aspecto mental de su crecimiento) y en estatura (este es su aspecto físico), y en gracia para con Dios (aspecto espiritual) y los hombres (social)”. Él era una persona –una persona completa. En la misma manera, el hombre es más que un ser físico.

Pero el estudiante universitario, término medio, no puede pensar en el amor sin pensar exclusivamente en el sexo. Estudios hechos entre estudiantes de la presente generación indican que ellos creen que el amor y sexo son iguales en sus extensiones y límites, que son idénticos, pero no es así. No son idénticos en la práctica ni en las Escrituras.

De acuerdo con las Escrituras, el amor es el más grande componente, en el cual el sexo es sólo un elemento, aunque muy importante. El amor dentro del matrimonio tiene su expresión ideal en el sexo; pero hay muchas cosas que abarcan los componentes del amor que no están orientadas a lo sexual.

En una correcta relación de amor, uno enriquece la totalidad de la vida de otra persona. En esta clase de relación, un hombre que ha estado casado por 20 ó 40 años sigue ilusionado con su esposa, mucho más que en la primera noche de su luna de miel. ¿Por qué? Porque no se casó con un cuerpo. Si lo hubiera hecho, esa ilusión se habría apagado desde hace mucho, mucho tiempo. El se casó con una persona y cada año que pasa se enriquece. Por lo tanto, su relación es enriquecida.

Piensen en el pobre muchacho que se casa con el cuerpo de una muchacha, pero después de un poco de tiempo en su matrimonio, descubre que ella tiene un precioso cuerpo, pero es una buena para nada. No puede ni siquiera conversar con ella. Espiritualmente es una niña y ni se preocupa por ello. Socialmente es una inepta. Entonces se da cuenta de mala adquisición, no importa cuán atractiva le pareció al principio. Qué diferencia es encontrar a una persona en todos los aspectos atractiva. Quizá no sea en todos los aspectos atractiva para muchos, pero para uno lo es. Vemos en I Pedro 3 que entre más se desarrolla el vestuario interno del alma de la mujer, más hermosa se convierte.

PLACER Y REVERENCIA

En segundo lugar,  un verdadero amor no solamente es el sentimiento de placer, sino también de reverencia; lo sagrado de una relación se desarrolla. Un estudiante vino a verme, no hace mucho tiempo, y me dijo: – Espero que usted no piense que estoy loco, pero francamente, entre más estoy casado con mi esposa, me da más miedo tocarla. Y con una sonrisa, le contesté: – Hombre, tengo una noticia maravillosa para ti. Ahora realmente estás desarrollando amor.

Al ver a tu esposo o esposa, ¿Has pensado: “Dios me la dio?” Qué sagrada confianza. Dios la hizo especialmente para mí. Yo lo he pensado muchas veces acerca de mi esposa y he dado gracias a Dios por ella.

Muchachas, si un muchacho les dice: “Si me amaras, me darías todo”. Ustedes automáticamente se dan cuenta del panorama. Si alguna vez un hombre les pide algo que está fuera de la voluntad de Dios, que les haga perder el respeto propio, y que haga que él les pierda respeto, entonces eso no es amor. ¿Cuántos de nosotros hemos conocido a alguien que ha aprendido esto en el “laboratorio” más difícil, con la “colegiatura” más alta?

Muchos de ustedes, muchachos, tienen una doble norma de conducta: Una para las chicas con que pasean y otra para la chica con quien quieren casarse. Ustedes quieren casarse con una muchacha virgen, pero menosprecian y destruyen a la chica de otro. Para mí, esto es vulgar e hipócrita. No existe lo sagrado en esta clase de relación.

DARSE A SI MISMO

Hay una tercera norma. El verdadero amor tiene la calidad de darse a sí mismo. Dios amó tanto al mundo que DIO. Puedo saber cuando una pareja está enamorada, porque para cada uno de ellos el propósito primario no es explotar, sino enriquecer al otro. Cada uno desea dedicar su completo ser para enriquecer al otro.

Muchos sólo están enamorados de sí mismos. El paquete más pequeño de todo el mundo es la persona que está envuelta consigo misma. Pero en el verdadero amor, una persona piensa más en la felicidad de otros que en la suya misma. Si un joven va al matrimonio con la pasión suprema en la vida de satisfacer completamente a su esposa, y si la joven va al matrimonio con el único y exclusivo propósito de satisfacer plenamente a su esposo y los dos se han entregado totalmente para satisfacer a Jesucristo, entonces se tienen los ingredientes para un matrimonio cristiano ideal.

RESPONSABILIDAD Y GOZO

Cuarta, el amor involucra el deseo de tomar una responsabilidad, así como de aceptar el gozo. Una persona constantemente debe preguntarse a sí misma, no qué es lo que va a sacar de su relación, sino qué es lo que va a dar a ella.

¿Qué es lo que buscan en un compañero?

¿Con qué clase de persona podrían gozarse todo el resto de la vida? ¿Cuántas de estas cualidades tienen ustedes? Como ven, el matrimonio no es sólo el encontrar al compañero adecuado –consiste en encontrar a la persona  correcta.

La responsabilidad en el amor demanda una entrega. La pareja debe entregarse a Jesucristo, y a cada uno respectivamente, y al hecho de que nunca considerarán el divorcio como una sabia opción. Si una pareja considera al divorcio como una opción válida, cuando los problemas aparezcan será un medio de escape. Pero si ellos no consideran el divorcio como una alternativa, aprenderán a resolver sus problemas.

DOLOR EN LA SEPARACION

Quinta, el verdadero amor se caracteriza por el extraordinario gozo que se experimenta al estar en compañía de la otra persona, y por el dolor en la separación. El magnetismo   se desarrolla en el amor. No se aburren el uno del otro. Una de las escenas más deprimentes que yo conozco es ver a una pareja que va al matrimonio tan entusiasmada el uno del otro y dentro de 6 meses o 6 años difícilmente pueden tolerarse.

En  la relación  del verdadero amor no se puede estar lejos del compañero por períodos largos de tiempo sin sentir que algo hace falta. Pero debe haber un balance. Una relación madura puede soportar una separación. Una mujer está emocionalmente lisiada cuando no puede soportar que se esposo esté lejos de ella por cinco minutos o por dos días o por dos meses.

Yo tengo la necesidad de estar lejos de mi esposa más tiempo de lo que quisiera. Esto no lo he escogido yo, sino por mandato. El saber que nos separamos el uno del otro legítimamente, porque los dos estamos entregados a Jesucristo, y a la misma comisión en la vida, lo hace tolerable. Pero en cada oportunidad que tengo, voy a casa, con mi esposa y nada puede detenerme, aun mi avión puede volar sin gasolina. Y qué felicidad experimentamos.

LA CONSTANTE EXPRESIÓN FÍSICA ES INNECESARIA

Sexta, hay un gozo mutuo sin la constante necesidad de la expresión física. Si no pueden estar juntos sin constantes caricias, no tienen la madurez básica para el matrimonio. El matrimonio no es una prostitución con licencia. No es una constante orgía. Hay mucho de realismo en un buen matrimonio. Una impresión siempre demanda una expresión, pero el sexo o la atracción física no es el fin.

Es un placer estar en la presencia del ser que se ama. Muchos de ustedes conocen la gran satisfacción que hay en solamente estar en un mismo cuarto con el ser amado.

Pero es lamentable ver a tantos que piensan que la única cosa que compone al amor es acariciarse constantemente. Algunos estudios han demostrado que la promiscuidad antes del matrimonio es la mejor preparación para la promiscuidad en el matrimonio; y que la pureza antes del matrimonio es la mejor garantía de pureza en el matrimonio. Sin embargo, aquellos que no pueden estar juntos sin expresión física antes del matrimonio, a menudo no tendrán expresión física después del primer año. ¿Por qué? Porque nunca realmente construyeron una base adecuada para su relación –ningún verdadero compañerismo, no una real comunicación intelectual, nada, nada que puedan compartir, más que un cuerpo.

ACTITUD PROTECTORA

Séptima, el verdadero amor tiene una actitud protectora. Se desea proteger al amado de todo dolor, de todo sufrimiento, de todo daño, de todo aquello que le podría perjudicar.

Una de las armas más letales en las relaciones es de las pequeñas lesiones que se hacen uno a otro con cortantes sarcasmos. ¿Saben lo que es eso? Es como verter ácido sulfúrico en tu brazo. Si sigues poniendo suficientes gotas en tu brazo, no tendrías después brazo alguno. Si el cónyuge viene y le dice a su esposa: “¿Qué es lo que vamos a tener por ‘ofrenda quemada’ esta noche? –ja, ja, ja, ja”, ella nunca se convertirá en una verdadera cocinera.

Se desarrolla a una persona solamente fortaleciendo sus capacidades, nunca sus debilidades. Realmente se puede destruir a la persona amada al encontrar un área débil y constantemente llamar la atención a ella. Prueben algo diferente. La próxima vez que ella haga algo que parte de su debilidad, busquen algo para mejorarlo y sinceramente den todo lo que puedan de aliento a su cónyuge. Enorgullézcanse el uno del otro.

SENTIMIENTO DE PERTENENCIA MUTUA

Octava, en el verdadero amor existe un sentimiento de pertenencia mutua. Esto es lo que el escritor del Cantar de los Cantares estaba diciendo cuando escribió: “Mi amada es mía, y yo suyo”. La persona que está enamorada siempre piensa de sí misma en relación a la otra persona, y es una preciosa manera de vivir. ¿Qué es lo que élestá haciendo? ¿Qué es lo que ella está haciendo?

Las dos personas realmente no son dos. Simplemente sucede que han sido puesto en diferentes lugares. Se identifican uno con el otro. Y lo más importante, desean compartir. Desean compartir lo que están haciendo, y desean saber qué es lo que el otro está haciendo. No son unos entremetidos –realmente se preocupan y desean tener parte con el otro.

SENTIMIENTO DE COMPRENSIÓN

Novena, el verdadero amor tiene un sentimiento: Ustedes se entienden más de lo común. Sienten lo mismo acerca de las cosas importantes, porque hay fusión de mentes. Es muy interesante observar esto a medida   que se desarrolla en las relaciones de una pareja –se ven en las áreas que le son comunes. Entre más desarrollan ellos estas áreas, más  piensan, sienten, ven, etc., juntos.

Cuando el sistema de comunicación de las parejas se ha desarrollado, saben cómo piensa el otro. Yo puedo preguntarle a una señora algo, y ella me puede decir qué es lo que su esposo diría, y no se equivocará.

CRECIMIENTO DINÁMICO

            Finalmente, el amor madura. Es dinámico en su crecimiento. El amor real, centrado en Cristo, adquiere las características de El. Principia a asemejarse al amor que Pablo describe en I Corintios 13:

“El amor es sufrido, es benigno;

el amor no tiene envidia,

el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido,

no busca lo suyo,

no se irrita,

no guarda rencor;

no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad.

Todo lo sufre,

todo lo cree,

todo lo espera,

todo lo soporta”.

Este amor que viene solamente de Cristo cuando cada persona se ha entregado totalmente a El.

 

LAS MUJERES EN LA VIDA DE LAS MUJERES.

mujeres reunidas.JPG

Por Mayra Gris de Luna.

Hace unos días tuve la bendición de disfrutar uno de los mejores momentos que he tenido en mucho tiempo. ¿El motivo? Reunirnos para celebrar el día de la amistad. Tal vez no te parezca nada especial. ¿Quienes asistieron? Eso es lo especial para mi: Tias, primas, sobrinas, las hijas de mis primas, y hasta los bebes de las hijas de mis primas!

Alrededor de veinte mujeres, con muchas historias en común compartimos amena charla y risas. Disfruté su presencia. Hasta una tía vino desde Guadalajara para la reunión. También disfruté los consejos, las bromas, y claro que también un exquisito desayuno. Nos tomamos fotos, cargué a mi sobrinito de unos cuantos meses, y concertamos la cita para la próxima reunión con la familia completa. Y la espero con ilusión.

¿Por qué son tan especiales éstas reuniones familiares?

Son familia, estamos en casa, podemos ser como somos, bajar la guardia y no tener que impresionar a nadie. Estamos seguros.

A pesar de nuestras imperfecciones, nos aceptamos y nos amamos. Tenemos recuerdos comunes. Hasta nos parecemos físicamente.

Doy gracias a Dios por éstas mujeres que forman parte de mi vida y de mi historia. Todas y cada una de ellas son especiales para mi. He aprendido mucho de ellas y he recibido bendición de Dios a lo largo de los años por medio de ellas. Y me hicieron recordar una composición que encontré hace tiempo. No conozco el nombre de la autora, pero hago mías sus palabras y las comparto animándote a hacer un tiempo en tu agenda para las mujeres de tu vida.

Una mujer estaba sentada en un sofá, tomando té helado con su madre.
Mientras hablaban de la vida, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones de la edad adulta, la madre hizo sonar los cubos de hielo en su vaso fuertemente y luego miro fijamente a su hija.

“Nunca te olvides de tus hermanas” le advirtió, dando vueltas a las hojas de té en el fondo de su vaso. “Ellas se volverán cada vez más importantes con el paso del tiempo. No importa cuánto ames a tu esposo, no importa cuánto ames a los hijos que tengas, vas a necesitarlas.

Recuerda salir con ellas siempre, hacer cosas con ellas siempre. Recuerda que cuando hablo de tus Hermanas me refiero a TODAS las mujeres… tus amigas, tus hijas, y todas las otras mujeres que estén ligadas a ti. Las vas a necesitar. Las mujeres siempre las necesitamos.

Ella escuchó a su madre. Mantuvo contacto con sus Hermanas y cada vez tuvo más amigas con el paso de los años. Conforme estos fueron pasando, uno tras otro, ella fue entendiendo, gradualmente, a lo que su madre se refería.
Conforme el tiempo y la naturaleza presentan sus cambios y sus misterios en la vida de una mujer, tus verdaderas Hermanas siempre permanecen.

Después de mis 40 años de vivir en este mundo, esto es lo que he aprendido:
El tiempo pasa.
La vida ocurre.
Las distancias separan.
Los hijos crecen.
Los trabajos van y vienen.
La pasión disminuye.
Los hombres no siempre hacen
lo que se supone que deberían hacer.
El corazón se rompe.
Los padres mueren.
Los colegas olvidan los favores recibidos.
Las carreras o profesiones llegan a su fin. 

PERO………

Tus Hermanas siempre están ahí, no importa cuánto tiempo ni cuantas millas haya entre ustedes.

Una amiga nunca está demasiado lejos para llegar a ella cuando la necesitas.

Cuando tienes que caminar por un valle solitario y tengas que hacerlo por ti misma, las mujeres de tu vida, estarán alrededor del valle, alentándote, orando por ti, empujándote, interviniendo por ti, y esperándote con los brazos abiertos al final del camino. Algunas veces, incluso romperán las reglas y caminarán a tu lado … O te llevarán cargada.

Amigas, hijas, abuelas, madres, hermanas, suegras, nueras, cuñadas, nietas, tías, primas, sobrinas: son una bendición en la vida!
Cada día, seguimos necesitándolas.

Pásale este mensaje a todas las mujeres que contribuyen a darle significado a tu vida.
Yo acabo de hacerlo. 

Querido Dios:

La persona que ahora lee esto es bella, fuerte, y la quiero.

Ayúdala a vivir su vida al máximo.

Por favor, promuévela y haz que ella sobrepase incluso sus propias expectativas.

Ayúdala para que brille en los sitios más oscuros.

Protégela en cualquier momento, levántala encima de todo cuando ella lo necesite más, y déjale saber cuando ella camine contigo.. Ella siempre estará segura a Tu lado. 

Amén.

¿CONFLICTOS DE PAREJA?

Por Mayra Gris de Luna.

Las relaciones de pareja son un arte y no son perfectas. Habrá algo que nos quite la paz o que opaca la armonía al menos por un rato en el mejor de los casos, y en otros habrá conflictos sin resolver a veces por mucho tiempo. 

Hace años, aprendí, de la Ing. Patricia Lazo de Parras, ponente del Curso “La Mujer Encantadora”, cuán útil resulta para la resolución de los conflictos empezar por analizarlos y clasificarlos.

Las situaciones que enfrentamos, siempre pertenecerán al menos a uno de los siguientes grupos:

1. Las cosas que podemos tolerar y aceptar.

2. Las cosas que definitivamente no se pueden aceptar.

3. Las cosas que es preciso platicar.

4. Las cosas que solo Dios puede cambiar.

Podría poner algunos ejemplos en cada tipo de cosas, pero estoy convencida de que eso es muy personal. Tal vez hay cosas que yo soy capaz de tolerar y aceptar como las situaciones típicas cuando el esposo deja los calcetines hechos bolitas uno por aquí y otro quien sabe donde, pero hay personas que simplemente no pueden tolerarlo y viven tan infelices con ello que ha sido motivo suficiente para divorciarse. 

Cada quien se pone sus límites y sus parámetros de acuerdo a sus principios y valores, su cultura , su temperamento y hasta sus traumas. 

Aunque es importante tener claro que aunque “cada cabeza es un mundo”  la violencia y el maltrato son cosas que no se pueden aceptar aunque sean psicológicos. En la religión musulmana, por ejemplo, el maltrato a la mujer lamentablemente se permite sin violentar los principios de su religión.

Clasificar las situación dentro de éstos cuatro parámetros aclara la situación en nuestra mente sobre todo para empezar a encontrar una solución. Cuando la pareja platíca de alguna situación puede hacer una “negociación” en la que se puede llegar a acuerdos en los que ambos salgan “ganando”. Esto ayudará a  volver a la tranquilidad  y estabilidad en la relación. Será necesario esforzarse para que el diálogo no se rompa. Madurez para sobreponerse a las emociones negativas que nos provocan los temas difíciles. Promover  el diálogo las veces que sea necesario.

Muchas veces los conflictos no se solucionan porque no hacemos algo al respecto. Lo peligroso es que las cosas cambian, muchas veces empeoran y es necesario actuar. Paradójicamente, descubriremos a veces, que no podemos hacer nada al respecto de alguna situación. Pero al menos la habremos analizado y sopesado, y el no hacer nada en esos casos puede ser parte de la solución. Todo depende. 

No podemos cambiar a las personas, pero si podemos cambiar nuestra actitud y nuestra perspectiva.

Tal vez una esposa no pueda cambiar a un hombre alcohólico o infiel, pero hay Alguien que si puede. Siempre podemos orar a aquel que sí puede cambiar las situaciones y a las personas: Dios.

  No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos. Así Dios les dará su paz, esa paz que la gente de este mundo no alcanza a comprender, pero que protege el corazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo.

Filipenses 4:6,7 TLA

Amor que cubre.jpg

CUANDO HAY AMOR, APOYAR ES UN PLACER.

Autor: Lluvia.

Cuando amas, apoyar a tu pareja es algo que haces con naturalidad e ilusión, porque tus sueños son los suyos, y los suyos son tuyos.

Necesitamos el apoyo de nuestras parejas, compartir ilusiones, esperanzas y anhelos…

Si en verdad nos amamos buscaremos la felicidad de nuestra pareja, y él la nuestra.

El apoyo es fundamental en todas las relaciones que tienen lugar en nuestras vidas.

Todos necesitamos apoyo en algún momento, por lo cual, sería bueno que nosotras siempre tuviésemos la disposición de darle la mano a quien eligió ser nuestro cómplice de camino: nuestra pareja.

El verdadero amor es entrega, apoyo incondicional.

Apoyar a nuestro amor es indispensable: cuando decidimos entablar una relación con él, también decidimos entablar una relación con sus sueños, sus esperanzas, sus ilusiones y sus anhelos… Es sensato entonces, que si nos relacionamos con alguien de una manera tan profunda, aprendamos a apoyar sus metas con respeto, lo que sería una gran muestra de aprecio de nuestra parte.

¡Tu pareja te necesita!

Tal vez no estés de acuerdo con algunas determinaciones o planes que tenga tu pareja, tal vez pienses que está optando por el camino lleno de lodo… Si es así, debes poner en manifiesto tu desacuerdo y explicar las  razones por las cuales crees que está cometiendo un error. Si la situación es conciliable y no afecta la relación en gran medida, ¡apoya a tu pareja! Ya ves que te dio un lugar que no le dio a nadie: el de su permanente compañía y es algo que debes respaldar a cada instante.

Yo seré tu apoyo

Al igual que tú, tu pareja también tiene sueños.
Gabriel García Márquez, el afamado escritor colombiano, no hubiese conseguido tantos logros si no hubiese sido por el apoyo de su esposa; él comenta en una de sus tantas anécdotas, que cuando escribía su obra cumbre, se encontraba viviendo casi en la pobreza; su mujer era quien trabajaba para mantener la casa y en lugar de reproches siempre le decía que terminara su novela. Tanto apoyo dio sus frutos y tal escrito fue merecedor de un nobel de literatura… 

¿Ves la gran importancia del apoyo en la pareja?

Amar también es apoyar… ¡y un placer!

Apoyar a nuestra pareja con responsabilidad y criterio en los proyectos que emprenda no sólo es un deber que adquirimos, es un placer, ya que el amor encuentra gran recompensa en el dar y en el ver sonreír a quien amas, porque no hay triunfos a solas, sino triunfos compartidos.

Autor: Lluvia.

Quiero apoyarte.

35 CONSEJOS PARA MEJORAR TU AUTOESTIMA.

 Autoestima

Por Sheila Morataya-Fleishman.

Cuántas veces antes de salir a una fiesta te has mirado y repetido: “si tan sólo tuviese las piernas más delgadas… si mi cabello fuese más lacio o no fuese tan crespo… si mis manos no fuesen tan huesudas… si mi pecho fuese más grande o más pequeño… Si mi trasero fuese más firme, si mi nariz no fuese tan grande… ¡Que fea me veo!

Y así, sintiéndote disgustada has salido a la calle envuelta en una falsa seguridad, pues en tu interior realmente te sientes frustrada e insegura con tu cuerpo. Andas pensando: “Hay muchísimas mujeres mucho más bonitas que yo, y que además poseen una personalidad mucho más interesante que yo”.

He conocido muchas jóvenes así, mujeres que llegan a los 50 y siguen peleándose con el color de su cabello, con las formas de sus cuerpos, con sus piernas, con su pecho, con su nariz, con sus ojos, con su propio temperamento, “si tan solo luciera y fuera diferente” – suspiran-.

¿Sabes que es lo peor que puede sucederle a una mujer que no se gusta, acepta y ama ella misma? Que vive cada día de su vida queriendo ser otra aunque ella misma no sea consciente de ello.

Por supuesto que no todas las mujeres tenemos problemas de autoestima y en lo personal admiro muchísimo a aquellas que siempre han estado contentas con su apariencia y sus talentos. Sobre todo, admiro la autoestima de aquellas que se sienten muy hijas de Dios y caminan con una seguridad que no tiene nada de artificial y postizo pues nace de la conciencia absoluta de saberse amada y creada por amor, para vivirse a sí misma como una mujer única, inteligente e irrepetible .

Sin embargo, hay muchas que necesitamos un reencuentro con el amor y los sentimientos de ternura hacia la propia y personal belleza –temperamento, por eso quiero compartir contigo estos 35 actos de Autoestima,  para que te ejercites en la conquista de la misma y vivas contenta de ser como eres diciéndole adiós a los miedos y complejos.

1- Mírate todos los días como un verdadero milagro.

2- Recuerda que eres Hermosa, aunque muchas veces tengas que ahogar una voz interior que te dice: no, no lo eres. Recuerda que eres hija del Amor de Dios.

3- Ama profundamente tu identidad única y conoce que lo que haces nunca podrá reproducirse.

4- Tu verdadera belleza saldrá a la luz cuando ames con sinceridad a la mujer que hay en ti, y contribuyas con tu vida a la sanación del mundo.

5- Debes confiar en tu capacidad para tomar decisiones por ti misma.

6- No tengas miedo a fracasar o fallar. Recuerda que si nunca fracasas no tendrás la oportunidad de descubrir la fortaleza y el valor que residen en ti.

7- Cuando las cosas no vayan como soñaste o planeaste permítete sentirte defraudada pero nunca inferior o ridiculizada.

8- Procura no ponerte a la defensiva cuando seas criticada o se te llame la atención por algo que esta mal.

9- No pierdas tu tiempo pensando si eres lo suficientemente buena para esta o aquella tarea. Haz lo mejor que puedas hacer y siéntete satisfecha

10- Ese pensamiento que te hace pensar que no puedes pasar una materia, aprender un instrumento o conquistar un paso de baile, ¡Elimínalo!

11- Nunca pienses que tu valor radica en tu belleza o títulos. Si has perdido tu trabajo no permitas que te haga sentir que eres una fracasada. Trabaja en recuperarte emocionalmente cuanto antes y sigue adelante.

12- Si en tu lugar de trabajo te hacen la vida de cuadritos por algún motivo, no dejes que nazca la maleza de la inseguridad.

13- Si deseas un mejor puesto dentro de tu trabajo, y no te presentas para recibirlo porque no sientes que puedes ser elegida, date cuenta que tú misma te bloqueas.

Actúa sin temor.

14- Si fuiste a una entrevista de empleo y no lo conseguiste no pienses que es el fin del mundo. Recrea en tu mente el proceso y descubre cual pudo haber sido tu fallo.

15- Si las modelos que ves en la revistas te inquietan, no las mires más.

16- Si tuviste alguna experiencia traumática de niña que te dejó con la seguridad de ser fea, gorda, o poco inteligente, identifica eso que te molesta y trabaja diligentemente para sanar tu trauma.

17- Si has identificado que te inhibes o retraes en situaciones sociales diversas, rétate a ti misma a comportarte de la manera opuesta.

18- No temas a los cambios, confía que estos siempre serán para beneficio del desarrollo de tu personalidad.

19- Si te comparas constantemente con alguien, empieza a observar un poco más tus propios logros.

20- Si piensas que la suerte no está de tu lado porque tuviste una niñez dolorosa, es hora de que lo superes. La fuerza del espíritu humano puede todo.

21- Pensar bien sobre ti misma quiere decir aceptar el regalo de la vida que Dios Padre te dio al crearte. Agradécelo.

22- Cuando hagas algo mal no te insultes a ti misma con expresiones como tonta o inútil. El inconsciente tiene una capacidad enorme para creérselo. Corrígete.

23- Si el chico que te gusta no se fija en ti no pienses que es porque no eres suficientemente atractiva. Algo mejor te espera. Sé paciente.

24- ¿No te ríes de tus propios errores? Aprende a hacerlo y verás que libertad sientes.

25- Es bueno estar rodeada de gente que te aprecie y respete, pero si alguna vez no lo hacen no pienses que eso disminuye tu valor.

26- Tu cuerpo es el instrumento para la acción. Respétalo y cuídalo.

27- Maya Angelo la escritora afroamericana, tuvo la más cruel de las infancias. Lo superó escribiendo. Sus libros son muy populares. Escríbe.

28- Hay un tipo de hambre más fuerte que la de pan. Es “el hambre por amor”, como solía describirlo la Madre Teresa. Ama quien eres para poder darlo a cantaradas y sin complejos.

29- La primera responsabilidad del ser humano, expresaba Henry Winkler es darse la mano el mismo. Házlo.

30- Si eres madre, tu hija aprenderá a relacionarse de acuerdo a lo que vea en tu propio desarrollo.

31- La autoestima es una de las fundaciones humanas más importantes. Es amor incondicional. Que tus hijos sean testigo de ello.

32- Disciplina a tus hijos, pero a sí mismo elógialos cuando hagan las cosas bien.

33- Los primeros 3 años para un niño sirven para asegurar la seguridad de ser amado, acogido y respetado. Descansa bien por la noche para que estés viva el siguiente día para ellos.

34- Si tu hijo no va bien en el colegio, antes de sentirte defraudada, indaga las causas de su rendimiento y entonces actúa.

35- Enseña a tus hijos que a veces está bien que fracasen. Sin ello no podríamos saber qué es el triunfo.

Amiga, cada alma viviente ha tenido o tendrá que tener alguna experiencia dolorosa en su pasado o futuro, pero es a través de ellas como vas desarrollando tu personalidad y conquistando un corazón grande para amar. Recuerda siempre que tu dignidad y valor no proceden de todo lo material que te rodea, la belleza que tengas, lo popular que seas o lo alto que hayas llegado en tu carrera. Su fuente es divina, eterna, hinchada de amor, eres una Hija de Dios y por eso como ninguna otra obra de la creación.

Link hacia el sitio original: Haz click aquí.

“YO TE EXTRAÑARÉ”

Yo te extrañaré. Tercer Cielo.

Tal vez solo quienes hemos vivido la pérdida de un ser querido podemos comprender lo que significa, lo que se siente. 

Esta canción expresa un poco de ese sentir y la comparto como un abrazo de consuelo para las personas que se hayan experimentando esos momentos difíciles.

Uno de los nombres de Dios es “El Consolador” que en la persona de el Espíritu Santo nos puede brindar la PAZ que solo Dios puede dar en medio de las tribulaciones, esa paz que sobrepasa todo entendimiento. Refugiémonos en El.

Poesia: “Si pudieras ver donde estoy, no llorarías”. Autor anónimo

               Haz click aquí.

CONTRA EL MALTRATO Y LA TRATA DE PERSONAS.

UN MILLÓN DE PIE

ROMPE LAS CADENAS. MOVIMIENTO “UN BILLÓN DE PIÉ”

¡ ÚNETE Y BAILA!

Me uno al movimiento en contra de la violencia hacia las mujeres y las niñas y la trata de personas. Miles de niñas y mujeres son diariamente maltratadas y privadas de su libertad, son sometidas a esclavitud, prostitución, violencia y aún a la muerte.

Desde hace algunas semanas, se empezó a promover la coreografía multitudinaria para el 14 de febrero con la canción “ROMPE LAS CADENAS”.  Estuve buscando el video pero lamentablemente no lo encontré antes de ésta fecha, pero hoy, 15 de Febrero, éstas mujeres han logrado captar un poco mas la atención hacia el movimiento. Miles de mujeres, artistas, y autoridades gubernamentales se congregaron el 14 de febrero en la ciudad de México, habían ensayado la coreografía uniéndose al movimiento “Un billón de pié”. Sin embargo, es un movimiento que apenas comienza y estará promoviéndose todavía los próximos meses.

Aquí el video que contiene la canción en español, algunos testimonios y  la canción en inglés que contiene los pasos para aprender la coreografía, ya que es un movimiento internacional. Y mas abajo también se encuentra link para ver el video del evento del 14 de Febrero.

Tenemos que estar unidas. Somos mujeres. Y algo admirable es que los hombres se estan uniendo también al movimiento. Se autonombran “los hombres que si aman a las mujeres”. Lo cierto es que el primer paso es concientizarnos. Bueno, suficiente rollo verdad? Mejor ve los vídeos y baila!!!  La letra está preciosa.

Y si eres una mujer que ha recibido maltrato psicológico, físico, o has sido o estás siendo sometida ¡ROMPE LAS CADENAS! . Pon atención a la letra de ésta canción.

Y si no has sido violentada pero te unes al movimiento por favor no olvides dejar un comentario.

Haz click sobre el Link para ver el video en la ciudad de México, el 14 de Febrero 2013:

COREOGRAFÍA MULTITUDINARIA México D.F. 14 de FEB. 2013.

“ALMAS LIGADAS” UNA AMISTAD EJEMPLAR.

 "ALMAS LIGADAS"

Por Mayra Gris de Luna.

 “Aconteció que cuando él hubo acabado de hablar con Saúl, el alma de Jonatán quedó ligada con la de David, y lo amó Jonatán como a sí mismo… E hicieron pacto Jonatán y David, porque él le amaba como a sí mismo. Y Jonatán se quitó el manto que llevaba, y se lo dio a David, y otras ropas suyas, hasta su espada, su arco y su talabarte.” 1 Samuel 18:1-4

Cuando la Biblia describe la relación de amistad que existía entre David y Jonatán, dice que sus almas estaban ligadas. Una bella expresión que describe lo que algunos hemos llegado a experimentar en una o muy contadas ocasiones en la vida cuando disfrutamos de una verdadera amistad.

Mi esposo recuerda a “Timón” y “Pumba”, aquellos personajes de Disney en “El Rey León”, cuando platicando, hacían una diferenciación entre sus “Amistades” y sus “Conocidostades”. Así como “Timón” y “Pumba”, todos tenemos muchas “conocidostades”, decenas de conocidos y hasta centenas de “amigos” en Facebook. Sin embargo, muchos opinan que las personas que llegan a tener 5 buenos amigos en la vida son muy afortunadas. La mayoría de las personas llegan a experimentar solo una o dos veces en la vida el tipo de amistad de David y Jonatán: personas con “almas ligadas”.

¿Qué características podemos observar en ésta preciosa amistad?

– EL AMOR. No existía solamente aprecio o estimación. Jonatán amaba a David “como a sí mismo”, y era igualmente correspondido. Amar a nuestro(a) amigo(a) como a nosotros mismos es necesario en éste tipo de amistad.

– COMPARTIR Y TENER COSAS EN COMÚN. La amistad de estos dos jóvenes fué ejemplar. Apenas se conocieron, ellos unieron sus almas en un afecto entrañable. Jonatán se sacó sus atuendos de guerrero y se los dio a David. Este amor fraternal halló rápidamente una forma para expresarse.

Uno de los factores que más nos unen con nuestros amigos, son las experiencias que tenemos en común, los recuerdos y lo que compartimos. La ausencia de egoísmo, y la transparencia en la comunicación, son características de la niñez que podemos ir perdiendo si no las cuidamos y es la razón por la que los niños tienen amigos con mayor facilidad.

– COMPROMISO. David y Jonatán hicieron un pacto a la usanza de la época. Un pacto de amistad, de lealtad, de amor. Los años pasaron en medio de las guerras, y un día, ya que había muerto Jonatán y David era Rey, David recordó su pacto. Quiso saber si existía algún descendiente de su amigo a quien pudiera beneficiar. Y si, mandó traer a un hijo paralítico de Jonatán, le restituyó sus bienes y le hizo sentar a su mesa en palacio hasta el final de sus días.

Compromiso, responsabilidad, dar algo que cuesta y no solo recibir, lealtad aun mas allá de la muerte, son cualidades que podemos aprender de ésta preciosa amistad.

Dice una frase:

“No puede haber amistad sin confianza, ni confianza sin integridad”

¡Nuestra falta de integridad puede afectar nuestras amistades!

¿Amo a mi amigo (a) más que a mí mismo(a)?

¿Comparto de manera desinteresada?

¿Me siento comprometido (a)  a ser leal a mi amistad aún más allá de la muerte?

¡Que el Señor nos permita tener por lo menos una amistad como ésta!

Artículo publicado en la Revista Alianza Febrero/Marzo 2013.

LAS QUEJAS Y LA FRUSTRACIÓN.

RECUERDA LAS BENDICIONES DEL DIA

Por Dr. César Lozano

Hacía un calor de 37 grados centígrados a la sombra y ese día no funcionaba bien el aire acondicionado de la clínica en la que consultaba. Un compañero de guardia se la pasaba quejándose: “pero qué calor hace”, una y otra vez lo expresaba. Así estuvo toda la mañana. Me iba a llevar muestras al laboratorio y cuando regresaba a los cubículos de consulta me recibía con una cara de malestar y con la expresión de “qué calor hace”. De pronto empezó a funcionar perfectamente el aire acondicionado de la clínica y el bienestar se hizo presente con un suspiro de alivio de todos los ahí presentes, menos de mi compañero. Al rato escuché su voz diciendo: “pero que calor hizo…”

¡Total que las quejas continuaron! Entiendo que las cosas no salgan como queremos y es parte de nuestra vida. Querer que todo sea perfecto sin errores representa un tremendo desgaste porque por naturaleza somos seres imperfectos y los errores o fallas se harán presentes frecuentemente.

Controlar la frustración propia es un gran reto, pero más reto es ayudar a que nuestros hijos controlen sus propias frustraciones y les ayude a ser personas más fuertes y sanas mentalmente.

Hace algunos años se documentaron varios estudios extraños relacionados con la capacidad de soportar las eventualidades en los niños. Varios de estos estudios, por cierto algo perversos, evidenciaron que si en edad temprana sabes controlar las adversidades lo podrás también hacer en edad adulta.

Si entras al internet y pones el buscador  “No te comas el malvavisco todavía” encontrarás uno de estos estudios de Stanford University aplicado a cien niños de 4 años. En forma individual entraban a una habitación donde estaba una silla y una mesa. Sobre la mesa un plato con un malvavisco. Les dijeron que si esperaban 20 minutos antes de comérselo, obtendrían un segundo malvavisco y en ese momento podrían comerse los dos. Se quedan los niños solos en el salón donde se realizó el estudio en el cual había adicionalmente dos cámaras ocultas que revelaban quienes se comieron de inmediato el malvavisco y quienes esperaron.

Catorce años después se estudiaron nuevamente a mismos niños, ahora jóvenes que tuvieron la capacidad de esperar los 20 minutos vs los que no esperaron. El resultado fue que quienes lograron controlar la tentación y esperaron eran más exitosos en comparación con el resto del grupo.

Otros estudios similares igual de difíciles, fueron mantener un chocolate en la boca, pero sin comérselo; contemplar unos estupendos juguetes y seleccionar uno, sin tocarlos ni jugar con ellos. En todos la conclusión fue la misma: los niños con alta resistencia a la frustración eran mentalmente equilibrados, no sólo durante la niñez, sino también durante la etapa adulta.

Y no sólo eso, también eran más agradables, sociables y más abiertos a nuevas experiencias.  Por lo tanto, tener tolerancia a la frustración y controlar las emociones nos permite disfrutar más de la vida y evita estar amargándonos por lo que no podemos controlar.

En otro estudio revelador se presenta una cifra que es para meditarse:
las personas nos topamos diariamente con un promedio de ¡veintitrés frustraciones! –llovió precisamente el día de la fiesta al aire libre, se descompuso el auto, no funcionó la copiadora, el embotellamiento estaba precisamente en la calle que elegí , etc.  Pero lo más revelador es que la mayoría de estos eventos no son problemas realmente graves o relevantes. Los hacemos graves por todo lo que pensamos adicionalmente o por la emoción negativa que nos deja el hacer un coraje por lo que no podemos controlar.

Dicen que en los viajes se conoce más a la gente y es precisamente porque en los viajes pasan muchas adversidades. Como la que “sufrí” hace unos días al llegar a un hotel y darme cuenta que habían cancelado las habitaciones para mi personal y para mi.  Once de la noche, cansados y con dos conferencias al día siguiente y que te digan que “por error” no se hizo la reservación. O llegar a un país desconocido totalmente y que al bajarte de un taxi hayas detectado tardíamente que el chofer te cobró de más. Como dice un amigo, es bueno tener siempre dentro del presupuesto de viaje un dinero adicional para robos, pérdidas, medicamentos o accidentes, si sucede algo como esto no me amargo porque ya lo tengo previsto, si no pues regreso con dinero adicional y punto.

El problema más grave de quejarnos una y otra vez por lo mal que nos fue, es que se convierte en un terrible hábito. Que las quejas se pegan como la gripa y que se aplica igualmente la ley de la atracción. “Entre más te quejes, la vida te dará más motivos para que lo sigas haciendo”.

En ciertas circunstancias de la vida es bueno preguntarnos ¿qué prefiero, tener la razón o ser feliz? ¿Qué prefiero, amargarme o adaptarme y conformarme? No caer en los extremos de ser catalogados como conformistas pero la vida siempre nos depara sorpresas buenas y no tan buenas. Como dice un antiguo proverbio budista: “En verano hace calor y en invierno hace frío” Lo que significa que debemos aceptar ciertas cosas y circunstancias porque son parte de nuestra vida y hay situaciones sobre las cuales podremos ejercer control y otras no. Pero tengamos cuidado de no caer en los extremos al dejarnos guiar por las bienaventuranzas y las adversidades. Hagamos lo que esté de nuestra parte: seamos amables, afables, sinceros, trabajadores, honestos y generalmente (no siempre) la vida te devolverá lo mismo.

Mi vida ha cambiado favorablemente al aceptar que las adversidades son parte de mi existir lo quiera o no y es mi responsabilidad la forma en la que respondo ante lo inevitable.

¡Ánimo!
Hasta la próxima.

¿QUIÉN SE INTERESA EN TI?

Interés.jpg

 ¿QUIÉN SE INTERESA EN TI?

Las empresas están interesadas en ti como consumidor.

Los bancos se interesan en ti como inversionista.

Los políticos están interesados en ti como votante.

Los investigadores se interesan en ti como una estadística.

Los médicos están interesados en ti como paciente.

Los abogados están interesados en ti como cliente.

Las organizaciones están interesados en ti como miembro.

 Pero Dios está interesado en ti como persona.

Una persona que El hizo a su imagen.

Su precioso hijo a quien El ama.

«Con amor eterno te he amado;
    por eso te sigo con fidelidad”.

Jeremías 31:3

Nueva Versión Internacional de La Santa Biblia.

  Roy Lessin

DI ADIOS A LA INSEGURIDAD CON ESTA ORACIÓN.

Por Beth Moore.

“Y estamos seguros de que Dios nos oye cada vez que le pedimos algo que le agrada.

Y, como sabemos que él nos oye cuando le hacemos nuestras peticiones, también sabemos que nos dará lo que le pedimos”.

1 Juan 5:14-15

En ésta confianza, puedes hacer tuyas éstas palabras y leerlas en voz alta. Ora, y al hacerlo, deja que Dios tenga completo acceso a tu alma.

Querido Dios:

Vengo a ti en este momento porque necesito algunas cosas que sólo tú puedes darme. Necesito restauración, Señor.

Necesito recuperar mi dignidad. Sólo tú sabes cuánto me ha costado la inseguridad, qué problemas- incluso tormentos- me ha causado. Tú estás íntimamente familiarizado con cada una de las veces en que la inseguridad me ha perjudicado. Tú sabes cuánto he luchado para seguir en el juego, pero también sabes que, al final, he sido derrotada. Estoy harta de fingir. Estoy harta de enojarme. Desesperadamente necesito y quiero ser liberada de mi inseguridad crónica. Estoy preparada para descubrir qué significa ser verdaderamente segura. Estoy dispuesta a hacer lo que haga falta para ser libre y para permitirme que, a través de mi, hagas lo que yo o puedo hacer por mí misma. Tu eres el Creador Todopoderoso, el gran Tejedor de todas las almas humanas. Sólo tu sabes cómo estamos hechas y quienes hemos de ser. No estoy pidiéndote nada que no estés dispuesto a darme. Tú no me has defraudado. Yo me he defraudado a mí misma y he permitido que mi cultura me subestime.

Sabes cómo estoy formada. Conoces lo que me motiva. Sabes qué hace que me cierre. Sabes cómo me domina el miedo y lo cansada que estoy de rendirme ante él. Señor, en lo más recóndito de mi tengo mucho miedo de…

____________________________________

Libérame, Señor. Tú no me has dado un espíritu de temor, sino de poder, de amor y una mente sana. Eso es lo que dice la Biblia. Hoy reclamo como míos cada uno de esos rasgos invalorables. Tu deseo para mi es que sea libre de toda motivación enfermiza. Muéstrame cualquier área de mi vida en la que se encuentren arraigadas y dame el valor necesario para no sucumbir a ellas. Tú conoces los rincones más profundos de mi corazón y de mi mente. No necesito esconderte nada, ni actuar como si fuera más fuerte o más organizada de lo que soy. Ayúdame a venir ante ti con total transparencia y concédeme la confianza sobrenatural de que contigo estoy segura y de que me amas. No tengo que mostrar sentimientos que no poseo, ni agachar la cabeza, derrotada y avergonzada. Por tu gracia, puedo venir a ti tal como soy. Así es como me describiría ante Ti en este momento:

____________________________________

Pero tú, Señor, me conoces mejor que yo misma. Sabes por qué pienso lo que pienso y por qué me siento así. Tu conoces todos mis pensamientos, todas mis desilusiones. Sabes cada cosa fea o ridícula que he dicho o he hecho por inseguridad. Tú ves cada fisura que tengo en el alma, y ves más allá del punto de mi fracaso, hasta lo profundo de mi necesidad. Concédeme comprender los patrones de comportamiento que he desarrollado y dame respuestas que me sanen. Haz que no le tenga miedo a nada que pueda ver en mi, a la luz que tú das. Ayúdame a confiar que solamente derramas luz donde estás dispuesto a sanar.

Dios, tú conoces la complejidad de mi alma y sabes que, la mayor parte del tiempo, no puedo entenderme ni siquiera a mí misma. Sabes que oscilo como un péndulo vertiginoso entre el autodesprecio y la propia exaltación. A medida que comienzo esta plegaria de restauración, te pido, Señor, que me ayudes a hacerme responsable de la inseguridad que yo me generé. De la que soy culpable. De mi propio pecado. Soy muy consciente de que he provocado parte de mi propia miseria. Muchísimas veces he tratado de convertirme en una especie de dios y no ha servido de nada. Nunca servirá.

Al invitarme a este momento de confesión, tu deseo es mi libertad, no mi autocondenación; así que, con confianza, le doy la bienvenida a la libertad y rechazo la autocondenación. Con estas cosas en mente, escucha mis confesiones:

_____________________________________

Por favor, perdóname por alabarme a mí misma. Por mi incesante pretensión de controlar,  y por mis inútiles intentos de hacer tu trabajo. Perdóname por mi tonto orgullo. Perdóname por alimentar mi ego hasta el punto de que todo lo que lo roza, lo magulla. Perdóname por estar miserablemente concentrada en mi misma. Perdóname por los celos y por la codicia que alimentan mi inseguridad.

Perdóname por transformar tantas cosas en una competencia. Por obsesionarme tanto con lo que no tengo que descuido los dones que me has dado, haciéndolos mucho menos efectivos de lo que planeaste que fueran. Perdóname por considerar tan poca cosa a la persona que me hiciste. Perdóname por cometer el flagrante pecado de despreciarme y considerarme inferior a los demás. De igual manera, perdóname por cada vez que ha suspirado aliviada al pensar que podía ser superior a otros.

Perdóname por mi incredulidad. Si yo me diera cuenta de lo valiosa que soy, mi insaciable necesidad de aprobación se calmaría. 

Perdóname por ser tan perfeccionista que me resisto a hacer algo bueno por miedo a que no sea espectacular. Perdóname por la excesiva autoprotección que sólo ha logrado encarcelarme. Perdóname también por…

__________________________________________

En este momento, recibo tu perdón generoso y tu completa limpieza y, en tu nombre, rechazo toda la vergüenza que ha resultado de la inseguridad que me causé a mi misma. De ahora en adelante, Señor, y cada día del resto de mi vida, aumenta mi convicción hasta que sea instantáneamente consciente de cuándo estoy causándome inseguridad.

Ayúdame a reconocer toda forma de orgullo o incredulidad, y a rechazarlas inmediatamente.

Ahora, Señor, te pido que arranques las raíces de inseguridad que yo no planté, y que traigas la sanidad y la restauración. Tú conoces cada uno de los lugares en los cuales la inestabilidad ha tocado mi vida. Tú recuerdas detalles que mi memoria borró hace mucho tiempo, pero que todavía me ocasionan inseguridad. Tú sabes qué fue lo primero que me causó miedo y me llevó a creer que no podía confiar en nadie ni en nada, y que a creer que estoy sola aquí en este mundo inseguro. Tú conoces el origen racional de cada miedo irracional. Tú sabes que he desarrollado un sistema de creencias basado en las debilidades humanas, en lugar de basarlo en la roca de tu persona.

Tú estuviste conmigo en cada momento, aun cuando yo sentía que no había nadie que me cuidara. Te doy todo mi corazón. Toca cada lugar roto y herido con tu mano de sanidad.

Señor, dame el poder de perdonar a los que me han decepcionado, a quienes no me protegieron, o me causaron alguna herida. Ayúdame a verlos como son, personas necesitadas y destrozadas. Señor, donde todavía haya vida y oportunidad, trae sanidad a esas relaciones. Ayúdame a entender lo grave de esta coyuntura: que si no busco sanidad y plenitud, acabaré perpetuando el ciclo nocivo. Rompe el ciclo conmigo, oh Señor. Rompe el ciclo conmigo.

Señor, ven y trata mi corazón y mi alma en el lugar donde fueron afectados por una pérdida. Nadie en este mundo puede comprender como tú la pérdida de algo precioso. Conoces el dolor. Tú conoces el vacío insoportable que viene con la pérdida. Reconoces mi intento por llenar el vacío con cosas que nunca son suficientes. Tu sabes cómo me asustan mis sentimientos y de qué manera el enemigo de mi alma quiere hacerme creer que nunca estaré bien. Descubre su mentira, Señor. No lo dejes ganar. No dejes que la pérdida me gane. Sé mi triunfo, Señor. Llena mi vida de propósito y compasión. Sé mi fortaleza en la debilidad.

Concédeme el regalo de un duelo sano que no reprima el dolor ni el proceso de sanidad. Señor, por favor ayúdame a ver en qué he sufrido una pérdida importante que no he tomado en cuenta. 

Si he perdido la inocencia, dame integridad.

Si he perdido una relación, concédeme una verdadera intimidad.

Si he perdido mi hogar, concédeme un inquebrantable sentido interno de pertenencia.

Si he considerado a otra persona responsable de mi pérdida, dame la capacidad de perdonar.

No te detengas hasta haber hecho un milagro en mi.

Señor, ayúdame a aprender cómo aferrarme fuertemente a ti cuando mi vida se vea sacudida por un cambio dramático. Dame poder para confiar en ti y no entrar en pánico, ni pelear por retener el control. Ayúdame a dejar de interpretar un cambio en mis circunstancias como un atentado en mi nivel de seguridad. 

Tú eres mi seguridad, oh Dios, Tú eres lo único seguro.

Cuando todo se conmociona alrededor de mi, tú permaneces inalterable. 

Tú sabías qué estabas haciendo cuando me formaste en el vientre de mi madre. No hay nada que no tenga un propósito. Nada se ha salido del plan. Cada don, cada desafío y cada obstáculo han sido puestos para formar el destino específico que tu predestinaste para mi antes del comienzo de los tiempos.

Señor, si he caído en la egolatría y el egocentrismo, ayúdame a reconocer mi narcisismo y a no tolerarlo más. 

Sobre todas las cosas, por favor no permitas que se diga que yo me amo demasiado como para no poder amar a ninguna otra persona mas. 

Ayúdame a ver dónde insisto en hacer que toda la situación gire alrededor de mi. Realmente quiero cambiar. Ayúdame a dejar de decir “Yo soy así” y recuérdame que, contigo, soy capaz de una transformación tremenda.

Libérame de mi inseguridad en mis relaciones. Ayúdame a dejar de ser herida con tanta facilidad, pero guárdame de volverme dura. Ayúdame a darme cuenta de que no tiene sentido exigir a los demás que me amen más o de mejor manera. El cariño verdadero no puede ser forzado. No puedo poner a otro ser humano a cargo de mi seguridad. Ayúdame a dejar de usar como espejo a determinada persona y a empezar a verme como solamente tú me ves.

Te doy gracias por todo lo que has hecho para traerme hasta aquí y por el plan que tienes por delante para mi.

Señor, llego al meollo de mi petición: por favor devuelve a mi alma todo lo que la inseguridad me ha robado. Cúbreme con tu mano. Revísteme de fortaleza y dignidad. Transforma lo que me impulsa.

Mitiga lo que me hace estallar.

Hazme una mujer valiente en esta cultura materialista.

Hazme una mujer que se niegue a ser rebajada y definida por los medios de comunicación.

Ayúdame a tomar decisiones conscientes en cuanto a si lo que me están vendiendo tiene valor o no. Dame el discernimiento para llaman mentira a la mentira.

Transfórmame en la clase de mujer que una jovencita podría imitar como modelo de dignidad y seguridad.

Hoy (fecha)_____ , recupero mi dignidad. Nada ni nadie puede quitármela, porque Tu eres quien me la da. Ayúdame a comprender que he perdido mi dignidad sólo porque yo renuncié a ella. Dame el poder para recuperarla y aferrarme a ella con toda mi fuerza. 

Pongo en ti mi confianza.

En el nombre salvador y liberador de Jesús,

Amén.

TU ERESOración incluída en el libro: “Hasta luego, inseguridad”

Beth Moore

Tyndale House Publishers, Inc.