MOMENTOS.

Por Mayra Gris de Luna.

Lo mejor que una persona puede expresarle a otra en una ocasión especial son felicidades. «Felicidades» dice en las tarjetas y pasteles de cumpleaños y hasta en los globos de una fiesta. ¿Por qué no decimos «felicidad»?

Porque la felicidad es una colección de momentos. Estos momentos son como los brillitos de un barniz de uñas que pintan nuestra vida y la hacen relucir. Es parte de la vida tener felicidades, «tristecidades» y hasta calamidades.

Podemos echarle brillantina a nuestros días. Destellos de felicidad, rayitos de luz. Creo que a veces tenemos que hacer una pausa para observarlos. Están ahí y luego no los vemos.

Yo me puse a pensar en el «glitter» de mi cuarentena; y encontré felicidad en medio de la tristecidad. Te comparto solo algunos de mis momentos que brillan:

Un cafecito en la mañana, el ronroneo de mis gato cuando lo acaricio, la sonrisa de mis hijos, el beso de mi esposo porque le gustó la comida, sentir el sol cuando salgo a tender la ropa, la frescura después del baño, escuchar a Dafne decir «te amo tía», ver que el pasto se pone verde cuando lo riego, reírme de los memes, y muchas cosas así, que por cierto no se pueden comprar, que están ahí como bendiciones titilantes que solo se pueden ver cuando se tiene un corazón agradecido.

¿Qué tal si te sientas un ratito a enlistar los momentos que le dan luz a tu día? Me encantaría saber qué es lo que te hace feliz.

Yo, de corazón te deseo ¡muchas felicidades!

A %d blogueros les gusta esto: