¿Quién tiene el trono y la corona?

Por Mayra Gris De Luna.©

El Autocuidado es una de las lecciones más importantes que estamos aprendiendo como humanidad quienes vivimos la pandemia por el SARS-COV2.

A finales del año 2019, un nuevo virus letal del tipo coronavirus empezó a enfermar a personas. El virus se identifica como SARS-COV2 por sus siglas en inglés: «Severe Acute Respiratory Syndrome» traducido como coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave. La enfermedad se llama coronavirus-19 o COVID-19, para abreviar. Es por ello que escuchamos que le llaman “la” COVID. Es “la” enfermedad que ha sometido al mundo, el virus con corona que parece reinar sobre la humanidad. Nuestra vida práctica se ha tornado “coronacéntrica”. Ésta realidad nos ha forzado a calcular nuestras decisiones, movimientos y acciones en base a la letalidad del virus que pareciera tener sometidas nuestras vidas desde su trono. Nos preguntamos por qué Dios ha permitido tal situación. La fe de muchos flaquea cuando las oraciones de las personas pareciera que no fueron suficientes para librarlas de la muerte.

Vamos aprendiendo poco a poco que éste tipo de virus es implacable con los ancianos, los asmáticos y los enfermos crónicos de las enfermedades respiratorias. Es como si a éste grupo de riesgo les hubiera salido el mensaje fatal en su galleta de la suerte. Pero hay otros grupos de personas, quienes pagaremos caro el haber descuidado tanto nuestra salud con sobrepeso e hipertensión. Por otro lado están los saludables y los jóvenes que cometieron algún error higiénico caminando por las calles, en el supermercado o el camión. Los casos que mas se lamentan y entristecen: los de médicos, enfermeras y cuidadores de enfermos. Los héroes que han dado su vida cumpliendo con su vocación.

He comprendido que Dios quiere que yo tome la responsabilidad de mi cuidado personal. Es la parte que me toca. Hay otra parte que no puedo controlar, esa la dejaré a Dios.
Ahora mi “óptica” de la enfermedad ha cambiado y ha tomado un nuevo sentido para mi. Yo lo leo así:

C uidado
O pcional de la
V ida que
I ncluye
D isciplina.

S oy
A uto
R esponsable
S obre mi
C uidado.
O bservar mi
V ida es cosa de
2 (Dios y yo).

Nunca como hoy, las consecuencias de nuestras decisiones han sido tan evidentes y contundentes.
Hay que tomar decisiones importantes como cuidar nuestra alimentación, peso, presión arterial y alergias. También decisiones que parecieran simples como lavarnos las manos constantemente, no tocarnos la cara, usar cubrebocas y ponernos gel. Son decisiones opcionales, que requieren disciplina y que vale la pena tomar: es la parte que nos toca para salvaguardar nuestra vida. La otra parte, depende de Dios, el que está sentado en el trono. La corona todavía le pertenece.

Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.
Apocalipsis 5:13

img_7462

Publicado en Actitud, Autoestima, Coronavirus, Decisiones, libertad, libre albedrio, Mayra Gris, Mayra Gris de Luna, Muerte, Muerte. Luto, Pruebas, Vida cristiana, Voluntad | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Abrumada por el coronavirus?

¿Y si me siento abrumada por el coronavirus?

Una de las preguntas que todos nos hacemos por estos días es ¿cuándo terminará todo esto que estamos viviendo? ¿Cuándo volveremos a la normalidad? ¿Volveremos a la normalidad? ¿Regresaremos a la vida que hasta hace unas semanas conocíamos? ¿Seguirán en pie los planes que hicimos? ¿Será que otra vez podremos abrazar a nuestros seres queridos, a los amigos, a la familia de la fe? ¿Qué pasará cuando termine el horror de esta pandemia?

La verdad es que no hay ser humano que pueda responder a las preguntas que hoy nos hacemos. Los gobernantes pueden hacer sus propias conjeturas, los científicos pueden darnos pronósticos según los datos que recopilan, pero saber cuándo terminará y qué sucederá entonces, solo Dios. Solo Dios tiene la respuesta al cuándo y el cómo del fin de esto que ahora mismo nos parece una terrible pesadilla. Y mientras, también es verdad que al contemplar este cuadro podemos sentirnos abrumadas, podemos experimentar desasosiego, lamento.

Los tiempos así nos hacen recordar las palabras del salmista que, bajo circunstancias diferentes, también clamó a Dios suplicando una respuesta:

«¿Hasta cuándo, oh, Señor? ¿Me olvidarás para siempre? ¿Hasta cuándo esconderás de mí Tu rostro?  ¿Hasta cuándo he de tomar consejo en mi alma, teniendo pesar en mi corazón todo el día? ¿Hasta cuándo mi enemigo se enaltecerá sobre mí?» (Salmos 13:1-2).

Este salmo entra en la categoría de «salmos de lamento», y dicha categoría es la más amplia en todo el libro. Eso nos indica que sentirse así, abrumado, triste, lamentando una situación, es algo común de este lado de la eternidad.

Ser cristiano no quiere decir que estamos exentos del sufrimiento, ni que debamos colocarnos una máscara que disfrace nuestros verdaderos sentimientos y muestre un rostro feliz. Si así fuera, en realidad caeríamos en el pecado de la hipocresía que Dios claramente condena (ver, por ejemplo, 1 Pedro 2:1).

A través de este pasaje aprendemos que al igual que David, podemos llegar con toda sinceridad confianza al trono de nuestro Padre Celestial y expresar nuestro dolor, nuestra tristeza, el lamento ante una situación que por momentos nos abruma y nos deja sin palabras.

Lamentarnos no es pecado, de hecho, Jesús mismo lo experimentó. ¿Recuerdas aquellas palabras que pronunció al contemplar a Jerusalén? La mayoría de nuestras biblias las colocan en una sección que dice «lamento sobre Jerusalén», porque así fue como Jesús se sintió (ver Mateo 23:37).

Sí, mi querida lectora, podemos sentirnos abrumadas ante el dolor de tantos, ante el sufrimiento de miles. La Biblia nos dice que debemos llorar con los que lloran, este tiempo es así. Tiempo de llorar. Muchos están perdiendo a los que aman, funerales solitarios, bodas que se cancelan, estudiantes que no tendrán una graduación… ¡la lista podría continuar interminable! Momentos duros. Este tiempo nos recuerda que vivimos en un mundo caído y destruido por el pecado.

Tiempo para considerar nuestros anhelos y el motivo de nuestra canción

Sin embargo, este tiempo nos recuerda también que nuestro anhelo no debe ser solo por una cura para el coronavirus, aunque eso sería maravilloso. Nuestro anhelo debe ser el establecimiento de ese otro mundo, la nueva creación, el reino de Cristo, y del que podremos disfrutar gracias a Su sacrificio.

Amiga que lees este artículo, David se sentía abrumado porque un enemigo lo perseguía. A nosotras nos persigue un enemigo invisible, un microorganismo poderoso que nos pudiera afectar; podríamos enfermarnos nosotras o aquellos que amamos, no somos inmunes. Esa idea nos abruma pero, como nos enseña la Escritura en este pasaje, ¡tenemos que escoger dónde poner la esperanza!

«Pero yo en Tu misericordia he confiado;

Mi corazón se regocijará en Tu salvación.» (v. 5)

Es un tiempo de esperar confiadas en Dios, en Su misericordia. Es un tiempo de espera, y vale recordar que, en las esperas, Dios obra, nos transforma. En las esperas Él nos revela los ídolos del corazón y las falsas esperanzas. Este tiempo nos revelará dónde hemos puesto la esperanza. Si está en Cristo, y en Su salvación, entonces, no importa lo que suceda, podemos experimentar ese gozo inexplicable que no es circunstancial sino el resultado de una vida redimida y transformada que ha puesto su confianza para vida o para muerte en el Salvador. Pero si no es así, tal vez entonces este sea un tiempo para arrepentirnos por haber puesto la esperanza en el lugar equivocado.

Y aunque parezca contraproducente, podemos decir junto al salmista: «Cantaré al Señor, porque me ha llenado de bienes» (Salmos 13:6). Podemos decirlo porque nuestros bienes son mucho más grandes que la salud o el bienestar, nuestros bienes son de otro mundo, de otra naturaleza, y son eternos en Cristo Jesús.

Así que, en medio de la pandemia del Covid-19, lamentar y sentirse abrumada es una emoción natural por la que vamos a pasar, y está bien, pero tenemos a Cristo y esta palabra es nuestro consuelo:

«Por tanto, acerquémonos con confianza al trono de la gracia para que recibamos misericordia, y hallemos gracia para la ayuda oportuna» (Hebreos 4:16).

Wendy Bello

Wendy Bello es autora, conferencista y parte del equipo de Lifeway Mujeres. Su mayor deseo es enseñar a otras mujeres a amar la Palabra de Dios y vivir conforme al diseño que Él tiene para sus vidas. Nacida en Cuba, vive en los Estados Unidos con su esposo Abel y sus dos hijos. Puedes encontrarla en Facebook y en Instagram.
Publicado en Uncategorized

Sé TÚ.

51A8A463-2A20-46E1-90C7-3C26C4797C6EPor Mayra Gris De Luna.

Para ser TÚ, Dios hizo la combinación perfecta. Él tenía alguien en mente cuando te creó. Te equipó con todo lo que necesitas para cumplir con un propósito único y especial en este mundo.
Todos los pasteles llevan harina, huevos, bicarbonato y azúcar y aún así no son iguales. Tienen ingredientes que los distinguen y diferencian entre sí. Algo parecido sucede con las personas. Tu misión es diferente de la de los demás. Posees otras cualidades y fortalezas. Por ello, no te compares. Nunca te subestimes. No compitas con otros, solo con tu propia persona. Corre tu propia carrera.
Cuando te sientas afectado por el brillo de otra persona, ora por ella. Es el antídoto perfecto contra la envidia. Es un hábito que no solo te hará sentir mejor, sino que te hará una mejor versión de ti. Te puedo asegurar, sin temor a equivocarme, que eres una persona simplemente ¡Fantástica!

46D5D165-DC35-4865-B2D0-65966CC9A977

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , ,

LA BENDICIÓN MÁS GRANDE.

Por Mayra Gris De Luna.

La bendición más grande para un bebé: dormir en los brazos de su madre.


La bendición más grande para un niño después de un largo día de escuela: regresar a casa de la mano de mamá.


La bendición más grande para una jovencita enamorada: el consejo de mamá envuelto en un abrazo.


La bendición más grande para un joven desesperanzado en un día lluvioso: el calorcito de una conversación con mamá mientras ella le sirve una sopita caliente.


La bendición más grande para una persona madura es poder disfrutar de una amena conversación con su madre degustando la taza del mejor café del mundo: el que ella prepara.


La bendición más grande de un hombre son sus hijos, fruto del amor a la mujer que los dió a luz.


La bendición más grande de una mujer: ser “Madre”.

¨La Moms¨, durante la cuarentena por COVID19, Mayo 10, 2020.

Publicado en Adolescentes, Amistad, Amor, Familia, Frases, Madurez, Mamás, Mayra Gris, Mayra Gris de Luna, Mujer, Padres e hijos, Poesía | Etiquetado , , , , , , ,

MOMENTOS.

Por Mayra Gris de Luna.

Lo mejor que una persona puede expresarle a otra en una ocasión especial son felicidades. «Felicidades» dice en las tarjetas y pasteles de cumpleaños y hasta en los globos de una fiesta. ¿Por qué no decimos «felicidad»?

Porque la felicidad es una colección de momentos. Estos momentos son como los brillitos de un barniz de uñas que pintan nuestra vida y la hacen relucir. Es parte de la vida tener felicidades, «tristecidades» y hasta calamidades.

Podemos echarle brillantina a nuestros días. Destellos de felicidad, rayitos de luz. Creo que a veces tenemos que hacer una pausa para observarlos. Están ahí y luego no los vemos.

Yo me puse a pensar en el «glitter» de mi cuarentena; y encontré felicidad en medio de la tristecidad. Te comparto solo algunos de mis momentos que brillan:

Un cafecito en la mañana, el ronroneo de mis gato cuando lo acaricio, la sonrisa de mis hijos, el beso de mi esposo porque le gustó la comida, sentir el sol cuando salgo a tender la ropa, la frescura después del baño, escuchar a Dafne decir «te amo tía», ver que el pasto se pone verde cuando lo riego, reírme de los memes, y muchas cosas así, que por cierto no se pueden comprar, que están ahí como bendiciones titilantes que solo se pueden ver cuando se tiene un corazón agradecido.

¿Qué tal si te sientas un ratito a enlistar los momentos que le dan luz a tu día? Me encantaría saber qué es lo que te hace feliz.

Yo, de corazón te deseo ¡muchas felicidades!

Publicado en Actitud, Destellos de Esperanza, Familia, Gratitud, Humildad, Mamás, Mayra Gris, Mayra Gris de Luna, tiempo, Tiempo libre | Etiquetado , , , , , ,

TORMENTA.

Por Mayra Gris De Luna.

¿Has estado en medio de una tormenta? La primera vez que escuché el retumbar de los truenos, parecía que el cielo estaba enojado y enviaba sus rayos para desahogar su ira. Había «norte» en Veracruz. Morábamos en el segundo piso y las olas del mar ya inundaban el primer escalón de las escaleras. Parecía que nada podría estar peor, pero sí… se fue la luz. Sentí que era la noche de una película de terror. Afortunadamente estaba mamá. Y su abrazo. Y su voz.

Yo tenía como 6 años, tal vez menos. Recuerdo muy bien que mamá dijo: -Pues vamos a orar. Tú pídele a Dios que ya venga la luz y se acabe la lluvia. Mamá siempre me decía que Dios escuchaba las oraciones, en especial las de los niños. Hoy creo que ella estaba tan convencida de ello, que me ponía a mi a orar cuando yo tenía miedo o estaba enferma.

Recuerdo que estábamos sentadas en la cama, nos tomamos de las manos y empecé a orar. Terminé mi oración «en el nombre de Jesús, Amén» y en ese momento, justamente al abrir los ojos ¡vino la luz! Fue tal nuestra sorpresa que empezamos a reír de gusto. Estaba convencida de que Dios había escuchado mi oración y había querido responderla haciendo que la luz nos iluminara de nuevo.

Hoy agradezco que mi mamá inculcara en mi la certeza de que Dios me escucha. Porque nunca dudo que lo haga. Estoy consciente de que a veces Su respuesta no es lo que me gustaría. Se que mis peticiones no modificarán los planes que Dios tiene para el mundo, pero estoy convencida de que El puede cambiar mi mundo.

Estamos en una tormenta llamada «coronavirus». Por hoy estoy a salvo en mi hogar, pero allá afuera hay terror y oscuridad para muchas personas. Pareciera que mi oración es demasiado insignificante como para modificar lo que está predestinado para el mundo. Pero yo de todos modos oro. Porque se que El me escucha. Solo por eso. Porque estoy muy segura de ello. Porque lo puedo sentir junto a mi así como sentía los brazos de mi mamá. Se que no lo veo pero está conmigo. Y eso me consuela, pero de todas formas mi corazón se duele. Porque muchos se sienten solos en medio de su enfermedad, sufrimiento o necesidad. Quisiera que sintieran ese abrazo. Que las palabras del salmo que dicen “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno porque Tu estas conmigo” pueden ser reales en sus vidas.

Sigamos orando, pronto la luz se encenderá y la tormenta terminará.

Si eres mamá, abuela o maestra, siembra en el corazón y en la mente de tus hijos, nietos o alumnos, la convicción de que Dios siempre escucha nuestra oración… en especial la de los niños.

Publicado en Actitud, Consolador, Consuelo, Coronavirus, Devocional, Devocional cristiano, Devocional para Mujeres, Devocionales, Dios, Dios está contigo, Familia, Luto, Mamás, Mar, Mayra Gris, Mayra Gris de Luna, Muerte, Muerte. Luto, Oraciones, Padres e hijos, Paz, Paz interior, Pérdida, Playa, Relatos, Veracruz | Etiquetado , , , , , , , ,

TESOROS.

Por Mayra Gris de Luna.

   -«Aquí es donde le echan la sal al mar» me dijo mi abuelo con tono travieso mientras mirábamos las maquinas y montones de tierra cubriendo la playa. Yo, siendo muy pequeña, no sabía si creerle o no; ya conocía ése tono bromista de “Don Jesús”. Alrededor del año de 1972, la escuela náutica situada cerca de la casa estaba siendo ampliada, y le quitaron un pedacito a la costa. En verdad pensé con tristeza, que estaban «tapando» el mar.

Así como los niños creen en Santa Claus o los Reyes Magos, yo creía en el mar. –«El mar es bueno» pensaba yo cuando muy de mañana íbamos al playón a recoger conchitas. Las había jaspeadas, con «pringüitas» marrón y también caracolitos. Mis favoritas eran las conchitas más blancas y chiquititas. Las echaba en un botecito de lata. –“me las trajo el mar” decía yo. Eran mis tesoros… tesoros de niña.

   Me sabía de memoria lo que había en los anaqueles de cada local de las artesanías cercanas al malecón. Mi abuelo hacía jabón de coco y cuando entregaba su producto, cual buen negociante, charlaba amena y largamente con cada propietario. Mientras, yo miraba los recuerditos: el llavero, las cocadas, el café y los tamarindos. Una mujer ya nace con su femineidad y su coquetería. Mi imaginación volaba cuando miraba fascinada los abanicos, los alhajeros, las bolsas de palma y las peinetas de carey. Me imaginaba a mi misma como una mujer en plenitud peinándome el cabello, poniéndome mi peineta y saliendo de paseo con mi bolsa a caminar por el malecón.

Yo iba creciendo. No vivíamos en el puerto pero íbamos con frecuencia. El recorrido de tradición culminaba en los locales de artesanías. Como siempre, yo miraba las cosas de carey; había escuchado que todo eso era muy costoso. Ya en la secundaria, un día mi mamá me preguntó: -¿quieres algo? Pensé que no me lo comprarían pero me arriesgué y pedí un par de peinetas de carey. Aún recuerdo la sensación que me producía prenderlas a cada lado de mi cabello como lo había soñado siempre. Me sentía muy bien con mis tesoros… tesoros de jovencita.

   Cuando cumplí 15 años yo no quise un vestido esponjado ni una gran fiesta, pero si tuve un lindo vestido largo en color rosa y una discreta celebración. Recibí algunos regalos de mis familiares. Entre ellos un anillo de ópalo naranja, un perfume “Charlie” y un reloj despertador. Uno de los regalos que más atesoré fue el que me dió ya te imaginarás quien. Si, mi abuelo. Un alhajero de caracoles en forma de corazón de aquellos que venden en las artesanías que yo miraba en Veracruz. Era bello, lo abría y podía mirarme en un espejito que traía por dentro de la tapa. Ahí guardaba mi anillo, una cadena con la plaquita que nos dieron cuando vacunaron contra la rabia a mi perro Nicky y un dije que me regaló mi mamá. Eran entonces mis tesoros… tesoros de mujercita..

   A mi grupo de escuela le correspondió interpretar el baile de “El Colás”. El maestro de danza nos enseñó a mover el abanico. Hay que saberlo portar y rodearlo con estilo. El abanico no solo alivia el calor, también expresa el candor de una mujer con su movimiento sesgado acompañado de la mirada que conquista al son del arpa y la jarana. Cada abanico es una pieza de arte. Los hay de colores y diseños diferentes. Empecé a coleccionarlos. En cada viaje a Veracruz me compraba uno y me di cuenta que es un excelente regalo para una amistad. Aprendí a valorarlos al llegar a cierta edad. He notado que a algunas mujeres les avergüenza tener que sacar el abanico para aliviar el bochorno. A mi no. Yo lo saco con orgullo, presumiendo el que llevo al color de mi vestido. Y lo abro así, como nos enseñó el maestro, con arte, venteándolo con movimientos cortos. Y me siento una jarocha o una danzonera en plena pista de baile. Los guardo en una caja, la caja de mis tesoros… tesoros de una mujer plena.

     Yo Siempre saludo al mar cuando lo veo y me despido de él diciéndole que no se si lo volveré a ver. Lo he hecho tantas veces, que mis hijas lo aprendieron, y ahora me siento afortunada cuando las oigo decir: -¡Hola Mar!

Ignoro lo que qué el destino me depare.  Atesoraría tener nietos y llevarlos a la playa a recoger conchitas.

Hoy mas que nunca, en época de pandemias y cuarentenas, la humanidad está aprendiendo a valorar las cosas simples: la salud, la familia, la libertad y el aire puro, esos… los tesoros del mundo.

Escrito por Mayra Gris de Luna. Abril, 2020.

Dedicado afectuosamente a los miembros del grupo de Facebook “Veracrúz a travéz del tiempo”.

Publicado en Actitud, Arreglo personal y accesorios, Autoestima, Coronavirus, Familia, libertad, Mar, Mayra Gris, Mayra Gris de Luna, Mujer, Playa | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

EL NIÑO QUE MIRABA EL MAR.

Por Mayra Gris de Luna.

Iba caminando de la mano de mamá. Mirábamos el mar paseando por el malecón. Recuerdo las olas golpeando las lanchitas de los pescadores en el muelle, el museo y acuario al que podíamos entrar gratuitamente  casi todos los días. Todavía estaba pequeña como para ir a la escuela, así que pasábamos largas temporadas con mi abuelo en Veracruz.  Yo ya sabía en donde encontrar unos frascos con algo precioso adentro: diminutos caballitos de mar disecados. Para mi eran fantasía. Afuera del museo,  a veces se podía ver algún delfín o hasta un tiburón en una pequeña pileta. Las palmeras, los cocos, la brisa con “olor a mar”, las gaviotas y el mar azul me hacían feliz.

De regreso a casa, pasamos por una casa grande, con las ventanas abiertas de par en par, y entonces lo vi: un niño al que identifiqué inmediatamente “como de mi edad”. Tendría unos 4 años, pero lo recuerdo. Me emocioné cuando instintivamente pensé:

-¡ alguien con quien jugar! ¿Podríamos ser amigos?…

Mamá lo notó inmediatamente, y no alentó mis expectativas: era un niño con algún tipo de enfermedad mental. No podía coordinar sus movimientos, mas tarde comprendí que era el tipo de padecimiento que hace que esas personas puedan incluso ser un peligro para otras, y por lo tanto deben estar aisladas. Sentí tristeza y pena por el. Cada vez que pasábamos por esa casa, me fijaba si estaba el niño. Siempre estaba. En un segundo piso, siempre solo, con la ventana abierta de par en par. Sentado sobre su cama miraba hacia el mar… todo el tiempo.

Yo vivía en otra ciudad, pero cada vez que regresaba a la playa y pasábamos por esas calles, volteaba hacia esa casa y ahí estaba él. Creciendo a la par mío.

Se convirtió en adolescente. Yo lo olvidaba por años, pero en cada vacación, voltear hacia su ventana se convirtió en un hábito para mi. Siempre pensaba en lo extraño que era el hecho de que él ni siquiera estuviera enterado de mi existencia.

Me casé, y cuando pasamos por ahí le mostré a mi esposo al joven frente a su ventana abierta de par en par  y mirando al mar. Ya en esos tiempos casi me dolía el corazón al pensar en todo lo que yo había vivido desde la última vez que había estado ahí. Días de escuela, tardes de cine, veranos de campamentos… en fin, una vida plena y cada día de ellos, el «niño» había estado ahí, frente a la ventana y mirando al mar. Era un pensamiento perturbador.

Hace poco, mi esposo y mis dos hijas, ya señoritas, pasamos por allí. Discretamente y en silencio, desde el automóvil pude ver la casa frente al mar. Remodelada y con la ventana cerrada. Supuse que debido a su enfermedad y falta de movimiento, posiblemente «el niño» había muerto.

Cuan afortunada  y  agradecida me siento por la vida que Dios me ha dado. Espero que «el niño», en su inocencia no se haya dado cuenta de sus limitaciones. Por lo menos podía ver la inmensidad del mar y  sentir la brisa. Eso es hermoso.

Ya no existe el museo, mi mamá tampoco está. Pero siempre que pase por aquellas calles, recordaré lo que fue caminar de la mano de mi mamá  y voltearé hacia esa ventana buscando al «niño que miraba siempre el mar».

Publicado en Mar, Mayra Gris, Mayra Gris de Luna, Playa, Relatos | Etiquetado , , ,

Tu mejor amigo.

Por Mayra Gris de Luna.

Cuando un niño o adolescente comete un delito no puede ser llevado a la cárcel sino hasta que sea mayor de edad. Mientras, es custodiado por el DIF estatal. Sus delitos van desde vandalismo y delincuencia por drogadicción, hasta robo y asesinato. Tuve la oportunidad de ir algunos sábados a dar pláticas a éstos niños infractores, lo cual no fue nada fácil. La mayoría son rebeldes y su código de ética es caracterizado por los «antivalores», es decir, para ellos, quien se rebela ante la autoridad es el héroe, quien desobedece las instrucciones en clase gana de ésta manera la popularidad en el grupo. Es impresionante que aunque su enfoque es equivocado,  sus lazos de amistad y lealtad al grupo son muy fuertes. Tuve que ir aprendiendo a comunicarme con ellos intentando diferentes técnicas para captar su atención y sobre todo para lograr que ellos mismos tomaran la decisión de modificar su conducta autodestructiva. Recuerdo muy bien el día en que hubo un momento mágico cuando guardaron silencio; mientras hablaba me miraron fijamente y con mucha atención. Finalmente algo «hizo clic» en su mente. ¿Qué fue lo que les dije?

Les dije:

– «Tienes que ser amigo de ti mismo; sé tu mejor amigo. No te traiciones, no te dañes a ti mismo, ayúdate, no te destruyas». Ellos entendían bien el mensaje de la amistad y la lealtad a la banda, a su pandilla, a sus antivalores pero creo que nunca habían pensado que podían ser amigos de si mismos. Creo que ese día lo entendieron y espero que hacerlo haya influido de manera positiva en sus vidas y su futuro.

No solo los niños infractores se dañan a si mismos. En diferente medida, muchos adultos honorables tomamos malas decisiones cotidianamente con respecto a nuestra salud, abusamos de nuestro cuerpo, nos dañamos, no cuidamos nuestras relaciones familiares o de amistad, nos mentimos a nosotros mismos, nos criticamos o menospreciamos y terminamos por emboscarnos. ¿Somos no solo amigos de nosotros mismos, sino aún mejor, somos nuestros mejores amigos?

Solo quien es buen amigo de si mismo puede ser buen amigo de los demás.

Publicado en Actitud, Adolescentes, Amistad, Autoestima, Decisiones, Exito, Jovenes, libertad, libre albedrio, Padres e hijos, Relatos, Violencia | Etiquetado , , , , , , , ,

TEN SIEMPRE UN PROYECTO PERSONAL.

Por Mayra Gris de Luna.

¿Por qué es importante practicar un pasatiempo, siempre tener un proyecto personal o dedicar un tiempo simplemente a hacer algo que te gusta? Es importante porque cuando no lo haces generas un sentimiento de frustración. Es frustrante hacer siempre lo que tienes que hacer y no poder hacer nunca lo que quieres hacer.

El ser humano es complejo, y entre cuestiones de endorfinas, serotonina y dopamina; las hormonas del bienestar y la felicidad, resulta que las segregamos cuando hacemos cosas que nos gusta hacer. Es la diferencia entre una persona plena y feliz y una personalidad neurótica.

La frustración provoca neurosis, insatisfacción, impaciencia y enojo reprimido. Todas éstas «amiguitas» nos generan presión o estrés. Tarde o temprano se tendrá que aliviar ésta presión y así como una olla expréss, eventualmente estallará.

¿Tienes un proyecto gratificante? Puede ser regar tus plantas o aprender pintura; viajar o escribir un libro. Es hora de prestar más atención a éste aspecto de tu vida. Te ayudará a vivir en plenitud y felicidad.

¡Cuéntame tus proyectos!

Publicado en Actitud, Autoestima, Decisiones, Madurez, Pasatiempos, Paz interior, tiempo, Tiempo libre, Trabajo, Voluntad | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

APRENDÍ A VIVIR CON EL CORAZÓN ROTO.

Por Mayra Gris de Luna.

Desde niña aprendí a vivir con el corazón roto, diría que es uno de mis «súper poderes». No envidio a Mística con su capacidad de tomar cualquier forma, ni a Black Widow que además de sus notables habilidades, es hermosa; además tiene unos superamigos con los que no debe pasarla tan mal. ¿Tienes algún recuerdo de tu infancia o adolescencia que te dolió mucho en su momento? Yo si, y de los tiempos de prepa y también los de la universidad. Tengo en mi haber mi historial de rechazos, adversidades, desiertos y actos fallidos. Pero hoy quiero decirte algo: las heridas sanan y después de un tiempo cicatrizan. Te haces mas fuerte y aprendes. Este aprendizaje no puede evitar que en las diferentes etapas de la vida tengamos que enfrentar nuevas experiencias que nos rompan el corazón. De vez en cuando un familiar se va al cielo o una hija se casa y se va. Nos damos cuenta que el corazón puede hacerse más sensible o más duro. Yo no quiero tener un corazón duro, a fin de cuentas es una defensa para no sufrir. Pero cuando uno es sensible, habrá momentos en que uno tendrá que aprender a vivir con el corazón roto. Pero, creo que tengo un secreto, que tal vez no sea tan secreto: Dios puede sanar el corazón, y es más, puede hacerlo nuevo. Cuando Él sana, lo hace bien.

Hoy, cuando algo me duele, se lo platico a Dios, le pido que me ayude, que me dé Su paz y Su alegría. Respiro hondo y espero. El tiempo pasa. A veces poco, a veces mas. Pero llega Su paz y vuelvo a sonreír.

Solo quería que lo supieras.

Publicado en Actitud, Adolescentes, Amor, Autoestima, Consolador, Consuelo, Decisiones, Dios, Dios está contigo, Luto, Madurez, Maltrato a las mujeres, Mamás, Matrimonio, Mayra Gris, Mayra Gris de Luna, Muerte, Muerte. Luto, Mujer, Noviazgo, Paz, Paz interior, Pérdida, perdón, Pruebas, tiempo | Etiquetado , , , , , , , , , , ,

¿Cómo quiero que me amen?

Video sobre una reflexión de Mayra Gris de Luna en torno a una frase de Aurora del Villar que dice:

“Hoy le doy a los demás la libertad completa de sentir por mi lo que quieran..”

No olvides regalarnos un “like” y suscribirte al canal Gris De Luna para recibir contenido similar.

También puedes encontrar el escrito aquí mismo en el blog haz click aquí.

Publicado en Actitud, Amistad, Amor, Autoestima, Frases, libertad, libre albedrio, Madurez, Mamás, Matrimonio, Mayra Gris, Mayra Gris de Luna, Mujer, Noviazgo, Orgullo, Pérdida, perdón | Etiquetado , , , , , , , , ,

El tiempo no se detiene.

Por Mayra Gris de Luna.

Hoy pasó algo curioso. Quería introducir un nuevo horario de alarma en la aplicación de mi teléfono, así que al abrir la aplicación apareció en pantalla la función de cronómetro. Estaba activada. Los segundos corrían y al ver el tiempo transcurrido desde que activé el cronómetro, las horas acumuladas eran más de seiscientas. Mas o menos ¡27 días! Inmediatamente recordé que activé el cronómetro para medir el tiempo en uno de los juegos de un Baby Shower al que asistí.  Alguien más fué asignada para medir el tiempo y aunque me percaté de ello,  no lo detuve. Me concentré en el juego. No lo volví a recordar sino hasta hoy que abrí la aplicación. El ver que tantas horas habían transcurrido y que las horas seguían corriendo recordé que el tiempo no se detiene. Pensé: – ¿En qué ocupé éstas 657 horas desde aquel día? ¿Aproveché bien el tiempo?

Durante este lapso, conviví con mi familia, fuimos a una boda, hubo graduaciones, una amiga murió y el bebé ya nació. Se que pude haber aprovechado mejor mi tiempo. Hubo horas bien aprovechadas, pero hubo muchas en las que simplemente lo perdí.

Yo no estaba consciente pero mi reloj y mi cronómetro estaban corriendo a la par de los latidos de mi corazón; a la par de mi vida.

Detuve el cronómetro pensando en lo afortunada que soy al poder estar viva hoy. Doy gracias a Dios por la vida y deseo aprovechar mejor cada segundo de ella. Estar vivos es más que suerte y más que un privilegio, es una bendición. Dios nos permite estar vivos porque todos tenemos un propósito, y todavía no terminamos de cumplirlo.

Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría.

Salmo 90:12

70175591_2610535052361050_7087159375176925184_n

Publicado en Decisiones, Devocionales, tiempo | Etiquetado , , , , , , , , , ,

Destinatario: yo

Si pudiera enviarme una carta a mi yo del pasado, la chica de mi juventud, le escribiría las cosas que hoy sé y que entonces no sabía: “Eres hermosa, aunque no lo creas; hay quienes valoran tu amistad, aunque a veces pienses lo contrario. No tengas temor del futuro, todo va a estar bien. No te distraigas ni entristezcas buscando al amor de tu vida, llegará cuando menos lo esperes. Ten paciencia. Dios te tiene preparado al mejor. Dedícate al estudio, a la lectura. Toma clases de pintura. Escribe mucho. Cuida tu salud y has ejercicio. Perfecciona tu inglés, lo vas a necesitar. Pasa tiempo con tus padres y cuídalos, no durarán mucho tiempo. Ama mucho a tus hermanos. Desarrolla tus dones y talentos lo más que puedas, sigue poniendo a Dios en primer lugar. Déjame decirte que aquello de “Deléitate en Jesús y Él te concederá las peticiones de tu corazón” es verdad, se cumplió letra por letra. ¡Animo “niña bonita”!

Publicado en Adolescentes, Autoestima, Decisiones, Dios está contigo, Mayra Gris, Mayra Gris de Luna, Noviazgo | Etiquetado , , , , , ,

¿SE PUEDE AMAR DEMASIADO?

Por Mayra Gris.

¿Se puede amar demasiado? ¿Cuánto es demasiado? Cuando te olvidas de ti mismo por dar prioridad a la otra persona.

Cuando leemos que Jesús dijo “ama a tu prójimo como a ti mismo”, nuestro enfoque lo ponemos en el prójimo. El enfoque debería estar en el equilibrio, la reciprocidad y el cuidado de uno mismo tanto como cuidamos de la persona amada.


¿Amo a alguien intensamente? ¿Me amo a mi de la misma manera?

Publicado en Autoestima, Familia | Etiquetado , , , , , , , , ,

Ingrediente básico para amistades largas.

¿Sabes cuál es la palabra más importante en una amistad? 
La palabra ACEPTACIÓN.

A través del tiempo he tenido amigas y amistades largas. También amistades que en un tiempo fueron muy cercanas, pero terminaron. Extraño mucho a algunas de ellas.

Al pensar un poco en las amistades que han perdurado, he llegado a la conclusión de que mis buenas amigas lo son porque me aceptan como soy. No están conmigo porque yo sea una buena persona, o una amiga fiel o porque les dé regalos. Nada de eso, porque yo se que muchas veces les he fallado y en muchas ocasiones no les he correspondido con reciprocidad. Están ahí para mi, simplemente porque han decidido ser mis amigas a pesar de cómo soy. Por eso las valoro más y estoy aprendiendo a cuidarlas mejor. 
En el pasado, cuando trataba de cuidar alguna amistad, en ocasiones me afligía pensando: -«tarde o temprano haré o diré algo que no le guste, tarde o temprano va a conocer mis defectos y se irá». Aprendí que tenemos la tendencia de tratar de agradar precisamente a las personas difíciles de agradar. A las personas lindas y fáciles de tratar las sentimos seguras; inconscientemente actuamos como si no necesitáramos esforzarnos por conservarlas. Nos enfocamos en tratar de complacer a personas imposibles de complacer, y sí, efectivamente a ese tipo de personas tarde o temprano las vamos a perder. Y creo que lamentablemente es lo mejor.

Las personas que nos aceptan son mas sanas, empaticas y desinteresadas. No compiten con nosotros ni nos envidian. Son las amistades más parecidas a las que teníamos cuando niñas. Simplemente jugábamos juntas y disfrutábamos esos momentos. Y aun cuando a veces nos llegábamos a “jalar los pelos”, al otro día nos encontrábamos y continuábamos jugando. 
Yo también quiero aceptar a mis amigas como ellas son. Quiero enfocarme en su lado bueno y no exigir perfección. Pensamos que «un amigo es quien nunca falla» eso es un mito. Siempre fallamos y nos fallan. Las amistades que perduran están dispuestas a permanecer unidas a pesar de fallar alguna vez. 

Amistad

Publicado en Actitud, Adolescentes, Amistad, Consuelo, Humildad, Madurez, Mayra Gris, Mayra Gris de Luna, Mujer, Orgullo | Etiquetado , , , , ,

LA NOVIA IDEAL.

Por Mayra Gris.

…¿Quién es este varón que viene… hacia nosotros? Y el criado había respondido: Este es mi señor. Ella entonces tomó el velo, y se cubrió.

Génesis 24:65

La historia de Isaac y Rebeca es apasionante. Disfrutarás los detalles en Génesis 24. Rebeca pertenecía al pueblo de Dios, era hermosa, virgen, amable y trabajadora. Tuvo una actitud dispuesta a obedecer la voluntad de Dios. ¡Qué hermosas cualidades!

Cuando conoció a Isaac, ella tomó el velo y se cubrió reflejando modestia, dignidad y respeto. Actualmente muchas mujeres hacen lo contrario, se descubren para atraer al sexo opuesto, pero terminan por atraer a la persona equivocada.

A veces las chicas se enfocan más en andar buscando al chico perfecto en vez de ocuparse en desarrollar las cualidades que hagan de ellas la novia ideal para cuando llegue la persona correcta. No existe la esposa perfecta, pero sí existen muchas maneras de convertirse en una excelente esposa.

Supérate y sé sabia. Manténte pura. Si hubo impureza en tu pasado, Dios limpia tu corazón para empezar de nuevo.

Desarrolla un bonito carácter y ocúpate en el servicio del Señor. Y no te asustes cuando veas llegar muchos camellos.

Estar preparado es importante, saber esperar es aún más, pero aprovechar el momento adecuado es la clave de la vida. Arthur Schnit.

Copiado de:

“Un año con Dios” 365 Devocionales para inspirar tu vida.

B&H Español

Derechos internacionales registrados.

B&H Publishing Group

Publicado en Actitud, Adolescentes, Arreglo personal y accesorios, B&H, Decisiones, Devocional, Devocional cristiano, Devocional para Mujeres, Devocionales, Génesis 24, Integridad, Isaac y Rebeca, Jovenes, Juventud, libros cristianos para mujeres, Madurez, Matrimonio, Mayra Gris, Mayra Gris de Luna, Mujer, Noviazgo, Rebeca, TALI, 365 GOTAS DE ROCIO PARA CHICAS. Ediciones Las Américas., Un año con Dios, Un año con Dios 365 devocionales para inspirar tu vida | Etiquetado , , , , , , , , ,

Destellos de Esperanza.

Destellos de Esperanza

“Destellos de Esperanza” es un libro devocional para mujeres. Contiene una selección de lecturas apropiadas para todo tipo de mujer extraídas de el libro original TALI, 365 gotas de rocío para chicas.

Escrito por Keila Ochoa, Margie Hord, Mayra Gris y Yuri Flores y publicado inicialmente por Ediciones Las Américas, ahora es una publicación de Editorial LifeWay. Este libro ocupa actualmente ocupa el lugar 9 de los 50 libros cristianos en español más vendidos.

Existe la versión en papel a un precio bastante accesible y también la versión electrónica. Puede conseguirse fácilmente por Amazon en ambas presentaciones y puedes solicitarlo en tu librería cristiana más cercana.

Aplaudamos y apoyemos las publicaciones de contexto latino con el que las mujeres de habla hispana pueden sentirse más identificadas.

Sobre las Autoras:

Keila Ochoa Harris ha publicado más de quince libros con diferentes editoriales. Estudió Consejería Bíblica y también ha sido maestra de inglés en diversos niveles. Además de escribir, le gusta leer buenos libros, asistir a musicales de Broadway y disfrutar de una buena película o serie televisiva con su esposo. Es parte de MAI, una organización que trabaja capacitando escritores, editores y publicadores en lugares difíciles del mundo. Tiene dos hijos, un niño y una niña.

Margie Hord nació en Honduras, de padres canadienses y “nació de nuevo” cuando vino a México a estudiar. Le gusta promover las misiones y la traducción bíblica. Es maestra de inglés y lingüística a nivel universitario. En cuanto a su amor por la redacción, es editora de la revista cristiana Alianza y escribe también para la revista Prisma. Le encanta ayudar a mamás y bebés con la lactancia materna y ha sido líder con el grupo La Liga de la Leche por 30 años. Es madre de dos hijos y abuela de seis nietos.

Mayra Gris de Luna ha compartido con diferentes grupos femeniles su visión de la mujer cristiana contemporánea durante los últimas 18 años. Su blog grisdeluna.com cuenta con más de 5 millones de visitas. Junto con su esposo ha colaborado en el ministerio de la música y alabanza. Son parte del equipo Matrimonios con Vida de la Iglesia Fuente de Vida, IDP. Tiene dos hijas. Le encanta viajar en familia y salir a charlar con su esposo disfrutando un buen café.

Yuri Flores es salva por la gracia de Dios, maestra de inglés, maestra de Escuela Dominical, líder de la reunión femenil e integrante de la Estudiantina Eben-ezer. Por muchos años ha colaborado con Operación Movilización y fue parte de la tripulación del barco Logos II durante 1998-2000. Trabajó en Israel con la organización “Christian Friends of Israel” en el programa de Bienvenida a los Nuevos Inmigrantes. Ha contribuido con artículos para las revistas Prisma y Alianza. Tiene once preciosos sobrinos; es soltera y muy feliz.


Publicado en Destellos de Esperanza, Devocional cristiano, Devocional para Mujeres, Devocionales, Ediciones las américas, Editorial LifeWay, Keila Ochoa Harris, libros cristianos para mujeres, Mayra Gris, Mayra Gris de Luna, Mujer, TALI, 365 GOTAS DE ROCIO PARA CHICAS. Ediciones Las Américas., Vida cristiana | Etiquetado , , , , , , , , ,

CONSEJOS PARA EL BUEN VIVIR.

Por Mayra Gris.

 

«Hijo mío, nunca olvides las cosas que te he enseñado; guarda mis mandatos en tu corazón. Si así lo haces, vivirás muchos años y tu vida te dará satisfacción.»

Proverbios 3:1 y 2

¿Te ha pasado a veces que al inicio del año escribes la fecha y por costumbre escribes el año pasado? Pretendemos cumplir nuevos propósitos y nos fijamos metas. Los pasteles de cumpleaños cada vez tienen más velas hasta el día en que parece que se pueden incendiar. Sentimos que el tiempo pasa muy rápido y que la vida se nos va.

 La actriz colombiana Sofía Vergara dice: «La única alternativa de cumplir años es no cumplirlos. Y me quedo con la primera. Yo ya escogí seguir siendo jovencita y feliz por dentro». A las mujeres nos gustaría vivir muchos años sintiéndonos plenas. Tomamos antioxidantes y nos ponemos cremas. A veces nos da temor el futuro, la soledad, la enfermedad y la muerte. Pero somos soñadoras y también nos ilusiona el futuro.

Es muy interesante y sobre todo útil conocer un consejo bíblico al respecto. El proverbio de hoy nos da un secreto para vivir muchos años una vida que nos dé satisfacción: tener siempre presentes las enseñanzas de la Biblia y obedecer éstos mandatos.

Podemos creer ésta promesa y diseñar una larga existencia.  Toma en cuenta en tu plan de vida que ser obedientes a Dios y meditar cada día en Su Palabra nos protege, nos bendice y vivifica

 Dios, quiero obedecerte y vivir para Tu gloria todos los días de mi vida

Publicado en Actitud, libre albedrio, Madurez, Uncategorized | Etiquetado ,

UNA VIDA EN PLENITUD.

Screen Shot 2018-07-02 at 7.21.50 PM

“Hablemos con Valor” es un programa que conducen Rosaura Salazar y Lissete Soto. Tuve la oportunidad de estar con ellas y charlamos acerca de cómo tener una vida en plenitud. Comparto en link para quienes gusten escuchar parte de la charla.

Publicado en Actitud, Autoestima, Dios, Dios está contigo, Enfrentando el Cáncer., Evangelismo, Exito, Familia, Madurez, Muerte, Muerte. Luto, Mujer, Pérdida, Pruebas | Etiquetado , , , , , , , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: