DIOS LO LLAMÓ PAPÁ

Dios tomó la fuerza de una montaña, La majestuosidad de un árbol, El calor de un sol de verano, La tranquilidad de un mar tranquilo, El alma generosa de la naturaleza, El brazo reconfortante de la noche, La sabiduría de las edades, El poder del vuelo del águila, La alegría de una mañana en primavera,…