LAS MEJORES FRASES PARA HIJAS.

Una hija es al mismo tiempo una copia de su madre y una persona totalmente distinta y única.

Simone de Beauvoir

La diferencia entre tú y tu hija es sólo superficial. En el fondo ella es un ser igual a todos, alguien que necesita amor.

Don Barthelme.

Inundaste de luz mi vida con sólo mirarme a los ojos, minutos después de nacer. Llenaste mi casa con tu risa de niña. Alegras mi crepúsculo con una simple llamada. Gracias por compartir conmigo tu mundo. 

Carola Gowland

Tu hijo es tuyo hasta que se casa, pero tu hija será tuya toda la vida.

Proverbio Irlandés.

Lo que me gustaría darle a mi hija es libertad. Y esto se logra con el ejemplo, no con la exhortación. La libertad es una rienda floja, un permiso para ser diferente de su madre y ser amada de todos modos.

Erica Jong.

No hay afecto tan puramente angelical como el de un padre por su hija. En el amor a su esposa, hay deseo; a sus hijos varones, ambición, pero en el amor a sus hijas hay un sentimiento imposible de expresar con palabras.

Joseph Addison.

El día que tú naciste, dejé de ser la hija de mi madre para ser la madre de mi hija. Ese día comenzó la vida para ti… y también una nueva vida para mi.

***

Éstas son mis hijas, pero ¡adónde se han ido mis pequeñas?

Phyllis McGinley

Quisiera estar siempre cerca de mi hija cuando me necesite, mantenerme a distancia cuando no le haga falta, y callar cuando no me pregunte.

***

Es increíble cómo una hija, que puede aprender a conducir un automóvil en tan poco tiempo, no puede hacer funcionar ningún aparato electrodoméstico de la casa.

Ben Bergor

El amor construye puentes en lugar de paredes. No ceja, se aferra, espera con obstinación y paciencia, a veces, años. Así es como te amo, hija querida.

Anne Kiemel

Dicen que la primera obligación hacia nuestros hijos es hacerlos felices. Espero, hija, haber cumplido con este maravilloso mandato contigo. 

Edgardo Chas.

Eres el arco iris, un bote de oro, mi piedra preciosa, la sal y la pimienta, la miel y la risa. Eres la hija de este papá.

Burke y Gerlach

No hay un momento y un lugar para el amor hacia tu hija: todo momento y cualquier lugar son los mejores para recordarle cuánto la amas.

***

Y así como aceptamos a nuestras hijas, las liberamos para que sean lo que son en un mundo que siempre está tratando de convertirlas en otra persona.

Tim Hansel.

Sería bueno que pudieras prepararte no sólo para convertirte en madre cuando nazca tu hija, sino para ser tú también una niña.

James Dobson.

Vive tu vida como quieras, que yo tendré mis brazos extendidos para ti y guardaré tus secretos para siempre.

Michael Ondaatje

Las palabras, ya ves, jamás alcanzan

si lo que hay que decir desborda el alma. 

Pero atiéndeme bien:

cuando haga falta

a tu lado estaré por si me llamas.

Teresa Parodi.

Cuando ese joven viene a buscar a tu hija en su primera cita, te sientes como si estuvieras entregando un violín stradivarius a un gorila.

Jim Bishop.

“Representa asu género con inteligencia, fortaleza, gracia y humor. 

Madre firme, cariñosa, responsable y comunicativa;

esposa generosa y comprensiva.

Señores: les presento a mi hija”

Sam Harper.

Tu hija no prestará mayor atención a tus indicaciones, consejos y admoniciones. Pero no dudes: te estará observando para imitarte. Asegúrate de ser un buen modelo.

Agustina Navarro.

Para muchas niñas pequeñas, la vida con un padre es como un ensayo general del amor y el matrimonio.

David Jeremiah.

Cuando se la llevaron, entré en pánico y sentí mareos. Entonces comprendí: ¡era padre de una niña!

Nat King Cole.

Para un hombre en el ocaso de su vida, no hay nadie más amado que su hija.

Eurípides.

Una hija es compañera, amiga y confidente de su madre, y el objeto de un encanto parecido al amor entre ángeles, para su padre.

Richard Steel.

Una hija es la socia genérica de su madre, su mayor aliado en la familia, una extensión de si misma. Y las madres son el modelo de rol de sus hijas, su mapa biológico y emocional, lo que marcará todas sus relaciones.

Victoria Secunda.

La mujer que me dio a luz ya no vive pero, a medida que el tiempo pasa, me parece que el hecho de ser su hija se acrecienta de un modo cada vez más profundo.

Johnetta Betsch Cole

Hija: quisiera poder evitarte el dolor del aprendizaje, pero sé que te privaría del placer de aprender. Quisiera evitarte el dolor de las primeras frustraciones amorosas, pero te privaría de la madurez que brinda el sufrimiento. Quisiera poder evitarte los obstáculos que sin duda surgirán pero te privaría del orgullo de superarlos y así, descubrir tu propio poder de mujer.

Linda Waiss.

Mis hijas descubrieron sensaciones en mi corazón que yo nunca imaginé que existieran. Ellas continúan enseñándome sobre la naturaleza del amor incondicional. Me deleitan con su espíritu, su bondad, su humor, sus sonrisas su risa y su mente. 

Alexandra Stoddard

En la profundidad de los ojos de mi niña pequeña, descubrí el paraíso. 

Alan Frers

********

¡Camina conmigo!

Te invito a

seguir un sitio

de meditaciones

sobre  vida diaria

para mujeres.

Visítalo!

haz clik aquí :

http://mayragris.com