LLAMADAS A SER MADRES.

images-1EL LLAMADO A SER MADRES.

Elizabeth Elliot recuerda a las mujeres que la maternidad es un llamado divino.

-¿En qué trabajas? Te preguntan.

-“Soy mamá”

-¿Quieres decir que eso es todo lo que haces?¿Eso es todo?

Como madre, dedicas tu vida a cuidar personas – las pequeñas, para empezar, cuyas necesidades nunca parecen cesar. A veces, cuando tus días parecen estar completamente ocupados en limpiar cosas, trastos y fregaderos; pequeñas naricitas y grandes lagrimones,  te preguntas qué satisfacción se supone que ello debe significar para ti. Te preguntas sobre ser (además de la esposa y madre perfecta) una anfitriona creativa, intelectualmente productiva y hermosa … y lentamente tus sueños parecen evaporarse.

Has estado escuchando lo que nos dicen hoy en día sobre lo importante que es encontrarte, expresarte y afirmarte. Tal vez estas pensando que no eres nada mas que la “esposa de alguien” y la “madre de alguien más”.  A veces te preguntas ¿qué clase de vida es esta?

images

Hay una tribu en el sur de Sudán llamada “Nuers”, donde el nombre de una mujer se cambia no cuando se convierte en una esposa, sino cuando se convierte en una madre. Ella es “ManPuk” – “Madre de Puka”. Entre los Nuers, ser madre de alguien es lo que hace que la vida de una mujer tenga significado. Hace dos mil años había otra joven, de la tribu judía de Judá, que entendía esa verdad. El mundo nunca se ha olvidado de ella: María, la madre de Jesús, porque estuvo dispuesta a ser conocida simplemente como “la madre de Alguien”.

La maternidad es un llamado. Es una vocación femenina. No nos dejemos intimidar por aquellos que quieren extinguir la luz y la alegría de la sexualidad tratando de convencernos de que olvidemos palabras como “masculino” y “femenino”.

En el principio de los tiempos, cuando Dios creó al primer hombre y a la primera mujer a Su imágen, Él los puso a ámbos bajo el mandato divino de ser fecundos. La obediencia de la mujer a esa orden significaba darse a si misma. Primero se entrega a si misma a su esposo, él inicia y ella responde. Ella se entrega a sí misma por la vida de su hijo.Una mujer sabe, en las regiones más profundas de su ser, que es precisamente ésta entrega, la  causa por la que fué creada. Soltera o casada, su nivel de madurez se mide por cuánto da a los demás. Si está casada, se entrega a su marido y ella recibe plenitud. Si es madre, “pierde” su vida en su hijo y – misteriosamente – es de ésta manera como verdaderamente la encuentra.

Una mujer sabe que nadie puede decir realmente dónde termina el dar y comienza el recibir.

No es de extrañar que seamos confundidas cuando se nos pide que busquemos alguna vocación “mejor” o “superior” para “probar nuestra personalidad”. No es de extrañar que estemos angustiadas por ser sometidas a los estándares masculinos y se nos diga que los conceptos de femineidad y masculinidad son obsoletos. En verdad son conceptos antiguos; porque para  empezar no los inventamos nosotros. Son conceptos que vienen de Dios. Él planeó todo el sistema. Es Dios mismo quien llama. Él llama a algunos a ser solteros, a algunas personas casadas para que no tengan hijos, pero llama a la mayoría de las mujeres a ser madres. La Biblia nos dice que hay “diversidad de dones” y todos nos son dados según la gracia de Dios. Ninguno de los dones de mi propia vida, ni mi “carrera”, ni mi trabajo, ni ningún otro don es más valioso para mí que el hecho de ser “la madre de alguien”.

Si nuestro llamado es ser madres, seamos madres con todo nuestro corazón. Con gusto, sencillez y humildad, como la pequeña niña campesina María que habló por todas las mujeres de todos los tiempos cuando dijo: “He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo confome a tu palabra. “(Lucas 1:38).

© 2002-2005 Good News Publishers.

Autora: Elizabeth Elliot

Traducido y adaptado por Mayra Gris de Luna.

 

TENGO UNA MADRE QUE ORA.

Mamá y yo

Algunos han tenido reyes en su linaje

alguien a quien se le rindió honor

yo doy honor a mi Madre que para mi es una reina

porque tengo una Madre que ora.

Tengo una Madre que ora por mi

y clama por mi al Señor todos los días

¡Oh qué diferencia marca en mi!

Tengo una Madre que ora.

Algunos tienen éxito en el mundo

y confían en las riquezas que han hecho.

Este es mi tesoro mas preciado:

Tengo una Madre que ora.

Las oraciones de mi Madre no me pueden salvar

solo las mías pueden lograrlo;

pero mi Madre me presentó a Alguien,

Alguien que jamás me fallará.

Oh si… tengo una Madre que ora por mi

y clama por mi al Señor todos los días

¡Qué diferencia marca en mí

que tengo una Madre que ora!

Autor anónimo.

PAZ EN LA MENTE Y EN EL CORAZÓN. Oración.

Dame paz en la mente y en el corazón.

Señor, dame paz en la mente y en el corazón.

Controla mi mente,

Que exagera, que inventa, que supone.

Corrige mi mente,

Que me dice inútil, fracasada, poca cosa,

Considera mi mente,

Que desea amarte, adorarte, servirte.

Señor, dame paz en la mente y en el corazón.

Tranquiliza mi corazón,

Nervioso, inquieto, abrumado.

Suaviza mi corazón,

Endurecido, necio, perturbado.

Orienta mi corazón,

Confundido, lejano, extraviado.

Señor, dame paz en la mente y en el corazón.

Que al estar con mis hijos los disfrute,

Que al estar con mis hijos les transmita paz.

Que al estar con mis hijos haya serenidad.

Señor, dame paz en la mente y en el corazón.

“Suspiros para mamá”.

Patricia Adrianzén de Vergara

Keila Ochoa Harris.

Ediciones Verbo Vivo E.I.R.L.

Perú, Abril 2012.

BELLOS PENSAMIENTOS SOBRE “MAMÁ”.

Consuelo

“Ser madre te convierte en madre de todos los niños.

Desde ese momento, cada niño herido, abandonado o asustado es tu hijo.

Vives en las madres de todas las razas y todos los credos,

y lloras con ellas cuando sufren.

Desearías poder consolarlos a todos”.

Charlotte Gray.

“Siempre serás un niño mientras tengas una madre a quien recurrir”

Sarah Jewett

“Lo mejor que las mujeres podemos hacer por nuestros hijos es estar enteras y vitales porque siempre somos modelos para ellos”

Silvia Solomonoff

“Cuando nazca tu hijo, asegúrate no solo de transfomarte en madre,

sino también de transformarte en niña”

Dogen

“De una madre hermosa celos tiene el sol

porque vió en sus brazos otro sol mayor”

Lope de Vega

“Lo esencial es saber que las madres están allí,

en especial durante la edad en que tratamos, paradójicamente,

de separarnos de su influencia”

Margot Fonteyn

“Estar siempre disponible sin estar todo el tiempo presente

es probablemente el mejor papel que puede desempeñar una madre”

Lotte Bailyn

“La mujer partió el pan en dos trozos y se los dió a los niños, que lo comieron con avidéz.

-No tomó nada para ella- murmuró el sargento

-Porque no tiene hambre- dijo un soldado

-No, porque es una madre- respondió el sargento.

Victor Hugo

“Nunca serás tan alta como cuando te agachas a ayudar a tu hijo”.

Pitágoras

“Mi madre me regaló un amuleto cuando era pequeño, para que me diera seguridad. Sirvió hasta que me dí cuenta de que la seguridad que yo sentía emanaba de ella.”

Alexander Crane

La relación madre-hijo es paradójica y, en cierto sentido, trágica. Exige el amor más intenso de parte de la madre y, sin embargo, este mismo amor debe ayudar al niño a crecer hasta ser totalmente independiente de ella”.

Erich Fromm

Mamá quería que yo tuviera sus alas para volar como ella jamás había tenido el coraje de hacerlo. La adoro por eso. Adoro que ella haya querido dar a luz a sus propias alas.

Erica Jong.

Mamá

 

LO QUE HACE UNA MAMÁ. (ACRÓSTICO)

Por Mayra Gris de Luna.

En el mes de las Madres, podemos recordar mediante un acróstico, algunas de las tantas cosas que hacen. Una mamá:

MOTIVA. En cierto sentido, las mamás son las mejores “porristas” de sus hijos. Personajes célebres en la historia fueron grandes hombres cuyas madres creyeron en su potencial aún a temprana edad. A la madre de Tomás Alba Edison, los profesores le dijeron que su hijo no era capaz para permanecer en la escuela, ella le enseñó en su casa y años mas tarde Edison desarrollaría innumerables inventos al servicio de la humanidad. Una mamá motiva a su hijo a alcanzar su máximo potencial.

AMA.- El amor de una madre es incondicional, una madre siempre ama a su hijo “a pesar de” como sea su hijo, aun “a pesar” de que el comportamiento de su hijo no sea el mejor. Dicen que el amor materno es como un círculo: no tiene principio ni fin. En ese aspecto  el amor de una madre se parece al amor de Dios por nosotros, solo que el amor de Dios es perfecto.

DISCIPINA.- Una madre que ama a su hijo, le disciplina. Le educa, le pone límites. Para que una mamá pueda enseñar a su hijo la disciplina, ella misma tiene que ser una persona disciplinada. Hay una frase que dice: “Lo que eres en tu casa es lo que realmente eres”.  Una Madre modela con su vida comunicando principios a los que le rodean.” Los niños tienen más necesidad de modelos que de críticos” dice una frase . Uno de los mejores regalos que una mamá puede dar a sus hijos es un buen ejemplo.

RIE.- Una mamá que ríe es una mamá feliz y una mamá que hace feliz a su familia. Uno de los recuerdos más hermosos que uno puede tener, son los momentos alegres con los padres, en la sobremesa, en la intimidad del hogar, en los juegos. Mucho de la atmósfera que se respira en el hogar es determinado por el humor de mamá. Nadie quiere estar en casa cuando la mamá está enojada. “Lo que el sol es para las flores, las sonrisas son para la humanidad”.

ENSEÑA.- Uno de los mandatos bíblicos para los padres es instruir al niño en los caminos de Dios, y así, aún cuando fueren viejos nunca se apartarán de ese camino. La mamá es como una maestra de tiempo completo. ¿Quién enseña al niño la existencia de Dios? ¿Quién le enseña a juntar sus manitas y hacer una oración? Generalmente lo hace la mamá. Quien cada noche, antes de dormir a sus hijos abre su Biblia, y relata las grandes verdades de Dios.

“Cuando Eva fue llevada ante Adán, la llamó Eva, que quiere decir, madre de toda la humanidad. No la llamó esposa, sino solo madre, madre de toda criatura viviente. En esto consiste la gloria y el adorno más precioso de una mujer” –Martín Lutero.

 ++++++

“UNA MAMÁ BIEN EQUIPADA”.  del blog gris de luna EN LA CABAÑA

 

¿QUÉ ES UNA MAMÁ?

Hoy me preguntaba qué es una Mamá, y me puse a pensar qué es lo que
no es para así poder saber qué es lo que es:

Una Mamá no es un buzón, pero puede traerte buenas nuevas,
una Mamá no es una caja de seguridad pero puede guardar un secreto,
una Mamá no es un cofre pero en ella puedes descubrir un tesoro.

Una Mamá no es una caja fuerte pero puede protegerte de los
ladrones,
una Mamá no es un arma pero puede protegerte de muchos peligros,
una Mamá no es un semáforo pero te puede evitar muchos choques.

Una Mamá no es un árbol pero bajo su sombra uno se puede sentir
bien cómodo,

una Mamá no es una autopista pero te puede guiar por el mejor
camino,
una Mamá no es un auto pero te puede llevar a muchos lados.

Una Mamá no es un caramelo pero te puede endulzar la vida,
una mamá no es un café pero te puede preparar el mejor que hayas probado.
Una Mamá no es un té pero te puede entibiar la vida.

Una Mamá no es horno de microondas pero puede recalentarte la
comida después de esperarte hasta las tres de la mañana,

Una Mamá no es una lavadora pero muchas veces te salva lavándote la
ropa cinco minutos antes de que te la pongas.

A fin de cuentas una Mamá no es nada de eso, pero sí me di cuenta
que es lo que sí es:

Una Madre es paciencia, entrega, sacrificio, perdón, compañía, amor,
bendición, protección, cuidado y muchas cosas mas que ocuparían muchas
páginas de muchos libros pero lo más importante de todo este
discurso es que  LA MAMÁ ES UN REGALO DE DIOS.

REGALO PERFECTO

 La Navidad pasada, mi hija Danna me dió mi regalo, y junto con él venía una hoja, similar a un pergamino, con un poema que ella escribió. Sin duda fué mi “regalo perfecto”. Y ese precisamente fué el título que ella le dió. Cuando yo lo leía me hizo pensar en mi mamá. Por eso lo comparto. Si eres mamá o esposa, tú eres el regalo perfecto de alguien. Si eres esposo o hijo, tal vez podrás apreciar a tu esposa o madre como el regalo perfecto que Dios te dio.
Para la Mujer Virtuosa, la voz mas dulce,
la boca más sabia, la sonrisa más honesta;
los ojos más brillantes, la mirada más amorosa,
el abrazo más caluroso, la amiga del alma.
La hermosura indescriptible, el corazón limpio,
las manos delicadas, apoyo firme.
El caminar recto y los pasos firmes;
el seño ligero, el gesto más amable.
La personalidad única, el habla carismático;
la ira flemática y alegría inconfundible;
el reflejo del Hijo a semejanza del Padre;
destello nocturno, recuerdo melancólico del hecho maravilloso.
La existencia valiosa; la prueba presente de la vida exitosa;
ayuda idónea del hombre afortunado.
Muestra de cariño y regalo inmerecido;
muestra de gracia y préstamo millonario.
Flor estupenda, aroma divino,
bello milagro del Creador infinito.
Danna Mayra Luna Gris
Derechos Reservados. DannaLuna © 2012