MUJER EJEMPLAR.

Por Mayra Gris de Luna.

Lo que una mujer en el siglo XXI puede pensar cuando lee

Proverbios 31:10-31:

“Se busca Mujer ejemplar. ¿Dónde se puede encontrar una?

Una mujer como ella es muy valiosa. Vale más que todos los diamantes, brillantes y cristales de Swarovski habidos en la tierra.

Su esposo puede confiar plenamente en ella. El sabe que ella no coquetea, no usa ropa provocativa, no le saca billetes de la cartera y que siempre le dice la verdad. Ella ha propuesto en su corazón la meta de aportar a su esposo solo cosas positivas siempre, todos los días, aun aquellos en que sus emociones le dicten lo contrario.

Ella no trata de “evitar la fatiga”, cuando se trata de trabajo, dice: –“¡manos a la obra!”.

No le importa la distancia cuando se trata de proveer las mejores frutas y verduras para la familia. Va a la central de abastos y aprovecha los “miércoles de plaza”.

Se siente tan entusiasmada con su vida, que casi no puede esperar a que amanezca para empezar su día preparando rica comida para todos, incluyendo a la gente que le ayuda en los quehaceres de la casa. No hay nada más rico para su familia que bajar a desayunar con el aroma de un café recién hecho, una mesa puesta y agradable a la vista.

Todas las tareas están perfectamente organizadas y asignadas para todos en la casa. Ella se toma el tiempo de agendar las actividades, porque aunque no descuida su hogar, ella es una empresaria. Sabe hacer negocios y obtener ganancias.

Aunque sabe hacer trabajo organizacional, decididamente realiza trabajo físico si es necesario. Sabe disfrutar la satisfacción que le brinda la prosperidad en sus negocios, porque así puede vivir prevenida ante alguna adversidad.

Es experta haciendo manualidades. Sabe usar bien la máquina de coser. Sabe manejar su “Singer” y hasta la “Over”, para dar acabado profesional a las prendas. Ha tratado de mantenerse actualizada en el uso de la tecnología porque su celular, su laptop y su agenda electrónica son unos magnificos auxiliares para su organización y manejo del tiempo.

No es egoísta. Está pendiente de las necesidades de las personas en su entorno. Es sensible ante la pobreza, incluso colabora con el sostenimiento de algunas personas. Puede hacer esto porque sabe que su propia familia puede contar con lo que necesita para el invierno. Ella ahorra especialmente para aprovechar la “venta especial” de la temporada, encontrando buenos descuentos en las chamarras y cobertores de pluma, y con el “monedero electrónico” que obtuvo, pudo comprar un calentador eléctrico. Ahora está tranquila porque sabe que todos en la familia estarán bien calientitos.

Esta mujer ejemplar sabe vestirse muy bien. Su ropa es fina. Sabe que “lo barato sale caro”, así que es selectiva y prefiere esperar a poder comprar una buena prenda, que comprar cosas de catálogo y en pagos.

Ella sabe que una mujer ejemplar se viste para el éxito. Para el éxito espiritual se viste equilibrando el decoro con el gusto, la decencia con la exquisitez de la femineidad. Esto la hace dignamente atractiva.

Su esposo es lider y tiene influencia en su comunidad. Ella ha contribuido a esto orando por él, apoyándole en sus logros aun cuando esto implica sacrificar un poco de su tiempo juntos para compartirlo con otras personas, con organizaciones, viajando o asistiendo a cursos de superación personal. Juntos tratan de cumplir el propósito de Dios para su vida.

Es una mujer fuerte y honorable. Sabe poner límites y cuida la reciprocidad en sus relaciones. Afronta su porvenir con mucha seguridad.

Proyecta sabiduría y prudencia cuando habla. No es chismosa ni criticona. Cuando enseña, lo hace con mucho amor.

Está pendiente de sus hijos y de su esposo. Tiene cuidado de la marcha de su hogar en general. Ha procurado decorarlo convirtiéndolo en un espacio acogedor, y sobre todo cuida que exista una atmósfera agradable, un ambiente de amabilidad, de amor, donde se pueda sentir seguro y a gusto.

Cuida su salud y su aspecto. Evita comer de más y hace ejercicio diariamente. Corre por las mañanas, o va al gimnasio para tonificar sus músculos. Toma complementos alimenticios y se hace chequeos médicos regularmente.

Disfruta la felicitación de sus hijos. Es doblemente feliz pues también su esposo elogia y reconoce su labor. Este es sin duda, uno de sus más significativos logros, pues para ello ha tenido que ser auténtica. Ha predicado a su familia con el ejemplo y mantiene buenas relaciones con ella. Esto no ha sido fácil pero ella tiene “su secreto”.

Muchas mujeres han hecho el bien, pero ésta mujer es tan ejemplar que supera a todas ellas.

Si, hay mujeres encantadoras, esto es muy engañoso.

Si, hay mujeres muy bellas, esto es pasajero.

Para que una mujer sea digna de alabanza y reconocimiento, es indispensable que tenga Temor de Dios. ¡Ese es “el gran secreto”!

Cuando una mujer teme a Dios, hay que reconocer sus logros. Hay que alabar sus obras públicamente. 

Cuando una mujer teme a Dios, entonces, es una mujer ejemplar,

¡una MUJER VIRTUOSA!

Articulo publicado en la Revista Alianza, Julio 2012.

Acerca de Mayra Gris de Luna

Mujer, esposa y mamá. Busco oportunidades para hacer las cosas que me gustan. Amo la palabra escrita. Me gusta compartir mis pensamientos acerca de esta aventura que es la vida. Para ello utilizo mis blogs grisdeluna...EN LA CABAÑA. (http://grisdeluna.com) y Caminando (http://mayragris.wordpress.com) Una de mis motivaciones es compartir mis memorias con mis hijas y las personas que de alguna manera se identifican conmigo. También comparto lecturas de excelentes autores que me han impactado y cuyo mensaje resulta alentador. Anhelo con todo mi corazón cumplir con el propósito que Dios tenía en mente para mi vida cuando me creó. Mi vida es sencilla. Me gusta tocar el piano, cantar con mi guitarra, leer, ver el mar, disfrutar de un buen café, disfruto platicar con mi esposo, ver películas con mis hijas, viajar y escribir. He aprendido que hay algo mas en la vida que tener éxito, y es que nuestra vida tenga “significado”, algo que solo podemos encontrar en Dios.
Esta entrada fue publicada en Actitud, Familia, Mujer, Temor saludable y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.