Ingrediente básico para amistades largas.

¿Sabes cuál es la palabra más importante en una amistad? 
La palabra ACEPTACIÓN.

A través del tiempo he tenido amigas y amistades largas. También amistades que en un tiempo fueron muy cercanas, pero terminaron. Extraño mucho a algunas de ellas.

Al pensar un poco en las amistades que han perdurado, he llegado a la conclusión de que mis buenas amigas lo son porque me aceptan como soy. No están conmigo porque yo sea una buena persona, o una amiga fiel o porque les dé regalos. Nada de eso, porque yo se que muchas veces les he fallado y en muchas ocasiones no les he correspondido con reciprocidad. Están ahí para mi, simplemente porque han decidido ser mis amigas a pesar de cómo soy. Por eso las valoro más y estoy aprendiendo a cuidarlas mejor. 
En el pasado, cuando trataba de cuidar alguna amistad, en ocasiones me afligía pensando: -«tarde o temprano haré o diré algo que no le guste, tarde o temprano va a conocer mis defectos y se irá». Aprendí que tenemos la tendencia de tratar de agradar precisamente a las personas difíciles de agradar. A las personas lindas y fáciles de tratar las sentimos seguras; inconscientemente actuamos como si no necesitáramos esforzarnos por conservarlas. Nos enfocamos en tratar de complacer a personas imposibles de complacer, y sí, efectivamente a ese tipo de personas tarde o temprano las vamos a perder. Y creo que lamentablemente es lo mejor.

Las personas que nos aceptan son mas sanas, empaticas y desinteresadas. No compiten con nosotros ni nos envidian. Son las amistades más parecidas a las que teníamos cuando niñas. Simplemente jugábamos juntas y disfrutábamos esos momentos. Y aun cuando a veces nos llegábamos a “jalar los pelos”, al otro día nos encontrábamos y continuábamos jugando. 
Yo también quiero aceptar a mis amigas como ellas son. Quiero enfocarme en su lado bueno y no exigir perfección. Pensamos que «un amigo es quien nunca falla» eso es un mito. Siempre fallamos y nos fallan. Las amistades que perduran están dispuestas a permanecer unidas a pesar de fallar alguna vez. 

Amistad

ENFOCATE EN LO QUE TIENES.

“EL SEÑOR CUMPLIRÁ SU PROPÓSITO EN MI” SALMOS 138:8

Dios nos ha dado el poder de disfrutar lo que ha sido predeterminado para nosotros. Esto significa simplemente que otra persona no puede tomar nuestro lugar y disfrutar de nuestra vida. Tu tal vez puedas tener más éxito, más dinero, más amigos o un mejor trabajo, pero solo tú puedes disfrutarlo. Somos diseñados de una manera única para correr nuestra propia carrera.

Cuando nosotros verdaderamente entendemos y abrazamos ésta idea, no nos veremos tentados  a compararnos o a desear tener lo que otra persona tiene. No pensaremos: “si solo tuviera su talento…” No, si Dios hubiera querido que tú tuvieras ese talento, El te lo habría dado. En vez de eso, mira lo que si tienes y desarróllalo. Sácale el mayor provecho. No pienses: “si solamente luciera como ella…”. No, Dios te dió tu apariencia. Eso no es un accidente. La vida que tienes ha sido perfectamente diseñada para ti.

Ahora, tú  tienes que hacer tu parte y emocionarte con TU vida. Entusiásmate por cómo eres, cómo luces, tus talentos, tus habilidades, tu personalidad. Cuando tú te apasionas por la manera en que Dios te hizo, honras a tu creador. Es entonces cuando tu vida marchará en el sentido correcto y la grandeza que Dios ha puesto en ti, empezará a florecer!

ORACION:

Señor, Te agradezco por los dones, talentos y habilidades que me has dado para disfrutar la vida y cumplir Tu voluntad. Hoy, yo elijo poner mi confianza y esperanza en Ti, sabiendo que tú me has equipado para el propósito que tú tienes para mí. En el nombre de Jesús. Amén.

Joel Osteen.