VIAJANDO EN EL TIEMPO.

Viajar en el tiempo ha sido un tema favorito para muchos.  Libros, programas de televisión y películas como: “El tunel del tiempo”, “Pide al tiempo que vuelva”,  “La máquina del tiempo” y “Volver al futuro” han sido fascinantes.

Hace poco, descubrí que constantemente yo ando “viajando en el tiempo”. ¿Cómo? ¿no me crees? Sí, ya se, piensas que tal vez me hace falta dormir, o se me zafó un tornillo. 🙂

Pues sé que te sorprenderás aún más cuando te diga que seguramente ¡tú también andas “viajando en el tiempo” a veces! Intentaré explicarme mejor antes de que cierres la página y busques leer algo más”cuerdo”.

Primero es necesario recordar lo que implican nuestras emociones. Una emoción es un desequilibrio temporal en el organismo desencadenado por el cerebro, que por su instinto de conservación nos señala qué reacciones y acciones tomar frente al evento que la provocó.

Son señales que la mente y el cuerpo envían. El corazón late más rápido y segregamos adrenalina cuando nos enojamos; sudamos frío cuando tenemos miedo, se seca la boca cuando nos asustamos, etc.

Estos efectos de las emociones son TEMPORALES, lo normal es que duren solo unos cuantos minutos, y después de éste tiempo, el cuerpo se va estabilizando. Por ejemplo, cuando alguien llega por detras tuyo y te dice “¡BUU!” cuando estás desprevenido, tu corazón salta, y despúes palpita rápidamente, pero después de unos segundos vuelve a la normalidad.

Joe Dispensa , experto en éste proceso, dice que cuando un enojo dura mas de 5 minutos, pueden existir solo dos causas:

1. Ya lo estamos fingiendo.

2. Somos Adictos a ésa emoción.

Cuando seguimos enojados más de 5 minutos, nuestro cuerpo ya se estabilizó,  se bajó el rubor,  se desvaneció ese nudo en el estómago, ya las pulsaciones se normalizaron, pero NUESTRA MENTE analiza la situación y saca sus conclusiones: -“Esto que te hicieron, merece que hagas “un pancho”,  -“esto no se puede quedar así nada más”, etc, etc. Se desencadena un diálogo interior, y ese enojo se mantendrá vivo toodo el tiempo que lo decidamos. Puede ser media hora, pueden ser dias, pueden ser años.

Cada vez que ése enojo, o temor, o la emoción que sea, se haga presente en nuestra mente, el cuerpo reproducirá también los efectos físicos de ésa emoción. Se vuelve a acelerar el pulso, la respiración, sentimos cómo segregamos sustancias en el estómago.

Nuestro cuerpo está diseñado para reaccionar emocionalmente por breves periodos de tiempo, ¡no está diseñado para VIVIR ASI! A la larga, hace daño, se provocan úlceras, diabetes, hipertensión, etc.

Es por eso, que digo, que es como “viajar en el tiempo”

Cuando uno vive EN EL PASADO, recreando en el pensamiento un evento que nos afectó y  reproduce sus emociones en el presente, el resultado será la DEPRESIÓN.

El cuerpo no distingue si es un hecho real o no, solo reacciona, solo obedece a la mente.

Volvemos a vivir o a sentir eventos del pasado. Cuerpo y mente experimentan los efectos de una “ficción”. Reaccionan ante las emociones que los pensamientos provocan.

Con el tiempo, si vamos repitiendo éste comportamiento, formará parte de nuestra personalidad y se convertirá en una ADICCIÓN.

Personas enojonas adictas al resentimiento y a la ira.

Personas tristes y deprimidas adictas a la autocompasión.

En realidad el cuerpo es el que se ha hecho adicto a las hormonas del stress: adictos a la adrenalina, incuso adictos a la serotonina.

Por ejemplo: Se han tenido días muy ocupados, pero días de autorealización, de emociones gratificantes, un Congreso, Conciertos, recibiste un Diploma, aplausos, etc. El cuerpo disfruta toda esa adrenalina. Pero qué pasa cuando todo vuelve a la normalidad y despiertas en la tranquilidad de tu hogar. Posiblemente se experimenta vacio, tristeza, depresión. Hay personas que buscan vivir llenos de actividades porque en realidad son adictos a la adrenalina.

El polo opuesto, el “viaje al FUTURO”, es cuando nos enfocamos en un evento futuro, y nos imaginamos el peor de los escenarios, lo cual genera temor, y entonces vivimos en ANSIEDAD y en stress.

Nos adelantamos a los resultados, “mi jefe me va a correr” “mi esposo me va a abandonar” “no voy a poder sobrellevar esta enfermedad”… y empezamos a vivir en el futuro.

Cuán sabias palabras de Jesús cuando nos hace la recomendación:

  “Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal”  Mateo 6:34

 Vivir y disfrutar nuestro presente. El “Presente”, lo único que tenemos, ese “Regalo” que abres hoy.

El pasado ya pasó con todo y sus emociones. El futuro, no sabemos en realidad lo que traerá, es mejor confiar en las promesas de Dios.

¿Qué hacer entonces?

– Detectar cuando ando “viajando en el tiempo”: ¿me voy al pasado cayendo en depresión o enojo? o ¿me voy al futuro, viviendo con ansiedad y temor?

– Analizar: ¿Soy adict@ a esas emociones, tanto, que ya definen mi personalidad?

– Tomar constantenente la decisión de vivir en el presente y disfrutarlo.

* Basado en los conceptos de  Joe Dispensa entrevistado en el Programa Radial “Qué tal Fernanda” Julio 2012

Acerca de Mayra Gris de Luna

Mujer, esposa y mamá. Busco oportunidades para hacer las cosas que me gustan. Amo la palabra escrita. Me gusta compartir mis pensamientos acerca de esta aventura que es la vida. Para ello utilizo mis blogs grisdeluna...EN LA CABAÑA. (http://grisdeluna.com) y Caminando (http://mayragris.wordpress.com) Una de mis motivaciones es compartir mis memorias con mis hijas y las personas que de alguna manera se identifican conmigo. También comparto lecturas de excelentes autores que me han impactado y cuyo mensaje resulta alentador. Anhelo con todo mi corazón cumplir con el propósito que Dios tenía en mente para mi vida cuando me creó. Mi vida es sencilla. Me gusta tocar el piano, cantar con mi guitarra, leer, ver el mar, disfrutar de un buen café, disfruto platicar con mi esposo, ver películas con mis hijas, viajar y escribir. He aprendido que hay algo mas en la vida que tener éxito, y es que nuestra vida tenga “significado”, algo que solo podemos encontrar en Dios.
Esta entrada fue publicada en Actitud, Mujer, Vida cristiana y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a VIAJANDO EN EL TIEMPO.

  1. terry morgan dijo:

    Interesante perspectiva, May! Que Dios nos ayude a estar agradecidas por el pasado… con esperanza en cuanto al futuro… y totalmente entregadas y comprometidas con el día de hoy!

  2. Andres Segovia dijo:

    Buen consejo! Quiero vivir y disfrutar el presente, sonreir al recordar el pasado (como los dias en Valsequillo) y dejar el futuro en las manos de Dios!

  3. Mayra Gris dijo:

    También tengo muy bonitos recuerdos del pasado, y hay emociones bonitas de los momentos mágicos en el pasado que también podemos recordar y disfrutar cuando recordamos. Gracias a Dios porque tenemos memoria. Todas esas vivencias nos hacen lo que somos hoy no creees?

  4. Vianey Grajeda González dijo:

    Muchas gracias por comentar esto, yo también escuche ésta entrevista y me pareció muy interesante. Efectivamente viajamos en el tiempo constantemente.

  5. Mayra Gris dijo:

    Si,estuvo muy interesante, incluso la busqué en el sitio de Qué tal Fernanda pero no la tenian. Que coincidencia que tu también la hayas escuchado! Saludos! Gracias por leer y compartir!

  6. Delfis Garza Ramos dijo:

    Muy cierto, lo mas maravilloso para mi, es el diario vivir….

  7. Mayra Gris dijo:

    La actitud es lo que hace que disfrutemos ese diario vivir y te agradezco que tu siempre eres como un sol para quienes tenemos el privilegio de compartir contigo. Que tengas otro lindo dia!

Los comentarios están cerrados.