PRÍNCIPE Y MENDIGO.

Por Mayra Gris de Luna.

O´farril, Balderrama y Montoto son apellidos de familias prominentes en mi ciudad. Llegaron a Puebla alrededor de 1930, siendo poseedores incluso de titulos nobiliarios dentro de la monarquía española. Se pueden ver éstos apellidos en las grandes agencias automotrices, en las placas conmemorativas de algunos monumentos en la ciudad y en los periódicos. Pero no fué allí donde conocí éstos apellidos. Desde muy pequeñita los escuchaba de labios de mi mamá ya que éran su familia. Padre, tíos, abuelos.  Mi mamá fué una hija no reconocida, y aunque en algunas ocasiones mi abuelo nos visitaba cuando yo éra pequeña, mi mamá portaba orgullosamente el apellido Montiel.

Así que mi acta de nacimiento dice que me apellido Gris Montiel, aunque mi sangre es Gris Balderrama y desde que me casé, soy Gris de Luna y espero que así sea por lo que me resta de vida. 🙂

Afortunadamente mi mamá conoció del amor de Dios desde muy jovencita. Y la lectura de la Biblia le dió mucha seguridad personal en cuanto a su identidad. Y aunque seguramente tuvo heridas en su corazón en su infancia al no crecer al lado de su verdadero padre, ni llevar su apellido, Dios sanó su corazón, porque ella siempre decía que la Biblia decía que éramos linaje real y ése era el que realmente importaba.

1 Pedro 2:9-10 

 El pueblo de Dios

Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;

10 vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.

Así que en el pueblo de Dios, Su misericorida nos constituye en principes y princesas. 🙂

La historia de MEFIBOSET, narrada en la Biblia, es especialmente cercana a mi corazón en éste sentido. Cuando estemos en el cielo, voy a darle un largo abrazo.

Mefiboset fué hijo de Jonatán, nieto del gran Rey Saúl. Cierto dia, cuando Mefiboset tenía  5 años, escuchó mucho movimiento en palacio; las tropas enemigas lograron penetrar y mataron a su padre y a su abuelo. Su nodriza, pensando en protegerlo, lo cargó y lo sacó corriendo del palacio. Desafortunadamente, la nodriza tropezó y el pequeño principe cayó al suelo fracturandose los dos pies. Sus pies no sanaron bien y  quedó lisiado para toda su vida.

Mefiboset quedó huérfano, de abuelo, de padre y de tíos, quedó despojado de sus tierras y bienes, de todos los privilegios del palacio, de su salud, y para evitar ser asesinado por los enemigos de su familia, creció y vivió refugiado en una ciudad extranjera lejos de Jerusalén llamada LODEBAR.

LODEBAR, significa tierra árida, hostil y seca, donde no crece el pasto, ni produce fruto la tierra. Era un lugar inhóspito donde se refugiaban los mendigos, los endeudados, los despojados, los perseguidos, los abusados, los golpeados por la vida; que cayeron en desgracia porque alguien en algún descuido los dejó caer.

Pasado el tiempo, llegó el Rey David al trono. Un día David se estaba acordando de Jonatán, su amigo. La Biblia dice que sus almas estaban ligadas.  Hacía varios años que Jonatán había muerto en una batalla. David y Jonatán habían hecho un pacto, habían acordado cuidar de las familias el uno del otro.
David no sabía si había alguien de la familia de Jonatán que todavía vivía. David 
quería cuidar de la familia de Jonatán. 
Así que mandó llamar a Siba. Siba había sido siervo del Rey Saúl. Siba le dijo a David que vivía un hijo de Jonatán llamado Mefiboset, pero que estaba tullido de los dos pies.

David mandó traer a Mefiboset. ¿Cómo se sentiría Mefiboset, cuando estando todo tullido, en ese horrible lugar, alguien llega y le dice “el rey te llama”?

¿Imaginas cómo se sentiría al llegar al palacio,  su antiguo hogar?

Cuando llegó Mefiboset ante la presencia del Rey David,  se arrodilló y le dijo: “¿Quién es tu siervo para que mires a un perro muerto como yo? ¡Cómo se sentiría Mefiboset acerca de si mismo, para expresarse así de su persona!

David le dijo que le restituiría todo lo que era de su abuelo. También le dijo 
que siempre iba a comer en su mesa. 
Mefiboset no podía creer la bondad y generosidad del rey David. En esos días cuando
un rey nuevo llegaba al poder la mayoría de las veces mataba a los familiares del rey
anterior. Hacían esto para asegurar que  nadie de la familia del rey anterior pudiera heredar el trono. También el hecho de estar tullido de ambos pies era otra razón por la cual el Rey David hubiera podido haber ignorado a Mefiboset. En esos tiempos las personas discapacitadas eran menospreciadas. Pero  David sabía que Mefiboset era una persona especial a quien Dios había creado. David sabía que tenía guardar su promesa a Jonatán. 
A partir de aquel día, Mefiboset vivió como el principe que era y comió  siempre en la mesa del Rey.

Los Mefiboset de nuestros tiempos: Son las personas que padecen incapacidad, enfermedad, quienes han sido victimas del descuido de otros, quienes han sido profundamente heridos y los resentimientos y frustraciones les han impedido caminar de forma normal en la vida.

Nos transformamos en Mefiboset, cuyo nombre significa “el que lleva verguenza en si mismo”, cuando no queremos ser expuestos ante los demás y nos refugiamos en nuestra “Lodebar”, que significa no palabras, no comunicación, porque el dolor nos lleva al silencio, a la soledad, al sufrimiento, al temor, a la inseguridad y a la desconfianza. A vernos a nosotros mismos como “un perro muerto”.

Nos identificamos con Mefiboset cuando nos ocultamos detrás del silencio, de la agresividad de un espíritu crítico, de una enfermedad crónica, de una depresión, de algúna adicción, de la droga o el alcohol.

Sin embargo, Dios no nos olvida. Y yo te digo hoy lo que escuchó Mefiboset aquel día: “El Rey te llama”. 

“Yo estoy a la puerta y llamo; si alguien oye Mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo.

Apocalipsis 3:20

¡No vivamos mas como mendigos, cuando somos Principes y podemos sentarnos a la mesa del Rey!

Acude ante Su llamado, entrégale tu corazón, El puede sanar nuestro corazón y restituir nuestra vida. Podemos hacer una sencilla oración con nuestras propias palabras, y por fé saber que El nos ha escuchado, y nos ha convertido en linaje real.

Aunque mi mamá padeció carencias en su infancia aun teniendo derecho a vivir en la opulencia, como Mefiboset, se sentará a la mesa del Rey por la eternidad.

¿Te identificas o te has identificado en algún momento de tu vida con Mefiboset?

¿Cómo te hace sentir el ser linaje real y poder sentarte a la mesa del Rey algun dia?

                                                                        *  *  *

He aquí el relato tal cual en la Biblia.

2 Samuel 9:1-13 (Versión Reina-Valera 1960)

Bondad de David hacia Mefi-boset

Dijo David: ¿Ha quedado alguno de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordia por amor de Jonatán?

Y había un siervo de la casa de Saúl, que se llamaba Siba, al cual llamaron para que viniese a David. Y el rey le dijo: ¿Eres tú Siba? Y él respondió: Tu siervo.

El rey le dijo: ¿No ha quedado nadie de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordia de Dios? Y Siba respondió al rey: Aún ha quedado un hijo de Jonatán, lisiado de los pies.

Entonces el rey le preguntó: ¿Dónde está? Y Siba respondió al rey: He aquí, está en casa de Maquir hijo de Amiel, en Lodebar.

Entonces envió el rey David, y le trajo de la casa de Maquir hijo de Amiel, de Lodebar.

Y vino Mefi-boset, hijo de Jonatán hijo de Saúl, a David, y se postró sobre su rostro e hizo reverencia. Y dijo David: Mefi-boset. Y él respondió: He aquí tu siervo.

Y le dijo David: No tengas temor, porque yo a la verdad haré contigo misericordia por amor de Jonatán tu padre, y te devolveré todas las tierras de Saúl tu padre; y tú comerás siempre a mi mesa.

Y él inclinándose, dijo: ¿Quién es tu siervo, para que mires a un perro muerto como yo?

Entonces el rey llamó a Siba siervo de Saúl, y le dijo: Todo lo que fue de Saúl y de toda su casa, yo lo he dado al hijo de tu señor.

10 Tú, pues, le labrarás las tierras, tú con tus hijos y tus siervos, y almacenarás los frutos, para que el hijo de tu señor tenga pan para comer; pero Mefi-boset el hijo de tu señor comerá siempre a mi mesa. Y tenía Siba quince hijos y veinte siervos.

11 Y respondió Siba al rey: Conforme a todo lo que ha mandado mi señor el rey a su siervo, así lo hará tu siervo. Mefi-boset, dijo el rey, comerá a mi mesa, como uno de los hijos del rey.

12 Y tenía Mefi-boset un hijo pequeño, que se llamaba Micaía. Y toda la familia de la casa de Siba eran siervos de Mefi-boset.

13 Y moraba Mefi-boset en Jerusalén, porque comía siempre a la mesa del rey; y estaba lisiado de ambos pies.

Acerca de Mayra Gris de Luna

Mujer, esposa y mamá. Busco oportunidades para hacer las cosas que me gustan. Amo la palabra escrita. Me gusta compartir mis pensamientos acerca de esta aventura que es la vida. Para ello utilizo mis blogs grisdeluna...EN LA CABAÑA. (http://grisdeluna.com) y Caminando (http://mayragris.wordpress.com) Una de mis motivaciones es compartir mis memorias con mis hijas y las personas que de alguna manera se identifican conmigo. También comparto lecturas de excelentes autores que me han impactado y cuyo mensaje resulta alentador. Anhelo con todo mi corazón cumplir con el propósito que Dios tenía en mente para mi vida cuando me creó. Mi vida es sencilla. Me gusta tocar el piano, cantar con mi guitarra, leer, ver el mar, disfrutar de un buen café, disfruto platicar con mi esposo, ver películas con mis hijas, viajar y escribir. He aprendido que hay algo mas en la vida que tener éxito, y es que nuestra vida tenga “significado”, algo que solo podemos encontrar en Dios.
Esta entrada fue publicada en Actitud, Autoestima, Evangelismo y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a PRÍNCIPE Y MENDIGO.

  1. terry morgan dijo:

    Eres de verdad una princesa, hija del REY!

  2. Mayra Gris dijo:

    Princess Terry & Princess Mayra ❤

  3. Mayra Gris dijo:

    Gracias Terry, por leer y comentar. Me gusta mucho la historia de Mefiboset.

  4. Anónimo dijo:

    Que hermosa prinesa y que loable tu afan. Bendiciones

  5. Mery dijo:

    Estaba haciendo una investigación sobre Mefiboset y me encontré con su escrito; muy lindo por cierto. el Señor dijo que teníamos “la sangre del Cordero y la palabra del testimonio” es exactamente lo que usted a hecho. Gracias por enriquecer nuestra fe con palabras sencillas pero llenas de las riqueza del Señor.

    Atte mery t

  6. Anónimo dijo:

    me encanto! gracias por compartir.

  7. EVANGELISTA CONRADO dijo:

    DIOS BENDIGA PODEROSAMNETE, CUNATO MEFIBOSET HABEMOS QUE NO LE CREEMOS A DIOS Y DAMOS UN PASO DE FE, PARA VEER LA GLORIA DE DIOS

  8. Anónimo dijo:

    ciertamente a veces cresemos con limitaciones y creses pensando que así es la vida …y que nunca cambiara y te sientes como mefiboset sin conocerlo…creses llena de vergüenza y te mudas a la casa del silencio por que recibes insultos y desdenes.. pero le doy gracias a mi padre celestial por que me liberto.. lo hizo por mi lo hará por todo aquel que quiera hacerlo.

  9. Así es, gracias por comentar y visitar el blog 🙂

  10. Anónimo dijo:

    Hermoso. Dios te siga usando para bendecir muchas vidas, como hoy, la mia.

  11. Elba de Batalla dijo:

    Muy hermoso. Dios le siga usando para bendecir muchas vidas como hoy, la mia.

  12. Mariliam dijo:

    Hola… Estaba buscando información sobre la vida de Merfiboset y me tope con esta hemosa historia. De alguna forma u otra nos identificamos pero que bueno que Dios nos a llamado a vivir junto a él. Tienes algún correro electronico al que te pueda escribir?

Los comentarios están cerrados.