CONSEJOS PARA EL BUEN VIVIR.

Por Mayra Gris.

 

«Hijo mío, nunca olvides las cosas que te he enseñado; guarda mis mandatos en tu corazón. Si así lo haces, vivirás muchos años y tu vida te dará satisfacción.»

Proverbios 3:1 y 2

¿Te ha pasado a veces que al inicio del año escribes la fecha y por costumbre escribes el año pasado? Pretendemos cumplir nuevos propósitos y nos fijamos metas. Los pasteles de cumpleaños cada vez tienen más velas hasta el día en que parece que se pueden incendiar. Sentimos que el tiempo pasa muy rápido y que la vida se nos va.

 La actriz colombiana Sofía Vergara dice: «La única alternativa de cumplir años es no cumplirlos. Y me quedo con la primera. Yo ya escogí seguir siendo jovencita y feliz por dentro». A las mujeres nos gustaría vivir muchos años sintiéndonos plenas. Tomamos antioxidantes y nos ponemos cremas. A veces nos da temor el futuro, la soledad, la enfermedad y la muerte. Pero somos soñadoras y también nos ilusiona el futuro.

Es muy interesante y sobre todo útil conocer un consejo bíblico al respecto. El proverbio de hoy nos da un secreto para vivir muchos años una vida que nos dé satisfacción: tener siempre presentes las enseñanzas de la Biblia y obedecer éstos mandatos.

Podemos creer ésta promesa y diseñar una larga existencia.  Toma en cuenta en tu plan de vida que ser obedientes a Dios y meditar cada día en Su Palabra nos protege, nos bendice y vivifica

 Dios, quiero obedecerte y vivir para Tu gloria todos los días de mi vida

Autor: Mayra Gris de Luna

Mujer, esposa y mamá. Busco oportunidades para hacer las cosas que me gustan. Amo la palabra escrita. Me gusta compartir mis pensamientos acerca de esta aventura que es la vida. Para ello utilizo mis blogs grisdeluna...EN LA CABAÑA. (http://grisdeluna.com) y Caminando (http://mayragris.wordpress.com) Una de mis motivaciones es compartir mis memorias con mis hijas y las personas que de alguna manera se identifican conmigo. También comparto lecturas de excelentes autores que me han impactado y cuyo mensaje resulta alentador. Anhelo con todo mi corazón cumplir con el propósito que Dios tenía en mente para mi vida cuando me creó. Mi vida es sencilla. Me gusta tocar el piano, cantar con mi guitarra, leer, ver el mar, disfrutar de un buen café, disfruto platicar con mi esposo, ver películas con mis hijas, viajar y escribir. He aprendido que hay algo mas en la vida que tener éxito, y es que nuestra vida tenga “significado”, algo que solo podemos encontrar en Dios.