LA NOVIA IDEAL.

Por Mayra Gris.

…¿Quién es este varón que viene… hacia nosotros? Y el criado había respondido: Este es mi señor. Ella entonces tomó el velo, y se cubrió.

Génesis 24:65

La historia de Isaac y Rebeca es apasionante. Disfrutarás los detalles en Génesis 24. Rebeca pertenecía al pueblo de Dios, era hermosa, virgen, amable y trabajadora. Tuvo una actitud dispuesta a obedecer la voluntad de Dios. ¡Qué hermosas cualidades!

Cuando conoció a Isaac, ella tomó el velo y se cubrió reflejando modestia, dignidad y respeto. Actualmente muchas mujeres hacen lo contrario, se descubren para atraer al sexo opuesto, pero terminan por atraer a la persona equivocada.

A veces las chicas se enfocan más en andar buscando al chico perfecto en vez de ocuparse en desarrollar las cualidades que hagan de ellas la novia ideal para cuando llegue la persona correcta. No existe la esposa perfecta, pero sí existen muchas maneras de convertirse en una excelente esposa.

Supérate y sé sabia. Manténte pura. Si hubo impureza en tu pasado, Dios limpia tu corazón para empezar de nuevo.

Desarrolla un bonito carácter y ocúpate en el servicio del Señor. Y no te asustes cuando veas llegar muchos camellos.

Estar preparado es importante, saber esperar es aún más, pero aprovechar el momento adecuado es la clave de la vida. Arthur Schnit.

Copiado de:

“Un año con Dios” 365 Devocionales para inspirar tu vida.

B&H Español

Derechos internacionales registrados.

B&H Publishing Group

CONSEJOS PARA EL BUEN VIVIR.

Por Mayra Gris.

 

«Hijo mío, nunca olvides las cosas que te he enseñado; guarda mis mandatos en tu corazón. Si así lo haces, vivirás muchos años y tu vida te dará satisfacción.»

Proverbios 3:1 y 2

¿Te ha pasado a veces que al inicio del año escribes la fecha y por costumbre escribes el año pasado? Pretendemos cumplir nuevos propósitos y nos fijamos metas. Los pasteles de cumpleaños cada vez tienen más velas hasta el día en que parece que se pueden incendiar. Sentimos que el tiempo pasa muy rápido y que la vida se nos va.

 La actriz colombiana Sofía Vergara dice: «La única alternativa de cumplir años es no cumplirlos. Y me quedo con la primera. Yo ya escogí seguir siendo jovencita y feliz por dentro». A las mujeres nos gustaría vivir muchos años sintiéndonos plenas. Tomamos antioxidantes y nos ponemos cremas. A veces nos da temor el futuro, la soledad, la enfermedad y la muerte. Pero somos soñadoras y también nos ilusiona el futuro.

Es muy interesante y sobre todo útil conocer un consejo bíblico al respecto. El proverbio de hoy nos da un secreto para vivir muchos años una vida que nos dé satisfacción: tener siempre presentes las enseñanzas de la Biblia y obedecer éstos mandatos.

Podemos creer ésta promesa y diseñar una larga existencia.  Toma en cuenta en tu plan de vida que ser obedientes a Dios y meditar cada día en Su Palabra nos protege, nos bendice y vivifica

 Dios, quiero obedecerte y vivir para Tu gloria todos los días de mi vida

UNA VIDA EN PLENITUD.

Screen Shot 2018-07-02 at 7.21.50 PM

“Hablemos con Valor” es un programa que conducen Rosaura Salazar y Lissete Soto. Tuve la oportunidad de estar con ellas y charlamos acerca de cómo tener una vida en plenitud. Comparto en link para quienes gusten escuchar parte de la charla.

LLAMADAS A SER MADRES.

images-1EL LLAMADO A SER MADRES.

Elizabeth Elliot recuerda a las mujeres que la maternidad es un llamado divino.

-¿En qué trabajas? Te preguntan.

-“Soy mamá”

-¿Quieres decir que eso es todo lo que haces?¿Eso es todo?

Como madre, dedicas tu vida a cuidar personas – las pequeñas, para empezar, cuyas necesidades nunca parecen cesar. A veces, cuando tus días parecen estar completamente ocupados en limpiar cosas, trastos y fregaderos; pequeñas naricitas y grandes lagrimones,  te preguntas qué satisfacción se supone que ello debe significar para ti. Te preguntas sobre ser (además de la esposa y madre perfecta) una anfitriona creativa, intelectualmente productiva y hermosa … y lentamente tus sueños parecen evaporarse.

Has estado escuchando lo que nos dicen hoy en día sobre lo importante que es encontrarte, expresarte y afirmarte. Tal vez estas pensando que no eres nada mas que la “esposa de alguien” y la “madre de alguien más”.  A veces te preguntas ¿qué clase de vida es esta?

images

Hay una tribu en el sur de Sudán llamada “Nuers”, donde el nombre de una mujer se cambia no cuando se convierte en una esposa, sino cuando se convierte en una madre. Ella es “ManPuk” – “Madre de Puka”. Entre los Nuers, ser madre de alguien es lo que hace que la vida de una mujer tenga significado. Hace dos mil años había otra joven, de la tribu judía de Judá, que entendía esa verdad. El mundo nunca se ha olvidado de ella: María, la madre de Jesús, porque estuvo dispuesta a ser conocida simplemente como “la madre de Alguien”.

La maternidad es un llamado. Es una vocación femenina. No nos dejemos intimidar por aquellos que quieren extinguir la luz y la alegría de la sexualidad tratando de convencernos de que olvidemos palabras como “masculino” y “femenino”.

En el principio de los tiempos, cuando Dios creó al primer hombre y a la primera mujer a Su imágen, Él los puso a ámbos bajo el mandato divino de ser fecundos. La obediencia de la mujer a esa orden significaba darse a si misma. Primero se entrega a si misma a su esposo, él inicia y ella responde. Ella se entrega a sí misma por la vida de su hijo.Una mujer sabe, en las regiones más profundas de su ser, que es precisamente ésta entrega, la  causa por la que fué creada. Soltera o casada, su nivel de madurez se mide por cuánto da a los demás. Si está casada, se entrega a su marido y ella recibe plenitud. Si es madre, “pierde” su vida en su hijo y – misteriosamente – es de ésta manera como verdaderamente la encuentra.

Una mujer sabe que nadie puede decir realmente dónde termina el dar y comienza el recibir.

No es de extrañar que seamos confundidas cuando se nos pide que busquemos alguna vocación “mejor” o “superior” para “probar nuestra personalidad”. No es de extrañar que estemos angustiadas por ser sometidas a los estándares masculinos y se nos diga que los conceptos de femineidad y masculinidad son obsoletos. En verdad son conceptos antiguos; porque para  empezar no los inventamos nosotros. Son conceptos que vienen de Dios. Él planeó todo el sistema. Es Dios mismo quien llama. Él llama a algunos a ser solteros, a algunas personas casadas para que no tengan hijos, pero llama a la mayoría de las mujeres a ser madres. La Biblia nos dice que hay “diversidad de dones” y todos nos son dados según la gracia de Dios. Ninguno de los dones de mi propia vida, ni mi “carrera”, ni mi trabajo, ni ningún otro don es más valioso para mí que el hecho de ser “la madre de alguien”.

Si nuestro llamado es ser madres, seamos madres con todo nuestro corazón. Con gusto, sencillez y humildad, como la pequeña niña campesina María que habló por todas las mujeres de todos los tiempos cuando dijo: “He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo confome a tu palabra. “(Lucas 1:38).

© 2002-2005 Good News Publishers.

Autora: Elizabeth Elliot

Traducido y adaptado por Mayra Gris de Luna.

 

HAY GANANCIA EN EL MORIR.

Por Mayra Gris de Luna.

“Porque para mi el vivir es Cristo,

y el morir es ganancia.”

Filipenses 1:21

Tengo la impresión de que la mayoría de las personas no deseamos morir. Tenemos un instinto natural por aferrarnos a la vida, un “instinto de conservación”. Es natural sentir miedo al dolor y temor ante lo desconocido. Sentir apego por las personas con quienes hemos compartido nuestra vida. No solo apego a las personas; también hacia nuestras cosas, lugares, a las pasiones que nos hacen vivir intensamente y aún hacia nuestras mascotas. Decir adiós a todo ello no siempre es tan fácil. Donde se encuentra nuestro tesoro, ahí está nuestro corazón; por eso el Apóstol Pablo podía declarar con plena convicción que al poner en la balanza por un lado su vivir, y por el otro lado el ladrillo de todo lo que implica el morir en Cristo, éste ultimo es tan pesado, que la diferencia evidentemente se traduce en ganancia.

Para Pablo, Cristo era el centro de su existencia en ésta tierra; su blanco, su objetivo, su razón de ser. Por ello su perspectiva de encontrarse cara a cara con Él, implicaba pasar a un estado mejor, llegar por fin a la meta, ganar y obtener el premio. Para quienes viven con intereses ajenos a las cuestiones espirituales y eternas, el concepto de encontrarse con un Dios en el que tal vez ni siquiera creen no tiene atractivo alguno. Se necesita amar a Dios mas que a cualquier cosa aquí en la tierra para considerar la muerte como una ganancia.

Hace unos días falleció un querido hermano en Cristo. Mi esposo y yo asistimos al sepelio. Cantamos himnos de esperanza a lado de personas amadas con quienes hemos coincidido en nuestra carrera en ésta tierra. Algunos empezaron a compartir recuerdos de la vida de nuestro hermano y aún en la tristeza pudimos incluso reír juntos. Sabíamos que él se encuentra en un lugar mejor… que había ganado ya.

A unos 20 pasos de ahí se encuentra la tumba de mis padres. No imagine llegar a éste lugar aquel día ni que éstas tumbas quedaran tan cercanas. Estuve unos minutos frente a la lápida observando sus nombres grabados allí. Recordándoles. Hablando con Dios sobre ellos. Pensando que  tambien estaban en una situación mejor. Como siempre, toqué la piedra y la tierra con mi mano como queriendo tocarlos y como un símbolo de despedida.

Los que estamos en Cristo ¿Qué ganamos al morir?

Eternidad.

Me gusta pensar que estaré en un lugar donde no importen ni mis arrugas ni mis canas. Donde seré “immune” al paso del tiempo  y nunca volveré a llegar tarde ni tendré que manejar en horas pico. Pienso en algo aún mejor, vivir en una dimension atemporal. No es fácil comprender la eternidad; algo que no tiene principio ni final, pero si puedo estar segura de que eso es mejor que simplemente perecer.

Paz.

Adios a la tristeza, al llanto y al dolor. No mas migrañas por estrés ni recibos por pagar. No habrá terror nocturno pensando en fantasmas, momias, zombies, aliens, chupacabras, nahuales, demonios o aún peor: politicos corruptos. Solo vivir en completa relajación sabiendo que los secuestradores, terroristas suicidas y pederastas no tienen permitida la entrada. Vivir por siempre en un lugar sin racismo, cocaina, alcohol ni armas químicas. Morando en completa paz. Sin culpabilidad ni tentación. Sin antidepresivos ni estrés.

Hallaremos descanso.

No habrá que lavar ropa ni trapear pisos. No mas despertador a las 4:30 de la mañana. Han fallecido personas que trabajaron duro. ¡En verdad es un alivio saber que ya descansan! Algunos reposan de  sus trabajos, otros de tanta enfermedad.  Hay quienes se liberaron de su pena y sufrimientos.  Ahora duermen. “Descansan en paz”. “Éstos, los que murieron en Cristo resucitarán primero, y luego nosotros los que vivimos seremos arrebatados y nos uniremos para estar todos juntos siempre con el Señor.”

Un cuerpo transformado e incorruptible.

Perfecto, 90-60-90, sin dietas, diabetes, gastritis, colesterol o alergia. Sin olor a sudor ni sentir comezón en los lugares mas inalcanzables de la espalda. Sin necesidad de vacunas. Tal vez con la capacidades tipo “X men” de atravesar paredes y aparecer en diferentes lugares casi al mismo tiempo.

Compañía amada y selecta.

Le veremos cara a Cara. ¿Has imaginado el momento sublime de ver Su rostro, tocar Sus pies, fundir sus ojos en los tuyos y disfrutar de Su mirada de amor, perdón  y aceptación?

Escuchando nuestro nombre pronunciado por Sus labios y con el tono de Su voz. Sintiéndonos completos por haber llegado al hogar. No ser más peregrinos ni extranjeros. Estar en casa. Con la seguridad, aceptáción y amor de nuestro Padre diciendo: – “Entra, bienvenida buena sierva y fiel, gózate”.

Nos encontraremos con nuestros seres amados que han partido antes.  Pienso en abrazar a mi papa y a mi mama; a mi abuelito, a mi abuelita, a mis tios y muchas otras personas que año con año van bajando del tren de la vida. Allá estará el Sr. Taylor, la Miss Negrete, el Pastor Lupito , el Pastor Osorio y tantos amados más. Quiero platicar con María la madre de Jesús y  con la reina Esther; quiero conocer a Don Moises, a Su alteza el Rey David, al Apóstol Pablo y todos los demás discipulos.  Y  lo mas “cool”: veré al angel Gabriel, Ángeles, Arcángeles y  el ejército completo.

Una morada perfecta.

El lugar que Cristo está preparando para nosotros,  inimaginable y hermoso: La ciudad Santa se encuentra descrita en la Biblia. Mejor que un paisaje en Suiza y mas lujosa que el Palacio de Versalles.  Imagina un mar de cristal, calles de oro y puertas con piedras preciosas donde no habrá obscuridad porque ¡la gloria de Dios lo ilumina todo!

Adorandole siempre.

Me encantan  los grandes coros cristianos y la majestuosidad de las obras que entonan. Amo la reverencia y puntualidad en los templos Metodistas,  las rondallas de los Hermanos Libres, el entusiasmo de mis hermanos Pentecostales palmeando siempre y hasta danzando con alegría de corazón. En una ocasión estuve en tres diferentes congregaciones el mismo domingo y me gozaba de reencontrarme con personas que he conocido a lo largo de mi vida. ¡Podia sentir amor en cada iglesia local! Me entristecía no poder congregarme siempre con cada uno de ellos. Ahí entendí lo hermoso que será la “Koinonía Celestial”. Todos a una, un mismo estilo o todos, sin competencia y ahí si, frente al Trono, adorando y alabando al Dios mismo, el homenajeado por siempre,  el “motivo de nuestra canción.”

Es fácil desear morir cuando  estamos enfermos y deseamos el cielo como un alivio a nuestro dolor. Ansiamos estar en aquel lugar cuando nos vence la desesperación en medio de un problema. Pero cuando estamos bien nos olvidamos, y siendo sinceros la mayor de las veces quisieramos que ese momento se postergara el mayor tiempo posible. Queremos vivir, amar, viajar, hacer muchas cosas todavía. Cuando todo está bien podemos evaluar en donde se encuentra nuestro tesoro. Dicen que donde pasas mas tiempo, donde inviertes más dinero, ahí está tu corazón.  “Poned la mira en las cosas de arriba”, nos aconseja otra vez el apóstol Pablo o como dice aquel canto: “Fija tus ojos en Cristo”.

¿Tu vivir es Cristo?

¿Qué es tu vivir?

 Seguramente no es algo malo ni pecaminoso;

es natural que lo mas importante para nosotros

sean  los hijos, la pareja, el trabajo, el deporte o algún hobbie.

Como Abraham, tenemos que entregarlo.

Estar dispuestos a sacrificarlo.

Poner nuestra obediencia y amistad con el Señor como nuestra prioridad

y poder decir con convicción:

 -“Para mi sí, el vivir es Cristo,

y si, el morir es ganancia”.

 

 

 

 

 

 

 

 

DESPUÉS DE LA GRADUACIÓN.

GRADUACION 

Por Mayra Gris de Luna.

 

Después de la graduación te darás cuenta de que el período de clases ha terminado, pero el aprendizaje no.

La graduación es sólo un concepto. En la vida real te gradúas todos los días. La graduación es un proceso que continúa hasta el último día de tu vida. Si puedes entender eso, marcarás la diferencia” (Aric Penncovici)

Tu vida la diseñas tú, tomando las riendas de tu destino; así que, “Pon tu futuro en buenas manos: las tuyas”, que con la ayuda de Dios, quien premia el esfuerzo y la integridad, todo te saldrá bien. Para ello, nunca olvides tu “linterna”, la Palabra de Dios, que te alumbrará el camino. Medita en ella diariamente, guarda sus dichos y cumple cada día todo lo que en ella esté escrito. Si lo haces, tendrás la prosperidad garantizada y la bendición de Dios en todo lo que emprendas. (Josué 1:8,9)

 

Después de la graduación conocerás el significado de las amistades duraderas. No serán muchas, pero las que perduren, lo harán para toda la vida. Son amistades similares a esas plantitas silvestres que no necesitas regar, solitas permanecen. Esas, que aún cuando los años pasen, permanecerán intactas, unidas para siempre por los recuerdos comunes y vivencias compartidas. Los amigos que aún con canas y arrugas, serán en esencia los mismos jóvenes de ayer.

 

Después de la graduación se cierra un hermoso capítulo de tu vida y empiezas otro. Ante ésta expectativa, nunca tengas miedo ni des lugar al temor. Simplemente en los momentos en que tus pasos flaquean, agárrate mas fuerte de la mano de Dios. Él te sostendrá y te dará la fortaleza que necesitas para caminar segura.

Fuiste diseñada para cumplir con un propósito y ya lo estás cumpliendo. Para ello Dios te dotó de todo lo que necesitabas para lograrlo. Estas equipada con talentos, habilidades, fortalezas, experiencias y dones espirituales. Ya los has desarrollado y los vas multiplicando. Sigue puliéndote y sigue trabajando porque algún día Dios te pedirá cuentas de todo lo que se te ha dado. Fuiste creada para Su gloria.

 

Después de la graduación recuerda siempre que Dios te conoce. Sabe todo de ti porque Él te hizo. Conoce tus cualidades y también tus heridas. Tus esperanzas, temores y anhelos del corazón. Ten por seguro que El te proveerá de todo lo que necesites. Te cuidará. Estará disponible para ti siempre que lo busques.

Todas las cosas que enfrentes en la vida, las buenas y también las difíciles, todo, te ayudará a bien. Es una promesa divina y Dios siempre cumple sus promesas. (Romanos 8:28).

 

Después de la graduación sigue aprendiendo, ten muchas graduaciones todavía, es más, colecciónalas; gradúate de carrera, maestría, doctorado y todas las demás graduaciones que existen en la universidad de la vida. “Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad de penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber” (Albert Einstein).

 

“… y mientras buscó al Señor,

Dios le prosperó”

2 Crónicas 26:5b

Dedicado a mi hija Alisson y a sus compañeros de la generación.

ALISSON CORAL_n

 

 

¿CRISTIANOS “PIRATA”?

lv3

Por Mayra Gris.

“Trayendo a la memoria le fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también.” 2 Timoteo 1:5 RV60

En cuanto a bolsos se refiere, Louis Vuitton, Prada, Hermess, Chanel, Salvatore Ferragamo, Gucci y Dior son de las marcas más cotizadas. Pero han proliferado las copias “pirata”. Si se adquiere un bolso original en el extranjero, en la aduana llamarán a un valuador experto. Examinará el artículo y, si es original, se pagará el impuesto correspondiente. Si es copia, será confiscada.

Hay dos criterios para distinguir una copia del original: el primero es examinar el interior. La copia tendrá un interior de mala calidad. Y el otro es el tiempo: el original será más durable.

Así como hay bolsos de imitación, también hay cristianos con una fe que no es auténtica. Eunice, mamá de Timoteo, tenía una “fe no fingida”. La heredó de Loida y la transmitió a Timoteo. Tres generaciones son bastante para pasar la prueba del tiempo. Su fe era genuina. El fruto de sus vidas daba testimonio de ello.

Se puede dudar de la fe de algunas personas sólo con mirar lo que publican en Facebook. No son congruentes. Con el tiempo, terminan mal. Si Dios, el valuador de corazones echa un vistazo a tu interior ¿encontrará una fe auténtica?

“Ser original no es ser diferente, es ser auténtico.”

Copiado de TALI, 365 gotas de rocío para chicas.®

Ediciones Las Américas.

cristiano original

 

“FELICES FIESTAS” EN FAMILIA

Navidad en familia 

Por Mayra Gris de Luna.

Llegó Diciembre y junto con él llegaron los desayunos navideños, convivios con las amigas o del trabajo del esposo, la Navidad y la Cena de Año Nuevo. Las fiestas se prolongan hasta la Rosca de Reyes e incluso la “Tamaliza”. Para muchos, pasar tiempo con la familia política e incluso con los familiares consanguíneos sin contrariarse es un enorme reto. Mi familia política es muy grande y frecuentemente las celebraciones se hacen en nuestra casa. He aprendido a disfrutarlas haciéndome los siguientes recordatorios que espero también sean de utilidad para quienes les corresponde ser anfitrionas en éstas fechas.

  • Otorga el regalo de la aceptación. Unos días antes de la reunión, con los ojos de tu mente, visualiza a cada miembro de tu familia sanguínea o política y aún si no son parientes sino amistades que sabes que estarán ahí. Teniendo la imagen mental de esa persona, repite la frase: “te acepto tal como eres”. Algunas familias tienen un tío enojón, otras una prima “perfecta” y perfeccionista o un amigo “emo”. Las familias tenemos de todo, trata de entender la historia particular de cada quien y todo lo que le ha llevado a ser como es. Las familias perfectas no existen.
  • Busca el lado brillante de las personas. Un fuerte defecto puede opacar las cualidades de una persona. Enfócate en ellas, no en sus defectos.

 

  • Prepárate. En la medida de lo posible, ten todo preparado. Ten lista con anticipación la ropa que usarás, todos tus accesorios y tu calzado. Procura que cada miembro de la familia, tus hijos  y esposo escojan con tiempo la ropa que usarán y tengan limpio, planchado y en un lugar definido todo lo que necesitarán. Ten claro el menú y de preferencia, ofrece platillos que ya has preparado antes. No improvises en la cocina. Planea tus decoraciones. Evita al máximo ponerte en situaciones estresantes.

 

  • No siempre tienes que externar tu opinión de todos los temas. Habrá otros foros y oportunidades mejores que una fiesta familiar para poder debatir sobre temas delicados. Religión, Fut ball y política, son temas que apasionan a las personas, evítalos.

 

  • Abre tu mente a la posibilidad de que otros tengan la razón aun cuando su punto de vista sea diferente al tuyo. No siempre es necesario demostrar que tenemos la razón o que ya sabemos todo. No te sientas obligada a impartir una lección de vida cada vez que des tu opinión sobre algún tema. Otorga mentalmente a las personas tu permiso para tomar decisiones diferentes a las tuyas.

 

  • No hagas caso de chismes, no los solapes ni los repitas. No creas todo lo que te dicen. Aun cuando algún familiar no desea mentir o difamar, su percepción puede ser distinta de lo real. No te predispongas nunca en contra de una persona solo porque alguien te habló mal de ella.

 

  • La regla de oro. Trata a tus invitados como te gustaría que te trataran a ti o a tus hijos. Sé simple y piensa que las personas son más importantes que las cosas aun cuando inevitablemente la casa se ensucie o se llegue a romper algún adorno valioso para ti.

 

  • Perdona y sé humilde. Como dice una canción “lo que pasó pasó y queda en el pasado, lo que se fue se fue y hay que olvidarlo”.

 

  • Recuerda que uno de los regalos que puedes dar a tu esposo e hijos es amar a su familia.
  • Decide disfrutarlo.

¡Felices fiestas en familia!

 

 

 

Tiempo de pareja.

DSC03377.JPG

Por Mayra Gris de Luna.

Una característica que tienen los matrimonios  saludables es que tienen cuidado de agendar un “tiempo de pareja” semanal. “Todo tiene su tiempo”, decía el predicador en Eclesiastés. Esto aplica también para el amor.

Espalda con espalda. Así como los mosqueteros se cuidaban entre si enfrentando al enemigo, hay tiempos en los cuales luchamos juntos ante la adversidad y los problemas. Espalda con espalda nos protegemos y hacemos frente a nuestra vida cotidiana. Sin embargo, espalda con espalda no podemos vernos.

Hombro con hombro nos apoyamos, compartimos nuestras cargas desempeñando el rol que nos corresponde con entusiasmo y compañerismo. Hombro con hombro podemos salir a caminar o reímos mirando una película. Podemos tener así un buen tiempo, pero hombro con hombro, ambos miramos al frente.

Ojo a Ojo. Es cuando cara a cara, podemos vernos. Con una mirada nos asomamos a su alma. Una charla en un café, un beso en la intimidad, una contemplación prolongada o un vistazo breve, pero mirándole a los ojos. Ese es el tiempo de pareja más efectivo. Porque nos comunicamos. Siempre comunicamos; aún sin palabras, pero que mejor cuando las hay. Cuando se da el milagro del diálogo y comunicamos amor, respeto, admiración, reconocimiento, aceptación y deseo. También se vale expresar lo que nos inquieta, lo que nos agobia, nuestros sueños y expectativas. Katherine Pancol dice “Para saber si las personas son felices o desgraciadas hay que mirarlas siempre a los ojos”.

¿Cuándo fue la última vez que tuviste éste tiempo de pareja? Agéndalo ahora mismo.

“Tus ojos son como palomas”.

Cantares 1:15b

*Artículo publicado por Alianza Revista

en su edición Octubre-Noviembre, 2015.

 

 

ES MEJOR NO MENTIR.

Es mejor no mentir.

Por Mayra Gris de Luna.

Dice una frase que “se puede mentir por un tiempo pero no todo el tiempo”, es decir, tarde o temprano las mentiras se descubren y la verdad sale a la luz. Ejemplo de ello es esta curiosa anécdota. He cambiado los nombres por tratarse de una historia real.

Doña Felipa tiene una nieta de 14 años llamada Brígida a quien no le agrada mucho su nombre. Siempre deseó llamarse “Madeleine”. Así que hace un par de años, cuando le regalaron una perrita, así la llamó. La perrita ha crecido tanto y es tan brava que permanece enjaulada la mayor parte del tiempo.

Brígida también ha crecido y no le ha sido indiferente a Pepe, un jovencito que estudia en la misma secundaria que ella. Hace un par de semanas al salir de clases y después de pensarlo mucho, Pepe se decidió a hablarle a Brígida:

– ¡Hola! Le dijo sonriendo. Yo soy Pepe y tu ¿cómo te llamas?

Ella, avergonzada por su nombre respondió nerviosamente con lo primero que se le vino a la mente y fue aquel nombre que siempre le había gustado:

– “Madeleine”, contestó.

Así comenzó una amistad que probablemente podría convertirse en algo más.

Recientemente se suscitó una confusión cuando Doña Felipa escuchó el timbre de su puerta. Era Pepe.

– ¿Está Madeleine? Preguntó. (refiriéndose a la chica)

– ¿Madeleine? Dijo Doña Felipa con extrañeza.

– Si, está en su jaula. (refiriéndose a la perra) -¿Por qué la pregunta? Dijo la señora.

– ¿En… su… jaula? Pepe tragó saliva, y algo asustado contestó:

– Es que yo quería llevarla a dar un paseo.

– Un paseo? No gracias, ya la sacaron en la mañana. Dijo Doña Felipa.

– Bueno, Gracias. Dijo Pepe sintiéndose además de preocupado, un poco decepcionado pues al parecer “Madeleine” salía con alguien más.

A la hora de la cena, con toda la familia reunida, Doña Felipa platicó el extraño incidente:

-¿Ustedes creen, vino un tal Pepe diciendo que venía a buscar a la “Madeleine”, porque quería llevarla a pasear?

Brígida casi se ahoga con el agua que estaba tomando, y después de toser y recuperarse un poco, preguntó ansiosa: – y ¿qué le dijiste?

-Pues que estaba en su jaula…

Cuando se aclaró la confusión, todos morían de risa y Brígida de pena al pensar qué le diría a ahora a Pepe.

Moraleja: Es mejor no mentir.

Madeleine

“Madeleine”

 

 

 

 

 

 

 

 

¿CURIOSO, AFICIONADO O EXPERTO?

Sherlock Holmes

Por Mayra Gris de Luna.

“Los escritos de hombres mortales nunca podrán compararse con lo divinamente inspirado. Debemos ceder el lugar de honor a los profetas y apóstoles, manteniéndonos en actitud humilde a sus pies al escuchar sus enseñanzas. En esta época tempestuosa no quisiera que los que leen mis libros les dedicaran los momentos que de otra manera usarían para la lectura bíblica” — Martin Lutero.

En el número 221b,  de la Baker Street en Londres, un letrero en la puerta dice “Sherlock Holmes. Detective consultor”. Un gendarme hace guardia junto a la puerta. La clásica gorra y un sombrero de copa cuelgan de la reja de madera para que los numerosos visitantes a ésta casa museo puedan tomarse la fotografía del recuerdo al estilo de Sherlock y Watson mientras esperan su turno en la larga fila. Les es entregado un tríptico que como introducción dice:

“Hay tres tipos de personas que visitan ésta casa museo, los curiosos, que solo han escuchado algo de Sherlock por las películas sobre el tema, los aficionados que tal vez han leído algunos de sus casos, y los expertos, llamados “Holmistas” que han dado seguimiento a todas las historias, incluyendo “fan-fiction”, es decir lo que otros han escrito sobre algo ya escrito…”

Un curioso tal vez no sabe que Holmes tocaba el violín, un aficionado seguramente sí; pero solo un experto sabe que tocar el violín ayudaba al detective a pensar y resolver sus casos. Que incluso podía estar días sin comer y sin dormir solo tocando.

Un curioso sabe que Sherlock trabajaba con el doctor Watson. Un aficionado conoce a la figura malvada del Profesor Moriarty, a su amada Irene Adler, o a su hermano y enemigo Microft. Solo un experto sabe que Watson ve a Sherlock como un héroe, como el genio y amigo que lo salvó de la monotonía de la postguerra. Que su autor Sir Arthur Conan Doyle reflejó en Watson lo que él mismo era y en Sherlock lo que habría querido ser. Solo los Holmistas saben que los casos no están escritos de manera cronológica y que ninguno de ellos contiene la frase “Elemental, mi querido Watson”.

Es impresionante como los lectores se fascinan con ésta historia. En lo personal esta experiencia me motivó a pensar que yo no soy “Holmista” pero soy “Cristiana”, y como tal debería de ser una experta en el conocimiento de nuestro libro que es la Biblia. Aunque los casos del autor Conan Doyle pueden ser un reto al pensamiento y han cautivado a varias generaciones, la Biblia es un libro que no tiene comparación. Es un libro vivo, un libro de origen divino capaz de transformar vidas. Nos enseña, nos consuela, nos refleja y nos revela el propósito de nuestra vida. Es además un libro eterno, pues declara “los cielos y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”. Dice una frase anónima: “La Biblia es la única ventana en este mundo por la cual podemos ver la eternidad”.

A los curiosos les intrigan las profecías de la Biblia. Otros nos hemos conformado con ser aficionados. Más o menos conocemos las historias y los personajes. ¿Por qué no convertirnos en expertos?

Josué 1:8 dice “que las palabras de la Biblia nunca se aparten de tu boca, que de día y de noche medites en ella, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en ella está escrito, porque entonces harás prosperar tu camino y todo te saldrá bien”. ¡Qué fabulosa promesa! ¡Esa es en realidad la clave del éxito para nuestras vidas! El tiempo que ocupemos en la lectura de la Biblia no tiene desperdicio, tiene eco en la eternidad. Vale la pena conocerla.

¿Curioso, aficionado o experto? Tú decides.

“Creo que la Biblia es el mejor regalo que Dios ha dado al hombre. Todo el bien que el Salvador del mundo nos proporcionó se nos comunica en este libro y si no fuera por él, no sabríamos la diferencia entre el bien y el mal. Toda cosa provechosa al hombre se contiene en la Biblia.” — Abraham Lincoln.

*Artículo publicado en la Revista Cristiana Enlázate. Octubre 2014.

En la casa de Sherlock Holmes

CAMINANDO LIBRE.

LIBRE

Por Mayra Gris de Luna.

“Hoy le doy a los demás la libertad completa de sentir por mí lo que quieran.

Nadie está obligado a amarme de la forma como yo supongo ideal”.

Aurora del Villar

   Comparto la frase porque me brinda una sensación de bienestar y libertad. Necesitar ser amados de una manera que no coincide con nuestra realidad puede resultar atemorizante y frustrante. Cuando nuestras expectativas no se ven cumplidas podemos experimentar mucha insegurad e insatisfacción en nuestras relaciones. El dar a los demás la libertad completa de sentir lo que quieran sentir no implica que no me importe. No quiere decir que no me afecte. Quiere decir que yo me abro, que yo me permito aceptar los sentimientos de la otra persona concediéndole su derecho de tenerlos.

El libre albedrío es un derecho dado por Dios que todas las personas ya tienen. En realidad no necesitan nuestro permiso para amarnos o dejarnos de amar de la manera en que lo hacen. Tampoco necesitan nuestro permiso para experimentar rechazo o indiferencia hacia nuestra persona. Lo sabemos, y sin embargo quisieramos tener esos sentimientos en nuestras manos, como cuando tenemos una tibia y moldeable bolita de plastilina. Si se pudiera, conformaríamos aquellos sentimientos de tal manera que nos resultasen agradables y si se pudiera, perfectos. No podemos hacer eso, pero sí podemos hacer un esfuerzo por ser personas fáciles de amar. Sin duda hay personas difíciles de amar.

vivo libreSomos nosotros quienes podemos darnos la libertad de poder aceptar los sentimientos de los demás; de aceptar la manera en que los demás nos traten. Tienen derecho y no están obligados a adivinar la forma en que a nosotros nos gustaría ser amad@s y tratad@s.

A veces es difícil aceptar la verdad, pero la Biblia dice: “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8:32). Dios es amor, y Dios es verdad. Yo he encontrado mi libertad en el amor de Dios y en las verdades que Su palabra me ha revelado. No hay algo que me hiciera sentir tan atada como tratar de complacer a otras personas. Algunas de ellas son fáciles de complacer, otras son difíciles de complacer y también las hay imposibles de complacer. Esto puede resultar tan desgastante que tarde o temprano uno queda agotado al grado de no desear ocupar ni un segundo más de ésta valiosa vida en tratar de agradar a tales personas. Simplemente no nos aceptan. Cuando una persona no acepta a otra, no aceptará como es, como viste, como habla, qué dice y qué hace.

Hace un par de días, comentaba con una joven esposa y mamá que nosotras debemos hacernos constantemente una pregunta: ¿Yo estoy para hacer felíz a los demás (esposo, hij@s, otros); ó ellos estan para hacerme felíz a mi? Creo que si nuestro enfoque está en hacerles felíces a ellos, nuestra actitud cambia automáticamente de la posición de recibir, a la posición de dar. Si a su vez, el esposo y los hijos se hicieran la misma pregunta y respondieran de la misma manera, las relaciones cambiarían porque se eliminaría el egoismo y el orgullo. Sabemos que nadie puede ser responsable de la felicidad de otro. Eso es un asunto personal. Pero definitivamente una buena actitud puede dar luz y hacer más satisfactoria cualquier tipo de relación. Cuando uno no espera nada, lo poco que se reciba es bien recibido y es suficiente, pero cuando tenemos expectativas preconcebidas, quedaremos expuestos a la desilusión.

Cuando damos la libertad a los demás de sentir por nosotros lo que elijan sentir, nos mantendremos libres nosotros también, de padecer alguna situación manipuladora, y de cualquier chantaje o esfuerzo de otra persona por condicionar su amor, concediéndolo siempre y cuando actuemos de determinada manera.

Hay una descripción del amor perfecto en la Biblia, en 1 Corintios 13. Son las características del amor de Dios. Y como humanos anhelamos expresar ese tipo de amor y recibirlo. Lo intentamos y seguramente lograremos sin esfuerzo un amor con algunas de las características y fallaremos en otras. Seamos comprensiv@s al esperar encontrar este tipo de características del amor perfecto en el amor humano. Seguramente cualquier tipo de amor humano tendrá imperfecciones. Saberlo, nos puede hacer mas felices al recibir lo que venga y como venga. Cubramos, también con amor, aquellas faltas.

Proverbios 10:12 

“El odio despierta rencillas; Pero el amor cubrirá todas las faltas”

1 CORINTIOS 13

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD.

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD

 

 Cuando me amé de verdad comprendí que en cualquier circunstancia,
yo estaba en el lugar correcto, en la hora correcta y en el momento exacto,
y entonces, pude relajarme.
Hoy sé que eso tiene un nombre… Autoestima
 
Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional,
no es sino una señal de que voy contra mis propias verdades.
Hoy sé que eso es… Autenticidad
 
Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente,
y comencé a aceptar todo lo que acontece y que contribuye a mi crecimiento.
Eso se llama… Madurez
 
Cuando me amé de verdad, comencé a percibir que es ofensivo tratar de forzar alguna situación o persona, sólo para realizar aquello que deseo,
aun sabiendo que no es el momento, o la persona no está preparada, inclusive yo mismo. Hoy sé que el nombre de eso es… Respeto
 
Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas, situaciones y cualquier cosa que me empujara hacia abajo.
De inicio mi razón llamó a esa actitud egoísmo.
Hoy sé que se llama… Amor Propio
 
Cuando me amé de verdad, dejé de temer al tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro.
Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero, y a mi propio ritmo. Hoy sé que eso es… Simplicidad y Sencillez
 
Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón,
y así erré menos veces.
Hoy descubrí que eso es… Humildad
 
Cuando me amé de verdad, desistí de quedarme reviviendo el pasado,
y preocupándome por el futuro.
Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece.
Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… Plenitud
 
Cuando me amé de verdad, percibí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando la coloco al servicio de mi corazón, ella tiene un gran y valioso aliado.
Todo eso es… Saber Vivir
 
No debemos tener miedo de cuestionarnos,
hasta los planetas chocan
y del caos nacen las estrellas.
 
Charles Chaplin.
 

UNA NOTA RECONFORTANTE.

UNA NOTA MUY ESPECIAL

Por Mayra Gris de Luna.

Hace unos días, reorganizando mi “caja de recuerdos”, me detuve a contemplar uno de mis apreciados tesoros. Es la Biblia de mi mamá. Al contemplar sus partes subrayadas, los recuerdos entre sus páginas, y sus notas, me sigo dando cuenta de la fe en Dios que mi mamá tenía. Eso me llena de gozo y paz.

Encontré también una nota que yo copié de algún lado hace mas o menos veinte años. Recuerdo que las palabras me confortaron grandemente en aquellos años al enfrentar algunas pruebas como el accidente de mi hermano. Cayó de la ventana del segundo piso y tuvo varias fracturas a la edad de 4 años. Me afligía sobremanera el pensar que no pudiera volver a caminar. Tuvo complicaciones porque era alérgico a la penicilina y no lo sabíamos. Recuerdo cuando llorando, oraba hincada por las noches rogando a Dios por él. Ahí experimenté por vez primera la diferencia entre clamar y orar. Clamar es pedir con todas tus fuerzas. Cuando uno se encuentra en la desesperación y reconoce que únicamente Dios tiene el poder para cambiar las cosas. Y entonces uno le pide y aún más, le suplica.

Aquel año también perdí un bebé en las primeras semanas del embarazo. Tuvieron que hacerme un legrado. Para mí fue una pérdida dolorosa, pero sobre todo tenía temor de no poder tener hijos. También oraba al Señor que en el futuro nos bendijera con una familia.

Un par de semanas después de eso, tuvimos un accidente mi esposo y yo. Un auto proveniente del lado contrario del boulevard literalmente nos cayó encima. Dios nos libró a mi esposo y a mi. El auto salió tan dañado que no pudimos usarlo en varios meses. Mi esposo entonces tenía que regresar del trabajo en el camión, que a esa hora solía venir muy lleno. Una tarde, al llegar a casa, se dio cuenta que le habían robado el sobre con  su sueldo de un mes.  Afortunadamente nuestras familias nos apoyaron con despensa y comida. Recuerdo que mi cuñado criaba pollos y un día mató uno y me lo díó para que lo cocinara. 🙂

En aquellos tiempos no teníamos internet, ni powerpoints motivacionales, y yo recuerdo que leía mi Biblia y también sacaba mi hojita, la leía y me sentía reconfortada.

Ahora estoy segura de que Dios escuchó mis oraciones. Mi hermano sanó. Tuve dos hijas. Dios ha provisto siempre para nuestras necesidades.

Cinco años después murió mi mamá, y al año siguiente mi papá. Volví a mi búsqueda ferviente de palabras de aliento de la Palabra de Dios, volví al clamor en oración y también leía mi hojita.  Desde ahí  se quedó guardada entre las páginas de  la Biblia de mi mamá.

Ahora que la encontré, tal vez no solamente me sirva a mí.

La nota dice así:

“No hay nada: ninguna circunstancia, ningún problema, ninguna prueba que pueda alcanzarme sin haber pasado antes a través de Dios, y a través de Cristo y luego a mi.

Si ha llegado tan lejos, ha sido con un gran propósito, que quizás no entienda en el momento. Pero si rehúso a caer en el pánico, y elevo la mirada hacia El y la recibo como viniendo del trono de Dios para un gran propósito de bendición en mi propio corazón, ningún dolor puede perturbarme, ninguna prueba puede destrozarme, ninguna circunstancia puede aterrarme, porque descanso en el gozo de mi Señor.

Ese es el descanso de la victoria.

Desde el punto de vista de Dios, las pruebas por las que atravesamos no son tan importantes como las reacciones que tenemos ante ellas”.

EL DESCANSO DE LA VICTORIA.

La oración,

la lectura de la Biblia

y las palabras de aliento de otras personas

pueden reconfortar nuestro espíritu 

cuando enfrentamos momentos muy difíciles

en nuestra vida.

PALABRAS DE UN ESPOSO.

MATRIMONIOS LUNA

En la cama tengo a una mujer a mi lado.

Podría alargar mi brazo y tocarla en este mismo instante tan fácilmente como me toco a mí mismo, y el pensar en ello me resulta más sugestivo que pensar en la luna o en cualquier montaña.

Incluso si esta mujer fuese un ángel (que pensándolo bien quizás lo sea) creo que aún sería más sugestivo.

Hay sólo dos factores que impiden que ésta situación tan increíblemente abrumadora no me haga estallar el corazón al tratar de entenderla: una es que me he despertado así, con la misma mujer junto a mí, centenares de veces antes; y la otra, es que millones de hombres y mujeres se están despertando uno al lado del otro, de la misma forma, cada día y todos los días en todo el mundo, y lo han estado haciendo así durante miles de años.”

Mike Mason.

El matrimonio es una oportunidad única. Tenemos la oportunidad de compartir cada aspecto de nuestra vida con otro ser humano. Nos hemos prometido que estaremos unidos a través de los altibajos de la vida y, con la seguridad de esta promesa mutua, nos atrevemos a revelar todo sobre nosotros mismos.

Nos relacionamos en nuestra común humanidad, sintiendo el dolor de la otra persona y cubriendo las debilidades mutuas. Nos regocijamos con los puntos fuertes de cada uno y nos deleitamos con los éxitos del otro. Nos ha sido dado un consejero, un compañero, un mejor amigo – en resumen- un cónyuge para toda la vida. Y si somos lo suficientemente pacientes, amables y faltos de egoísmo descubriremos que cada uno de nosotros posee una riqueza inagotable.

El matrimonio ha aportado un gozo indescriptible a millones de parejas y ha sido celebrado en todo el mundo con ceremonia, poesía, prosa y canción.

Tomado de “Él y Ella: Cómo establecer una relación duradera”

de Nicky y Sila Lee

Alpha Américas.

The Marriage Book.

MI VIAJE EN EL TREN.

EL TREN DE LA VIDA

Por Mayra Gris de Luna.

Un día me di cuenta de que iba en el tren… el tren de la vida.

Yo no pedí subir, pero ocurrió. ¡Qué afortunada! A fin de cuentas ¡qué “suerte” he tenido de nacer!

¿Suerte? ¿Destino? O algo mejor que eso: propósito, diseño, predestinación divina.

Nuestra presencia aquí tiene más que ver con eternidad y significado. Tiene que ver con “El Alfa y La Omega”: el camino, la verdad… la vida.

No ha sido un viaje corto, y espero que sea muy largo. Ha durado lo suficiente para disfrutar lo mejor de la vida: el amor, la familia, las personas. Un sin fin de ellas me han acompañado en mi viaje  y me han proporcionado agradable compañía. A su vez, yo les he acompañado a ellos deseando que mi presencia no les haya sido molesta. Hemos compartido lugares de incomparable belleza. Aunque todos hemos tenido que pasar durante el recorrido por parajes desolados y áridos. Horas interminables de desesperación. Túneles obscuros de aprendizaje y desesperanza.

En mi vagón viaja conmigo mi familia: mi esposo y mis hijas. En tiempos pasados me acompañaron mis papás y mis abuelos. Pero les tocó bajar cuando cumplieron su misión. Ellos llegaron a su estación. Su asiento vacío me llena de recuerdos sobre su presencia en nuestras vidas. Compartimos  con ellos felices momentos y  varios lugares que nos dejaron valiosas enseñanzas. Muchas de ellas hoy nos han sido útiles para aprovechar mejor nuestro propio viaje. Les extraño, pero se que algún día me reuniré con ellos cuando me toque bajar. Cuando cumpla el propósito que Dios tiene para mi.

En otros vagones viajan mis tíos y otros familiares, también amigos y otros conocidos. En ocasiones nos encontramos y nos visitamos. Aunque debo reconocer que hay temporadas en que cada quien se enfoca tanto en su itinerario que nos llegamos a distanciar. Pero cuando nos encontramos, qué divertidos momentos hemos podido compartir. Cada persona me ha brindado algo para enriquecer mi estancia. Una estancia plena de aventuras y recuerdos.

Todos vamos bajando del tren de la vida cuando nos toca llegar a nuestro destino. No sabemos cuando, pero nos toca bajar cuando es el momento, para nunca volver a subir. Es un viaje sin retorno. El boleto es sólo de ida. Por ello atesoro cada momento del recorrido. Cada segundo con mi esposo. Cada hora con mis hijas, cada amanecer y cada flor.

Cada uno de mis días en el viaje es un hermoso regalo de Dios lleno de nuevas sorpresas y misericordias.

Viajo en paz porque tengo todo preparado para cuando mi viaje termine. No quiero bajar todavía pero estoy lista. No podré llevar nada conmigo mas que mi historia.

En el tren de la vida nadie pidió subir, pero nadie se quiere bajar.

¡Feliz viaje!

“Vivamos de tal manera, que cuando llegue el momento de desembarcar, nuestro asiento vacío deje lindos recuerdos a quienes continúen viajando en el tren de la vida”

* Existen pensamientos de diferentes autores sobre “El tren de la vida”. 

   Esta es mi versión. 

  Para ver la versión de César Lozano haz click aquí.

RISA EN LAS PAREDES. Poema.

 

Paso por muchas casas de camino a la mía.

Algunas son bonitas, otras caras, algunas atraen.

Pero mi corazón siempre da un vuelco

cuando doy vuelta en el camino

y veo mi casa frente a la colina.

Supongo que estoy especialmente orgulloso de la casa

y la forma en que se ve,

porque yo mismo dibujé los planos.

Comenzó siendo suficientemente grande para nosotros,

incluso tenía un estudio

donde ahora residen dos adolescentes.

Y tenía una habitación para huéspedes;

ahora mi niña y nueve muñecas

son sus huéspedes permanentes.

Tenía una habitación pequeña;

Peg había pensado que podría ser su cuarto de costura.

Pero dos chicos columpiándose en la puerta

han reclamado el cuarto para ellos.

Así que realmente en éste momento

no se ve como si tuviera mucho de arquitecto.

Pero será muy grande de nuevo

uno por uno, mis hijos se irán.

Al trabajo,

a la universidad,

al servicio,

a sus propias casas.

Y luego habrá espacio;

un cuarto de huéspedes,

un estudio,

y un cuarto de costura

solo para nosotros dos.

Pero no estará vacio.

Cada rincón, cada cuarto,

cada tarde en la mesa del café

se llenará con recuerdos.

Recuerdos de días de campo,

fiestas de cumpleaños, navidades,

pijamadas, veranos,

fogatas, inviernos,

Recuerdos de piecitos descalzos,

de las vacaciones, las conversaciones,

ojos negros, graduaciones,

sus primeras citas,

partidos, argumentos,

lavando los platos, bicicletas,

perros, paseos en barco,

llegar a casa de las vacaciones,

comidas, conejos,

y otras mil cosas de quienes después de ser dos,

llegaron a ser cinco.

Entonces Peg y yo,

nos sentaremos quietamente frente al fuego de la chimenea,

y escucharemos la risa en las paredes.

Original de Bob Benson.

“LAUGTHER IN THE WALLS”.

Traducido y adaptado por Mayra Gris de Luna.

RISA EN LAS PAREDES

PERSONAS FÁCILES DE QUERER.

Dr. César Lozano.

Dentro de las necesidades básicas de las personas, una de las más importantes es el ser amado, y sentirse amado. A todos nos agrada que nos amen. Nos hace sentir bien. Por el contrario, el ser rechazado, la carencia de amor en la vida de las personas, puede ser el origen de innumerables trastornos de la personalidad y actitudes patológicas y negativas no solo para la persona que no es amada sino también para su entorno.

Curiosamente, hay personas que son fáciles de amar y también hay personas que como que se nos dificulta aceptar y en consecuencia amarlas. Personas que mas bien luchamos por soportar.

 Características de las personas que se facilita querer.  (¿Qué hacer para que te quieran?)

* Quienes tienen consideraciones y amabilidad en su trato.

* Quienes se adaptan a las circunstancias. No son chocantes, ni necios.

* Quienes aceptan halagos y muestras de reconocimiento. Quienes poseen una autoestima correcta sabrán aceptar mejor un elogio.

Características de las personas difíciles de querer: (“Esto va a calar”)

* Quienes pierden el interés en la vida de los demás. Viven demasiado enfocados en si mismos.

* Quienes pierden el control de sus emociones. Sobre todo el caso de la ira.

* Quienes practican hábitos desagradables. Mal olor, mal aliento…

Así que, ¿te quieren o te soportan?

Que éstos puntos nos sirvan para evaluarnos y poner más cuidado en desarrollar más las actitudes positivas y eliminar las negativas.

Así también, podamos comprender, aceptar y amar a las personas con cualidades negativas.

Frase Matona del día:

“Me dí cuenta que faltó tiempo para conocernos cuando sobró tiempo para despedirnos”

CHECA TODAS LAS FRASES MATONAS Haz click aquí.

AMADA POR DIOS

UN DESAFÍO DE AMOR.

 MATRIMONIOS A PRUEBA DE FUEGO

Tomado del blog “Matrimonios a prueba de fuego”.

 link para ir al sitio original:  MATRIMONIOS A PRUEBA DE FUEGO

 EL AMOR SE DELEITA.

 “Goza de la vida con la mujer que amas todos los días de tu vida fugaz”.

 (Eclesiastés 9:9)

Una de las cuestiones más importantes que deberías aprender en este viaje que el amor te desafía es que no puedes simplemente seguir tu corazón. Debes guiarlo.

No debes permitir que tus sentimientos y emociones te conduzcan.

Debes colocarlos en el asiento trasero y decirles a dónde irás. En tu relación matrimonial, no siempre tendrás deseos de amar. Es poco realista esperar que tu corazón se estremezca al pensar en pasar cada momento con tu cónyuge. Nadie puede mantener un deseo ardiente de unión que depende solo de los sentimientos; pero también es difícil amar a alguien sólo por deber.

Un recién casado se deleita en la persona que ahora es su cónyuge. Su amor es fresco y joven, y en el corazón persisten esperanzas de un futuro romántico. Sin embargo, hay algo que tiene el mismo poder que ese amor fresco y nuevo. Viene de la decisión de deleitarte en tu cónyuge y de amarlo sin importar cuánto tiempo hayas estado casado. En otras palabras, el amor que decide amar tiene el mismo poder que el amor que tiene deseos de amar. En muchos aspectos, es un amor más maduro y verdadero porque tiene los ojos bien abiertos.

 Si depende de nosotros, con el tiempo, cada vez más nos inclinaremos a desaprobar al otro. Ella te crispará los nervios. Él te sacará de quicio. Pero tengamos en cuenta que nuestros días son demasiado cortos como para gastarlos discutiendo por nimiedades. La vida es demasiado fugaz. En cambio, es hora de guiar tu corazón una vez más a que se deleite en tu pareja.

 Disfruta de tu cónyuge.

Toma la mano de tu esposa y busca su compañía.

Desea conversar con tu esposo.

Recuerda por qué te enamoraste de su personalidad.

Acepta a esta persona (con sus peculiaridades y todo) y vuelve a recibirla con los brazos abiertos en tu corazón.

Una vez más, puedes elegir lo que atesoras. Tus preferencias no vienen programadas de nacimiento ni estás destinado a actuar de acuerdo a ellas. Si eres irritable, es porque decides serlo. Si no puedes funcionar sin una casa limpia, es porque has decidido que no puedes hacerlo de ninguna otra manera. Si fastidias a tu pareja más de lo que la elogias, es porque has permitido que tu corazón sea egoísta. Te has dejado llevar por la crítica. Así que ya es hora de sacar tu corazón de allí. Es hora de aprender a deleitarte en tu cónyuge una vez más, y podrás observar cómo tu corazón comienza a disfrutar de su persona.

 Quizá te sorprenda descubrir que la Biblia tiene muchas historias de amor romántico, y ninguna es tan evidente ni provocativa como la que aparece en los ocho capítulos del Cantar de los Cantares. Escucha cómo estos dos amantes se deleitan mutuamente en éste libro poético:

La esposa: “Como el manzano entre los árboles del bosque, así es mi amado entre los jóvenes. A su sombra placentera me he sentado, y su fruto es dulce a mi paladar.

Él me ha traído a la sala del banquete, y su estandarte sobre mí es el amor”

  Cantar de los Cantares 2:3-4. 

El esposo: “Levántate amada mía, hermosa mía, y ven conmigo. Paloma mía, en las grietas de la peña, en lo secreto de senda escarpada, déjame ver tu semblante, déjame oír tu voz; porque tu voz es dulce, y precioso tu semblante”

Cantar de los Cantares 2:13-14.

 ¿Demasiado sensiblero? ¿Demasiado empalagoso? No para los que guían su corazón a deleitarse en la persona que aman…aún cuando se acaba lo nuevo, aún cuando ella use rulos en la cabeza y él esté perdiendo el cabello.

 Es hora de recordar por qué te enamoraste una vez. Es hora de volver a reír; de volver a coquetear; de volver a soñar. Y de hacerlo con placer.

Este desafío puede llevarte a un cambio verdadero y radical en tu manera de pensar. En el caso de algunos, quizá solo sea necesario un pequeño paso para llegar al deleite. En el caso de otros, puede ser necesario un salto gigante desde la indignación constante. Lo cierto es que si alguna vez te deleitaste (y sí lo hiciste cuando te casaste) puedes volver a hacerlo. No importa si ha pasado mucho tiempo. No importa si han sucedido muchas cosas que cambiaron tu percepción.Tienes la responsabilidad de volver a encontrar lo que amas de esta persona a la que te has prometido para siempre.

EL DESAFÍO DE HOY: Con determinación, deja de lado una actividad que hagas en general para poder pasar tiempo de calidad con tu cónyuge. Hagan algo que a tu cónyuge le encantaría hacer o un proyecto en el que sabes que quiere participar. Simplemente, pasen tiempo juntos. Escribe lo que podrían hacer juntos, lo que podrías dejar de lado para poder llevarlo a cabo, el día y la hora. Y háganlo.

Después de hacerlo, regresa y lee de nuevo éste desafío y contesta lo siguiente:

¿Qué decidiste dejar de lado? ¿Qué hicieron juntos? ¿Cómo les fue? ¿Qué cosa nueva descubriste (o volviste a descubrir) sobre tu cónyuge?

“Dame, hijo mío, tu corazón, Y miren tus ojos por mis caminos”. (Proverbios 23:26)

EL DESAFÍO DEL AMOR.

GENTE SIMPLE.

Por Mayra Gris de Luna.

Cortar flores silvestres fue una actividad que disfruté con mi mamá. De muy pequeña íbamos juntas por las tardes a jugar con la pelota a un campo cercano. Antes de regresar a la casa, ella cortaba unas flores silvestres amarillas y rosas que crecían allí, mientras yo buscaba las “diente de león” para soplarles  y ver como volaban sus pétalos.

Ya en casa, ponía agua en un vaso grande y las ponía en el centro de la mesa. Mi corazón de niña se alegraba con éste acto de mi mamá; se contagiaba de esa alegría que ella desbordaba siempre.

Ahora, me gusta ver las flores en las casas. La mayoría son arreglos de flores artificiales montados en hermosos floreros. En algunas puede haber coloridas y finas flores naturales. Pero últimamente no he visto flores silvestres en un vaso. Eso es para gente sencilla, o, como diría mi mamá, son cosas de “gente simple”.

Recuerdo cuando ya de joven le comentaba a mi mamá lo que aprendía en un curso acerca de las reglas de etiqueta para poner la mesa. Le platicaba que si el filo de la vajilla era plateado, se utilizan cubiertos plateados y que en una mesa formal con vajilla de filo dorado, lo indicado era usar cubiertos dorados. Y que la maestra decía que el florero del centro no debía ser muy alto porque los comensales no podrían verse. Ella sólo dijo:

– “Todo eso es muy complicado. Yo soy gente simple”. Ahí comencé a darme cuenta que la sofisticación puede volver a la gente muy complicada.

Con el paso de los años, me he dado cuenta de que yo también me volví complicada. Muy complicada. Tantas reglas que cumplir, protocolos que seguir, expectativas que llenar, heridas que no se quieren tocar, temores latentes y sobre todo: el orgullo.

Todas las cosas que nos limitan, que nos presionan, que nos atrapan y matan nuestra sencillez de niñas, nuestra espontaneidad, nuestra simpleza.

Recuerdo a mi mamá como una persona siempre alegre. Y creo que pensando en ella me convenzo cada vez más de que es mejor ser “gente simple” que “gente complicada”.

Encontré varías características en la persona de mi madre, que la hacían simple si, y por ello feliz.

1. LA “GENTE SIMPLE” ENCUENTRA BELLEZA DONDE ES DIFÍCIL ENCONTRARLA.

Recordé un día en especial al ver una fotografía. Fuimos a la playa en Veracrúz, y de regreso, en la carretera, Mamá vió unas flores y le pidió a mi papá que orillara el auto. Bajamos a cortarlas. Eran del tipo de flores que se secan y pueden durar mucho tiempo luciendo intactas. Yo las recordaba hermosas hasta que observé en la fotografía que en realidad el lugar no era muy lindo. Me sentí admirada de la manera en que mi mamá pudo ver algo bello en medio de algo francamente feo. Los niños y niñas son así. Pueden ver un perrito roñoso y sucio y no dudan en cargarlo y decir: -“¡mira qué lindo!”.

2. LA “GENTE SIMPLE” LE DA MAS IMPORTANCIA A LAS PERSONAS QUE A LAS COSAS. SIEMPRE.

Mi mamá no solo me llevaba a jugar con la pelota. Jugamos a la tiendita y se tiraba con nosotras  sobre una colcha en el patio a ver las formas de las nubes. También estuvo con su madre y con su suegro al momento de morir porque cuidó de ellos. Fué madre no solo para nosotros sino para otras personas. Siempre se daba tiempo para platicar con alguien aun cuando hacía muchas otras cosas.

3. LA “GENTE SIMPLE” SE DA TIEMPO PARA DISFRUTAR DE LA VIDA.

Estamos demasiado ocupados como para cortar flores. No nos damos tiempo para hacer las cosas que nos gustan y que disfrutamos. ¿Cuándo fué la última vez que hiciste algo solo para disfrutarlo? Ver una película romántica, un masaje relajante, reir a carcajadas.

Cuando no dedicamos tiempo para ello,  aparece la frustración, el resentimiento, y la “chispa” de la vida se va apagando.

4. LA “GENTE SIMPLE” NO LE DA TANTA IMPORTANCIA A LAS COSAS MATERIALES NI LE INTERESA IMPRESIONAR A LOS DEMÁS.

Las personas que conocieron a mi mamá le recuerdan como una mujer bella. Siempre admiré como lucía hermosa si en su tocador solo había un cepillo para el cabello, una sencilla crema “Nivea”, algún desodorante y un perfume.

Al respecto me gusta la traducción de la Biblia de Jerusalén de 1 Pedro 3:2 y 3 que dice:

 Que vuestro adorno no esté en el exterior, en peinados, joyas y modas,

 sino en lo oculto del corazón, en la incorruptibilidad de un alma dulce y serena:

esto es precioso ante Dios.

Cuando Jesús, el Rey de Reyes vivió en la tierra, eligió una vida sencilla. La Biblia dice que no tenía ni en qué recostar su cabeza. Su vida era simple. No así su misión. La más sublime, difícil y significativa de todas. La vida más trascendente enfocada en lo eterno, no en lo temporal.

Desde hace algún tiempo empecé a reestructurar mi vida para hacerla más simple. Eso implica menos de unas cosas y mas de otras.  

El resultado ha sido muy satisfactorio para mi. Me siento mas tranquila y más feliz.

Sin lugar a dudas una de mis metas es ser como decía mi mamá:  una “gente simple”.

 ¿Crees que tu calidad de vida mejoraría si fuera más simple?

¿Qué podrías eliminar o incrementar?

Cortando flores.jpg