COMO MANEJAR LAS OFENSAS INMERECIDAS. VIDEO. CÉSAR LOZANO.

Dr. César Lozano y la Conductora Galilea Montijo

Las ofensas son como un regalo: tu decides si lo aceptas o no.

Video de César Lozano en el Programa hoy. 1 de Octubre 2013.

 

PERSONAS FÁCILES DE QUERER.

Dr. César Lozano.

Dentro de las necesidades básicas de las personas, una de las más importantes es el ser amado, y sentirse amado. A todos nos agrada que nos amen. Nos hace sentir bien. Por el contrario, el ser rechazado, la carencia de amor en la vida de las personas, puede ser el origen de innumerables trastornos de la personalidad y actitudes patológicas y negativas no solo para la persona que no es amada sino también para su entorno.

Curiosamente, hay personas que son fáciles de amar y también hay personas que como que se nos dificulta aceptar y en consecuencia amarlas. Personas que mas bien luchamos por soportar.

 Características de las personas que se facilita querer.  (¿Qué hacer para que te quieran?)

* Quienes tienen consideraciones y amabilidad en su trato.

* Quienes se adaptan a las circunstancias. No son chocantes, ni necios.

* Quienes aceptan halagos y muestras de reconocimiento. Quienes poseen una autoestima correcta sabrán aceptar mejor un elogio.

Características de las personas difíciles de querer: (“Esto va a calar”)

* Quienes pierden el interés en la vida de los demás. Viven demasiado enfocados en si mismos.

* Quienes pierden el control de sus emociones. Sobre todo el caso de la ira.

* Quienes practican hábitos desagradables. Mal olor, mal aliento…

Así que, ¿te quieren o te soportan?

Que éstos puntos nos sirvan para evaluarnos y poner más cuidado en desarrollar más las actitudes positivas y eliminar las negativas.

Así también, podamos comprender, aceptar y amar a las personas con cualidades negativas.

Frase Matona del día:

“Me dí cuenta que faltó tiempo para conocernos cuando sobró tiempo para despedirnos”

CHECA TODAS LAS FRASES MATONAS Haz click aquí.

AMADA POR DIOS

REFLEXIONES DE CESAR LOZANO. VIDEO.

Segunda parte:

 REFLEXIONES DE CESAR LOZANO.VE A LA PESTAÑA “INICIO” PARA VER TODOS LOS ARTÍCULOS DEL BLOG.

 

LAS QUEJAS Y LA FRUSTRACIÓN.

RECUERDA LAS BENDICIONES DEL DIA

Por Dr. César Lozano

Hacía un calor de 37 grados centígrados a la sombra y ese día no funcionaba bien el aire acondicionado de la clínica en la que consultaba. Un compañero de guardia se la pasaba quejándose: “pero qué calor hace”, una y otra vez lo expresaba. Así estuvo toda la mañana. Me iba a llevar muestras al laboratorio y cuando regresaba a los cubículos de consulta me recibía con una cara de malestar y con la expresión de “qué calor hace”. De pronto empezó a funcionar perfectamente el aire acondicionado de la clínica y el bienestar se hizo presente con un suspiro de alivio de todos los ahí presentes, menos de mi compañero. Al rato escuché su voz diciendo: “pero que calor hizo…”

¡Total que las quejas continuaron! Entiendo que las cosas no salgan como queremos y es parte de nuestra vida. Querer que todo sea perfecto sin errores representa un tremendo desgaste porque por naturaleza somos seres imperfectos y los errores o fallas se harán presentes frecuentemente.

Controlar la frustración propia es un gran reto, pero más reto es ayudar a que nuestros hijos controlen sus propias frustraciones y les ayude a ser personas más fuertes y sanas mentalmente.

Hace algunos años se documentaron varios estudios extraños relacionados con la capacidad de soportar las eventualidades en los niños. Varios de estos estudios, por cierto algo perversos, evidenciaron que si en edad temprana sabes controlar las adversidades lo podrás también hacer en edad adulta.

Si entras al internet y pones el buscador  “No te comas el malvavisco todavía” encontrarás uno de estos estudios de Stanford University aplicado a cien niños de 4 años. En forma individual entraban a una habitación donde estaba una silla y una mesa. Sobre la mesa un plato con un malvavisco. Les dijeron que si esperaban 20 minutos antes de comérselo, obtendrían un segundo malvavisco y en ese momento podrían comerse los dos. Se quedan los niños solos en el salón donde se realizó el estudio en el cual había adicionalmente dos cámaras ocultas que revelaban quienes se comieron de inmediato el malvavisco y quienes esperaron.

Catorce años después se estudiaron nuevamente a mismos niños, ahora jóvenes que tuvieron la capacidad de esperar los 20 minutos vs los que no esperaron. El resultado fue que quienes lograron controlar la tentación y esperaron eran más exitosos en comparación con el resto del grupo.

Otros estudios similares igual de difíciles, fueron mantener un chocolate en la boca, pero sin comérselo; contemplar unos estupendos juguetes y seleccionar uno, sin tocarlos ni jugar con ellos. En todos la conclusión fue la misma: los niños con alta resistencia a la frustración eran mentalmente equilibrados, no sólo durante la niñez, sino también durante la etapa adulta.

Y no sólo eso, también eran más agradables, sociables y más abiertos a nuevas experiencias.  Por lo tanto, tener tolerancia a la frustración y controlar las emociones nos permite disfrutar más de la vida y evita estar amargándonos por lo que no podemos controlar.

En otro estudio revelador se presenta una cifra que es para meditarse:
las personas nos topamos diariamente con un promedio de ¡veintitrés frustraciones! –llovió precisamente el día de la fiesta al aire libre, se descompuso el auto, no funcionó la copiadora, el embotellamiento estaba precisamente en la calle que elegí , etc.  Pero lo más revelador es que la mayoría de estos eventos no son problemas realmente graves o relevantes. Los hacemos graves por todo lo que pensamos adicionalmente o por la emoción negativa que nos deja el hacer un coraje por lo que no podemos controlar.

Dicen que en los viajes se conoce más a la gente y es precisamente porque en los viajes pasan muchas adversidades. Como la que “sufrí” hace unos días al llegar a un hotel y darme cuenta que habían cancelado las habitaciones para mi personal y para mi.  Once de la noche, cansados y con dos conferencias al día siguiente y que te digan que “por error” no se hizo la reservación. O llegar a un país desconocido totalmente y que al bajarte de un taxi hayas detectado tardíamente que el chofer te cobró de más. Como dice un amigo, es bueno tener siempre dentro del presupuesto de viaje un dinero adicional para robos, pérdidas, medicamentos o accidentes, si sucede algo como esto no me amargo porque ya lo tengo previsto, si no pues regreso con dinero adicional y punto.

El problema más grave de quejarnos una y otra vez por lo mal que nos fue, es que se convierte en un terrible hábito. Que las quejas se pegan como la gripa y que se aplica igualmente la ley de la atracción. “Entre más te quejes, la vida te dará más motivos para que lo sigas haciendo”.

En ciertas circunstancias de la vida es bueno preguntarnos ¿qué prefiero, tener la razón o ser feliz? ¿Qué prefiero, amargarme o adaptarme y conformarme? No caer en los extremos de ser catalogados como conformistas pero la vida siempre nos depara sorpresas buenas y no tan buenas. Como dice un antiguo proverbio budista: “En verano hace calor y en invierno hace frío” Lo que significa que debemos aceptar ciertas cosas y circunstancias porque son parte de nuestra vida y hay situaciones sobre las cuales podremos ejercer control y otras no. Pero tengamos cuidado de no caer en los extremos al dejarnos guiar por las bienaventuranzas y las adversidades. Hagamos lo que esté de nuestra parte: seamos amables, afables, sinceros, trabajadores, honestos y generalmente (no siempre) la vida te devolverá lo mismo.

Mi vida ha cambiado favorablemente al aceptar que las adversidades son parte de mi existir lo quiera o no y es mi responsabilidad la forma en la que respondo ante lo inevitable.

¡Ánimo!
Hasta la próxima.

¿LO PROMETES?

TE LO JURO!

Por César Lozano

“¡Te lo juro!” 
“Por ésta… (haciendo una cruz con el dedo índice y pulgar) que fue verdad”
“En serio, ¡te lo prometo!”

Cada día descubro a más personas que tienen que jurar una y otra vez para convencer sobre su verdad y estoy seguro que tiene su porqué. Niños y adultos que intentan convencer que lo que cuentan fue realidad o que lo que les piden hacer, ahora si lo van a realizar.

Quien no duda de lo que dice, no tiene necesidad de prometer o jurar. Independientemente de las cuestiones religiosas que nos dicen que no debemos de jurar el nombre de Dios en vano, considero que el hábito de tener que utilizar esta estrategia para convencer se convierte en algo verdaderamente desgastante.

En su momento, yo mismo lo hacía, y un día descubrí que empecé a hacerlo por imitación.  Un amigo lo hacía frecuentemente y yo empecé a imitar tan pésimo hábito.

Por supuesto que existen otras razones por las cuales juramos una y otra vez:

  1. Por mentiras descubiertas o encubiertas que celosamente guardamos y no deseamos que salgan a la luz.
  2. Por antecedentes de irresponsabilidad en las que se nos solicita algo y no se hizo y, por lo tanto, se duda de tu futura acción.
  3. Por la inseguridad que sentimos al convencer sobre un hecho. No estamos cien por ciento seguros de que sea verdad lo que decimos, pero no deseamos que se dude de nuestra palabra.
  4. Porque alguien nos pide que juremos o prometamos lo que decimos, ya que quien lo solicita tiene un historial de haber tratado con personas que utilizan la mentira como estilo de vida.
  5. Porque mucha gente lo hace para convencer y ven que funciona.

Por supuesto que pueden  existir más razones, pero considero que las anteriormente descritas son las más comunes.

Hace unos días Oprah Winfrey entrevistó a Lance Armstrong. El deportista que sorprendió al mundo por sus múltiples hazañas en mundo del ciclismo.

El ex-ciclista admitió que si se dopó durante las siete ediciones del Tour de Francia que disputó y ganó. Armstrong,  dijo que entre las sustancias que utilizó estuvieron el EPO, la cortisona, la hormona masculina llamada testosterona e incluso se realizó transfusiones de sangre para mejorar su condición física. Todo lo anterior, prohibido y penado duramente por el mundo del ciclismo.

Todo un ejemplo a seguir, millones de personas aplaudieron el éxito que tuvo después de ser sobreviviente de cáncer. Un ícono cuando se hablaba de personas dignas de admirarse y, al descubrirse esta terrible mentira, todo se vino abajo.

Durante la entrevista, la conductora mostró videos de años pasados en los que Armstrong negaba el uso de drogas.  A lo que él cínicamente contestó:  “Tu y yo sabemos que la fama engrandece lo que realmente eres.  Reconozco que viví una gran mentira”.

En una ocasión, Amstrong fue acusado de dopaje y él acudió a los tribunales para entablar una demanda por difamación, obviamente anteponiendo su palabra y juramento y ganó, por lo cual obtuvo adicionalmente otra cantidad considerable de dinero a costa de la mentira.

Me impactó la entrevista realizada por Oprah y más cuando con una sonrisa dijo que no hubiera podido ganar el Tour de Francia siete veces sin haberse dopado.

¿Qué sentirá su familia? ¿Qué sentirán los ciclistas que quedaron en segundo, tercero o cuarto lugar en competencias donde él salió victorioso a costa de la trampa y la mentira?

Me hace reflexionar cuántas veces caemos en este juego donde por ganar o salirnos con la nuestra podemos mentir e inclusive jurar para que se crea en “nuestra verdad”.

El fin nunca justifica los medios. La mejor estrategia es la prudencia al hablar y al actuar. Recordar que la mentira es falta de honestidad y cobra facturas caras.  Difícil, mas no imposible aplicar la verdad en todo lo que hacemos.

Con gusto comparto algunas de las estrategias que recomiendo.

  1. Hacer el firme propósito de hablar con la verdad, por más dolorosa que sea. Cuando nos proponemos algo y lo hacemos de corazón hay más posibilidades de lograrlo.
  2. Vale más una verdad sutil que una mentira piadosa. Es mejor decir la verdad aunque duela, pero de una forma mesurada, buscando la forma más suave o amorosa para expresar tus sentimientos.
  3. Evita repetir una y otra vez que tu argumento es verdad. Evita jurar, prometer o dar la palabra porque entre más lo hagas más se duda de ti.
  4. En caso de que se ponga en duda tu verdad, solo di así fue y ya. Evita la tentación de querer convencer a toda costa. A veces el silencio posterior es la mejor estrategia.
  5. Cuando tus argumentos sean destruidos injustamente, es bueno terminar la conversación diciendo: lo que digo es la verdad. Te recuerdo este dicho popular: “A explicación no pedida acusación manifiesta”.

Cuando le leí este artículo a uno de mis colaboradores de la radio, me dijo: “¡le juro doctor, que yo nunca juro!” ¡Sopas!

Que tu verdad sea tu bandera por la honestidad que te respalda.

¡Ánimo!
Hasta la próxima.

MANTENIENDO VIVA LA ESPERANZA. César Lozano.

Dr. CESAR LOZANO.

Por: Dr. César Lozano

Claro que no es fácil. Por supuesto que existen múltiples razones para creer que lo bueno no siempre está destinado para cada uno de nosotros; sin embargo la historia nos dice que quienes lograron vencer la tentación de darse por vencidos ante una adversidad generalmente lograron superar más rápidamente la prueba y lograron trascender.

Los sinónimos de la esperanza son creencia, expectativa y fe. Tres palabras que de por sí logran una sensación de bienestar con el sólo hecho de mencionarlas.

La esperanza es el sentimiento que se experimenta cuando las cosas van mal y tenemos el presentimiento o la certeza de que pueden mejorar.  Es, por lo tanto, una actitud positiva que puede generar grandes beneficios para quien la practica.

Durante varios días me di a la tarea de preguntar a más de 30 personas cuáles son las razones por las que la gente pierde la esperanza. Todas las respuestas las puedo resumir en dos:

1.    Sienten que la vida no ha sido generosa o no han recibido lo que creen merecer.

2.    Escepticismo. No creen que lo bueno o lo mejor está destinado para ellos. Dudan en la existencia de los milagros en las situaciones más adversas o en el maravilloso poder de atracción que se ejerce al pensar o desear fervientemente algo.

La falta de esperanza empobrece, porque no nos impulsa a creer o a crear nuevas cosas para mejorar las circunstancias actuales.

Tristemente escucho comentarios como “A ver qué pasa…” “Pues no puedo hacer nada…” “Ni modo, ya ni llorar es bueno…” cuando inclusive llorar es de gran beneficio para soltar esa emoción de dolor o tristeza y recuperar el ánimo para tomar decisiones llenas de esperanza.

La historia está llena de personajes que nunca perdieron la esperanza.
Los hermanos Wilbur y Orville Wright,  originarios de Milville, pequeña ciudad de Estados Unidos quienes se pasaron horas y horas observando y analizando las diferentes formas de vuelo de cada ave que veían. Ninguno de los dos asistió a la universidad.  Wilbur pensaba convertirse en clérigo, como su padre, pero un accidente que sufrió hizo que se le cayeran varios dientes y le provocaba pena mostrar su dentadura al hablar. Desistió y prefirió otro camino. Fundaron un pequeño semanario, después se dedicaron a la venta y reparación de bicicletas y posteriormente a la fabricación y venta de papalotes. De ahí nació más fuertemente la intención de crear máquinas voladoras. Observando la eficiencia aerodinámica de las gaviotas y los buitres, lograron un vuelo respetable de 38 metros, después de 90 y luego de 187 metros, en casi medio minuto. Efectuaron miles y miles de pruebas y nunca perdieron la esperanza, hasta que crearon una máquina más grande que logró recorrer 250 metros en 59 segundos.

Thomas Alba Edison, nunca perdió la esperanza en sus inventos, incluyendo la bombilla eléctrica.

Johane Rowling o mejor conocida como J.K. Rowling creadora de las novelas de Harry Potter, es otro ejemplo de lo que la esperanza puede llegar a hacer. En junio de 1990, mientras viajaba en un tren demorado durante cuatro horas desde Mánchester hasta Londres, surgió en su mente, completamente formada, la idea de una escuela de magos. -“De repente, la idea de Harry apareció en mi imaginación, simplemente. No puedo decir por qué, o qué la desencadenó, pero vi la idea de Harry y de la escuela de magos muy explícitamente”.   Su primer manuscrito “Harry Potter y la piedra filosofal” fue rechazado por ¡12 editoriales!  y ahora es una de las mujeres más ricas de Gran Bretaña, con más de 450 millones de copias vendidas.

Si eres una persona que habitualmente tiene poca esperanza, tal vez es el momento de hacer algo para aumentarla. Entre muchos, considero que éstos son los grandes Beneficios:
1.    La Esperanza nos impulsa a actuar. Impulsa la creatividad, ya que al no desistir ante una adversidad, la mente tiende a generar diversas ideas para lograr nuestros objetivos.
2.    La palabra esperanza tiene poder. Simplemente el decir: “He decidido no perder la Esperanza…” genera una intensión y una sensación de fuerza que puede impulsarnos a lograr lo que otros no pueden.
3.    Tener esperanza nos hace más positivos, amables y amistosos con los demás. La razón es porque la esperanza generalmente está basada en sentimientos basados en el amor. Buscamos lograr lo que deseamos pero sin dañar a otros, recordando que el fin no justifica los medios. Es la gran diferencia entre tener esperanza o simplemente desear conseguir a cualquier precio lo que deseamos.
4.    Proporciona equilibrio emocional. Somos mente, cuerpo y espíritu. Y este equilibrio nos recuerda el cuidado que debemos de tener en estas tres importantes áreas de nuestra vida para el logro de las metas. De nada sirve desear tener salud si no cuidamos nuestro cuerpo.  Imposible atraer lo bueno y lo mejor si no cambiamos nuestro patrón de pensamiento. El crecimiento espiritual siempre va de la mano en quienes fomentan fuertemente la esperanza en sus vidas.
5.    Disminuye el Estrés. Quienes creen firmemente que algo bueno viene en sus vidas y/o en las vidas de los demás, disminuyen notablemente el nivel de ansiedad y estrés.
Te comparto una de mis frases matonas: “Es saludable creer que existen los milagros, pero sin el afán de querer cambiar siempre a la gente”
¡Que la esperanza no decaiga! ¡Ánimo, que lo bueno está por venir!

EVITA HACER SUPOSICIONES. Cesar Lozano.

Dr. CESAR LOZANO.

Por: Dr. César Lozano

Las suposiciones han sido causa de múltiples problemas en la vida de quienes creen que el futuro será de determinada manera. Si suponer fuera en positivo entonces sería un anhelo, un sueño o una ilusión relacionado más con la fe, pero se aplica generalmente a lo malo o negativo que pueda suceder.

La definición que más me gusta de suposición es ésta: “Consideración de que una cosa o idea es posible o probable sin estar completamente seguro de ella.”

Hacemos suposiciones de todo, el problema es que al hacerlo creemos que lo que suponemos es cierto y es precisamente eso lo que causa gran conflicto.  Recordé una frase de un autor que desconozco:  “En mi vida he vivido grandes tragedias, algunas de las cuales la viví en realidad”.  Gran tragedia iniciamos cuando empezamos a suponer, como si tuviéramos la facultad de adivinar o ver el futuro.  ¿Por qué hay gente que hace más suposiciones que otra? Concluyo que son tres las principales razones:

  1. Inseguridad. No nos sentimos capaces de creer que lo bueno y lo mejor está destinado para nosotros. Esa ausencia de fe en nuestras capacidades y en un poder divino que puede cambiar el futuro para bien.
  2. Antecedentes de dolor. Una historia de fracasos constantes, desilusiones dolorosas, traiciones y desánimo pueden ser la causa de suposiciones constantes. Creer que si en el pasado me ha ido mal, ¿por qué en el futuro podría mejorar? La desilusión causa estragos suponiendo que el futuro no será promisorio.
  3. “La burra no era arisca hicieron” frase utilizada frecuentemente entre quienes han vivido una traición y a toda costa buscan evitar el sufrimiento de otra. Utilizada en problemas relacionados con la infidelidad y el dolor tan grande que ocasiona a uno de los miembros de la pareja. Suponer que si en el pasado me falló, puede cometer el mismo error en el futuro.

Si conociéramos a fondo las dos grandes consecuencias que tienen las suposiciones tomaríamos cartas en el asunto para educar a nuestra mente y evitar toda costa que la suposición se convierta en un lamentable hábito que nos lleve irremediablemente a la infelicidad.

La primera consecuencia es el desgaste emocional que conlleva suponer. Ese desgaste de vivir por adelantado lo que no queremos que suceda y sin embargo nuestra mente se forma una idea tan nítida y real de lo que puede suceder fomentando miedo, dolor y desánimo.

La segunda consecuencia es que la suposición tenga tanto peso en tu vida que atraigas irremediablemente hacia ti eso que no deseas que ocurra pero que te afanas en pensar. Recuerda que somos imanes y atraemos lo que más pensamos o sentimos.

Existen suposiciones hacia nosotros mismos.  Te subestimas creyendo que no serás  capaz de lograr algo. Crees que no podrás superar determinado obstáculo que se presente y menosprecias las capacidades y fortalezas  que tienes, o por el contrario, te sobreestimas creyendo que a pesar de tus debilidades lograrás tu cometido sin prepararte debidamente para el reto que se te presenta.

Hay suposiciones basadas en la salud. Quienes creen que las enfermedades están predeterminadas en su futuro y se convierten en hipocondriacos crónicos. Con un estornudo de alguien cercano creen que la enfermedad ya está en su organismo. Suponen que si su padre murió de infarto ellos tendrán el mismo fin. Prefieren suponer en lugar de mejorar la alimentación y controlar el estrés, que sería un buen principio para evitar el mismo fin.

Existen también las suposiciones basadas en la amistad o en el trabajo. Si algún compañero o amigo llega y no te saluda como acostumbra, empiezas a suponer las mil y una razones por las cuales no lo hizo. –“Le han de haber dicho lo que comenté en la reunión de ayer, o puede ser porque no lo felicité en su cumpleaños o a lo mejor fue porque ayer no le quise ayudar con lo que me solicitó”. Y posteriormente te lo encuentras y le preguntas el porqué de su indiferencia y contesta con mucha pena que tenía una migraña tremenda y se sentía muy mal. Te ofrece disculpas ¡y ya! Las suposiciones hicieron nuevamente de las suyas y armaste un mar de posibilidades.

Suposiciones basadas en el amor.  Tremendo error es suponer que la otra persona sabe lo que queremos, lo que nos gusta o no nos gusta y debería de adivinar nuestro pensamiento. El sufrimiento se hace presente por querer o desear que mi pareja sepa a ciencia cierta qué es lo que quiero. Suponer que me quieren cuando no te llaman, no te buscan, no se preocupan por ti, y no existen ningún interés. ¿Qué te hacer creer que te quiere? No supongas. Y ni para que entrar al tema de suponer que el otro va a cambiar y entonces seré feliz.

No niego la importancia de tomar las medidas necesarias para evitar que las decisiones del presente puedan afectar nuestro futuro e identificar los factores de riesgo.  Prever en lo posible las consecuencias , pero eso de suponer los diferentes escenarios terribles donde seamos víctimas de las circunstancias de situaciones que aún no han ocurrido es un desgaste tremendo.

Mi recomendación es clara y concisa:
No supongas, mejor pregunta.
No supongas, mejor lee.
No supongas, mejor ten fe. 

¡Ánimo!
Hasta la próxima.

y la frase matona de hoy:

‎”Cuando alguien te ama te procura, si hay interés se nota y cuando le importas se demuestra. Evita hacer suposiciones”

Frase Matona (con dosis de “ubicatex”)

Basado en los conceptos del Dr. César Lozano.

LA PELÍCULA DE TU VIDA. De César Lozano.

Tomado de: “Destellos”, de César Lozano

Editorial Aguilar.

Hace algunos días, después de disfrutar una película en el cine, y algo inspirado por la trama de la misma, llegué a la conclusión de que la vida de cada uno es como una película.

El argumento, el guión, lo construimos según el estilo que cada quién adopta.

Podemos hacer un drama, una comedia, un documental histórico, cine de aventura, terror o romance. También podemos escoger la clasificación: A, digna de ser vista por toda la familia; B para adolescentes y adultos, o de plano C, para adultos con amplio criterio, y no hablo de otras clasificaciones porque entonces ya sólo sería accesible a muy pocos espectadores.

¿Quién es el actor o la actriz principal en la película de tu vida? En la mía, yo. Estoy seguro de que en tu película eres el o la protagonista. En la película de mi vida, por ejemplo, las primeras actrices son mi esposa y mi hija; los primeros actores son mi hijo y mi padre. Hay muchos actores de reparto: mis hermanos, mis mejores amigos, mis compañeros de trabajo. Hay actores invitados, que en algunas secuencias tuvieron un papel importante, aunque temporal.

¡Claro que en mi película también hay villanos! Si no fuera así, imagínate qué aburrida. Los antagonistas tienen la misión de hacernos la vida difícil, de ponernos piedras en el camino, de hacer hasta lo imposible para que fracasemos, pero también son quienes dan ritmo y acción a la historia. En toda película siempre habrá un villano: ¡hasta las de Disney los tienen”

Desde luego hay películas con mala producción, cuyo reparto está formado por actores sin ambición, que hacen de su película un producto mediocre, actores que no desempeñan bien su papel, o que prefieren no actuar por temor a fracasar en la vida; no se arriesgan, no escogen bien el argumento, y se conforman con ser del montón.

Cada quien es libre de elegir el argumento y el personaje que desempeñará en su película, el tipo de producción y la clasificación que le corresponde. ¿Cómo es la película de tu vida? Revisemos algunos géneros, elige tu favorito.

Drama.

Transcurre en un mar de lágrimas, el protagonista es agobiada por las preocupaciones que, la mayoría de las veces, no tienen razón de existir. Piensa que nadie lo quiere, que vive entre villanos que sólo buscan generarle sufrimiento. Experimenta vívidamente enfermedades que no padece, carece de ánimo, de sueños, de proyectos. Se queja interminablemente de todo y de todos. Vive un “dramón” permanente, hora tras hora, día tras día.

Comedia.

El protagonista no se toma la vida muy en serio. La trama está llena de buenos momentos generados por la actitud optimista del personaje, que imprime un toque de buen humor a todo lo que hace. El resto del reparto, y los espectadores, ven al personaje con simpatía. Sabe reír y hace que los demás rían, motiva a que los demás sean felices y hagan mejor lo que emprendan.

Romance.

El protagonista es equilibrado y congruente en todos los aspectos de su vida. La historia se desarrolla en un ambiente romántico que da cabida a una actriz principal. Todo gira en torno al amor de pareja. El personaje vive y respira inspirado por los seres que ama: esposa, novia, padres, hijos, hermanos, amigos y compañeros de trabajo. Eso le da interés a la historia, y los personajes son más felices conforme avanzan las secuencias.

Aventura.

Para protagonizar una película de aventura se necesita ser un actor intrépido que no teme a los retos sino que, por el contrario, los acepta y sabe salir airoso de todas las dificultades y peligros. Eso es lo que se necesita para hacer de la vida una gran aventura; maravillosa porque en cada situación el personaje encontrará la salida, luchará por conseguir lo que desea, se esforzará para alcanzar sus metas, derrotará a los villanos que lo enfrenten disfrazados de vicios, porque en síntesis, es un triunfador.

Terror.

No elijas este tipo de guión, ni cono protagonista ni como reparto. Cuando tu mente se sienta tentada por un libreto plagado de situaciones que causen terror, ¡recházalo! No actúes, a nadie le gustaré verte. El terror, ya sea físico o psicológico, es terrible. Ser sometido o someter a alguien a situaciones desagradables y de violencia es vivir el tormento de un infierno. El maltrato, ya sea de palabra o de hechos, ocasiona ansiedad, miedo, tristeza y es denigrante para quien lo ejerce y depresivo para quien lo sufre. Definitivamente, un libreto así solo tiene un lugar: la basura.

Documental histórico.

En ese tipo de película la vida del protagonista se sustenta de los éxitos pasados. Vive añorando etapas de su vida que si en un tiempo le fueron venturosas, no regresarán; ya pasaron. Prefiere vivir atado al pasado en lugar de vivir el presente, el ahora. Se aferra al recuerdo de quienes se fueron para no volver. Son personajes que no avanzan, la historia transcurre lenta, sin ritmo.

También es posible que la película de nuestra vida guarde un sano equilibrio: drama, comedia, romance, aventura, quizá algo de terror sufrido, o de documental por permanecer     atados al pasado; lo importante es lograr que nuestra película sea aceptable, buena, ¡digna de ser nominada a los premios de la Academia! También es necesario lograr que se mantenga en clasificación “A”. Que puedan verla tu familia, hijos, hermanos, amigos, ¡Todos! sin cortes, censura o mutilaciones. Por ello elige con cuidado el argumento. Como protagonistas de la historia, nos corresponde elegir el guión que nos permita desempeñar un papel decoroso, brillante, una actuación digna del “Oscar”, de la admiración de nuestra familia y de los espectadores; es decir de nuestros semejantes.

Actúa en esta maravillosa película de tu vida de tal forma que al final de los días el público te ovacione de pie.

¡ÁNIMO! ¡CÁMARA! ¡ACCIÓN!

 

FRASES MATONAS DE CÉSAR LOZANO.

Una Buena dosis de “UBICATEX”

Mayra Gris de Luna

Desde hace tiempo busco constantemente todo tipo de libros, artículos, pensamientos, frases, que me ayuden a ser mejor persona. Las frases matonas de César Lozano, sus libros y artículos en general, siempre motivan y ayudan a mejorar en autoestima a personas como yo que necesitamos que alguien nos levante el ánimo, o como dijera el Dr. César Lozano, nos dé una buena dosis de “UBICATEX”.

Me he dado a la tarea de recolectar las frases matonas siguiendo el trabajo del Dr Lozano Esta es una de las páginas más visitadas de éste blog grisde luna… EN LA CABAÑA.

Te invito a visitar otros artículos de éste blog y de “Caminando” mi blog de meditaciones sobre Vida Diaria específicamente dirigido a mujeres en http://mayragris.com  te aseguro que será un tiempo bien invertido.

Sin mas rollo, he aquí nuestras adoradas “FRASES MATONAS”…

“En éste día, tu presencia puede iluminar u oscurecer, alegrar o entristecer, motivar o hacer desfallecer. Depende de ti. ¡Animo!”

“Es bueno recordar que el físico atrae, pero la personalidad enamora.”

images“No es que aguante menos o que ya no te quiera, es que ahora si me quiero”

“El celoso no sufre tanto por lo que ve, sino por lo que se imagina” – Anónimo.

“En los negocios y en el amor, tu nivel de expectativas define lo que obtendrás. Espera más porque te mereces lo mejor.”

“Negociar: Es el arte de convencer a otro de lo que uno quiere. Pero la negociación mas difícil es convencernos a nosotros mismos de lo que es realmente mejor.”

“Hoy no olvides que atraes a tu vida lo que más piensas o lo que más sientes”

 ‎”El sufrimiento aparece cuando la razón o el corazón quiere cambiar la realidad ante lo que no puedo cambiar” La aceptación libera.

“Nos perdemos los mejores momentos por revivir mentalmente los peores momentos” ¡Vive el presente!”

 “Si los mejores momentos son los que compartimos con alguien, hoy tu puedes ser para alguien un momento inolvidable.”  

 “No aceptes la crítica de quien solo ve lo malo en los demás. Es tanta su carga negativa y dolor, que necesita compartirlo”

“Que la película de tu vida no se convierta en un documento histórico donde vivas de éxitos, amores y recuerdos del pasado”

 “Que razón tienen las madres cuando dicen: ¡hasta que tengas a tus hijos, comprenderás muchas cosas…!”

“Ten cuidado hoy con los vampiros emocionales. Todo critican, de todo se quejan y chupan tu energía pegándote su negatividad” 

“Hoy sé alguien que provoque momentos memorables, sonrisas reconfortantes y reconocimientos inolvidables”. 

“Recuerda que la fe es creer sin haber visto. Para quienes tenemos fe, lo bueno SIEMPRE esta por venir”

“En el enamoramiento buscas cualidades que no tiene pero que TU necesitas. No trepes arañas panteoneras a tu vida! Mejor pídele a la razón que controle a tu corazón” Frase muuuy matona!

“Lo peor de vivir un amor mal correspondido es conservar la esperanza” La vida sigue! 

‎”Cuando de consolar se trata, a veces vale mas un abrazo y un silencio prudente que mil palabras”

“Por mi bien, hoy decido que tus malos recuerdos y tus pocos buenos recuerdos pasen al archivo muerto de mi memoria” Sopas! Frase muy matona!

‎”En el amor, no busques respuestas con quien disfruta sembrarte dudas. Que haces ahí?” 

“Hay amores como la comida chatarra: se antojan por su apariencia y ‘rico sabor’ pero son nocivos para tu salud”

“No todo será como lo esperas. Con el tiempo se aprende que la capacidad de adaptación es y será siempre la mejor estrategia para la felicidad”

“Si no te quieren como tu mereces, no será que mereces algo mejor? Quiérete, valórate.

“Si en tus prioridades no me encuentro, en mi futuro no figuras”

“Respuesta matona a la crítica inmerecida: tu crees que mi vida es solo para agradarte a ti? Hay niveles!”

“Si es tan difícil admirarte, imagínate lo difícil que será quererte”

“Gracias Dios por lo que me diste y gracias también por lo que te pedí y no me diste, simplemente porque no era lo mejor para mi”

‎”Llenar tu presente de malos recuerdos y agravios pasados es revivirlos. Solo por hoy decide la calidad de tus pensamientos”

“Si de buenas es difícil quererte, de malas menos…”

‎”Cuando alguien te ama te procura, si hay interés se nota y cuando le importas se demuestra. Evita hacer suposiciones” Frase Matona (con dosis de “ubicatex”)

“Pretender que todos te quieran es un desgaste tremendo. Mejor trata a los demás como te gustaría que te traten y tendrás un gran avance”

“Si tu ex te dice: “Nunca encontraras a nadie como yo! Tu contesta: Claro! De eso se trata!” Frase muy matona!

“Te conviertes en un ser entrañable cuando haces sentir a alguien que se siente simple, todo un personaje” Depende de ti!

“Tremendo daño fue tu ofensa, pero el no perdonar trae consigo: Ira que enferma, Dolor que paraliza y autocompasión que baja mi autoestima” 

“Al final, lo que verdaderamente importará será a cuantas vidas alegraste, cuanto reíste y cuanto amor recibiste”

“Quien no comprende una mirada o un abrazo tampoco comprenderá una larga explicación” -Proverbio árabe-

“Es posible sobrellevar tus naturales defectos, pero es imposible soportar tu apatía e indiferencia. Asi que: CIRCULALE! Frase Matona!

“Tu traición duele, mi ceguera lastima pero mi aprendizaje me fortalece” Frase Matona!

“Tus argumentos importan para convencer, pero nunca olvides que el corazón mueve a la razón”

 

“Duele el silencio porque si tu silencio hablara escucharía lo que no quiero reconocer”

images-1Lucha y sonríe por aquellas personas que te demuestren día tras día el querer estar en tu vida, dedícales parte de tu tiempo y hazles saber lo importante que es para ti el sentir que cuentas con su apoyo.. 
A las que no quieran estar dales las gracias y permiteles que puedan continuar su largo camino..

“Por tus gustos renuncié a mis gustos. Por tus sueños dejé los míos. Por tus problemas me olvidé de mis alegrías. Eso no es amor

“La forma mas indirecta de decir te quiero es decir te extraño” ¿Eres extrañable? Pregunta matona

“Por aferrarnos tanto a lo que creemos mejor, evitamos que lo verdaderamente bueno llegue. Dejemos que el tiempo y Dios hagan lo suyo”

“Decir ‘no puedo vivir sin ti’ una vez, se me escucha muy bien, decirla constantemente, se escucha muy suplicante” Frase Matona!

No se trata de encontrar a una persona extraordinaria, se trata de encontrar algo extraordinario en una persona ordinaria.

“Si en el amor hoy te conformas con migajas, mañana no te quejes de andar hambread@” Sopas!!

“El poder afectivo en una relación lo tiene quien siente o cree que necesita menos del otro” Zas! 

“Alarma en una relación: Pocas actividades juntos, rutina, falta de interés en la vida del otro(a) y hacer comparaciones”

“Que gran verdad la frase que dice: La persona que te hace fuerte, es también tu mayor debilidad”  

Celar nada puede interpretarse como madurez o inferencia. Celar poco que te valoro mucho; celar mucho que no me valoro nada”.

“El corazón duele cuando tus frías acciones y largos silencios te hacen sentir tan lejos, estando tan cerca”

“Haz que en tu ausencia se te extrañe, mas no la prolongues tanto, para que no piense que puede vivir sin ti”

“Sus asuntos son los únicos q importan,su tiempo es lo único q vale y tu a segundo plano..-pero en el fondo me quiere- Ajá” Urge dosis de ubicatex!

“Exigir o suplicar que te quieran es la máxima prueba de vacío existencial” Sopas! Frase muy matona!

“No hay peor penitencia que tu terrible silencio…” Zas!

“Si te fuiste sin razón, olvidaste mis detalles y apagaste mi ilusión, porque regresas con promesas que no cree mas mi corazón” Frase Matona!

“No juzguemos, no critiquemos, no preguntemos. Nadie sabe el dolor tan grande que hay detrás de una separación”  

 “Exige pero no ofrece, promete pero no cumple, oye pero no escucha, entonces soporta pero no ama”

“Es saludable y necesario no saber nada de quien has decidido retirar de tu vida. Eso cierra tus heridas y te prepara para lo mejor”

“Me dí cuenta que faltó tiempo para conocernos cuando sobró tiempo para despedirnos”

“Difícil aceptar que muera lentamente el amor cuando no se está lejos pero si ausente”  

“La mejor forma de desacreditar un rumor será por la poca importancia que le des. Que tu actitud lo desmienta por sí sola”

“Cuando las parejas ya llevan mucho tiempo juntas y se quedan sin tema de conversación, empiezan a criticar a los amigos”

“No te confundas. Hay gente con muy buenas intensiones pero con muy poco amor para ti” Frase Matona con dosis de Ubicatex!

“Cuidado con tus silencios prolongados porque pueden silenciar el amor de quien hoy te ama”

Nada me motiva mas a querer cambiar y aprender que constatar en ti tu entusiasmo y pasión por lo que haces”

No permitas que quienes te rodean trunquen tus sueños con sus criticas destructivas y rediseñen la imagen positiva que tienes de ti. Oídos sordos a personas necias” 

“Cuidado con quienes primero piden, después suplican y luego exigen muestras de tu amor. Al final te quitan tu paz interior”

“La vida, las personas y las circunstancias podrán quitarnos muchas cosas, pero nunca nuestros valiosos recuerdos. Eres parte de ellos?” Pregunta matona.

“En el fondo de tu corazón tu sabes cuando no te quieren o algo no te conviene. Deja de sujetar lo que es tiempo de soltar” Frase muy matona…

“Los perros siempre le van a ladrar a la luna, pero nunca podrán alzanzarla” Zaz! La dijo mi querida amiga Galilea Montijo.

Las ofensas son como los regalos: uno decide si las recibe o no.

“Si mi error fue amarte: bendito error; si tu error fue no hacerlo: ¡qué horrible tu pérdida!

“Ante una ofensa inmerecida, deja que tu silencio y tu indiferencia sean la mayor enseñanza”. Hay niveles!”

Buscar brasas donde se extinguió la flama del amor, es un duro golpe a tu autoestima. No te llama, no te busca obvio no le interesas” zas!

“Si tu ex te dice en forma soberbia: Nunca encontrarás a nadie como yo! Tu contesta: Claro! De eso se trata! Sopas! Respuesta matona!

“La gente nunca será como tu quieres. No permitas que el dolor nuble tu razón”

“Perdonar es el acto de amor mas grande. Pero GANARTE el PERDÓN es la responsabilidad mas grande”

“Decir algo positivo cuando corriges a alguien te hace prudente.  Aceptar tus errores con humildad te hace inte­ligente.”

 

EN ESTE BLOG ENCONTRARAS OTROS ARTICULOS DE AUTOESTIMA Y AUTOAYUDA. ¡EXPLORALO!

 

Visita “CAMINANDO”, meditaciones sobre Vida Diaria especialmente escrito para MUJERES: http://mayragris.com

http://mayragris.com

“EL PEQUEÑO QUE ME SIGUE”.

Este es un artículo del Dr. César Lozano, basado en los conceptos de John Maxwell en su libro “Desarrolle el líder que está en usted”.

En éste día del Padre, éste poema es muy apropiado para reflexionar en la INFLUENCIA que todos podemos tener sobre los pequeños. Palabras no solo para el  padre, sino para todas las personas, porque “siempre hay unos ojos que nos ven”.

“Quiero ser muy cuidadoso, porque un pequeño me sigue.

No quiero desviarme, porque temo que él me siga.

 No escapo de su mirada.

Lo que yo soy, también lo intenta.

Como yo soy, quiere ser el pequeño que me sigue.

Así que debo recordar mientras viva,

 en los veranos soleados y la nieve de inviernos,

 que estoy construyendo los años de un pequeño que me sigue”.

Te pido que pienses en personas que han influido con gran medida en el mundo. Personas que con su presencia y su forma de vida lograron cambiar la historia. Por favor, dedica unos instantes a pensar en estos seres que marcaron, en alguna forma, la diferencia entre una actuación para bien o para mal.

Sin duda pensarás en Jesucristo, Martin Luther King, Nelson Mandela, Teresa de Calcuta, José Stalin, Adolfo Hitler y en algunos otros, pero también hay personas que pueden influir directamente en la vida de cada uno de nosotros, ya sean miembros de nuestra propia familia, amigos, conocidos o inclusive desconocidos que con su actuar, nos impactan de una forma u otra.

Por ejemplo, habrá personas que dijeron una palabra en el momento preciso; otras realizaron una acción que fue ejemplo a seguir y que modificó el rumbo de nuestras vidas; tal vez algunas que escribieron o cantaron algo que tocó las fibras más sensibles de nuestro ser. Son personas que influyen en nuestra vida, porque las admiramos y nos son gratas, sin importar el trabajo que realizan. Nuestras vidas se vinculan de alguna manera con las de otras personas y de ellas podemos recibir cierta influencia.

El cuestionamiento más importante sería darnos cuenta en cuántas vidas estamos influyendo tú y yo actualmente. Qué acciones realizamos que están siendo apreciadas por otros y que pueden influir en ellos de tal forma, que sus hábitos y costumbres se modifiquen. Aunque pudiéramos impactar a muchas de las personas que nos rodean, no tenemos el mismo nivel de influencia en todas.

Hay quiénes en el trabajo o en la escuela, pasan sin pena ni gloria; como si no existieran. En cambio en su casa tienen un impacto tremendo o viceversa.

Hay amigos en quienes influimos enormemente, pero los hay también, que ni atención nos ponen. Hay padres que influyen más en un hijo que en el otro. Según John Maxwell, la influencia que tenemos en los demás, no les llega instantáneamente y por igual a todos. Depende de muchos factores, y su fuerza puede ser medida en cuatro etapas:

Nivel 1: MODELO

La gente es influida por lo que ve. “La palabra impacta, pero el ejemplo arrastra”. La mayoría de las personas sentirán tu influencia si te perciben como alguien positivo, confiable y con cualidades dignas de imitarse.

Nivel 2: MOTIVACIÓN

Ser modelo a seguir puede ser una influencia poderosa, ya sea de manera positiva o negativa. Incluso es algo que puede hacerse a la distancia. Pero si en verdad deseas impactar significativamente en la vida de alguien, deberás lograr que tus palabras o acciones lo motiven. Te conviertes en un motivador influyente cuando animas a los demás y te comunicas con ellos en un mismo nivel emocional. Entonces las personas se sentirán a gusto contigo y consigo mismas durante los momentos que compartes con ellas, y tu nivel de influencia aumentará cada vez que las trates.

Nivel 3: MENTOR.

Cuando influyes y motivas a los demás, ya sean compañeros de trabajo, amigos o familia, te darás cuenta del impacto que tus acciones provocan en ellos. Pero para aumentar esa influencia y hacerla duradera, es necesario avanzar a este nivel llamado Mentor, y estarás en él cuando transmitas tanto con tu ser y tu saber, que logres modificar hábitos o costumbres de quienes te rodean. En otras palabras, un mentor, con su entusiasmo puede ser capaz de derramar su vida en otras personas y ayudarlas a alcanzar su potencial. A medida que se entrega en una misión en la cual cree y hace que crean en ella los demás, los ayuda a crecer personal y profesionalmente. Se convierte, según sea el caso, en maestro o maestra de vida que con su ejemplo, motivación y entusiasmo, transmite la esencia de su forma de ser.

Nivel 4: MULTIPLICACIÓN.

Este es el nivel de influencia más alto que alguien puede tener en las vidas ajenas. Como multiplicador de su influencia, puede ayudar a otras personas a convertirse en seres iguales a él o más influyentes. Comparten lo que aprendieron y cosecharon dejando un legado mayor. Desafortunadamente, pocas personas llegan a este cuarto nivel, aunque todos tenemos el potencial para hacerlo. Eso requiere tiempo, humildad, generosidad y compromiso.

Recuerda: todos influimos en las personas en mayor o menor grado para bien o para mal. Tenemos una misión que cumplir y es fundamental conocerla para poder transmitirla y hacer partícipes a los demás. Si reconoces que tu influencia en los demás no ha sido positiva, puedes cambiar hoy mismo, ¡modifica tus acciones! El legado que puedes dejar es enorme y más importante que el económico. Será un legado valioso, que enseñe que en la vida se puede triunfar en todos los aspectos con fe, con entusiasmo, con decisión en hacerla cada vez mejor.

Sí. Un legado de amor a la vida que contagie y llene los corazones de quienes nos rodean.

Es imposible saber en cuántas personas influimos, pero no debemos olvidar que siempre hay unos ojos que nos siguen.

¡Ánimo!

***

Links relacionados:

¿Qué es un papá?

Dios lo llamó  Papá

Las diez mejores frases para el día del Padre

VIDEO: “FABRICANDO UN PADRE” Leyenda sobre la creación de Papá