DIOS CORRE HACIA TI.

 

Dios corre hacia ti. Ilumina tu día con la idea de que Dios corre hacia ti.

 Cuando Pedro predicó o Pablo escribió o creyó Tomás, Dios sonrió. Pero nunca corrió.

Ese verbo se ha reservado para la historia del hijo pródigo.

“Así que emprendió el viaje y se fue a su padre. “Todavía estaba lejos cuando su padre lo vio y se compadeció de él; salió corriendo a su encuentro, lo abrazó y lo besó”. Lucas 15:20 NVI

 Un Dios que corre cuando ve que el hijo viene a casa después de haberse descarriado. Cuando el adicto sale del callejón. Cuando el adolescente se aleja de la fiesta. Cuando el ejecutivo sale de la oficina cargado de estrés, el religioso voltea hacia sus ídolos, el materialista se aferra a las cosas, el ateo a la incredulidad, y la elitista a la autorrealización.

Cuando pródigos regresan penosamente por el camino, Dios no puede quedarse quieto. Ecos del cielo se oyen del Trono. Es el sonido de las sandalias de los pies golpeando y golpeando porque Dios corre a recibir a su hijo amado, y los ángeles observan en silencio como Dios abraza a su hijo.

Cuando tú das vuelta hacia Dios… El corre hacia ti.

MAX LUCADO

Un comentario en “DIOS CORRE HACIA TI.

Los comentarios están cerrados.