DESPUÉS DE LA GRADUACIÓN.

Después de la graduación sigue aprendiendo.

GRADUACION 

Por Mayra Gris de Luna.

 

Después de la graduación te darás cuenta de que el período de clases ha terminado, pero el aprendizaje no.

La graduación es sólo un concepto. En la vida real te gradúas todos los días. La graduación es un proceso que continúa hasta el último día de tu vida. Si puedes entender eso, marcarás la diferencia” (Aric Penncovici)

Tu vida la diseñas tú, tomando las riendas de tu destino; así que, “Pon tu futuro en buenas manos: las tuyas”, que con la ayuda de Dios, quien premia el esfuerzo y la integridad, todo te saldrá bien. Para ello, nunca olvides tu “linterna”, la Palabra de Dios, que te alumbrará el camino. Medita en ella diariamente, guarda sus dichos y cumple cada día todo lo que en ella esté escrito. Si lo haces, tendrás la prosperidad garantizada y la bendición de Dios en todo lo que emprendas. (Josué 1:8,9)

 

Después de la graduación conocerás el significado de las amistades duraderas. No serán muchas, pero las que perduren, lo harán para toda la vida. Son amistades similares a esas plantitas silvestres que no necesitas regar, solitas permanecen. Esas, que aún cuando los años pasen, permanecerán intactas, unidas para siempre por los recuerdos comunes y vivencias compartidas. Los amigos que aún con canas y arrugas, serán en esencia los mismos jóvenes de ayer.

 

Después de la graduación se cierra un hermoso capítulo de tu vida y empiezas otro. Ante ésta expectativa, nunca tengas miedo ni des lugar al temor. Simplemente en los momentos en que tus pasos flaquean, agárrate mas fuerte de la mano de Dios. Él te sostendrá y te dará la fortaleza que necesitas para caminar segura.

Fuiste diseñada para cumplir con un propósito y ya lo estás cumpliendo. Para ello Dios te dotó de todo lo que necesitabas para lograrlo. Estas equipada con talentos, habilidades, fortalezas, experiencias y dones espirituales. Ya los has desarrollado y los vas multiplicando. Sigue puliéndote y sigue trabajando porque algún día Dios te pedirá cuentas de todo lo que se te ha dado. Fuiste creada para Su gloria.

 

Después de la graduación recuerda siempre que Dios te conoce. Sabe todo de ti porque Él te hizo. Conoce tus cualidades y también tus heridas. Tus esperanzas, temores y anhelos del corazón. Ten por seguro que El te proveerá de todo lo que necesites. Te cuidará. Estará disponible para ti siempre que lo busques.

Todas las cosas que enfrentes en la vida, las buenas y también las difíciles, todo, te ayudará a bien. Es una promesa divina y Dios siempre cumple sus promesas. (Romanos 8:28).

 

Después de la graduación sigue aprendiendo, ten muchas graduaciones todavía, es más, colecciónalas; gradúate de carrera, maestría, doctorado y todas las demás graduaciones que existen en la universidad de la vida. “Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad de penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber” (Albert Einstein).

 

“… y mientras buscó al Señor,

Dios le prosperó”

2 Crónicas 26:5b

Dedicado a mi hija Alisson y a sus compañeros de la generación.

ALISSON CORAL_n

 

 

CAMINANDO LIBRE.

LIBRE

Por Mayra Gris de Luna.

“Hoy le doy a los demás la libertad completa de sentir por mí lo que quieran.

Nadie está obligado a amarme de la forma como yo supongo ideal”.

Aurora del Villar

   Comparto la frase porque me brinda una sensación de bienestar y libertad. Necesitar ser amados de una manera que no coincide con nuestra realidad puede resultar atemorizante y frustrante. Cuando nuestras expectativas no se ven cumplidas podemos experimentar mucha insegurad e insatisfacción en nuestras relaciones. El dar a los demás la libertad completa de sentir lo que quieran sentir no implica que no me importe. No quiere decir que no me afecte. Quiere decir que yo me abro, que yo me permito aceptar los sentimientos de la otra persona concediéndole su derecho de tenerlos.

El libre albedrío es un derecho dado por Dios que todas las personas ya tienen. En realidad no necesitan nuestro permiso para amarnos o dejarnos de amar de la manera en que lo hacen. Tampoco necesitan nuestro permiso para experimentar rechazo o indiferencia hacia nuestra persona. Lo sabemos, y sin embargo quisieramos tener esos sentimientos en nuestras manos, como cuando tenemos una tibia y moldeable bolita de plastilina. Si se pudiera, conformaríamos aquellos sentimientos de tal manera que nos resultasen agradables y si se pudiera, perfectos. No podemos hacer eso, pero sí podemos hacer un esfuerzo por ser personas fáciles de amar. Sin duda hay personas difíciles de amar.

vivo libreSomos nosotros quienes podemos darnos la libertad de poder aceptar los sentimientos de los demás; de aceptar la manera en que los demás nos traten. Tienen derecho y no están obligados a adivinar la forma en que a nosotros nos gustaría ser amad@s y tratad@s.

A veces es difícil aceptar la verdad, pero la Biblia dice: “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8:32). Dios es amor, y Dios es verdad. Yo he encontrado mi libertad en el amor de Dios y en las verdades que Su palabra me ha revelado. No hay algo que me hiciera sentir tan atada como tratar de complacer a otras personas. Algunas de ellas son fáciles de complacer, otras son difíciles de complacer y también las hay imposibles de complacer. Esto puede resultar tan desgastante que tarde o temprano uno queda agotado al grado de no desear ocupar ni un segundo más de ésta valiosa vida en tratar de agradar a tales personas. Simplemente no nos aceptan. Cuando una persona no acepta a otra, no aceptará como es, como viste, como habla, qué dice y qué hace.

Hace un par de días, comentaba con una joven esposa y mamá que nosotras debemos hacernos constantemente una pregunta: ¿Yo estoy para hacer felíz a los demás (esposo, hij@s, otros); ó ellos estan para hacerme felíz a mi? Creo que si nuestro enfoque está en hacerles felíces a ellos, nuestra actitud cambia automáticamente de la posición de recibir, a la posición de dar. Si a su vez, el esposo y los hijos se hicieran la misma pregunta y respondieran de la misma manera, las relaciones cambiarían porque se eliminaría el egoismo y el orgullo. Sabemos que nadie puede ser responsable de la felicidad de otro. Eso es un asunto personal. Pero definitivamente una buena actitud puede dar luz y hacer más satisfactoria cualquier tipo de relación. Cuando uno no espera nada, lo poco que se reciba es bien recibido y es suficiente, pero cuando tenemos expectativas preconcebidas, quedaremos expuestos a la desilusión.

Cuando damos la libertad a los demás de sentir por nosotros lo que elijan sentir, nos mantendremos libres nosotros también, de padecer alguna situación manipuladora, y de cualquier chantaje o esfuerzo de otra persona por condicionar su amor, concediéndolo siempre y cuando actuemos de determinada manera.

Hay una descripción del amor perfecto en la Biblia, en 1 Corintios 13. Son las características del amor de Dios. Y como humanos anhelamos expresar ese tipo de amor y recibirlo. Lo intentamos y seguramente lograremos sin esfuerzo un amor con algunas de las características y fallaremos en otras. Seamos comprensiv@s al esperar encontrar este tipo de características del amor perfecto en el amor humano. Seguramente cualquier tipo de amor humano tendrá imperfecciones. Saberlo, nos puede hacer mas felices al recibir lo que venga y como venga. Cubramos, también con amor, aquellas faltas.

Proverbios 10:12 

“El odio despierta rencillas; Pero el amor cubrirá todas las faltas”

1 CORINTIOS 13

PALABRAS DE UN ESPOSO.

MATRIMONIOS LUNA

En la cama tengo a una mujer a mi lado.

Podría alargar mi brazo y tocarla en este mismo instante tan fácilmente como me toco a mí mismo, y el pensar en ello me resulta más sugestivo que pensar en la luna o en cualquier montaña.

Incluso si esta mujer fuese un ángel (que pensándolo bien quizás lo sea) creo que aún sería más sugestivo.

Hay sólo dos factores que impiden que ésta situación tan increíblemente abrumadora no me haga estallar el corazón al tratar de entenderla: una es que me he despertado así, con la misma mujer junto a mí, centenares de veces antes; y la otra, es que millones de hombres y mujeres se están despertando uno al lado del otro, de la misma forma, cada día y todos los días en todo el mundo, y lo han estado haciendo así durante miles de años.”

Mike Mason.

El matrimonio es una oportunidad única. Tenemos la oportunidad de compartir cada aspecto de nuestra vida con otro ser humano. Nos hemos prometido que estaremos unidos a través de los altibajos de la vida y, con la seguridad de esta promesa mutua, nos atrevemos a revelar todo sobre nosotros mismos.

Nos relacionamos en nuestra común humanidad, sintiendo el dolor de la otra persona y cubriendo las debilidades mutuas. Nos regocijamos con los puntos fuertes de cada uno y nos deleitamos con los éxitos del otro. Nos ha sido dado un consejero, un compañero, un mejor amigo – en resumen- un cónyuge para toda la vida. Y si somos lo suficientemente pacientes, amables y faltos de egoísmo descubriremos que cada uno de nosotros posee una riqueza inagotable.

El matrimonio ha aportado un gozo indescriptible a millones de parejas y ha sido celebrado en todo el mundo con ceremonia, poesía, prosa y canción.

Tomado de “Él y Ella: Cómo establecer una relación duradera”

de Nicky y Sila Lee

Alpha Américas.

The Marriage Book.

MI VIAJE EN EL TREN.

EL TREN DE LA VIDA

Por Mayra Gris de Luna.

Un día me di cuenta de que iba en el tren… el tren de la vida.

Yo no pedí subir, pero ocurrió. ¡Qué afortunada! A fin de cuentas ¡qué “suerte” he tenido de nacer!

¿Suerte? ¿Destino? O algo mejor que eso: propósito, diseño, predestinación divina.

Nuestra presencia aquí tiene más que ver con eternidad y significado. Tiene que ver con “El Alfa y La Omega”: el camino, la verdad… la vida.

No ha sido un viaje corto, y espero que sea muy largo. Ha durado lo suficiente para disfrutar lo mejor de la vida: el amor, la familia, las personas. Un sin fin de ellas me han acompañado en mi viaje  y me han proporcionado agradable compañía. A su vez, yo les he acompañado a ellos deseando que mi presencia no les haya sido molesta. Hemos compartido lugares de incomparable belleza. Aunque todos hemos tenido que pasar durante el recorrido por parajes desolados y áridos. Horas interminables de desesperación. Túneles obscuros de aprendizaje y desesperanza.

En mi vagón viaja conmigo mi familia: mi esposo y mis hijas. En tiempos pasados me acompañaron mis papás y mis abuelos. Pero les tocó bajar cuando cumplieron su misión. Ellos llegaron a su estación. Su asiento vacío me llena de recuerdos sobre su presencia en nuestras vidas. Compartimos  con ellos felices momentos y  varios lugares que nos dejaron valiosas enseñanzas. Muchas de ellas hoy nos han sido útiles para aprovechar mejor nuestro propio viaje. Les extraño, pero se que algún día me reuniré con ellos cuando me toque bajar. Cuando cumpla el propósito que Dios tiene para mi.

En otros vagones viajan mis tíos y otros familiares, también amigos y otros conocidos. En ocasiones nos encontramos y nos visitamos. Aunque debo reconocer que hay temporadas en que cada quien se enfoca tanto en su itinerario que nos llegamos a distanciar. Pero cuando nos encontramos, qué divertidos momentos hemos podido compartir. Cada persona me ha brindado algo para enriquecer mi estancia. Una estancia plena de aventuras y recuerdos.

Todos vamos bajando del tren de la vida cuando nos toca llegar a nuestro destino. No sabemos cuando, pero nos toca bajar cuando es el momento, para nunca volver a subir. Es un viaje sin retorno. El boleto es sólo de ida. Por ello atesoro cada momento del recorrido. Cada segundo con mi esposo. Cada hora con mis hijas, cada amanecer y cada flor.

Cada uno de mis días en el viaje es un hermoso regalo de Dios lleno de nuevas sorpresas y misericordias.

Viajo en paz porque tengo todo preparado para cuando mi viaje termine. No quiero bajar todavía pero estoy lista. No podré llevar nada conmigo mas que mi historia.

En el tren de la vida nadie pidió subir, pero nadie se quiere bajar.

¡Feliz viaje!

“Vivamos de tal manera, que cuando llegue el momento de desembarcar, nuestro asiento vacío deje lindos recuerdos a quienes continúen viajando en el tren de la vida”

* Existen pensamientos de diferentes autores sobre “El tren de la vida”. 

   Esta es mi versión. 

  Para ver la versión de César Lozano haz click aquí.

UN AMOR QUE NUNCA FALLA.

“El amor nunca deja de ser” 1 Corintios 13:8

Un amor que nunca falla. Difícil de imaginar, ¿no lo crees?

¿Algún amor humano te ha fallado alguna vez? Supongo que tu respuesta podría ser: -“Si, mas veces de las que me gustaría admitir”.

1 Corintios 13:8 promete que “el amor nunca falla”, el amor jamás se extingue, el amor nunca deja de ser. El tipo del amor de Dios.

Tengo la sensación de que muchos estamos sedientos de éste tipo de amor.

Aquellos que debieron haberte amado, no lo hicieron.

Aquellos que podrían haberte amado, no lo hicieron.

No acudieron cuando estabas en el hospital.

Te abandonaron ante el altar.

Te dejaron con una cama vacía.

Te dejaron con un corazón roto.

Te dejaron con una pregunta: -“¿Alguien puede amarme?

Escucha la respuesta del cielo: Dios te ama con un amor que nunca falla.

Un amor que nunca se extingue. Un amor que nunca dejará de ser.

Te ama de una manera personal. Te ama de una manera poderosa, apasionada.

Dios te ama con amor incondicional.

Y Su amor, si tu lo permites, puede llenarte.

Ven, si estás sediento de éste amor, y bébelo profundamente.

 

Autor: Max Lucado.

Del libro:”Come Thirsty”

Traducido y adaptado por Mayra Gris de Luna.

 

UN AMOR QUE NUNCA FALLA

EL CHISME Y SU PODER ANIQUILADOR.

COMPLETA PAZ

Cuando te encuentras en medio de una reunión o un desayuno con amistades, y se empieza a comentar un chisme, tengo 4 recomendaciones para enfrentar la situación:

1. Escucha y no digas nada.

2. Cambia sutilmente de tema.

3. Dí algo positivo de la persona en cuestión.

4. Retírate con discreción.

No es recomendable:

1. Participar como un “Chismoso activo”.

2. Tampoco es ético participar como “Chismoso pasivo”. ( La personas que dice: – mmm, si yo hablara…)

3. No te retires indignado. No vale la pena dañar nuestras amistades por un chisme.

Opiniones del Dr. Cesar Lozano en el Programa “HOY”.

Lunes 8 de Abril 2013.

Checa la frase matona del día y todas las demás haciendo click aquí:

FRASES MATONAS DE CESAR LOZANO.

EL RESPETO AL DERECHO AJENO.

El  respeto al derecho ajeno es la paz FRASES de pensadoresPor Mayra Gris de Luna.

Una de las frases célebres mas conocidas, es la que dijo Don Benito Juárez, político mexicano nacido un día como hoy, 21 de Marzo, pero del año 1806.

La frase:

“Entre los individuos, como entre las naciones,

el respeto al derecho ajeno es la paz”.

Aunque aprendí la frase desde niña, no ha sido sino hasta mi vida adulta cuando con frecuencia la recuerdo y la repito. Me ha animado ante la actitud crítica de otras personas. Me ha ayudado a disfrutar mis triunfos recordándome que tengo derecho a ellos. Me recuerda que tengo derecho a ser feliz, aún cuando otros no lo sean, sin sentirme culpable por ello. “Cada uno es el arquitecto de su propio destino”.

Don Benito Juárez me da mi “jalón de orejas” cada vez que siento que tengo el derecho de juzgar la vida de otros.

Cuando medito en sus palabras, me siento bien. Cuando finalmente aflojo mis brazos antes tensos en actitud de lucha, siento paz. Juárez sigue teniendo razón.

Permíteme compartir contigo, algunas preguntas que el concepto de Don Benito me provoca, inquietando mi alma, si, pero con la única y bendita intención de inundarme de paz.

El Respeto.

¿Reconozco y considero la valía de las personas? De todas ellas o ¿hago distinción clasificándolas de acuerdo a su cultura, raza, nivel económico y social?

¿Juzgo sus ideas, sus creencias, sus ideales, sus metas, sus actividades, su manera de expresarse?

¿Respeto todos los derechos de todas las personas?

El respeto se establece de manera recíproca. Es necesario respetar a los demás para que ellos nos respeten.

El Derecho.

¿A veces olvido que las personas tienen derecho a decidir, incluso a decidir mal?

Cuando no estoy de acuerdo, ¿recuerdo que las personas tienen derecho a pensar de la manera en que lo elijan?
¿Me siento bien al entender que todas las personas tienen derecho a triunfar, a ganar, a tener y disfrutar algo, aunque yo no lo tenga o lo disfrute?

¿Estoy consciente que mis derechos terminan cuando éstos atropellan los derechos de otros?

La Paz.

En cuanto dependa de mi ¿estoy en paz con todas las personas?

Si no tengo paz con alguien, ¿será a consecencia de que alguna vez le falté al respeto, no respetando las áreas en las que es una persona diferente a mi?

¿Si se perdió la armonía en la relación será porque no respeté su derecho a pensar diferente a mi?

¿Su derecho a ser mejor que yo en alguna área de la vida generó en mí envidia, crítica o resentimiento?

Si hay falta de armonía, ¿se originó a raíz de que esa otra persona no me respetó y violó mi derecho a …?

La frase está basada en principios y valores eternos. La Biblia ya  registraba lo dicho por Jesucristo, en Lucas 6:

3No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.

41 ¿Por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?

Tales conceptos pueden ayudarnos a caminar por esta vida de una manera más pacífica, algo que se reflejará en un vivir con mayor bienestar. Sin embargo no podemos ignorar el reto de encontrar, de manera muy creativa, formas positivas de ayudar a las personas a tomar conciencia de sus errores. Encontremos maneras respetuosas que nos permitan ser una buena influencia para que las personas que nos rodean tomen mejores decisiones.

Si que es un reto verdad? El reto de la paz.

UN DESAFÍO DE AMOR.

 MATRIMONIOS A PRUEBA DE FUEGO

Tomado del blog “Matrimonios a prueba de fuego”.

 link para ir al sitio original:  MATRIMONIOS A PRUEBA DE FUEGO

 EL AMOR SE DELEITA.

 “Goza de la vida con la mujer que amas todos los días de tu vida fugaz”.

 (Eclesiastés 9:9)

Una de las cuestiones más importantes que deberías aprender en este viaje que el amor te desafía es que no puedes simplemente seguir tu corazón. Debes guiarlo.

No debes permitir que tus sentimientos y emociones te conduzcan.

Debes colocarlos en el asiento trasero y decirles a dónde irás. En tu relación matrimonial, no siempre tendrás deseos de amar. Es poco realista esperar que tu corazón se estremezca al pensar en pasar cada momento con tu cónyuge. Nadie puede mantener un deseo ardiente de unión que depende solo de los sentimientos; pero también es difícil amar a alguien sólo por deber.

Un recién casado se deleita en la persona que ahora es su cónyuge. Su amor es fresco y joven, y en el corazón persisten esperanzas de un futuro romántico. Sin embargo, hay algo que tiene el mismo poder que ese amor fresco y nuevo. Viene de la decisión de deleitarte en tu cónyuge y de amarlo sin importar cuánto tiempo hayas estado casado. En otras palabras, el amor que decide amar tiene el mismo poder que el amor que tiene deseos de amar. En muchos aspectos, es un amor más maduro y verdadero porque tiene los ojos bien abiertos.

 Si depende de nosotros, con el tiempo, cada vez más nos inclinaremos a desaprobar al otro. Ella te crispará los nervios. Él te sacará de quicio. Pero tengamos en cuenta que nuestros días son demasiado cortos como para gastarlos discutiendo por nimiedades. La vida es demasiado fugaz. En cambio, es hora de guiar tu corazón una vez más a que se deleite en tu pareja.

 Disfruta de tu cónyuge.

Toma la mano de tu esposa y busca su compañía.

Desea conversar con tu esposo.

Recuerda por qué te enamoraste de su personalidad.

Acepta a esta persona (con sus peculiaridades y todo) y vuelve a recibirla con los brazos abiertos en tu corazón.

Una vez más, puedes elegir lo que atesoras. Tus preferencias no vienen programadas de nacimiento ni estás destinado a actuar de acuerdo a ellas. Si eres irritable, es porque decides serlo. Si no puedes funcionar sin una casa limpia, es porque has decidido que no puedes hacerlo de ninguna otra manera. Si fastidias a tu pareja más de lo que la elogias, es porque has permitido que tu corazón sea egoísta. Te has dejado llevar por la crítica. Así que ya es hora de sacar tu corazón de allí. Es hora de aprender a deleitarte en tu cónyuge una vez más, y podrás observar cómo tu corazón comienza a disfrutar de su persona.

 Quizá te sorprenda descubrir que la Biblia tiene muchas historias de amor romántico, y ninguna es tan evidente ni provocativa como la que aparece en los ocho capítulos del Cantar de los Cantares. Escucha cómo estos dos amantes se deleitan mutuamente en éste libro poético:

La esposa: “Como el manzano entre los árboles del bosque, así es mi amado entre los jóvenes. A su sombra placentera me he sentado, y su fruto es dulce a mi paladar.

Él me ha traído a la sala del banquete, y su estandarte sobre mí es el amor”

  Cantar de los Cantares 2:3-4. 

El esposo: “Levántate amada mía, hermosa mía, y ven conmigo. Paloma mía, en las grietas de la peña, en lo secreto de senda escarpada, déjame ver tu semblante, déjame oír tu voz; porque tu voz es dulce, y precioso tu semblante”

Cantar de los Cantares 2:13-14.

 ¿Demasiado sensiblero? ¿Demasiado empalagoso? No para los que guían su corazón a deleitarse en la persona que aman…aún cuando se acaba lo nuevo, aún cuando ella use rulos en la cabeza y él esté perdiendo el cabello.

 Es hora de recordar por qué te enamoraste una vez. Es hora de volver a reír; de volver a coquetear; de volver a soñar. Y de hacerlo con placer.

Este desafío puede llevarte a un cambio verdadero y radical en tu manera de pensar. En el caso de algunos, quizá solo sea necesario un pequeño paso para llegar al deleite. En el caso de otros, puede ser necesario un salto gigante desde la indignación constante. Lo cierto es que si alguna vez te deleitaste (y sí lo hiciste cuando te casaste) puedes volver a hacerlo. No importa si ha pasado mucho tiempo. No importa si han sucedido muchas cosas que cambiaron tu percepción.Tienes la responsabilidad de volver a encontrar lo que amas de esta persona a la que te has prometido para siempre.

EL DESAFÍO DE HOY: Con determinación, deja de lado una actividad que hagas en general para poder pasar tiempo de calidad con tu cónyuge. Hagan algo que a tu cónyuge le encantaría hacer o un proyecto en el que sabes que quiere participar. Simplemente, pasen tiempo juntos. Escribe lo que podrían hacer juntos, lo que podrías dejar de lado para poder llevarlo a cabo, el día y la hora. Y háganlo.

Después de hacerlo, regresa y lee de nuevo éste desafío y contesta lo siguiente:

¿Qué decidiste dejar de lado? ¿Qué hicieron juntos? ¿Cómo les fue? ¿Qué cosa nueva descubriste (o volviste a descubrir) sobre tu cónyuge?

“Dame, hijo mío, tu corazón, Y miren tus ojos por mis caminos”. (Proverbios 23:26)

EL DESAFÍO DEL AMOR.

CÓMO SABER SI ESTAMOS ENAMORADOS.

¿ENAMORADOS?

Por Howard G. Hendricks

AUTO-EVALUACION.

Contesta lo siguiente con sinceridad:

Yo sé que estoy enamorado(a) porque……                                  SI                              NO

1.- Acepto a la persona que amo en su totalidad

2.- Respeto y venero a esa persona

3.- Me doy sin reservas

4.- Acepto toda responsabilidad

5.- Deseo estar Siempre a su lado

6.- Encuentro placer mas allá de lo físico

7.- La protejo y me enorgullezco de esa persona

8.- Me identifico con esa persona y le pertenezco verdaderamente

9.- Siento que nos entendemos el uno al otro

10.- Experimento estabilidad y crecimiento en nuestras relaciones

( TODAS LAS RESPUESTAS DEBEN SER AFIRMATIVAS)              

Ahora, sigue leyendo:

“Divorcio concedido…” Esta frase trágica se repite una y otra vez cada día alrededor del mundo.

El Dr. James Peterson, profesor de sociología en una prestigiosa universidad, recientemente ha concluido un extenso estudio de un selecto grupo de parejas que han permanecido casadas por lo menos 20 años. Su estudio revela que de cada 100 matrimonios casados por 20 años o más, solamente seis pueden considerarse felices, realizados y satisfechos en sus relaciones conyugales. ¿Por qué, a veces, la desilusión se apodera de las parejas aun en la misma luna de miel? ¿Por qué muchos matrimonios están sufriendo de un caso severo de fastidio?

No obstante que el matrimonio es una de las más grandes instituciones humanas, es para la que estamos menos preparados. No sabemos verdaderamente lo que es el amor y lo que   realmente es el matrimonio. La palabra más usada y la más mal entendida en nuestro lenguaje de hoy en día, es la palabra amor.

Deseo darles unas bases –algo con lo que puedan medir el amor. Estas normas les ayudarán a saber si están enamorados, y además les ayudarán a medir la calidad de su propio amor que poseen en la vida. La expresión del “amor” es mucho mayor de lo que podemos decir en palabras; por lo tanto, esta guía es mínima.

RESPUESTA A LA TOTALIDAD DE UN SER

Primero, el amor verdadero involucra una respuesta al ser amado en su totalidad. Uno no se enamora de un cuerpo. Se enamora de una persona.

En Lucas 2:52 encontramos en resumen del proceso de crecimiento en la vida de Jesús: “Y Jesús crecía en sabiduría (este es el aspecto mental de su crecimiento) y en estatura (este es su aspecto físico), y en gracia para con Dios (aspecto espiritual) y los hombres (social)”. Él era una persona –una persona completa. En la misma manera, el hombre es más que un ser físico.

Pero el estudiante universitario, término medio, no puede pensar en el amor sin pensar exclusivamente en el sexo. Estudios hechos entre estudiantes de la presente generación indican que ellos creen que el amor y sexo son iguales en sus extensiones y límites, que son idénticos, pero no es así. No son idénticos en la práctica ni en las Escrituras.

De acuerdo con las Escrituras, el amor es el más grande componente, en el cual el sexo es sólo un elemento, aunque muy importante. El amor dentro del matrimonio tiene su expresión ideal en el sexo; pero hay muchas cosas que abarcan los componentes del amor que no están orientadas a lo sexual.

En una correcta relación de amor, uno enriquece la totalidad de la vida de otra persona. En esta clase de relación, un hombre que ha estado casado por 20 ó 40 años sigue ilusionado con su esposa, mucho más que en la primera noche de su luna de miel. ¿Por qué? Porque no se casó con un cuerpo. Si lo hubiera hecho, esa ilusión se habría apagado desde hace mucho, mucho tiempo. El se casó con una persona y cada año que pasa se enriquece. Por lo tanto, su relación es enriquecida.

Piensen en el pobre muchacho que se casa con el cuerpo de una muchacha, pero después de un poco de tiempo en su matrimonio, descubre que ella tiene un precioso cuerpo, pero es una buena para nada. No puede ni siquiera conversar con ella. Espiritualmente es una niña y ni se preocupa por ello. Socialmente es una inepta. Entonces se da cuenta de mala adquisición, no importa cuán atractiva le pareció al principio. Qué diferencia es encontrar a una persona en todos los aspectos atractiva. Quizá no sea en todos los aspectos atractiva para muchos, pero para uno lo es. Vemos en I Pedro 3 que entre más se desarrolla el vestuario interno del alma de la mujer, más hermosa se convierte.

PLACER Y REVERENCIA

En segundo lugar,  un verdadero amor no solamente es el sentimiento de placer, sino también de reverencia; lo sagrado de una relación se desarrolla. Un estudiante vino a verme, no hace mucho tiempo, y me dijo: – Espero que usted no piense que estoy loco, pero francamente, entre más estoy casado con mi esposa, me da más miedo tocarla. Y con una sonrisa, le contesté: – Hombre, tengo una noticia maravillosa para ti. Ahora realmente estás desarrollando amor.

Al ver a tu esposo o esposa, ¿Has pensado: “Dios me la dio?” Qué sagrada confianza. Dios la hizo especialmente para mí. Yo lo he pensado muchas veces acerca de mi esposa y he dado gracias a Dios por ella.

Muchachas, si un muchacho les dice: “Si me amaras, me darías todo”. Ustedes automáticamente se dan cuenta del panorama. Si alguna vez un hombre les pide algo que está fuera de la voluntad de Dios, que les haga perder el respeto propio, y que haga que él les pierda respeto, entonces eso no es amor. ¿Cuántos de nosotros hemos conocido a alguien que ha aprendido esto en el “laboratorio” más difícil, con la “colegiatura” más alta?

Muchos de ustedes, muchachos, tienen una doble norma de conducta: Una para las chicas con que pasean y otra para la chica con quien quieren casarse. Ustedes quieren casarse con una muchacha virgen, pero menosprecian y destruyen a la chica de otro. Para mí, esto es vulgar e hipócrita. No existe lo sagrado en esta clase de relación.

DARSE A SI MISMO

Hay una tercera norma. El verdadero amor tiene la calidad de darse a sí mismo. Dios amó tanto al mundo que DIO. Puedo saber cuando una pareja está enamorada, porque para cada uno de ellos el propósito primario no es explotar, sino enriquecer al otro. Cada uno desea dedicar su completo ser para enriquecer al otro.

Muchos sólo están enamorados de sí mismos. El paquete más pequeño de todo el mundo es la persona que está envuelta consigo misma. Pero en el verdadero amor, una persona piensa más en la felicidad de otros que en la suya misma. Si un joven va al matrimonio con la pasión suprema en la vida de satisfacer completamente a su esposa, y si la joven va al matrimonio con el único y exclusivo propósito de satisfacer plenamente a su esposo y los dos se han entregado totalmente para satisfacer a Jesucristo, entonces se tienen los ingredientes para un matrimonio cristiano ideal.

RESPONSABILIDAD Y GOZO

Cuarta, el amor involucra el deseo de tomar una responsabilidad, así como de aceptar el gozo. Una persona constantemente debe preguntarse a sí misma, no qué es lo que va a sacar de su relación, sino qué es lo que va a dar a ella.

¿Qué es lo que buscan en un compañero?

¿Con qué clase de persona podrían gozarse todo el resto de la vida? ¿Cuántas de estas cualidades tienen ustedes? Como ven, el matrimonio no es sólo el encontrar al compañero adecuado –consiste en encontrar a la persona  correcta.

La responsabilidad en el amor demanda una entrega. La pareja debe entregarse a Jesucristo, y a cada uno respectivamente, y al hecho de que nunca considerarán el divorcio como una sabia opción. Si una pareja considera al divorcio como una opción válida, cuando los problemas aparezcan será un medio de escape. Pero si ellos no consideran el divorcio como una alternativa, aprenderán a resolver sus problemas.

DOLOR EN LA SEPARACION

Quinta, el verdadero amor se caracteriza por el extraordinario gozo que se experimenta al estar en compañía de la otra persona, y por el dolor en la separación. El magnetismo   se desarrolla en el amor. No se aburren el uno del otro. Una de las escenas más deprimentes que yo conozco es ver a una pareja que va al matrimonio tan entusiasmada el uno del otro y dentro de 6 meses o 6 años difícilmente pueden tolerarse.

En  la relación  del verdadero amor no se puede estar lejos del compañero por períodos largos de tiempo sin sentir que algo hace falta. Pero debe haber un balance. Una relación madura puede soportar una separación. Una mujer está emocionalmente lisiada cuando no puede soportar que se esposo esté lejos de ella por cinco minutos o por dos días o por dos meses.

Yo tengo la necesidad de estar lejos de mi esposa más tiempo de lo que quisiera. Esto no lo he escogido yo, sino por mandato. El saber que nos separamos el uno del otro legítimamente, porque los dos estamos entregados a Jesucristo, y a la misma comisión en la vida, lo hace tolerable. Pero en cada oportunidad que tengo, voy a casa, con mi esposa y nada puede detenerme, aun mi avión puede volar sin gasolina. Y qué felicidad experimentamos.

LA CONSTANTE EXPRESIÓN FÍSICA ES INNECESARIA

Sexta, hay un gozo mutuo sin la constante necesidad de la expresión física. Si no pueden estar juntos sin constantes caricias, no tienen la madurez básica para el matrimonio. El matrimonio no es una prostitución con licencia. No es una constante orgía. Hay mucho de realismo en un buen matrimonio. Una impresión siempre demanda una expresión, pero el sexo o la atracción física no es el fin.

Es un placer estar en la presencia del ser que se ama. Muchos de ustedes conocen la gran satisfacción que hay en solamente estar en un mismo cuarto con el ser amado.

Pero es lamentable ver a tantos que piensan que la única cosa que compone al amor es acariciarse constantemente. Algunos estudios han demostrado que la promiscuidad antes del matrimonio es la mejor preparación para la promiscuidad en el matrimonio; y que la pureza antes del matrimonio es la mejor garantía de pureza en el matrimonio. Sin embargo, aquellos que no pueden estar juntos sin expresión física antes del matrimonio, a menudo no tendrán expresión física después del primer año. ¿Por qué? Porque nunca realmente construyeron una base adecuada para su relación –ningún verdadero compañerismo, no una real comunicación intelectual, nada, nada que puedan compartir, más que un cuerpo.

ACTITUD PROTECTORA

Séptima, el verdadero amor tiene una actitud protectora. Se desea proteger al amado de todo dolor, de todo sufrimiento, de todo daño, de todo aquello que le podría perjudicar.

Una de las armas más letales en las relaciones es de las pequeñas lesiones que se hacen uno a otro con cortantes sarcasmos. ¿Saben lo que es eso? Es como verter ácido sulfúrico en tu brazo. Si sigues poniendo suficientes gotas en tu brazo, no tendrías después brazo alguno. Si el cónyuge viene y le dice a su esposa: “¿Qué es lo que vamos a tener por ‘ofrenda quemada’ esta noche? –ja, ja, ja, ja”, ella nunca se convertirá en una verdadera cocinera.

Se desarrolla a una persona solamente fortaleciendo sus capacidades, nunca sus debilidades. Realmente se puede destruir a la persona amada al encontrar un área débil y constantemente llamar la atención a ella. Prueben algo diferente. La próxima vez que ella haga algo que parte de su debilidad, busquen algo para mejorarlo y sinceramente den todo lo que puedan de aliento a su cónyuge. Enorgullézcanse el uno del otro.

SENTIMIENTO DE PERTENENCIA MUTUA

Octava, en el verdadero amor existe un sentimiento de pertenencia mutua. Esto es lo que el escritor del Cantar de los Cantares estaba diciendo cuando escribió: “Mi amada es mía, y yo suyo”. La persona que está enamorada siempre piensa de sí misma en relación a la otra persona, y es una preciosa manera de vivir. ¿Qué es lo que élestá haciendo? ¿Qué es lo que ella está haciendo?

Las dos personas realmente no son dos. Simplemente sucede que han sido puesto en diferentes lugares. Se identifican uno con el otro. Y lo más importante, desean compartir. Desean compartir lo que están haciendo, y desean saber qué es lo que el otro está haciendo. No son unos entremetidos –realmente se preocupan y desean tener parte con el otro.

SENTIMIENTO DE COMPRENSIÓN

Novena, el verdadero amor tiene un sentimiento: Ustedes se entienden más de lo común. Sienten lo mismo acerca de las cosas importantes, porque hay fusión de mentes. Es muy interesante observar esto a medida   que se desarrolla en las relaciones de una pareja –se ven en las áreas que le son comunes. Entre más desarrollan ellos estas áreas, más  piensan, sienten, ven, etc., juntos.

Cuando el sistema de comunicación de las parejas se ha desarrollado, saben cómo piensa el otro. Yo puedo preguntarle a una señora algo, y ella me puede decir qué es lo que su esposo diría, y no se equivocará.

CRECIMIENTO DINÁMICO

            Finalmente, el amor madura. Es dinámico en su crecimiento. El amor real, centrado en Cristo, adquiere las características de El. Principia a asemejarse al amor que Pablo describe en I Corintios 13:

“El amor es sufrido, es benigno;

el amor no tiene envidia,

el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido,

no busca lo suyo,

no se irrita,

no guarda rencor;

no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad.

Todo lo sufre,

todo lo cree,

todo lo espera,

todo lo soporta”.

Este amor que viene solamente de Cristo cuando cada persona se ha entregado totalmente a El.

 

LAS MUJERES EN LA VIDA DE LAS MUJERES.

mujeres reunidas.JPG

Por Mayra Gris de Luna.

Hace unos días tuve la bendición de disfrutar uno de los mejores momentos que he tenido en mucho tiempo. ¿El motivo? Reunirnos para celebrar el día de la amistad. Tal vez no te parezca nada especial. ¿Quienes asistieron? Eso es lo especial para mi: Tias, primas, sobrinas, las hijas de mis primas, y hasta los bebes de las hijas de mis primas!

Alrededor de veinte mujeres, con muchas historias en común compartimos amena charla y risas. Disfruté su presencia. Hasta una tía vino desde Guadalajara para la reunión. También disfruté los consejos, las bromas, y claro que también un exquisito desayuno. Nos tomamos fotos, cargué a mi sobrinito de unos cuantos meses, y concertamos la cita para la próxima reunión con la familia completa. Y la espero con ilusión.

¿Por qué son tan especiales éstas reuniones familiares?

Son familia, estamos en casa, podemos ser como somos, bajar la guardia y no tener que impresionar a nadie. Estamos seguros.

A pesar de nuestras imperfecciones, nos aceptamos y nos amamos. Tenemos recuerdos comunes. Hasta nos parecemos físicamente.

Doy gracias a Dios por éstas mujeres que forman parte de mi vida y de mi historia. Todas y cada una de ellas son especiales para mi. He aprendido mucho de ellas y he recibido bendición de Dios a lo largo de los años por medio de ellas. Y me hicieron recordar una composición que encontré hace tiempo. No conozco el nombre de la autora, pero hago mías sus palabras y las comparto animándote a hacer un tiempo en tu agenda para las mujeres de tu vida.

Una mujer estaba sentada en un sofá, tomando té helado con su madre.
Mientras hablaban de la vida, el matrimonio, las responsabilidades y las obligaciones de la edad adulta, la madre hizo sonar los cubos de hielo en su vaso fuertemente y luego miro fijamente a su hija.

“Nunca te olvides de tus hermanas” le advirtió, dando vueltas a las hojas de té en el fondo de su vaso. “Ellas se volverán cada vez más importantes con el paso del tiempo. No importa cuánto ames a tu esposo, no importa cuánto ames a los hijos que tengas, vas a necesitarlas.

Recuerda salir con ellas siempre, hacer cosas con ellas siempre. Recuerda que cuando hablo de tus Hermanas me refiero a TODAS las mujeres… tus amigas, tus hijas, y todas las otras mujeres que estén ligadas a ti. Las vas a necesitar. Las mujeres siempre las necesitamos.

Ella escuchó a su madre. Mantuvo contacto con sus Hermanas y cada vez tuvo más amigas con el paso de los años. Conforme estos fueron pasando, uno tras otro, ella fue entendiendo, gradualmente, a lo que su madre se refería.
Conforme el tiempo y la naturaleza presentan sus cambios y sus misterios en la vida de una mujer, tus verdaderas Hermanas siempre permanecen.

Después de mis 40 años de vivir en este mundo, esto es lo que he aprendido:
El tiempo pasa.
La vida ocurre.
Las distancias separan.
Los hijos crecen.
Los trabajos van y vienen.
La pasión disminuye.
Los hombres no siempre hacen
lo que se supone que deberían hacer.
El corazón se rompe.
Los padres mueren.
Los colegas olvidan los favores recibidos.
Las carreras o profesiones llegan a su fin. 

PERO………

Tus Hermanas siempre están ahí, no importa cuánto tiempo ni cuantas millas haya entre ustedes.

Una amiga nunca está demasiado lejos para llegar a ella cuando la necesitas.

Cuando tienes que caminar por un valle solitario y tengas que hacerlo por ti misma, las mujeres de tu vida, estarán alrededor del valle, alentándote, orando por ti, empujándote, interviniendo por ti, y esperándote con los brazos abiertos al final del camino. Algunas veces, incluso romperán las reglas y caminarán a tu lado … O te llevarán cargada.

Amigas, hijas, abuelas, madres, hermanas, suegras, nueras, cuñadas, nietas, tías, primas, sobrinas: son una bendición en la vida!
Cada día, seguimos necesitándolas.

Pásale este mensaje a todas las mujeres que contribuyen a darle significado a tu vida.
Yo acabo de hacerlo. 

Querido Dios:

La persona que ahora lee esto es bella, fuerte, y la quiero.

Ayúdala a vivir su vida al máximo.

Por favor, promuévela y haz que ella sobrepase incluso sus propias expectativas.

Ayúdala para que brille en los sitios más oscuros.

Protégela en cualquier momento, levántala encima de todo cuando ella lo necesite más, y déjale saber cuando ella camine contigo.. Ella siempre estará segura a Tu lado. 

Amén.

¿CONFLICTOS DE PAREJA?

Por Mayra Gris de Luna.

Las relaciones de pareja son un arte y no son perfectas. Habrá algo que nos quite la paz o que opaca la armonía al menos por un rato en el mejor de los casos, y en otros habrá conflictos sin resolver a veces por mucho tiempo. 

Hace años, aprendí, de la Ing. Patricia Lazo de Parras, ponente del Curso “La Mujer Encantadora”, cuán útil resulta para la resolución de los conflictos empezar por analizarlos y clasificarlos.

Las situaciones que enfrentamos, siempre pertenecerán al menos a uno de los siguientes grupos:

1. Las cosas que podemos tolerar y aceptar.

2. Las cosas que definitivamente no se pueden aceptar.

3. Las cosas que es preciso platicar.

4. Las cosas que solo Dios puede cambiar.

Podría poner algunos ejemplos en cada tipo de cosas, pero estoy convencida de que eso es muy personal. Tal vez hay cosas que yo soy capaz de tolerar y aceptar como las situaciones típicas cuando el esposo deja los calcetines hechos bolitas uno por aquí y otro quien sabe donde, pero hay personas que simplemente no pueden tolerarlo y viven tan infelices con ello que ha sido motivo suficiente para divorciarse. 

Cada quien se pone sus límites y sus parámetros de acuerdo a sus principios y valores, su cultura , su temperamento y hasta sus traumas. 

Aunque es importante tener claro que aunque “cada cabeza es un mundo”  la violencia y el maltrato son cosas que no se pueden aceptar aunque sean psicológicos. En la religión musulmana, por ejemplo, el maltrato a la mujer lamentablemente se permite sin violentar los principios de su religión.

Clasificar las situación dentro de éstos cuatro parámetros aclara la situación en nuestra mente sobre todo para empezar a encontrar una solución. Cuando la pareja platíca de alguna situación puede hacer una “negociación” en la que se puede llegar a acuerdos en los que ambos salgan “ganando”. Esto ayudará a  volver a la tranquilidad  y estabilidad en la relación. Será necesario esforzarse para que el diálogo no se rompa. Madurez para sobreponerse a las emociones negativas que nos provocan los temas difíciles. Promover  el diálogo las veces que sea necesario.

Muchas veces los conflictos no se solucionan porque no hacemos algo al respecto. Lo peligroso es que las cosas cambian, muchas veces empeoran y es necesario actuar. Paradójicamente, descubriremos a veces, que no podemos hacer nada al respecto de alguna situación. Pero al menos la habremos analizado y sopesado, y el no hacer nada en esos casos puede ser parte de la solución. Todo depende. 

No podemos cambiar a las personas, pero si podemos cambiar nuestra actitud y nuestra perspectiva.

Tal vez una esposa no pueda cambiar a un hombre alcohólico o infiel, pero hay Alguien que si puede. Siempre podemos orar a aquel que sí puede cambiar las situaciones y a las personas: Dios.

  No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos. Así Dios les dará su paz, esa paz que la gente de este mundo no alcanza a comprender, pero que protege el corazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo.

Filipenses 4:6,7 TLA

Amor que cubre.jpg

CUANDO HAY AMOR, APOYAR ES UN PLACER.

Autor: Lluvia.

Cuando amas, apoyar a tu pareja es algo que haces con naturalidad e ilusión, porque tus sueños son los suyos, y los suyos son tuyos.

Necesitamos el apoyo de nuestras parejas, compartir ilusiones, esperanzas y anhelos…

Si en verdad nos amamos buscaremos la felicidad de nuestra pareja, y él la nuestra.

El apoyo es fundamental en todas las relaciones que tienen lugar en nuestras vidas.

Todos necesitamos apoyo en algún momento, por lo cual, sería bueno que nosotras siempre tuviésemos la disposición de darle la mano a quien eligió ser nuestro cómplice de camino: nuestra pareja.

El verdadero amor es entrega, apoyo incondicional.

Apoyar a nuestro amor es indispensable: cuando decidimos entablar una relación con él, también decidimos entablar una relación con sus sueños, sus esperanzas, sus ilusiones y sus anhelos… Es sensato entonces, que si nos relacionamos con alguien de una manera tan profunda, aprendamos a apoyar sus metas con respeto, lo que sería una gran muestra de aprecio de nuestra parte.

¡Tu pareja te necesita!

Tal vez no estés de acuerdo con algunas determinaciones o planes que tenga tu pareja, tal vez pienses que está optando por el camino lleno de lodo… Si es así, debes poner en manifiesto tu desacuerdo y explicar las  razones por las cuales crees que está cometiendo un error. Si la situación es conciliable y no afecta la relación en gran medida, ¡apoya a tu pareja! Ya ves que te dio un lugar que no le dio a nadie: el de su permanente compañía y es algo que debes respaldar a cada instante.

Yo seré tu apoyo

Al igual que tú, tu pareja también tiene sueños.
Gabriel García Márquez, el afamado escritor colombiano, no hubiese conseguido tantos logros si no hubiese sido por el apoyo de su esposa; él comenta en una de sus tantas anécdotas, que cuando escribía su obra cumbre, se encontraba viviendo casi en la pobreza; su mujer era quien trabajaba para mantener la casa y en lugar de reproches siempre le decía que terminara su novela. Tanto apoyo dio sus frutos y tal escrito fue merecedor de un nobel de literatura… 

¿Ves la gran importancia del apoyo en la pareja?

Amar también es apoyar… ¡y un placer!

Apoyar a nuestra pareja con responsabilidad y criterio en los proyectos que emprenda no sólo es un deber que adquirimos, es un placer, ya que el amor encuentra gran recompensa en el dar y en el ver sonreír a quien amas, porque no hay triunfos a solas, sino triunfos compartidos.

Autor: Lluvia.

Quiero apoyarte.

“ALMAS LIGADAS” UNA AMISTAD EJEMPLAR.

 "ALMAS LIGADAS"

Por Mayra Gris de Luna.

 “Aconteció que cuando él hubo acabado de hablar con Saúl, el alma de Jonatán quedó ligada con la de David, y lo amó Jonatán como a sí mismo… E hicieron pacto Jonatán y David, porque él le amaba como a sí mismo. Y Jonatán se quitó el manto que llevaba, y se lo dio a David, y otras ropas suyas, hasta su espada, su arco y su talabarte.” 1 Samuel 18:1-4

Cuando la Biblia describe la relación de amistad que existía entre David y Jonatán, dice que sus almas estaban ligadas. Una bella expresión que describe lo que algunos hemos llegado a experimentar en una o muy contadas ocasiones en la vida cuando disfrutamos de una verdadera amistad.

Mi esposo recuerda a “Timón” y “Pumba”, aquellos personajes de Disney en “El Rey León”, cuando platicando, hacían una diferenciación entre sus “Amistades” y sus “Conocidostades”. Así como “Timón” y “Pumba”, todos tenemos muchas “conocidostades”, decenas de conocidos y hasta centenas de “amigos” en Facebook. Sin embargo, muchos opinan que las personas que llegan a tener 5 buenos amigos en la vida son muy afortunadas. La mayoría de las personas llegan a experimentar solo una o dos veces en la vida el tipo de amistad de David y Jonatán: personas con “almas ligadas”.

¿Qué características podemos observar en ésta preciosa amistad?

– EL AMOR. No existía solamente aprecio o estimación. Jonatán amaba a David “como a sí mismo”, y era igualmente correspondido. Amar a nuestro(a) amigo(a) como a nosotros mismos es necesario en éste tipo de amistad.

– COMPARTIR Y TENER COSAS EN COMÚN. La amistad de estos dos jóvenes fué ejemplar. Apenas se conocieron, ellos unieron sus almas en un afecto entrañable. Jonatán se sacó sus atuendos de guerrero y se los dio a David. Este amor fraternal halló rápidamente una forma para expresarse.

Uno de los factores que más nos unen con nuestros amigos, son las experiencias que tenemos en común, los recuerdos y lo que compartimos. La ausencia de egoísmo, y la transparencia en la comunicación, son características de la niñez que podemos ir perdiendo si no las cuidamos y es la razón por la que los niños tienen amigos con mayor facilidad.

– COMPROMISO. David y Jonatán hicieron un pacto a la usanza de la época. Un pacto de amistad, de lealtad, de amor. Los años pasaron en medio de las guerras, y un día, ya que había muerto Jonatán y David era Rey, David recordó su pacto. Quiso saber si existía algún descendiente de su amigo a quien pudiera beneficiar. Y si, mandó traer a un hijo paralítico de Jonatán, le restituyó sus bienes y le hizo sentar a su mesa en palacio hasta el final de sus días.

Compromiso, responsabilidad, dar algo que cuesta y no solo recibir, lealtad aun mas allá de la muerte, son cualidades que podemos aprender de ésta preciosa amistad.

Dice una frase:

“No puede haber amistad sin confianza, ni confianza sin integridad”

¡Nuestra falta de integridad puede afectar nuestras amistades!

¿Amo a mi amigo (a) más que a mí mismo(a)?

¿Comparto de manera desinteresada?

¿Me siento comprometido (a)  a ser leal a mi amistad aún más allá de la muerte?

¡Que el Señor nos permita tener por lo menos una amistad como ésta!

Artículo publicado en la Revista Alianza Febrero/Marzo 2013.