LO QUE TE HACE ESPECIAL.

Por Mayra Gris de Luna.

¿Te has puesto a observar las cosas especiales de la gente a tu alrededor?

A mi esposo se le facilita de manera natural encontrar el lado brillante de las personas, y de él he aprendido a observar aquellas peculiaridades que le dan el toque especial a cada una de ellas.

Siempre que veía a Ken estaba tomando fotos, cuando no estaba tomando fotos entonces grababa videos, seguramente amaba tanto la vida que no quería perder ningún detalle. Era una de sus características.

La Señora Alicia sabía todo acerca de los nahuales, el chupacabras y los ovnis. Ella misma decia haber sido “contactada” por extraterrestres. A mi mamá le entretenía mucho platicar con ésta señora, creo que nada mas le “seguía la corriente”, y casi casi sacaba el tazón de palomitas para disfrutar de una amena tarde platicando con esta señora especial.

Podría enumerar una larga lista de cosas que hacen a mi esposo especial para mi, pero una de las peculiaridades a las que me refería es por ejemplo, su afición por todo lo relacionado al equipo de audio. Le encanta comprar cables, pluvs para los cables, conexiones extensiones y adaptadores para los cables, y estuches y cajas para guardar… ¿adivina qué?… ¡si! acertaste: también para los cables. 🙂  Antes no me resultaba tan agradable tener que invertir tiempo y dinero cada semana para comprar algo que hacía falta, pero me di cuenta de cuánto disfruta en la iglesia el estar conectando los cables, los micrófonos, las bocinas, el cañón, y todo lo demás. No es solo un don sino un ministerio que Dios le ha dado.  Ahora, cuando vamos al centro comercial, yo misma le pregunto: -“¿no quieres pasar a STEREN por algun cable?

Es muy bueno que él tenga la capacidad de entender de audio, pero es mejor cuando usa ésta habilidad para la edificación y para la alabanza y adoración de Dios en la Iglesia. Eso es realmente especial.

El conjunto de todas las características de una persona aunadas a la manera en que ésta se desenvuelve y relaciona con su entorno son los factores que determinan su esencia. Cada persona es única e irrepetible. Por eso es especial.

No existen clones ni fotocopias de las personas. Todas somos diferentes y singulares. Esta diversidad me encanta. Es fascinante descubrir lo que cada persona “trae”. Desde sus gustos y aficiones, hasta sus aspiraciones, temores y retos. A veces podemos ver como desde muy pequeñitos ya dan muestras claras y definidas de lo que les atrae.

Así fué en el caso del norteamericano Kevin Clash. De cuna humilde, desde que cursaba la primaria empezó a fabricar sus propios títeres. Me pareció fascinante como desde tan pequeñito “ya traía” eso especial.  Como no diponía de recursos, un día cortó un abrigo de su mamá para fabricar uno de sus muppets. Cuando su papá se dió cuenta, Kevin se encontraba temeroso por el castigo, pero su sabio padre, aun cuando no podrían reponer pronto el abrigo, solo le preguntó: -“¿Cómo se llama?” (refiréndose al muppet). Sus padres siempre apoyaron su afición y le brindaron mucho amor.

Cuando estaba en la secundaria, hacía obras con sus muppets para los niños que se encontraban enfermos o discapacitados. Con su especial carisma brindaba un tiempo de recreo y solaz para estos niños. Y Kevin disfrutaba mucho hacerlo. Lo hacía tan bien que pronto tuvo la op0rtunidad de tener un show de una hora por televisión. Con el paso del tiempo llegó a conocer a Jim Henson, creador de Plaza Sésamo, y pronto se encontró trabajando en éste programa que tanto admiró desde pequeño. Ha dado vida a varios personajes, pero sin duda el más querido por todo el mundo es ELMO. Aunque el Mounstro “Comegalletas”, la Rana René y Piggie son de los favoritos, no hay duda de que Elmo es especial. ¿Qué hizo que Elmo fuera así de especial? Elmo habla de Elmo como si fuera otra persona. Tiene pelo rojo, una vocecita característica y  risa contagiosa. Elmo es un pequeñito “ser” de tres años y medio, con inocencia, ternura y sobre todo AMOR. La mayor característica de Elmo es el amor. Elmo ama. Elmo abraza y se deja abrazar.  Elmo tiene “contacto físico” con las personas. Hay quienes opinan que en Elmo se ve manifestado el amor que Kevin recibió de sus padres. Esta persona tenía la habilidad poco común de dar vida a los títeres, pero se convirtió en algo verdaderamente especial cuando usó esa característica singular para beneficio de los demás.

Cuando vivamos en el cielo, yo quiero conocer a una mamá muy especial para mi. Ella ha sido mi ánimo e inspiración en la tarea de preparar el “lunch” para mi familia. De cinco mil personas que se habían reunido en un monte para escuchar a Jesús, solo un muchachito tenía algo para comer cuando ya la hora era avanzada. Una mamá prevenida había horneado pan y le puso 5 piezas para acompañar dos pescados que tal vez su papá habría salido a pescar muy temprano en la mañana, y que ella preparó para que el comiera. El chico podría haberlo guardado o podría haberse escondido para comer entre la hierba que había en aquel lugar. Estuvo dispuesto a compartirlo, a ponerlo a disposición de Jesucristo sin pensar que podía ser muy poco. Si, en realidad era poco, pero con el toque del Maestro se beneficiaron 5000 personas aquel día y todas las que nos maravillamos cada vez que leemos esta historia.

Todos tenemos algo. Puede ser poco, pero cuando lo ponemos a disposición de Jesús para beneficio de otros, el toque del Maestro lo torna extraordinariamente especial.

¿Reconoces tus características especiales?

¿Cual de ellas utilizas para beneficiar a otros?

Fuente: “Being Elmo: A Pupeteer´s Journey” (Documental-Netflix, 2012)

Visita PIEL CANELA…el blog para la mujer latina. http://paralamujerlatina.wordpress.com

EL DÍA EN QUE ESTUVE “TÉCNICAMENTE MUERTA”.

Por Mayra Gris de Luna.
¿Me creerías si te digo que alguna vez, por algunos segundos, estuve lo que yo llamo “técnicamente muerta? Permiteme platicar lo que sucedió, para tratar de explicarme mejor:

Me encontraba en la sala de operaciones del hospital. Me estaban practicando una operación cesárea. Era una cirugía programada con mi doctor de confianza, quien me había atendido ya en un procedimiento similar dos años antes, sin ninguna complicación. Así que yo prácticamente “disfrutaba” la experiencia. Me sentía contenta, me sentía confiada, y ahí me encontraba en el quirófano. A mi derecha trabajaba mi Doctor, a mi cabecera el anestesiólogo, algunas enfermeras iban y venían haciendo lo suyo. El doctor acostumbraba poner música suave y de cuando en cuando bromeaba para mantener el ambiente relajado. Realmente disfrutaba su trabajo. Casi cerca del momento en que sacarían a la bebé, todos nos percatamos de que el inadvertido sonido “ti”… “ti”…”ti”… del aparato que monitoreába mi corazón cambió a “tiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii”. Instintivamente el doctor  puso las dos manos en alto suspendiendo súbitamente su actividad. En un segundo todos se paralizaron a la expectativa de las instrucciones del doctor. Fue algo muy inesperado para mi, pero alcancé a preguntarme -“¿qué pasa?, ¿ya estoy muerta?, no siento dolor”. “Tal vez en un momento mi espíritu dejará mi cuerpo” Casi podía ver con los ojos de mi imaginación cómo mi espíritu se iba elevando,  viendo mi  cuerpo  y a todos alrededor.

Una de las enfermeras a mi izquierda le mostró al doctor que el dispositivo que se encontraba fijado a mi dedo o a mi muñeca, no se en realidad donde, se había zafado y me había desconectado del aparato. El doctor, con actitud severa, ordenó a la enfermera colocarlo de nuevo. Seguramente pasó un gran susto. Inmediatamente se empezó a escuchar de nuevo mi latido “ti”, “ti”, “ti”, “ti” pero esta vez latiendo muuuy rápido. Yo también me asusté. 🙂

He vivido trece años a partir de aquel día. Pero aquel incidente me mostró lo inesperado que puede ser la muerte. En realidad puede llegar en cualquier momento, incluso en las temporadas “rosas” de nuestra vida en que todo va de maravilla y nos encontramos cumpliendo nuestros sueños. Algunos años después de aquello mi mamá falleció inesperadamente. Después mi cuñado en la plenitud de su vida.

Se que éste pensamiento no es algo nuevo, todos conocemos el ciclo de la vida. Sin embargo creo firmemente que no todos estamos preparados para enfrentar ese momento y esa situación.

¿En qué consiste esa preparación? En mi caso particular, lo mas importante es tener “solucionado” el aspecto espiritual. Creo que somos cuerpo y espíritu, el cuerpo es temporal  y el espíritu eterno. Creo en la Biblia como la Palabra de Dios en la que se nos revela que ésta eternidad se puede pasar en el cielo o en el infierno y que tenemos la libertad de elegir a cual de estos lugares queremos ir.

“Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.” Romanos 10:9

Creer en Jesucristo es el único requisito para tener ésta vida eterna. Así que yo tengo la seguridad y la convicción de que mi vida después de ésta, será ganancia.

También estamos tratando de preparar a nuestras hijas para ser independientes, y tratamos de no dejarles deudas ni problemas legales. Sobretodo, es preciso que los hijos se relacionen con Dios como Padre, un Padre celestial, que siempre estará con ellos  y no les dejará huérfanos a pesar de que algún día nosotros no estemos con ellos.

La conciencia de ésta realidad, nos hace disfrutar intensamente de la vida. Amamos la vida y aprovechamos cada momento para disfrutarnos y disfrutar lo mejor de ella. No deseamos perder ni un momento en enojos y frustraciones. Hay mucho por lo cual vivir.

Y tú… ¿te encuentras preparad@?…

“Para mi el vivir es Cristo y el morir es ganancia”

Filipenses 1:21

10 CARACTERÍSTICAS DE UNA FAMILIA SALUDABLE.

1. En las familias saludables, los miembros se apoyan unos a otros.

2. Tienen buena comunicación. Son sinceros y honestos. Hablan unos con otros, hablan de todo. Apagan la televisión durante la cena, se interesan unos por otros, hacen preguntas acerca de su día.

3. Pasan tiempo juntos. Existe la idea equivocada de que el tiempo de calidad es reemplazo adecuado para el tiempo de cantidad. No lo es. No hay nada que sustituya pasar tiempo juntos como familia hablando, jugando, riendo, orando.

4. Comparten valores. Existe un acuerdo sobre una variedad de temas relacionados con la disciplina, los principios morales, límites, etc.

5. Practican el amor y el reconocimiento.

6. Tienen metas e intereses comunes. Tener intereses comunes es un incentivo para pasar tiempo juntos.

7. Están dispuestas a negociar y a encontrar soluciones ante la crisis. Tienen parámetros definidos para resolver los desacuerdos. Se ponen límites para el uso de lenguaje ofensivo. Cuando se han roto las reglas, las personas están dispuestas a pedir perdón de inmediato y restituir el daño.

8. La pareja tiene una vida sexual satisfactoria.

9. Están dispuestos a hacer sacrificios por el bien de la familia. No son egoístas.

10. Los miembros de la familia brindan confianza y son dignos de ella. Confianza es el pegamento que mantiene a la familia unida.

“El corazón de la pareja está confiado”. Cuando la confianza es honrada y protegida, la familia desarrolla un sentido de seguridad.

obtenido de “Real Family values” . Lewis/Campbell

Mi abuelo, Don Jesús Gris Llanes y Familia.
Nacido en 1901.
Familia Mexicana

ORACION DE UNA MADRE.

“Yo busqué…

pero definitivamente no encontré ningún manual de instrucciones anexo a mis hijos cuando nacieron.

Y no me ha llegado ningún manual por correo tampoco.

Señor, enséñame a ser una buena madre;

a corregirlos sin menosprecio,

a ayudarles sin hacerlos inútiles,

a escucharlos sin burlar o criticar,

a estrecharlos, sin asfixiarlos

y a amarlos sin límite como Tu me amas”.

                                                             de Susan L. Lenzkes

                                        Traducido y adaptado por Mayra Gris de Luna.

UN NUEVO DIA.

Saca el máximo provecho de los momentos irrecuperables de tu vida.

Cada dia es invaluable y nunca regresará. Decide ahora que no vas a perderte uno solo.

UN NUEVO DÍA.

Este es el comienzo de un nuevo día.

Dios me ha dado éste día para usarlo como yo quiera.

Lo que haga hoy es importante, porque estoy cambiando un día de mi vida por ello.

Cuando llegue mañana, éste día se habrá ido para siempre, dejando en su lugar algo por lo cual lo he cambiado.

Quiero que el resultado sea una ganancia, no una pérdida; algo bueno, no malo; éxito y no fracaso; a fin de que no me arrepienta del precio que he pagado por ello.

Elisa Morgan/Carol Kuykendall

Traducido y editado por Mayra Gris de Luna.

 UN NUEVO DIA

AVENTURAS EN EL SÓTANO.

Por Mayra Gris de Luna.

Habíamos llegado la noche anterior a vivir a habitar una casa amueblada en Alemania,  un país nuevo para mí.  Antes de irse al trabajo mi esposo comentó: – “Ah, por cierto, si necesitas lavar, la lavadora está en el sótano”. Mi mente quedó “atrapada” con esa palabra: S Ó T A N O… en un segundo vinieron a mi mente escenas de las películas en las que el sótano era el lugar misterioso, oscuro, polvoriento, donde podías encontrar una momia viviente, el mapa del tesoro, o donde podías quedar practicamente “sepultado en vida” porque nadie se dió cuenta de que te quedaste encerrado ahí.

Estuve “posponiendo” el momento de bajar  hasta que fué absolutamente necesario, lo cual no llevó mucho tiempo, teniendo una bebé de tres meses. Aprovechando el tiempo de su siesta, me abrigué bien. Mi esposo me había comentado que ahí no había calefacción. Afuera estaba nevado, mas o menos a menos cuatro grados centígrados. Tomé la tina con la ropa, y me dirigí hacia la puerta que daba al sótano. Respiré hondo, giré la manija… oscuridad completa. Busqué nerviosamente el interruptor de la luz, un foco como de 60 watts iluminó débilmente una larga escalera, un descanso, y más escalones. No era un solo salón, rápidamente me dí cuenta al ver la distribución de varios cuartos, que era una réplica subterránea del piso de arriba. Dejando las luces encendidas de todos los lugares por donde yo iba pasando, iba revisando en cada cuarto buscando la famosa lavadora. En los cuartos había muebles, muchas cajas, y cuando por fin encontré el cuarto de lavado, mi corazón casi se me sale no por la emoción de haber encontrado la lavadora, sino porque para entrar tenía que pasar al lado de una araña que medía aproximadamente 6 cm. Recordé que ahí la gente acostumbra no matar a las arañas porque las considera inofensivas y porque ellas acaban con otros insectos que no lo son. Así que por el momento decidí dejarla ahí y sudando frío, solo pasé a un lado, orando para que no se me echara encima. Traté de entender lo más rápido que podía el funcionamiento de la lavadora pues me daba pendiente que la bebé despertara. La última parte de la bajadas al sótano era ir apagando las luces, algo con lo que nunca me llegué a sentir cómoda.

En la siguiente oportunidad, como toda mujer curiosa, fuí a ver las cajas que había. Me dí cuenta que la mayoría eran las cajas originales de los objetos de la decoración de la casa y de los aparatos electrodomésticos que usábamos. Ahí aprendí qué util resulta esto cuando tienes que mudarte de casa. No hay nada mejor que empacar las cosas en sus cajas originales. Lo mismo para guardar las cosas de Navidad.

También había un par de enormes congeladores. En ese momento no imaginaba las innumerables ocasiones que yo tendría que bajar al sótano no solo para el lavado, sino para sacar comestibles de éstos congeladores. El paquete mas pequeño de pollo, por ejemplo, era de 5 kgs. así que era necesario empaquetar porciones mas pequeñas para ir consumiendolas. Además uno no puede salir “a la tiendita de la esquina” cada vez que algo se ofrece cuando la temperatura afuera es tan extremadamente fría que las calles se convierten en verdaderas “pistas de patinaje”.

Cuando mi hija tenía como nueve meses, recordé un carrito de madera que había visto en el sótano aquellos primeros días. Lo subí, lo limpié, le puse un colchoncito y senté ahí a mi nena con algunos de sus peluches favoritos. ¡Sus ojos chispeaban de gusto! Ya era verano y por las tardes salíamos con el carrito a dar la vuelta a la manzana.

Ella iba creciendo y cuando ya se podía afianzar con sus manitas, le gustaba que le hiciera más rápido cada vez, hasta que yo prácticamente iba corriendo jalando el carrito. ¡Cuánto nos reímos con ese carrito! Cuando finalmente pudo caminar, ella empujaba el carrito.

Llegó el invierno otra vez, y con él: la nieve. Mi niña tenía un año tres meses, mi mamá nos visitaba. Iríamos a la montaña. Entonces recordé haber visto un pequeño trineo en el sótano. Lo subí y lo llevamos. Empezamos jalando a mi niña, y estaba encantada. Todo era nuevo para nosotros. Mamá era tan alegre y juguetona, que se subió ella en el trineo y mi esposo la jalaba en una pequeña montañita. Fuimos tomando turnos entonces. ¡Es una de las cosas mas divertidas que hemos hecho! Y fué uno de los días mas especiales de mi vida. Vi a mi mamá jugar como niña en la nieve, tirarse acostada sobre ella y hacer muñecos. Mamá murió unos años después por lo que atesoro esos hermosos recuerdos.

Cuando tuvimos que dejar aquella casa, tomé la videocámara grabando el sótano desde su entrada. Pero ésta vez fué diferente, al ver la lavadora recordé los mamelucos que lavé ahí. El estante con el carrito de madera y el trineo quedaría allí esperando la llegada de otros niños y de alguna otra mamá curiosa, para darles momentos de alegría como los que vivimos nosotros.

Lo que aprendí fué que si no enfrentamos nuestros temores, podemos perdernos de grandes y enriquecedoras experiencias en la vida. Guardando las respectivas proporciones de los retos que las personas podemos enfrentar en la vida, estoy segura que las recompensas pueden ser enormes en relación a nuestros miedos.

“Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía ni temor,  sino de poder, de amor y de dominio propio” 2 Timoteo 1:7

***

“La curiosidad es importante”

UN ANTIGUO RECUERDO CON MI PAPÁ.

 

UN ANTIGUO RECUERDO CON MI PAPÁ.

Por Mayra Gris de Luna.

Al estilo de “Los años Maravillosos”, en blanco y negro, mi mente alberga uno de mis más antiguos y preciados recuerdos.

Tenía cuatro años, y la primera escena que recuerdo es que alrededor de la televisión estaba mi mamá, mi abuelita, mi papá y yo. Tal vez pudieron haber estado mis tíos pero solo los recuerdo a ellos, por cierto, muy emocionados. Miraban la televisión escuchando atentamente la narración de un evento. Yo miraba hacia la pantalla y recuerdo que pensé que lo que veían tenía la forma de una gigante araña de metal.

En la segunda escena de mis recuerdos, papá me levantó en sus brazos y cargándome me llevó al patio. Recuerdo cómo señalaba con su dedo, explicándome que lo que veíamos en la televisión, estaba ocurriendo en… ¡LA LUNA!

¡Wow! Y yo lo entendí perfectamente.

Aquel  21 de Julio de 1969, a las 2:56, el comandante Neil Armstrong pondría su pié sobre “El mar de la tranquilidad” a la vista de todos los que pudimos ser testigos por medio de aquella transmisión televisiva, de la grandeza de Dios y la gran hazaña del hombre.

Hoy valoro aquel gesto de mi papá de tomarme en cuenta y darse el tiempo para explicarme lo que sucedía y asegurarse de que yo le comprendiera.

Mi papá siempre me trató como alguien capaz, siempre me trató como una persona inteligente, aún siendo una bebé. Me comunicó tal convicción de ello, que con el tiempo, llegué a creerlo 🙂

Siempre me decía que uno tenía que aprender de todo.

Hay un aspecto curioso de todo esto, que es más bien un efecto que he observado en mí: Generalmente, cuando trato a las personas y cuando doy clases, considero sinceramente a las demás personas como personas muy inteligentes y altamente capaces. Se que cada persona tiene diferente tipo de inteligencia, y cada persona es mejor que yo en alguna área. Me indigna cuando veo maestros, y predicadores con enseñanzas mediocres, que no profundizan en sus temas por considerar a su audiencia incapaz de retener algún tipo o cantidad de información y se dedican más a entretenerla. Ahora pienso que la gente que considera a otras personas como incapaces es tal vez porque así se les consideró a ellos, o así se lo transmitieron sus padres o maestros.

Me da la impresión de que culturalmente, los latinos consideramos más capaces a otras nacionalidades que a los nuestros. En lo personal, cómo me impresionan las personas indígenas de la Sierra en México, que hablando su dialecto, además aprenden el español, sin tomar cursos para ello. Bilingües que son muchas veces menospreciados por aquellas personas citadinas que apenas y dominan un idioma.

Desde que Daniel Goleman, con sus teorías sobre la Inteligencia Emocional postuló que en realidad no hay personas tontas, sino diferentes tipos de inteligencias, se va haciendo más normal en las generaciones jóvenes el considerar que todas las personas somos capaces, sólo que en diferentes áreas.

Para considerar:

Si eres papá o mamá, ¿estás comunicando a tus hijos la convicción de que son personas capaces?

Si eres maestro, ¿consideras que el contenido de tus enseñanzas es el adecuado para la gran capacidad de tus oyentes?

Si también viviste aquél 21 de Julio ¡me encantaría conocer tus recuerdos!

 

LAS DIEZ MEJORES FRASES PARA EL DIA DEL PADRE.

“Un buen padre vale por cien maestros”

Jean Jacques Rousseau (1712-1778). Escritor, filósofo y músico franco suizo.

“A veces el hombre más pobre deja a sus hijos la herencia más rica”

Ruth E. Renkel

“Como es el padre así es el hijo (Qualis pater talis filius)”

Proverbio latino

“No importa quién fue mi padre. Lo importante es quién recuerdo yo quién fuese”

Anne Sexton (1928-1974) poeta estadounidense

“¿Qué adorno más grande puede haber para un hijo que la gloria de un padre, o para un padre que la conducta honrosa de un hijo?”

Sófocles  (496 a.C.-406 a.C.). Poeta trágico griego.

“Es un hombre sabio el que conoce a su propio hijo”

William Shakespeare (1564-1616) dramaturgo, poeta y escritor inglés.

“No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos” Johann Christoph Friedrich Schiller (1759-1805). Poeta, dramaturgo, filósofo e historiador alemán.

“Cuando un hombre se da cuenta de que su padre tal vez tenía razón, normalmente tiene un hijo que cree que está equivocado”

Charles Wadsworth pianista y creador musical

“No me cabe concebir ninguna necesidad tan importante durante la infancia de una persona que la necesidad de sentirse protegido por un padre”

Sigmund Freud (1856-1939) médico, neurólogo y librepensador austríaco.

“No hay nada más querido para un padre anciano que una hija”

Eurípides (480 – 406 a.C.) Poeta trágico griego

Artículo recomendado: ¿ME PODRÍAS ESCUCHAR? Solo haz click AQUÍ.

Links relacionados:

¿Qué es un papá?

“Dios lo llamó “Papá”

“El pequeño que me sigue”

“EL PEQUEÑO QUE ME SIGUE”.

Este es un artículo del Dr. César Lozano, basado en los conceptos de John Maxwell en su libro “Desarrolle el líder que está en usted”.

En éste día del Padre, éste poema es muy apropiado para reflexionar en la INFLUENCIA que todos podemos tener sobre los pequeños. Palabras no solo para el  padre, sino para todas las personas, porque “siempre hay unos ojos que nos ven”.

“Quiero ser muy cuidadoso, porque un pequeño me sigue.

No quiero desviarme, porque temo que él me siga.

 No escapo de su mirada.

Lo que yo soy, también lo intenta.

Como yo soy, quiere ser el pequeño que me sigue.

Así que debo recordar mientras viva,

 en los veranos soleados y la nieve de inviernos,

 que estoy construyendo los años de un pequeño que me sigue”.

Te pido que pienses en personas que han influido con gran medida en el mundo. Personas que con su presencia y su forma de vida lograron cambiar la historia. Por favor, dedica unos instantes a pensar en estos seres que marcaron, en alguna forma, la diferencia entre una actuación para bien o para mal.

Sin duda pensarás en Jesucristo, Martin Luther King, Nelson Mandela, Teresa de Calcuta, José Stalin, Adolfo Hitler y en algunos otros, pero también hay personas que pueden influir directamente en la vida de cada uno de nosotros, ya sean miembros de nuestra propia familia, amigos, conocidos o inclusive desconocidos que con su actuar, nos impactan de una forma u otra.

Por ejemplo, habrá personas que dijeron una palabra en el momento preciso; otras realizaron una acción que fue ejemplo a seguir y que modificó el rumbo de nuestras vidas; tal vez algunas que escribieron o cantaron algo que tocó las fibras más sensibles de nuestro ser. Son personas que influyen en nuestra vida, porque las admiramos y nos son gratas, sin importar el trabajo que realizan. Nuestras vidas se vinculan de alguna manera con las de otras personas y de ellas podemos recibir cierta influencia.

El cuestionamiento más importante sería darnos cuenta en cuántas vidas estamos influyendo tú y yo actualmente. Qué acciones realizamos que están siendo apreciadas por otros y que pueden influir en ellos de tal forma, que sus hábitos y costumbres se modifiquen. Aunque pudiéramos impactar a muchas de las personas que nos rodean, no tenemos el mismo nivel de influencia en todas.

Hay quiénes en el trabajo o en la escuela, pasan sin pena ni gloria; como si no existieran. En cambio en su casa tienen un impacto tremendo o viceversa.

Hay amigos en quienes influimos enormemente, pero los hay también, que ni atención nos ponen. Hay padres que influyen más en un hijo que en el otro. Según John Maxwell, la influencia que tenemos en los demás, no les llega instantáneamente y por igual a todos. Depende de muchos factores, y su fuerza puede ser medida en cuatro etapas:

Nivel 1: MODELO

La gente es influida por lo que ve. “La palabra impacta, pero el ejemplo arrastra”. La mayoría de las personas sentirán tu influencia si te perciben como alguien positivo, confiable y con cualidades dignas de imitarse.

Nivel 2: MOTIVACIÓN

Ser modelo a seguir puede ser una influencia poderosa, ya sea de manera positiva o negativa. Incluso es algo que puede hacerse a la distancia. Pero si en verdad deseas impactar significativamente en la vida de alguien, deberás lograr que tus palabras o acciones lo motiven. Te conviertes en un motivador influyente cuando animas a los demás y te comunicas con ellos en un mismo nivel emocional. Entonces las personas se sentirán a gusto contigo y consigo mismas durante los momentos que compartes con ellas, y tu nivel de influencia aumentará cada vez que las trates.

Nivel 3: MENTOR.

Cuando influyes y motivas a los demás, ya sean compañeros de trabajo, amigos o familia, te darás cuenta del impacto que tus acciones provocan en ellos. Pero para aumentar esa influencia y hacerla duradera, es necesario avanzar a este nivel llamado Mentor, y estarás en él cuando transmitas tanto con tu ser y tu saber, que logres modificar hábitos o costumbres de quienes te rodean. En otras palabras, un mentor, con su entusiasmo puede ser capaz de derramar su vida en otras personas y ayudarlas a alcanzar su potencial. A medida que se entrega en una misión en la cual cree y hace que crean en ella los demás, los ayuda a crecer personal y profesionalmente. Se convierte, según sea el caso, en maestro o maestra de vida que con su ejemplo, motivación y entusiasmo, transmite la esencia de su forma de ser.

Nivel 4: MULTIPLICACIÓN.

Este es el nivel de influencia más alto que alguien puede tener en las vidas ajenas. Como multiplicador de su influencia, puede ayudar a otras personas a convertirse en seres iguales a él o más influyentes. Comparten lo que aprendieron y cosecharon dejando un legado mayor. Desafortunadamente, pocas personas llegan a este cuarto nivel, aunque todos tenemos el potencial para hacerlo. Eso requiere tiempo, humildad, generosidad y compromiso.

Recuerda: todos influimos en las personas en mayor o menor grado para bien o para mal. Tenemos una misión que cumplir y es fundamental conocerla para poder transmitirla y hacer partícipes a los demás. Si reconoces que tu influencia en los demás no ha sido positiva, puedes cambiar hoy mismo, ¡modifica tus acciones! El legado que puedes dejar es enorme y más importante que el económico. Será un legado valioso, que enseñe que en la vida se puede triunfar en todos los aspectos con fe, con entusiasmo, con decisión en hacerla cada vez mejor.

Sí. Un legado de amor a la vida que contagie y llene los corazones de quienes nos rodean.

Es imposible saber en cuántas personas influimos, pero no debemos olvidar que siempre hay unos ojos que nos siguen.

¡Ánimo!

***

Links relacionados:

¿Qué es un papá?

Dios lo llamó  Papá

Las diez mejores frases para el día del Padre

VIDEO: “FABRICANDO UN PADRE” Leyenda sobre la creación de Papá

BELLOS PENSAMIENTOS SOBRE “MAMÁ”.

Consuelo

“Ser madre te convierte en madre de todos los niños.

Desde ese momento, cada niño herido, abandonado o asustado es tu hijo.

Vives en las madres de todas las razas y todos los credos,

y lloras con ellas cuando sufren.

Desearías poder consolarlos a todos”.

Charlotte Gray.

“Siempre serás un niño mientras tengas una madre a quien recurrir”

Sarah Jewett

“Lo mejor que las mujeres podemos hacer por nuestros hijos es estar enteras y vitales porque siempre somos modelos para ellos”

Silvia Solomonoff

“Cuando nazca tu hijo, asegúrate no solo de transfomarte en madre,

sino también de transformarte en niña”

Dogen

“De una madre hermosa celos tiene el sol

porque vió en sus brazos otro sol mayor”

Lope de Vega

“Lo esencial es saber que las madres están allí,

en especial durante la edad en que tratamos, paradójicamente,

de separarnos de su influencia”

Margot Fonteyn

“Estar siempre disponible sin estar todo el tiempo presente

es probablemente el mejor papel que puede desempeñar una madre”

Lotte Bailyn

“La mujer partió el pan en dos trozos y se los dió a los niños, que lo comieron con avidéz.

-No tomó nada para ella- murmuró el sargento

-Porque no tiene hambre- dijo un soldado

-No, porque es una madre- respondió el sargento.

Victor Hugo

“Nunca serás tan alta como cuando te agachas a ayudar a tu hijo”.

Pitágoras

“Mi madre me regaló un amuleto cuando era pequeño, para que me diera seguridad. Sirvió hasta que me dí cuenta de que la seguridad que yo sentía emanaba de ella.”

Alexander Crane

La relación madre-hijo es paradójica y, en cierto sentido, trágica. Exige el amor más intenso de parte de la madre y, sin embargo, este mismo amor debe ayudar al niño a crecer hasta ser totalmente independiente de ella”.

Erich Fromm

Mamá quería que yo tuviera sus alas para volar como ella jamás había tenido el coraje de hacerlo. La adoro por eso. Adoro que ella haya querido dar a luz a sus propias alas.

Erica Jong.

Mamá

 

TU ERES QUIEN ERES POR UNA RAZÓN. Poema

TU ERES QUIEN ERES POR UNA RAZÓN,

Tu eres parte de un plan completo

Tu eres un diseño único, precioso y perfecto

llamado “Especial” para Dios, seas mujer ó varón.

TU ERES COMO ERES POR UNA RAZÓN,

Nuestro Dios no comete errores

El te formó en el vientre materno

exactamente como El quería hacerte.

TUS PADRES SON LOS QUE EL TE ESCOGIÓ POR UNA RAZÓN,

No importa cómo te puedas sentir tu al respecto,

Ellos fueron diseñados por Dios según el plan que tenía en mente

ellos llevan el “Sello del Maestro”.

Aquella experiencia que enfrentaste no fué fácil,

y Dios sabe cuánto te lastimó

Pero fué necesaria para moldear tu corazón

y que crecieras de la manera en que Dios quería.

TU ERES QUIEN ERES POR UNA RAZÓN

Tu has sido formado por la mano del Maestro

TU ERES QUIEN ERES: AMADO

porque hay un Dios que te ama.

Russel Kelfer

Traducido y adaptado por Mayra Gris de Luna.

¿QUÉ NECESITO ELIMINAR/REDUCIR/INCREMENTAR/DEJAR DE HACER COMO MAMA?

¿QUE PUEDO HACER PARA MEJORAR COMO MAMÁ?

Ser mamá es una de las bendiciones que mas disfruto y mas agradezco a Dios cada día. Desde la celebración del día de las madres del año pasado, hasta ayer, ha transcurrido un año en el que muchas mamás, hemos podido disfrutar a nuestros hijos, hemos jugado, hemos compartido helados, películas, risas, viajes, música, hemos horneado galletas, gratas sobremesas y también hemos compartido momentos como la hora de firmar la boleta de calificaciones, aquel momento en que te das cuenta que visitar su cuarto es una peligrosa aventura, y que aun cuando por su estatura ya casi no cabe en su cama, te sientas ahí a un lado a esperar la lectura del termómetro porque no se siente bien. Sin embargo, el año transcurrió, y por todos esos momentos, para mí el 10 de mayo es un día para celebrar.

Ayer celebré a mi mamá, que aunque ya no está en ésta tierra, ocupó mi primer pensamiento del día. Le recordamos mi esposo y yo, derramé lágrimas por ella, y mi esposo me consoló y me dijo: “Gracias a Dios por la vida de tu mami”. Pero la vida sigue y yo tenía mucho que celebrar. Y mucho que agradecer.

Cuando mis hijas despertaron,  me llevaron un cafecito caliente hasta la recámara, me dieron cartas, regalos y abrazos. Y me puse feliz de nuevo. Celebré la vida y el amor de mis hijas. Las besé mil veces durante todo el día y lo soportaron amable y valientemente por ser mi día  🙂 .

Me preguntaron de antemano qué quería hacer en ese día, y escogí ir a Atlixco a comer “taco placero” en el mercado 🙂 Lo cual fue sensacional! Había un grupo musical ahí dentro dedicando su música a todas las mamás. Luego fuimos a comer nieve, y escogí la de Pitaya (Pitahaya), que es uno de los sabores que se pueden disfrutar solo en cierta temporada y solo en algunos lugares del país. Caminamos por el parque y nos sentamos en una banca como muchas otras personas, la mayoría lugareñas, que también celebraban su día.

¡Cómo disfruto México, y también lo celebré!

Hoy que empieza un nuevo año como mamá. Evalúo. Me trazo nuevas metas ante los nuevos retos que las nuevas etapas me demandan. Te invito a hacerte conmigo algunas preguntas:

¿Qué cosas hago como mamá que debería ELIMINAR O DEJAR DE HACER? La queja, la crítica, los platillos aburridos, las observaciones negativas, tratarles como bebés cuando ya pueden realizar más cosas por ell@s mism@s….

¿Qué cosas debería REDUCIR? Enfocarme en otras cosas cuando ell@s están en casa, reducir la presencia de comida no saludable, el tiempo de televisión, reducir algunos gastos infructuosos para enseñarles a ahorrar…

¿Qué cosas debo INCREMENTAR ahora como mamá? Echarles más porras, animarles más, orar más por ell@s, por sus parejas, por sus necesidades, salir más por separado con cada un@ de ell@s, escucharles más, conocerles más, interesarme por sus intereses, darles más responsabilidades específicas en la casa…

¿Qué debo IMPLEMENTAR ahora? El uso de una libreta familiar de oración para ir checando la respuesta de Dios a las oraciones, visitar a los enfermos, clases de algún nuevo instrumento, o clases de cocina…

Quiero esforzarme más éste año en apoyar más y mejor a mis hijas. No estoy de acuerdo cuando se evalúa a los padres por la vida de sus hijos. Pero si estoy consciente de la responsabilidad que tenemos como padres de las vidas de ellos sobre todo cuando todavía comparten nuestra casa.

Así que pido a Dios sabiduría para todas las mamás en éste año, continuemos con ánimo este rol tan hermoso que Dios nos permite desempeñar. Que podamos dar con alegría de corazón. Que Dios nos dé fuerza y gozo para levantarnos muy tempranito y sonreír.  Cada día cuenta.

“El mejor uso que le puedes dar a la vida es amar. El mejor momento para amar, es ahora”, dice una frase.

Vamos con todo mamás,  y si Dios nos presta vida, de aquí a otro año nuevamente a celebrar!

“USTED NO PUEDE CAMBIAR SU VIDA A MENOS QUE CAMBIE ALGO QUE HACE DIARIAMENTE.

EL SECRETO DE SU ÉXITO SE ENCUENTRA EN SU RUTINA DIARIA”

JOHN MAXWELL

 Con Princesa Soo

LO QUE HACE UNA MAMÁ. (ACRÓSTICO)

Por Mayra Gris de Luna.

En el mes de las Madres, podemos recordar mediante un acróstico, algunas de las tantas cosas que hacen. Una mamá:

MOTIVA. En cierto sentido, las mamás son las mejores “porristas” de sus hijos. Personajes célebres en la historia fueron grandes hombres cuyas madres creyeron en su potencial aún a temprana edad. A la madre de Tomás Alba Edison, los profesores le dijeron que su hijo no era capaz para permanecer en la escuela, ella le enseñó en su casa y años mas tarde Edison desarrollaría innumerables inventos al servicio de la humanidad. Una mamá motiva a su hijo a alcanzar su máximo potencial.

AMA.- El amor de una madre es incondicional, una madre siempre ama a su hijo “a pesar de” como sea su hijo, aun “a pesar” de que el comportamiento de su hijo no sea el mejor. Dicen que el amor materno es como un círculo: no tiene principio ni fin. En ese aspecto  el amor de una madre se parece al amor de Dios por nosotros, solo que el amor de Dios es perfecto.

DISCIPINA.- Una madre que ama a su hijo, le disciplina. Le educa, le pone límites. Para que una mamá pueda enseñar a su hijo la disciplina, ella misma tiene que ser una persona disciplinada. Hay una frase que dice: “Lo que eres en tu casa es lo que realmente eres”.  Una Madre modela con su vida comunicando principios a los que le rodean.” Los niños tienen más necesidad de modelos que de críticos” dice una frase . Uno de los mejores regalos que una mamá puede dar a sus hijos es un buen ejemplo.

RIE.- Una mamá que ríe es una mamá feliz y una mamá que hace feliz a su familia. Uno de los recuerdos más hermosos que uno puede tener, son los momentos alegres con los padres, en la sobremesa, en la intimidad del hogar, en los juegos. Mucho de la atmósfera que se respira en el hogar es determinado por el humor de mamá. Nadie quiere estar en casa cuando la mamá está enojada. “Lo que el sol es para las flores, las sonrisas son para la humanidad”.

ENSEÑA.- Uno de los mandatos bíblicos para los padres es instruir al niño en los caminos de Dios, y así, aún cuando fueren viejos nunca se apartarán de ese camino. La mamá es como una maestra de tiempo completo. ¿Quién enseña al niño la existencia de Dios? ¿Quién le enseña a juntar sus manitas y hacer una oración? Generalmente lo hace la mamá. Quien cada noche, antes de dormir a sus hijos abre su Biblia, y relata las grandes verdades de Dios.

“Cuando Eva fue llevada ante Adán, la llamó Eva, que quiere decir, madre de toda la humanidad. No la llamó esposa, sino solo madre, madre de toda criatura viviente. En esto consiste la gloria y el adorno más precioso de una mujer” –Martín Lutero.

 ++++++

“UNA MAMÁ BIEN EQUIPADA”.  del blog gris de luna EN LA CABAÑA

 

UNA MAMÁ BIEN EQUIPADA.

UNA MAMÁ BIEN EQUIPADA

Ser Mamá en nuestros días no es fácil, así que hay que estar bien equipada.

Si eres Mamá, hay por lo menos cinco cosas con las que puedes equiparte para esta noble tarea:

 1. Los lentes positivos. Estos son especiales y diferentes a los normales ya que con ellos solo se puede ver el lado positivo de las cosas. Serán muy útiles cuando hay muchos trastos que lavar, cuando sientes que nadie nota tu trabajo o que no se te valora lo suficiente; unabuena actitud te ayudará a recordar que Dios sí te ve y valora cada cosa que haces por tu familia.

2. Tapones para los oídos. Así no escucharás los patrones que la sociedad impone a la mujer diciéndote que tu valor depende de cuán bella eres, cómo te vistes, cuántos títulos y cuánto dinero tienes; o cuando insinúa que ser mamá o ama de casa no es suficiente.

 3. La lámpara que alumbra tu camino. Ésta es la Palabra de Dios, en donde encontrarás la sabiduría, el aliento y las instrucciones para la misión que se te ha encomendado. Leer tu manual diariamente definitivamente iluminará tu vida y brillarás para el Señor, iluminando también a tu familia.

 4. El anillo de hija, de princesa. Así como el hijo pródigo recibió el anillo que su padre le puso para reivindicarlo como hijo, ponte tu anillo de Hija. No eres huérfana ni estás desamparada. Eres la hija de un Rey y no debes olvidarlo.

 5. Los zapatos de la fe para caminar segura. Aun en medio de la adversidad, una Mamá puede caminar segura cuando sabe que su Padre le acompaña en todo momento y que nunca la abandonará. Aun en medio de enfermedad o escasez no tropezará ni se cansará cuando la fe le sostiene.

Sin duda este equipo puede ayudar a cualquier mamá a ser aun más feliz.

La palabra “bienaventurada” significa “doblemente feliz”.

Que tus hijos vean esa felicidad en ti, es una gran recompensa.

 “Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada

y su marido también la alaba.”

Proverbios 31:28

Derechos Reservados. Mayra Gris de Luna © 2012

Mamá

 

DILO A TUS HIJOS.

30 DE LAS MEJORES COSAS QUE LOS PADRES

 PUEDEN DECIR A SUS HIJOS:

* “Te amo”

* ¿Cómo estas?

* “Eres una buena persona”

* “Puedes hacer todo lo que elijas hacer”

* “Eres muy listo”

* “Somos muy felices por haberte tenido”

* “Eres increible”

* “Cuando te propones hacer algo, siempre sigues hasta que lo logras”

* “Eres un campeón”

* “Felicitaciones. Te lo mereces”

* “Vas a llegar muy lejos, nunca tendré que preocuparme por ti”

* “Eres hermosa”

* “Eres tan importante para esta familia”

* “Eres muy bueno para…”

* “Realmente me gusta tal como eres”

* ¿Qué piensas al respecto?

* “Te respeto”

* “Eres muy responsable”

* “Vas a lograr todo lo que te propongas porque tienes una gran personalidad”

* “Estoy muy orgulloso de ti”

* “Me alegra saber que puedo contar contigo”

* “Tu papá y yo siempre te hemos amado y nunca dejaremos de amarte”

* “Te comportaste de una manera muy sensata”

* “Eres increíblemente talentoso”

* “Creo en ti”

* “Es muy divertido estar contigo”

* “Admiro la manera en que…”

* “Tu esfuerzo realmente se nota”

* “Te valoro mucho”

* “Me haces feliz”

Los comentarios realizados por los padres se convierten en una parte del sistema de creencias de un hijo y su autopercepción, y pueden influir considerablemente en la manera en que se desenvuelve.

Jane Bluestein.

REGALO PERFECTO

 La Navidad pasada, mi hija Danna me dió mi regalo, y junto con él venía una hoja, similar a un pergamino, con un poema que ella escribió. Sin duda fué mi “regalo perfecto”. Y ese precisamente fué el título que ella le dió. Cuando yo lo leía me hizo pensar en mi mamá. Por eso lo comparto. Si eres mamá o esposa, tú eres el regalo perfecto de alguien. Si eres esposo o hijo, tal vez podrás apreciar a tu esposa o madre como el regalo perfecto que Dios te dio.
Para la Mujer Virtuosa, la voz mas dulce,
la boca más sabia, la sonrisa más honesta;
los ojos más brillantes, la mirada más amorosa,
el abrazo más caluroso, la amiga del alma.
La hermosura indescriptible, el corazón limpio,
las manos delicadas, apoyo firme.
El caminar recto y los pasos firmes;
el seño ligero, el gesto más amable.
La personalidad única, el habla carismático;
la ira flemática y alegría inconfundible;
el reflejo del Hijo a semejanza del Padre;
destello nocturno, recuerdo melancólico del hecho maravilloso.
La existencia valiosa; la prueba presente de la vida exitosa;
ayuda idónea del hombre afortunado.
Muestra de cariño y regalo inmerecido;
muestra de gracia y préstamo millonario.
Flor estupenda, aroma divino,
bello milagro del Creador infinito.
Danna Mayra Luna Gris
Derechos Reservados. DannaLuna © 2012

TODO LLEGA A SU TIEMPO.


Tenía 16 años… Wow! Gran año aquel… música, amigos, campamentos de verano, mucho que estudiar en la preparatoria… definitivamente días ricos y ocupados.

Tenia una amiga muy especial. Ella y yo compartíamos el gusto por la música. Pasábamos las tardes tocando y cantando. La guitarra, el piano, mandolina,  flauta, claves, maracas o lo que tuviéramos enfrente! Recuerdo una tarde loca en que tomamos las bicicletas, y como pudimos nos cargamos las guitarras y subimos a un cerro, el cerro de “La Paz”, donde había un parque. “Escalamos” a un monumento alto en medio del parque y cantamos toda la tarde contemplando el atardecer y la ciudad… ¿nos preocupaba algo en esos días? tal vez las cosas que nos preocupaban eran no poder transportar de tono algún canto, o haber olvidado la “espiga” para tocar la mandolina!

Una tarde,  en mi cuarto donde yo tenía un órgano de esos con pedales y caja de ritmos, tocábamos a cuatro manos, el sonido podría escucharse en toda la cuadra! Pronto llegarían por ella, y entonces me dejó grabada una melodía. Se escuchaba bien. Acordamos que yo le pondría letra. Así que pensé en mi porción bíblica favorita y sólo acomodé las frases y listo! Habíamos creado una canción.

“Confía en Jesús y has el bien, y habitarás en la tierra, te escudarás en la verdad

  Deléitate asi mismo en Jesús y El te concederá las peticiones de tu corazón

  Encomienda a Jesús tu camino y confía en El, y El hará”

   Pertenecíamos a una estudiantina que cada sábado cumplía con alguna presentación ya sea en algún poblado, en alguna iglesia, o en algún festival. Teníamos la oportunidad de cantar ahí nuestras canciones. Esta en especial fue adoptada por la estudiantina y nos dio gusto cuando quedó plasmada en una de las grabaciones que se realizaron.

No tenía idea entonces de la trascendencia que las palabras de esa porción bíblica del Salmo 103:3, 4 y 5 tendrían en mi vida. Definitivamente quedaron como “cinceladas” en mi mente como una verdad irrefutable: Me tocaba confiar en el Señor, me tocaba deleitarme en El, me tocaba encomendarle a El mi camino. Su parte: El me concedería las peticiones de mi corazón, El “haría” que las cosas pasaran. Hubo tiempos en que la impaciencia se hizo presente, pero siempre recordaba estas palabras que me alentaban a esperar. Yo meditaba: ¿qué es “deleitarme” en El? Un “deleite” es algo que uno disfruta, que da placer. Como un rico brownie. Definitivamente es algo que se disfruta. Y esa mezcla de sabor y serotonina proporciona una sensación placentera y de tranquilidad. En éste caso muy temporal. Pero pensando en ello me daba una idea de que deleitarme en el Señor debía ser un placer, algo que disfrutara tanto al grado de que lo demás no me resultara apremiante. Disfrutar de el placer de una relación cercana con El, del placer de ser útil en su servicio.

En cada etapa tuve que aprender paciencia y confianza. Esperé a mi compañero de vida, y Dios me concedió al mejor!.. Esperé para ser mamá, y Dios me concedió dos amadas hijas.

Esta porción bíblica se convirtió en uno de mis lemas. En una de las reglas para mi vida. En una convicción. Y… mas tarde… años después, puedo decir que: es una realidad! Dios me ha concedido todas y cada una de mis peticiones. Peticiones que aunque algunas de ellas no se las expuse de manera verbal, El conocía. Porque eran peticiones de mi corazón: Tener una pareja, cargar a mi bebé, viajar, etc. etc. etc. El Señor ha superado todas mis espectativas. No cabe duda que el nos da mas allá de lo que podamos querer y entender.Y ahora tengo nuevos sueños… el detalle es confiar. La clave es saber esperar. Todo llega “a su tiempo”… y a “Su” tiempo.